PL – Las afectaciones provocadas a la línea bandera Cubana de Aviación como resultado de la aplicación en Argentina de la ley estadounidense Helms Burton fueron denunciadas hoy aquí por el suplemento Viajes, del diario Clarín.

En una nota publicada en su sección “Turbulencias”, el matutino refiere los problemas afrontados en los últimos meses por la compañía de la nación caribeña para asegurar el servicio de catering en sus vuelos hacia el que llama “uno de los destinos clásicos de los argentinos”. 

Ese aprovisionamiento lo hacía la empresa Sky Chefs, que en junio del pasado año suspendió el servicio por instrucciones de su casa matriz en Frankfurt, Alemania, argumentando como motivo la aplicación de la ley Helms Burton, reseñó la publicación.

El periódico explica que ante esa dificultad Cubana de Aviación requirió el catering a otra empresa europea, Gate Gourmet, la cual primero demoró en responder y finalmente declinó hacer la prestación alegando la no aprobación del contrato por su casa matriz en Zurich, Suiza.

Cubana de Aviación recurrió entonces a Líneas Aéreas del Estado (LADE), de Argentina, la cual presta el servicio en la actualidad, pero que días atrás le notificó el cese de los mismos a partir del próximo 1 de abril por no encontrarse “con capacidad de continuar las operaciones”.

La denuncia publicada hoy en Clarín fue antecedida por la realizada días atrás, y por las mismas razones, por la revista El Mensajero bajo el título “La ley Helms Burton llegó a la Argentina”.

El artículo recordó que las opciones para llegar a Cuba desde Argentina son muy variadas, “pero todos los vuelos deben realizar una parada antes de arribar a la tierra de los mojitos de (el escritor estadounidense Ernest) Hemingway”.

Sólo los Ilushin 96 de Cubana de Aviación vuelan sin escalas entre Ezeiza y los aeropuertos cubanos, por lo cual su aprovisionamiento debe realizarse con las empresas de servicios que atienden a la totalidad de las líneas aéreas que operan desde Argentina, subrayó.

“Impresiona -anotó El Mensajero- el alcance de las leyes norteamericanas que se fortalecen fuera del territorio del gran país de norte y se aplican en nuestro país de tal manera que le restan importancia a la propia Constitución Nacional”.

La aplicación de un férreo bloqueo económico, financiero y comercial, reforzado con leyes como la Helms Burton, ocasionó a Cuba en los últimos 50 años pérdidas estimadas en más de 751 mil 360 millones de dólares.

Sólo en el último año, la industria turística cubana dejó de percibir como consecuencia del cerco más de mil 100 millones de dólares, en su mayoría por la vigente prohibición de viajes de los ciudadanos estadounidenses a Cuba.

 

Tomado de Contrainjerencia