Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Entre Rios: Un fallo ejemplar en materia precautoria contra las fumigaciones con agroquímicos

18 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Gualeguaychú Entre Ríos, Argentina jueves 16 de diciembre de 2010

El juez de Instrucción N° 1, Eduardo García Jurado, resolvió de manera ejemplar en materia de precauciónambiental contra las fumigaciones con agroquímicos.
2660.jpg
El fallo judicial se emitió el 7 de diciembre en el marco de la causa N° 64.342 y sus acumuladas 65.690/66.615, caratuladas: “Kneeteman, Rubén Cayetano su denuncia”a raíz de una fumigación que se realiza con agrotóxicos en una finca ubicada en Larroque. La denuncia fue realizada por el docente Rubén Cayetano Kneeteman por lafumigación del campo lindante a su domicilio ubicado enLarroque, “no respetando los límites impuestos por ley y ordenanzas municipales”. En la denuncia aclaró que “no hubo una manifestación expresa de afectación a la salud de su familia (integrada por su esposa y cuatro hijos de 14, 10, 6 y 3 años. Pero se trata de un compuesto persistente y por eso la Justicia a pesar de no encontrar un daño concreto, archivó la causa de manera parcial no cerrando el asunto en absoluto. Los resultados periciales ordenados por el juez de Instrucción fueron realizados por la División Química Forense y Toxicología de la Dirección Criminalística de la Policía de Entre Ríos, quienes detectaron “en las muestras de tierras y vegetales la presencia de insecticida Endosulfan”. El juez razonó que si bien no se pudo acreditar un hecho punible, “las consecuencias lesivas, máxime en materia de contaminación ambiental, muchas veces tardan en ser detectadas. Y es por ello que reafirmamos que el archivo parcial puede en el futuro reabrirse de surgir síntomas, patologías demostrativas de la causalidad y resultado”.García Jurado se toma de la jurisprudencia de la causa “Fornari, Osvaldo Rafael” y sostiene que“los avances científicos y tecnológicos aplicados a la producción agropecuaria han producido resultados positivos, empero, también causan problemas ambientales, afectando la salud y la biodiversidad”. “Si bien no se acreditó en el caso que nos convoca, las consecuencias sobre la salud de los seres humanos y toda la cadena que conforma nuestro habitat terrenal, puede correrse peligro si dicha producción con uso intensivo de agroquímicos, no tiene un constante y permanente control. Vivimos en una sociedad de riesgo, pero ésta no puede habilitar ninguna actividad que causa un mal mayor, reitero, en la salud de los seres humanos”,sostuvo el juez. “Los mayores peligros para el hombre actualmente, no son los provenientes del mundo de la naturaleza, sobre los que se han logrado cierto control y previsibilidad, son los originados por el hombre en su afán de mayor lucro. La ciencia económica ha dado suma relevancia al concepto y cálculo del riesgo estimando costos y beneficios en función de los riesgos a asumir, no obstante, se impone la lógica autoritaria de la empresa y la lógica desigualitaria del mercado”, indicó el juez citando a Luigi Ferrajoli en su obra “Corrupción y Estado de Derecho” (Editorial Trotta, Madrid, 1996.). Por eso el fallo es ejemplar, porque hace prevalecer el criterio precautorio ambiental, adhiriendo también al concepto “de umbral de catástrofe, ante la avaricia que motoriza las decisiones”. “No podemos, en una sociedad democrática, aceptar la lógica autoritaria de la empresa y la lógica desigualitaria del mercado”, sostuvo García Jurado. En diálogo con EL ARGENTINO, el denunciante Rubén Cayetano Kneeteman expresó su beneplácito por la medida adoptada, porque el archivo parcial implica que la Justicia deja una puerta abierta por la aparición de futuros daños y de ninguna manera el caso está cerrado. “La decisión de la Justicia me sorprendió gratamente, si bien ya habíamos familiarmente experimentado que no estábamos solos. Por ejemplo, el hecho de que el juez haya ordenado las pericias de alguna manera trasmitió que no estábamos desamparados frente a las fumigaciones con agrotóxicos”, indicó Kneeteman. “Y entendemos que este mensaje es un límite a la impunidad en que muchas veces se manejaron quienes fumigan campos”, concluyó.


 

¿Será tan ejemplar? Lo cierto es que puede serlo.

Este compañero docente que denuncia, en soledad, según parece, me llena de orgullo. Aunque el remarcado: en soledad, deja un regusto amargo en la boca, el mismo que invoca Serrat cuando ironiza: “Nada tienes que temer, /al mal tiempo buena cara, / la Constitución te ampara, / la justicia te defiende, / la policía te guarda, /el sindicato te apoya, /el sistema te respalda/ y los pajaritos cantan/ y las nubes se levantan”. Me hace pensar, con alguna esperanza, que, surja algún miembro del poder judicial, que analice la ley como instrumento de vida esto es: no simple elemento de castigo al mal consumado, en este, como todos los de contaminación ambiental: irreversible.

Si el considerando “precautorio”, en base a las determinaciones realizadas por cuerpos oficiales, determina el cierre parcial de la causa, no revela a la ley como definitoria de “delitos de peligro”, tal como las que prohíben el narcotráfico. Mi esperanza se queda a medio camino, el medio camino, que, espero el Juez Eduardo García Jurado, termine de recorrer, que en base a su propia investigación, nos garantice el futuro de la Flia. de Rubén Cayetano Kneeteman y sus vecinos todos, como el del agua y todo su biodiverso contexto natural.

¿Quedará abierta la puerta con la parcialmente cerradacausa, para que el eventual caso de enfermedad y/o muerte de la familia Kneeteman o sus vecinos, cuente con un agravante? ¿Perderán en menor parte, la salud y/o la vida los Kneeteman, y su medio ambiente por el antecedente de la causa parcialmente cerrada? ¿Como a Ezequiel Ferreyra, por un decir?

En Capital, aburren los noticieros, como es costumbre, con la saludable medida de libre de humo -de tabaco – peligro que sabiamente impide, a los adictos a la nicotina, desparramar su personal elegido envenenamiento, a los no fumadores, como fumadores pasivos. Muy bien, pero muy bien, la medida, impuesta a los particulares, individuales, paisanos de a pie, no a las corporaciones,

¿Pa’ cuando Entre Ríos, estará libre de endosulfan, dioxina, glifosato y de toda la lógica autoritaria de la empresa y la lógica desigualitaria del mercado”, indudables responsables de la “Corrupción (en) Estado de Derecho”.

Digo Entre Ríos, y todo el país; el viento de la memoria, no puede evitar el recuerdo de que una vez, un gaucho entrerriano, ató los pingos en la pirámide de la Plaza de Mayo. Espero que el Juez de Instrucción Nº 1 Eduardo García Jurado, complete su bien fundada palabra e impedida de raíz, que se continúen consumando los delitos de peligro contra la vida toda que impunemente cometen los agro-negocios. Hágalo Don Juez; con respeto y lealtad,le garanto que es por la Paz y el Bien, y no tenga a menos el apoyo que le comprometemos los ciudadanos del pueblo, los que nos guiamos por la lógica de la vida, la de la igualdad democrática, los que sabemos que debemosarrasar con la corrupción, y estamos a disposición. Desparramados como granos arena en una tormenta, - ¿quién le dice que no le toque a Ud. aglutinarnos? – somos la mayoría del pueblo de la Nación. Palabra.
Delia Hermosí L.C. 4.246.907


Compartir este post

Comentar este post