Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El Gobernador de Rió Negro, Miguel Saiz, evitó recibir a los familiares de los tres jóvenes asesinados por la policía provincial.

2 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

BARILOCHE: SAIZ ACALRA QUE NO PIENSA RENUNCIAR

El Gobernador de Rió Negro, Miguel Saiz, evitó recibir a los familiares de los tres jóvenes asesinados por la policía provincial.

manifestacin_por_Diego_Bonefai.jpg
FOTOS: ANB BARILOCHE

(AW) Miguel Saiz, no recibió la multisectorial contra la represión, en la que estaban los familiares y amigos de Diego Bonefoi, Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas, los tres jóvenes asesinados por la policía provincial. Saiz declaró en una conferencia de prensa que no los recibió porque ya había hablado con los familiares de las víctimas y confirmó que le había pedido al gobierno nacional que le mande la gendarmería, pero esté se negó. En los forcejeos con la policía, una periodista de Clarín resultó herido




FUENTE: ANB BARILOCHE

La llegada del gobernador Miguel Saiz a la ciudad provocó la movilización de diversos sectores que esperaron unos tras otros ser recibidos por el mandatario, en su primera visita a la ciudad tras la muerte de los tres jóvenes. Las expectativas eran muchas, y mientras se desarrollaron cada uno de los encuentros se vivió afuera un clima de tensión con cánticos críticas hacia las fuerzas policiales que custodiaban en todo momento la puerta de la sala de reuniones, que se llevaron a cabo en el ex Hogar Gutiérrez.
Pasado el mediodía una veintena de los representantes que conforman la Multisectorial realizaron bajo una intensa lluvia con nevisca una marcha por las calles de la ciudad, encabezada por el padre de Diego Bonefoi para volver a reclamar Justicia. Y sobre el final se acercaron al lugar donde estaba el gobernador para exigir un encuentro con él.
"Como a los nazis les va a pasar, se va a acabar esa costumbre de matar" y "no queremos policías, ni represión, queremos trabajo, salud y educación", fueron algunos de cánticos que se escucharon en los pasillos del edificio donde los manifestantes con bombos y platillos reclamaban una reunión con Saiz, aunque por horas no recibieron ningún tipo de respuesta.
Por momentos la tensión creció y hubo empujones y forcejeos entre los representantes de las organizaciones y el cordón de uniformados que con chalecos antibalas se encargaba de custodiar la puerta de la sala en la que el gobernador mantenía sus reuniones.
En uno de ellos, cuando se convocó a la prensa después de varias horas de espera, una de las periodistas del diario Clarín quedó en medio de los forcejos y por la presión que ejercían los uniformados sufrió un esguince en su rodilla. Pese a que gritó por varios minutos que era una trabajadora de prensa y que estaba lastimada, costó que se pueda hacer lugar para sacarla del edificio y que fuera trasladada al centro asistencial, donde le realizaron una resonancia magnética y la dejaron internada.
La desorganización quedó en evidencia, los policías y la gente de seguridad que custodiaba el ingreso al encuentro no sabía quiénes eran periodistas y esa de fue una de las razones que derivaron en gritos y empujones. El gobernador se limitó a decir que "no sabía" lo ocurrido y pidió disculpas antes de empezar la conferencia.
Todo el tiempo los manifestantes gritaron "hijos de puta", "asesinos", "ñoquis" y "ladrones" tanto a los efectivos que trabajaban en el lugar, como a los funcionarios que transitaban por los pasillos y al mismo gobernador que consultado por la prensa Sandro, el padre de Diego Bonefoi, se puso en el centro del cordón policial y les habló a cada uno de los uniformados. Con una foto de su familia en sus manos, les pidió personalmente y a pocos centímetros que él quería que los cuidaran y no que los mataran. Se refirió en varios momentos a su relación con la Justicia y dijo: "Yo ya pagué, no tengo antecedentes, somos todos seres humanos, queremos policías pero no que maten sino que tengan dignidad, estudio".
Y uno de los puntos centrales en las críticas hacia la policía fue la venta de drogas, en todo momento se los relacionó con el tema. "Acaben con la droga, suban a los barrios, yo tengo códigos no soy transa, pero ellos sí, mis hijos cuando ven un policía me dicen que les tiene miedo, los ven como jabalíes que venden drogas", expresó. (ANB)

                                                  AGENCIA DE COMUNICACIÓN  RODOLFO WALSH

#####################=======<>=======#######################

Compartir este post

Comentar este post