Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

El Presidente de EEUU ordena el asesinato de un norteamericano

1 Octubre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

30 Septiembre 2011

Por Achy Obejas*

US Al-Awlaki

Yemen ha anunciado esta mañana la muerte del dirigente de Al Qaeda Anuar El-Awlaki, un estadounidense de origen yemení a quien se le vinculaba con varios intentos de atentar en EEUU, sin cargos legales. Fue ejecutado con drones (avión no tripulado). El presidente de EE UU, Barack Obama, ha confirmado la noticia y afirmado que la muerte de Al-Awlaki representa un "hito significativo para derrotar a Al Qaeda".

Solíamos temer que el presidente George W. Bush, presionado por su nefastamente belicista Vicepresidente y un Departamento de Justicia que justificó torturas medievales, iba a ampliar las potestades del poder ejecutivo a niveles tales como para poner en peligro el equilibrio y el fundamento de nuestra democracia.

Es por eso que muchos de nosotros votamos a favor de Barack Obama, porque queríamos a alguien que estaba en contra de la guerra, que cerrara Guantánamo (el centro ilegal de detención) alguien que supiera y entendiera la constitución no como un sagrado Viejo Testamento sino como un pacto de lealtad, con salvaguardas inviolables, entre los gobernados y el gobierno.

Una de esas salvaguardas siempre ha sido el debido proceso -la idea de que las personas están protegidas de un proceso de la ley de acción arbitraria por parte del Estado-. En otras palabras, que el gobierno debe seguir sus propias reglas. En la constitución de los Estados Unidos, es tan importante que se plantea en la 5a y 14a enmienda.

En el día de hoy, no obstante, los medios nos dicen que el Presidente de los Estados Unidos en la persona de Barack Obama ha extendido el poder de su oficina para ordenar el asesinato de conciudadanos sin ningún rastro de debido proceso.

Anwar al-Awlaki, cuya muerte ha sido anunciada por medios de todo el mundo, nació en Nuevo México y vivió por años en Estados Unidos. Sabir Khan, otro ciudadano norteamericano, fue también asesinado en el ataque dirigido a al-Awlaki.

Excepto por toda la cantaleta de la propaganda angloparlante sobre la pertenencia de al-Awlaki a Al Qaeda, en realidad nunca fue acusado de nada. Sí estaba conectado al mayor Nidal Malik Hasan, el psiquiatra del Ejército acusado de matar a 13 personas en Fort Hood, y Omar Faruk Abdulmutallab, un nigeriano acusado de intentar volar un avión con destino a Detroit.

Pero ningún cargo. Cero. Nada.

En vez de cerrar Guantanamo -el hoyo negro de la justicia que ha permitido que el gobierno de EEUU evite su propia constitución y alegue que porque está en un país extranjero la base no está sujeta a la ley estadounidense-, el Presidente Obama realmente ha ampliado el mandato que la permitió originalmente.

De acuerdo con el Washington Post, “él ha aplicado el concepto de que la manera más eficaz de matar o capturar a los miembros de Al Qaeda y sus afiliados es trabajar en estrecha colaboración con socios extranjeros, incluidos aquellos que tienen débiles democracias, escasa atención de los derechos humanos y una frágil rendición de cuentas sobre las enormes sumas de dinero que Washington les entrega para obtener su continua participación en estos esfuerzos.”

Desde que ha llegado a la presidencia, Obama realmente ha estado defendiendo -¡en los tribunales!- la era Bush de las escuchas telefónicas sin orden judicial y la tortura y el traslado de presos de la CIA.

Ahora surge este precedente - el asesinato selectivo de un ciudadano estadounidense sin un solo cargo contra él. El asesinato selectivo de un ciudadano estadounidense solo porque el Presidente de los Estados Unidos ha determinado que ese hombre es peligroso.

Ahora imaginen ese poder en las manos de un futuro presidente Perry, o de una Presidenta Bachman…

*Achy Obejas es escritora cubanoamericana residente en Chicago.

Compartir este post

Comentar este post