Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El INTI no resistió al debate con el grupo técnico de la Asamblea Ambiental

23 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

-Exclusivo Ipodagua.com. ar- El debate se realizó ayer por la tarde en El Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos en Buenos Aires. El grupo técnico de la Asamblea Ambiental Gualeguaychú, expuso sobre la contaminación de la ilegal Botnia, y rebatió el discurso del presidente del INTI, Enrique Martínez, que finalmente reconoció, ante las cámaras de Ipodagua.com. ar, presencia de dioxinas en la zona. Papelón del presidente del CADIA, Carlos Cadoppi, que fracasó en su intento de terminar el debate con un escándalo. Ver video.






El encuentro se realizó el día jueves por la tarde en el Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA) en su sede en Buenos Aires. Ipodagua.com. ar estuvo presente durante el debate, en donde el equipo técnico la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú refutó al INTI –Instituto Nacional de Tecnología Industrial-.
El primero en exponer fue el asambleísta Carlos Goldaracena quien. Con buenos fundamentos, y acompañado de un Power Point explicó los informes técnicos que realizaron las Universidades de Buenos Aires y La Plata y que fueron presentados por Cancillería ante la Corte Suprema de Justicia de La Haya: “La Cancillería, a través de estas las dos prestigiosas Universidades argentinas probó la contaminación que está produciendo la pastera. No sabemos porque estos estudios no los hacen públicos, aunque tenemos sospechas –en referencia a un supuesto arreglo entre los dos Estados para que Néstor Kirchner pueda ser Presidente de UNASUR-, manifestó Goldaracena. “La Haya tuvo en cuenta los informes de Ecometrix que enumeró todos los contaminantes que Botnia ha emitido ya y se encuentran en el agua, la tierra y el aire circundante. Ecometrix puntualizó en cada caso que tales sustancias se encuentran dentro de los parámetros permitidos por la Unión Europea. Pero son la muestra de la contaminación, porque antes de Botnia, esos contaminantes no estaban. Si ahora hay, es porque la contaminación comenzó. Sumemos a ello la bioacumulació n y biomagnificació n que se da a través de la cadena alimentaria… durante los 40 años que planea estar Botnia en este lugar…”
“Por otro lado, no nos tranquiliza el hecho de que se afirme que están dentro de los parámetros de la Unión Europea. La UE ha puesto los límites que puede a las emisiones. Porque si pusiera los límites que debe no quedarían muchas de las empresas que están allá”, agregó. “No podemos caer en la inocencia de conformarnos con que estén dentro de las normas internacionales, porque nuestras propias normas hablan que aquí no toleramos contaminantes. Antes, no había tales sustancias en nuestra región. Ahora, desde que Botnia funciona, sí”.
El asambleísta también tomó como referente a Elias Matta, un experto en el proceso del funcionamiento de las pasteras, que fue –entre otros cargos- Sub- Jefe del Área Celulosa en Papel Misionero, Gerente Técnico de Compañía Papelera del Norte de Santa Fe en Villa Ocampo, trabajó en la Facultad de Ingeniería Química en la Universidad Nacional del Litoral, fue Jefe del Departamento de Control de Calida y Jefe de la División Ingeniería de Procesos en Papel Prensa S.A., San Pedro, Provincia de Buenos Aires (planta quimimecánica de Salicáceas y Papel de Diario). Trabajó en el Instituto de Tecnología Celulósica (ITC), en la Facultad de Ingeniería Química, UNL; fue asesor por la UNL de la Cancillería Argentina para la Comisión Binacional Argentino-Uruguaya (GTAN) y asesor en la sustanciación de la causa ante La Haya (materias técnicas científicas).
Algunas de las sustancias encontradas por Ecometrix son compuestos orgánicos volátiles (COV), compuestos clorados, dioxinas –que más abajo el INTI ante las cámaras de Ipodagua.com. ar reconoció la existencia de este químico frente a Botnia-, furanos y metales pesados, sustancias de muy alta toxicidad para los seres vivientes. Muchas se bioacumulan y no son biodegradables, sino que permanecen en el ecosistema por largos años.

El segundo en exponer fue el presidente del INTI, Enrique Martínez, a quien se le permitió más tiempo para su exposición, que no fue del todo técnica, a tal punto que mezcló la lucha de Gualeguaychú y responsabilizó a la ciudadanía de la existencia de otras pasteras en el país. El auditorio le exigió a Martínez que especifique sobre las mediciones que su organismo realizó en el balneario Ñandubaysal, y fue ahí cuando reconoció que el nunca dijo que Botnia no contamina: “Cualquier industria de papel emite contaminación el tema es el volumen de esa contaminación. Hemos hecho mediciones y es cierto que la concentración de dioxinas es mayor en la zona de Botnia”. En ese momento, Sergio Giachino de Ipodagua.com. ar interrogó a Martínez para que se detenga y clarifique lo que estaba diciendo, y el titular del INTI explicó: “Lo que descubrimos es que en la zona de Botnia hay mayor concentración de dioxinas, en comparación con aguas arriba o aguas abajo”, fundamentó pero siempre con un lenguaje carente de lo técnico.
El primer momento tenso de la charla fue cuando el presidente del INTI intentó confundir al público diciendo que para la Asamblea de Gualeguaychú quien diga que la pastera no contamina es un “traidor a la patria”, y que así declararon al organismo público. En ese momento irrumpió el asambleísta José “Pepo” Pouler, quien desde el fondo del salón le aclaró que la ACAG tildó de él –por Martínez-, y no a los trabajadores. Martínez aceptó el reto y se mostró compungido –Ver Video-.
Pero la actitud más vergonzosa de estos funcionarios públicos la tuvo el presidente del CADIA, Carlos Cadoppi, quien se mostró incomodo durante todo el debate y ante la pregunta de Jorge Lanz, comenzó a insultar a Carlos Goldaracena e intentó desalojar a los presentes del lugar –Ver Video-. Ninguno de los presentes respondió a las provocaciones del funcionario que se adjudicaba ser dueño de la institución: “Se van de mi casa, yo soy el dueño de este lugar, y ustedes vinieron como maricones”, acusó mirando al técnico de la Asamblea. Hasta en algún momento se sintió molestó por las preguntas que le realizó Ipodagua.com. ar y ordenó a una de sus empleadas pedirnos la identificació n de “Prensa Acreditada”. Un verdadero papelón el de Cadoppi que, además de intentar censurarnos, le faltó el respeto a los profesionales que debatían. Como quedo expuesto ante todo el auditorio, Cadoppi no tuvo otra alternativa que pedir disculpas, y fue ahí cuando el debate retomó su cauce normal.

Compartir este post

Comentar este post