Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El Gobierno español destituirá a su embajador en Austria denunciado por acoso sexual

25 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Jose Pons, embajador de españa en Australia

Jose Pons, embajador de españa en Austria

José Pons, hasta ahora embajador de España en Viena será destituido este viernes por el Consejo de Ministros. Pons fue denunciado hace meses ante la Fiscalía de Igualdad austríaca por una empleada de la legación diplomática que le acusa de acoso sexual.

La denuncia se encuentra ahora en manos de una Comisión de Igualdad que debe decidir sobre la apertura de proceso penal contra el diplomático español.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español envió hace algunas semanas al también diplomático, Javier Conde, para que llevara a cabo una inspección sobre el tema. Fuentes de Exteriores aseguran que dicha inspección se resolvió con la elevación de un informe a la subsecretaría del Ministerio planteando el cese inmediato de Pons.

La subsecretaría decidió abordarlo con discreción y frenarlo durante unas semanas, hasta que finalizara el semestre de Presidencia española de la Unión Europea. Pons remitió el pasado 10 de julio una carta al ministro Miguel Ángel Moratinos comunicándole su decisión de pedir una excedencia para dedicarse a asuntos privados, en concreto, ocupar la presidencia del Real Club Deportivo Mallorca.

Pons niega cualquier abuso

Esto ocurre días después de que Pons fuera acusado de acoso sexual, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT. Pons ha negado toda relación con este hecho y asegura que nadie le ha denunciado.

Los hechos ocurrieron a principio de junio de 2009, según cuenta Pons, cuando él estaba operado de menisco y no se podía valer por sí solo. La mujer que según UGT ha interpuesto la denuncia trabaja como empleada de hogar en la residencia de Pons en Viena. En aquel momento ella le servía de ayuda para vestirse o ir al baño, entre otras necesidades básicas que el diplomático no podía cubrir por sí mismo. Entonces ocurrió algo. Un hecho del que Pons no quiere dar detalles y que, según él, “no contiene ningún tipo de aspecto sexual ni de acoso”. “De lo que ella me acusa es de haberla menospreciado y ofendido”, explica.

La mujer acudió seis meses después del hecho al despacho de una abogada social austríaca para contarle lo que le había pasado. La letrada consideró que lo narrado por la mujer era un caso de acoso sexual.

Agencias/ LibreRed.Net

Compartir este post

Comentar este post