Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El cambio climático y los sistemas frágiles

17 Octubre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

13/10/11

El informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008 del PNUD, definió al cambio climático como una tragedia en marcha y alertó que permitir el avance de esta tragedia representaría una violación sistemática de los derechos humanos de los pobres y de las futuras generaciones y un paso de retroceso en cuanto a los valores universales.

Definiciones (De la publicación de La Dirección Nacional de Medio Ambiente – Uruguay – Ediciones Panda. 1998)

En 1910 el Austriaco Koppen realizó una clasificación del clima, considerando dos variables: la temperatura del aire y la distribución de las lluvias, esta clasificación se mantiene en forma general con adaptaciones a partir de considerar otras variables, como la altitud, la posición latitudinal, la distancia al mar, afectadas por los movimientos de la tierra, alrededor del sol (traslación) y sobre su propio eje (rotación) y la inclinación del mismo.

El clima, es el conjunto de condiciones atmosférica que son características de un lugar o de una región determinada, consideradas durante un largo período de tiempo, normalmente mayor a treinta años (30 años). Tiene influencia directa con la vegetación y fauna que vive en una región y hasta en las poblaciones originarias.

El tiempo, son las condiciones imperantes en el lugar, considerando un momento determinado, se caracteriza por sufrir cambios repentinos y variaciones rápidas.

El clima es el valor medio del tiempo durante un período mayor a treinta años.

La atmósfera, es la capa de aire que rodea la tierra, y es la que permite la Vida al actuar como protectora mitigando la energía solar, necesaria para originar las condiciones climáticas y ambientales, especialmente por el efecto invernadero al permitir pasar la radiación solar y a su vez retener una parte de esa energía.

Cambio climático

Está relacionado con la modificación del clima pero provocado por el hombre, al aumentar el efecto invernadero a partir de las actividades humanas, por la emisión de gases de efecto invernadero, originando episodios meteorológicos extremos, (inundaciones, sequías, huracanes, tsunami, tormentas, nevadas, granizo, etc.)

El informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008 del PNUD, definió al cambio climático como una tragedia en marcha y alertó que permitir el avance de esta tragedia representaría una violación sistemática de los derechos humanos de los pobres y de las futuras generaciones y un paso de retroceso en cuanto a los valores universales.

La Cumbre de la Tierra de 1992 en Río de Janeiro aprobó la AGENDA 21, que es un plan general de acción mundial que contiene estrategias para prevenir el deterioro del ambiente y establece las bases para un desarrollo sustentable a escala planetaria.

Originando el paradigma del Desarrollo Sustentable y la preocupación por los problemas ambientales globales. Ramón Pichs Madruga en su libro, Cambio Climático: Globalización y Subdesarrollo- La Habana- 2008- señaló los siguientes: el cambio climático derivado del reforzamiento del efecto invernadero, la pérdida de la diversidad biológica, el deterioro de la capa de ozono, la contaminación urbana, el tráfico transfronterizo de desechos peligrosos, la contaminación de los mares, océanos y zonas costeras, la deforestación intensiva, la explotación sin control de los recursos naturales, el deterioro ambiental asociado a las condiciones de subdesarrollo y pobreza, la contaminación del agua potable y su falta de disponibilidad, la desertificación por la explotación intensiva, la contaminación atmosférica, la utilización indiscriminada de agroquímicos e insecticidas y métodos de explotación sin control efectivo.

El planeta está dando señales constante de su fragilidad, las catástrofes naturales se suceden con una frecuencia, fuerza y peligrosidad cada vez más evidente, las consecuencias serán irremediables, todo esto aumentado, por el crecimiento acelerado y desordenado de la población, falta de políticas públicas para abordar las necesidades de viviendas, saneamiento ambiental, y distribución del agua, mediante infraestructura planificada, y no como negociados para los amigos del poder.

Achin Steiner, director ejecutivo del PNUMA afirma, “Estamos iniciando una era en la que perdidas por billones de dólares en los recursos naturales, comienzan a sentirse en los mercados y desatan inquietudes entre los consumidores”. En la revista CEIBE 8 de la Fundación INMAC, se plantea “El capital natural del mundo está siendo destruido a gran escala, la explotación excesiva de la naturaleza por parte de empresas privadas continúa de manera desenfrenada. Los consumidores están dispuestos a dejar de comprar los productos de Empresas que tengan un comportamiento ecológicamente irresponsable”.

Este es un nuevo paradigma el del control por la comunidad a partir de la participación y la toma de conciencia que los daños ambientales afectan a todos y especialmente a los más vulnerables, la falta de medidas ambientales correctas, originan los Desastres (D), que es una situación de ruptura del funcionamiento normal de un sistema o comunidad y está determinado por la relación entre la Amenaza (A) o Peligro (de origen natural o humana) y la Vulnerabilidad (V) o susceptibilidad de la población o sistema a ser afectado, esto determina el Riesgo que es la posibilidad de que un determinado sistema o población resulte afectado por los peligros. Los desastres son hechos consumados donde hay pérdidas de vida y económicas, mientras que si actuamos sobre los riesgos, se pueden aplicar políticas de prevención y el principio precautorio para eliminar la posibilidad de un desastre.

Todo esto está condicionado por la Aceptación (A) que forma parte de la condición humana, y muchas veces es impuesta por las condiciones de vida, las formas de gobierno, la fragilidad de los sistemas, el consumismo desenfrenado, la pobreza, la falta de oportunidades, la inequidad de la economía, la corrupción, la falta de información, el manejo sin escrúpulo de los fondos públicos, la concentración de población sin planificación y otros factores sociales, económicos y éticos que obligan a las poblaciones a Aceptar los riesgos que se transforman en desastres.

Mientras que aquellas poblaciones, que toman conciencia y no aceptan o mitigan los peligros, disminuyendo su vulnerabilidad mediante la exigencia de planes de prevención y precautorios, sufren menos las consecuencias de los desastres naturales, que son irremediables. Y se pueden minimizar y hasta eliminar los desastres originados por las actividades humanas, mediante la no aceptación y negación de políticas impuestas para beneficios y enriquecimiento de unos pocos. www.ecoportal.net

 

Jorge Eduardo Romero -

Geólogo Matr.1414 - Aimogasta, La Rioja.

Compartir este post

Comentar este post