Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

¿Energía solar para todos?

2 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


Hace años que se vienen realizando diferentes experiencias para dar una eficiente iluminación diurna a ambientes oscuros. La iluminación con luz solar natural es mucho más saludable que la artificial y, luego de pagar los costos de las diversas formas de instalación, es gratuita y no consume energías no renovables y/o contaminantes.

Casi siempre las buenas intenciones se estrellan contra “la falta de voluntad política” para encarar problemáticas que tienen que ver con el mediano y largo plazo. Los gobiernos rara vez se salen de sus agendas cortoplacistas / clientelistas. La inepcia y los negociados, de muchos funcionarios, hace el resto.

Hace décadas que se habla de la posibilidad cierta y concreta de instalar molinos eólicos en las costas de la Patagonia argentina, por ser una zona de fuertes y permanentes vientos a lo largo de los miles de kilómetros de nuestra costa atlántica. Países con situaciones mucho menos favorables cuentan con campos eólicos desde el siglo XX.

La energía solar -usada en forma directa- no requiere de costosas celdas fotoeléctricas, que muchas veces requieren procesos industriales contaminantes por el uso de metales pesados, ya que no es necesario en este caso generar una corriente eléctrica.

Es el caso de la iluminación usando los propios rayos de luz solar y, también, el aprovechamiento del calor de su espectro de rayos infrarrojos en el caso de variadas formas de calentamiento de agua para calefones por medio de dispositivos que se colocan sobre el techo.

Son formas híbridas de uso de la energía solar, ya que se combinan con artefactos eléctricos convencionales (lámparas de bajo consumo / calefones a gas o eléctricos) pero que tienen como enorme ventaja un ahorro de energía que varía según la situación geográfica y climática de los emprendimientos. Por ejemplo, un calefón que usa energía solar de forma directa, ubicado en una zona cálida puede ahorrar el 100% de energía -durante el día- ya que provee una muy buena temperatura al agua de duchas, canillas, piletas, etc.

La profunda crisis energética que ya están sufriendo algunos países, sumado a los bajos salarios que perciben los trabajadores, ha hecho que deban agudizar el ingenio para solucionar problemas. Son conocidos los casos de Brasil y Filipinas, en donde casi sin ninguna ayuda estatal se usan desde hace años soluciones bastante precarias, que podrían ser muchísimo más aptas con la intervención del estado.

Calefón que aprovecha el espectro infrarrojo de la luz solar directa en Brasil:



En Brasil y Filipinas pueden verse, actualmente, algunas de las formas más rudimentarias -y aún así eficientes- de iluminación solar en interiores:







Un caso sólo algo más sofisticado en USA:



O éste ejemplo en España, que es factible de aplicar en cualquier tipo de techo:



Un sistema similar al caso de España, pero con un mayor desarrollo tecnológico y fabricado de manera industrial, fomentado por el estado se podría usar perfectamente en muchas escuelas argentinas que tienen aulas sumamente oscuras a pesar de desarrollar -la mayoría de ellas- actividades diurnas. Por supuesto, en todos los casos se requeriría del complemento de luz artificial por medio de tubos y/o lámparas de bajo consumo, para días nublados o los horarios cercanos al alba y el ocaso. La combinación de ambos tipos de iluminación -versión híbrida que puede verse en el siguiente video- provee de luz más económica y mucho más beneficiosa para actividades como la lectura o el trabajo:



El uso de la fibra óptica


La tecnología actual, permite excelentes aprovechamientos de la iluminación solar de interiores por medio del uso de fibra óptica como conductor de la luz a través de recorridos verticales u horizontales a lo largo de muchos metros.


Argentina fabrica fibra óptica para su mercado interno y para exportación desde hace muchos años, lo cual permitiría aplicar un sistema similar al usado por la empresa sueca “Parans” que en su web anuncia: “Los cables de nuevo diseño están disponibles en cuatro longitudes diferentes: 5m, 10m, 15m y 20m. Esto significa que usted puede llevar la luz natural dos, tres y hasta cuatro plantas más abajo en la propiedad”:



Obviamente, comprar sistemas de iluminación a “Parans”, no es para el bolsillo de un trabajador argentino, ni podría estar en el presupuesto de una de nuestras escuelas u hospitales (la luz solar es excelente para la recuperación anímica de pacientes en hospitales). La industria nacional, posee la tecnología necesaria para fabricar sistemas de iluminación y calentamiento por medio de energía solar. Claro, seguramente sería demasiado pedir empresas autogestionadas como Zanon que produce cerámicos con calidad de exportación y da mano de obra a centenares de trabajadores sin la intervención de un patroncito... pero bueno, seguramente tendremos que conformarnos con algún De Vido que haga alguna de sus habituales licitaciones con algún industrial amigo... ¡después de todo ya hay LCD y decodificadores digitales para todos!... ¡y acabamos de salvarnos de un campeonato de fútbol de 38 equipos para toooooooodos!


Volviendo a Suecia, en la fotografía superior y en el video inferior pueden apreciarse los receptores de luz solar en techos y paredes de edificios y su transmisión al interior de los mismos por medio de fibra óptica:



O como en USA, la empresa privada ODL ofrece un sistema que transmite la luz por medio de tubos:



Algo muy similar a las empresas SOLATUBE y HUVCO en Canadá y USA (cualquier similitud con Sprayette es mera coincidencia):



Se puede llegar a sistemas ultra sofisticados -Parans- en el caso de receptores de la luz solar que se orientan y amplifican la luz por medio de lentes antes de su captación por medio de fibra óptica:



Este es uno de los sistemas más sofisticados de receptor para proveer una enorme cantidad de luz para fines industriales o institucionales:



Estos últimos equipos, ya no tienen nada que ver con usos hogareños, pero se han incluido en la nota para dar cuenta de cómo en el mundo se trabaja y se avanza para encontrar alternativas energéticas no convencionales.

Siempre será el lucro y no el bienestar general lo que motoriza a las empresas privadas en sus desarrollos, pero justamente para no quedar libradas sólo a ellas existe un esclerosado “rol del estado”, más allá de lo nacionales y populares que se autorotulen quienes son responsables de administrarlo para el bienestar general.

Se suele decir que los Gobiernos deben tener la “voluntad política” de llevar a cabo acciones que mejoren la calidad de vida de los trabajadores. Pero no podemos esperar sentados la buena voluntad de quienes tienen intereses diferentes a los nuestros. Sin democracia real hasta los avances más mínimos de la sociedad parecen enormes utopías o, dicho de otra forma, casi todo es imposible desde la falta de consciencia y participación. ¿Energía solar para todos?, depende de nosotros.

Voz Entrerriana

Compartir este post

Comentar este post