Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El cóctel que atrae el fracking a España: crisis, impuestos y apoyo del Gobierno

7 Abril 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

04/04/14

Las empresas energéticas extranjeras están mostrando cada vez más interés en obtener permisos para explorar y perforar en España en busca de gas no convencial a través de fractura hidraúlica, el fracking. La esperanza es lograr capitalizar los estudios geológicos que indican que el país tiene una considerable cantidad del gas natural que actualmente se estima que hay en Europa, según asegura hoy la agencia estadounidense Bloomberg.

¿Y por qué este creciente interés? Varios factores se conjugan. Por un lado, la crisis económica, ya que se estima la industria del fracking podría traer miles de empleos en un momento en el que el paro sigue por encima del 26%. Otra razón económica podría ser el alto precio que se paga en España por la energía. Por ejemplo, el gas para calefacción cuesta aproximadamente el triple que en EEUU. Pero tan importante como esas es la postura del Gobierno, que se ha mostrado a favor de las exploraciones en busca de gas a pesar de la oposición de Comunidades Autónomas y Ayuntamiento, a veces hasta del mismo signo político. El conflicto entre CCAA y Estado ha llegado incluso al Tribunal Supremo para dirimir quién tiene competencias sobre el tema. Juan Manuel Soria defiende el fracking como una "revolución". Asimismo, permance en vigor unas ventajas fiscales que se establecieron en los últimos años de Franco que pueden ser aprovechadas por las empresas. "España es uno de los países de Europa más hospitalarios con el gas no convencional", explicó George Yates, presidente de Heyco, a Bloomberg. "Y es un terreno poco explorado". Problemas por resolver A pesar del interés económico y la alfombra roja que quiere poner el Gobierno a las energéticas, para que se desarrolle la exploración gas no convencial las empresas tienen que superar todavía varios obstáculos. El primero es que realmente no ha habido nunca grandes descubrimientos de yacimientos en España. El segundo quizá es más importante: el agua. El fracking consume grandes cantidades de agua, y España es probablemente el país de Europa con más problemas en este sentido. Shale Gas España, el lobby empresarial que trata de promover el fracking, asegura que parte del agua puede ser tratada y reutilizada. Sin embargo, los que se oponen al fracking argumentan que esta técnica tiene muchos costes. "La industria no está teniendo en cuenta el daño medioambiente y el coste de la limpieza", explicó Julio Barea, de Greenpeace España. "Dadas las circunstancias, no creo que el fracking vaya a fructificar", añade. Un año para las primeras perforaciones Con todo, para las primeras perforaciones queda por lo menos un año. El ministerio de Agricultura tiene todavía que dar luz verde a los proyectos pendientes tras estudiar sus efectos medioambientales. BNK Petroleum está cerca de concluir sus estudios en siete pozos cerca de Burgos, y según su portavoz, los primeros trabajos tardarán al menos un año. Heyco, con sede en Dallas, lleva negociando desde 2006 con las autoridades del País Vasco para comenzar las perforaciones. Ahora, asegura Yates, que el "proyecto está a un año de distancia de comenzar las perforaciones, dependiendo de lo rápido que se mueve el Gobierno". La gran mayoría de las empresas que están explorando España en busca de gas son extranjeras o al menos tiene apoyo extranjero. Entre ellas, las canadienses R2 Energy y BNK; la irlandesa San Leon Energy (en la que participa el multimillonario George Soros) o la estadounidense True Oil. "Tienen experiencia fuera de España en exploraciones no convencionales y su interés es claro", explicó Juan Klimowitz, de la consultora de exploración geológica Gessal.

Aumento de los permisos

De momento, entre el Gobierno central y las CCAA se han aprobado alrededor de 70 permisos de exploración y otros 60 están pendientes de una resolución. Klimowitx estima que el 75% de esos permisos se encuentran en el norte de la Península. Solo en los últimos cinco años, el número de licencias se ha incrementado un 50%.

"Los nuevos permisos son prácticamente todos para shale gas", explicó Isaac Álvarez, consultor y ex jefe de exploración de Repsol. "España tiene un tratamiento fiscal muy atractivo y una industria para el gas bien desarrollado. Además, la energía es cara aquí".

Desde el ministerio de Industria se mantiene que el Gobierno "está a favor de la exploración", explicó Clara Vilar, portavoz. El fracking se está regulando de tal manera que "la exploración y la investigación se haga con todas las garantías posibles, añadió antes de señakar que dado que España importa el 99% de su gas natural, "lo que el Gobierno está tratando de hacer es al menos saber qué tipo recursos tiene el país".

Álvarez espera que los argumentos sean lo suficientemente persuasivos como para que la opinión pública cambie su postura, que actualmente parece ser mayormente anti-fracking o al menos escéptica. "Lo que está claro es que los políticos están un poco asustados por la presión que pueden organizar diferentes grupos", mantiene. Sin embargo, "notan el desempleo y ven una economía estancada".

Ecoportal.net

Compartir este post

Comentar este post