Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El forajido Mr. Callahan

6 Abril 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

http://www.lavozdelsandinismo.com/galerias/rechazo-popular-embajador-injerencista/imagenes/embajador-gringo-uca-4a.jpg
"Embajador" de EEUU en Nicaragua

Por Elmer Ramírez España, Radio La Primerísima.

Es usual la prepotencia de los procónsules imperialistas yanquis, eso responde desde la época en que tomaron la decisión de convertirse en saqueadores e invasores de nuestros suelos patrios; América, todavía sufre de las laceraciones en todos los sentidos cuando los países hermanos buscan como romper las cadenas de la opresión e ignominia.

Desde la Declaración del Buen Pueblo de Virginia, en 1776, no han cesado en arrasar con todo lo que las oligarquías, ejércitos y vende patrias le han permitido. Pasando por los tratados y convenios más abyectos a la soberanía de un pueblo. Precisamente, ellos hablan de soberanía, los franceses con la Revolución de 1789, copian la esencia misma de lo que es ser soberano, tratando de verse como el nuevo rostro de las relaciones y derechos humanos.

El respeto al derecho ajeno es la paz, dijo el presidente mexicano Benito Juárez, y que tan cerca estaban de ser cercenados por más de 2 millones de kilómetros de parte de sus vecinos, de ahí seguro nació la política del buen vecino, de la zanahoria, del garrote, y de otros estilos macabros de hacer opresión política, económica y evidentemente de intervenciones militares, expresión última que denota la debilidad de la medusa.

El sistema está en una crisis terminal, sus procónsules también lo están, no es para menos, son forjados para utilizar la bota y el fúsil genocida, y cuando se les pregunta por esas características conocidas de sus Actuaciones, sienten la espina en el trasero y se dicen víctimas de su propia realidad.

Roberto, fue evidente, perdió la brújula, mostró de la madera de la cual están hechos, los llamados diplomáticos estadounidense, les llamo así por el simple hecho del gentilicio, pero sabemos cómo les nombró Sandino.

El periodismo sandinista no es de su estatura, es obvio, a él como buen fanático del beisbol y de la política injerencista le gusta la bola pasada, sin embargo, la verdad histórica es para el señor que representa la bandera de las barras y las estrellas (Que debiesen de ser solo 13), la mera bola recia, que no le gusta abanicar, pues presumen con los Césares.

(*) Docente UNI

--
Tomado de  Organizacion Politica Los Necios.

Compartir este post

Comentar este post