Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Entrevista con el mosquito Aedes Aegypti

25 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 
 AEDES AEGYPTI
El insecto transmisor del dengue afirma que,
cuanto menos se preocupe la gente
por eliminar los criaderos de larvas en los hogares,
mejor para él.
"Así voy a seguir infectando a más personas", asegura.
Por Silvana Molina silvana@uhora.com.py
 
LO BUSCAMOS Y LO ENCONTRAMOS.
Escondido detrás de un ropero, el Aedes aegypti no tuvo más remedio que acceder a una entrevista con Última Hora. En esta exclusiva, el mosquito transmisor del dengue habla de sus hábitos, revela sus estrategias para hacerse de sangre humana y confiesa aspectos íntimos de su vida.
-¿Todos los Aedes aegypti lucen como usted?
-Sí, todos somos de tamaño normal, no somos más grandes que los mosquitos comunes, como muchos piensan. Como podés ver, los adultos somos negros, con algunas manchas blancas, color que no tiene ninguna relación con un conocido club de fútbol.

-¿Por qué se dedica a succionar sangre humana?
-Siempre me cuestionan eso, pero no entienden que tengo que hacerlo por motivos de supervivencia. Resulta que la sangre tiene unos componentes que hacen que los huevos que deposito puedan sobrevivir. De lo contrario, los pobrecillos no llegarán a adultos. Y bueno, cada especie de mosquito tiene sus gustos: en mi caso, prefiero la sangre humana y no la de los animales.

-Generalmente, ¿en qué horarios sale a "picar"?
-Soy un mosquito diurno, salir de noche me da miedo, con los peligros que existen hoy en día. Mis momentos de mayor actividad son la mañanita y la tardecita. En esto coinciden todos mis parientes Aedes aegypti, por lo tanto, en esos horarios salimos en avalancha.
-¿Qué hace cuando no está buscando víctimas?
-Reposo. Me quedo dentro de las casas, cerca de mi criadero. No me gusta alejarme mucho de mi lugar, soy un insecto muy hogareño. Generalmente, no me desplazo a más de 100 metros a la redonda de mi criadero y de mi fuente de alimentación. Es simple: si me ven en alguna casa, quiere decir que mi criadero está por ahí cerca.
-Dentro de las casas, ¿en qué lugares suele esconderse?
-Me está pidiendo que revele una información estratégica... (duda unos segundos). Bueno, de todos modos, sé que aún no hay mucha gente que tome medidas para combatirme, así que no creo que haya mucho riesgo: me gusta esconderme en los baños, en los dormitorios, debajo de las mesas, detrás de las puertas cuando se cuelgan ropas, siempre en lugares oscuros.

-¿Tiene "mañas"?
-Debo reconocer que sí. Cuando la gente airea sus casas y las mantiene con mucha luz, me pone de mal humor. También soy muy sensible al movimiento, me gusta que mi víctima esté quietita... Además, soy persistente: si no puedo llenar mi tracto digestivo con una persona, continúo picando a otras hasta saciarme. Esto hace que tenga varias "fuentes de alimentación" en una misma casa o barrio.
-¿Cuánto tiempo vive?
Mi vida es corta, lastimosamente. Puedo llegar a vivir hasta un máximo de 35 días. Pero tienen que saber que, una vez que adquiero el virus del dengue, puedo seguir infectando hasta que me muera. Cuanto menos le preocupe a la gente limpiar su casa, a más personas voy a poder infectar. Eso me beneficia.

-¿Cuál es su capacidad reproductiva?
-No suelo hablar de intimidades, pero por única vez le contaré que, en todo mi periodo de vida, puedo poner huevos cuatro a cinco veces y en cada una de ellas pongo unos 120 a 150.
 

-¿Dónde deposita sus huevos?
-Mis huevecillos solo pueden desarrollarse en recipientes, mayoritariamente artificiales, que tengan paredes. Pasa que me gusta depositarlos en el borde del agua, pero en las paredes de ese recipiente. Por eso es un mito que yo me desarrollo en charcos, ríos y arroyos. Los estanques, piletas, floreros y cubiertas, son mis sitios preferidos.

-Es un mosquito de agua limpia, entonces...
-Sí, señorita. Hay gente que quiere difamarme diciendo que me gusta el agua sucia. No es verdad, aunque sí necesito que tenga cierto contenido orgánico: semilimpia, podríamos decir. Cuando soy una larva y estoy en el agua, tengo un aparatito que sale al exterior para poder succionar el oxígeno. Si el agua está muy contaminada no puedo hacer eso y me muero.

-¿Es cierto que prefiere la ropa oscura?
-Así es. La gente que está vestida de colores oscuros ejerce cierta atracción sobre mí, no sé muy bien por qué. Sucede también con otras especies de mosquitos. Es algo que me viene de familia.

-Qué sabe de una especie de aedes denominada tigre asiático?
-Hay una confusión. Ese es un pariente lejano, llamado Aedes albopictus. Es originario de África. Allí está muy asociado con los brotes de epidemia de dengue, pero en América no está comprobada su relación con esta enfermedad.
 
       
.
Sus frases

"Prefiero picar durante el día.
A la noche me quedo a reposar."
.
"Soy un mosquito de agua limpia.
No es verdad que me gusten los charcos y arroyos."
.
"Sí o sí necesito alimentarme de sangre
para poder sobrevivir y prefiero la de los seres humanos."
***
NOTA: La entrevista es ficticia, obviamente, pero las respuestas son reales y basadas en información técnica proporcionada por la doctora Blanca Cousiño, bióloga del Senepa.
.

Compartir este post

Comentar este post

juan 07/25/2010 05:34



Muy didáctica la entervista con este mosquito, a ver si hacen una con los que ultimamente me están jodiendo vivo, creo que es el pariente lejano de este político... quiero decir, chupa sangre.