Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

ERITREA PIDE AYUDA A GRITOS

11 Junio 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Tigrai Online - Eritrean president cracking

¿Por qué está sorda la ONU?

El Estado de Eritrea es un país situado al noreste de África. Limita al norte y al oeste con Sudán; al sur con Etiopía y Yibuti; el este del país posee una extensa costa con el mar Rojo. Se independizó en 1993, lo que lo convierte en uno de los estados más jóvenes del mundo. Su capital y ciudad más poblada es Asmara.

Este país tiene una posición comercial estratégica en el mar Rojo y sus reservas minerales de mármol, granito, plata, cobre, zinc, oro y sílice son muy importantes y están siendo explotadas por empresas estadounidenses y canadienses.

Eritrea ha encarcelado "al menos diez mil presos políticos" desde que consiguió formalmente su independencia de Etiopía hace veinte años, denuncia Amnistía Internacional (AI).

En un informe divulgado con motivo del vigésimo aniversario de la independencia de Eritrea, que se cumplió el pasado 24 de mayo, condena la "represión rampante" que ha ejercido el Gobierno del presidente Isaias Afewerki, que ha dirigido el país desde 1993.

Actualmente, subraya Amnistía, Eritrea "es un país en el que los derechos humanos se violan sistemáticamente. No hay prensa independiente, ni partidos políticos de oposición, ni sociedad civil. Sólo cuatro religiones son reconocidas por el Gobierno".

El documento, titulado "Veinte años de independencia, pero todavía sin libertad", detalla que miles de prisioneros políticos han sido "detenidos sin cargos en unas condiciones atroces inimaginables".

"El Gobierno ha utilizado de forma sistemática la detención arbitraria sin cargos para aplastar a la oposición, silenciar a todos los disidentes y castigar a quien rechace las restricciones represivas que impone sobre la vida de la gente", afirma Claire Beston, investigadora de este organismo para Eritrea. "Veinte años después de las eufóricas celebraciones de la independencia , Eritrea es uno de los países más represivos, herméticos e inaccesibles del mundo".

En la mayoría de los casos, las familias de los presos, entre los que figuran periodistas, devotos de religiones prohibidas y ciudadanos que intentan huir del país, "no son informadas de su paradero y, a menudo, nunca vuelven a saber nada de sus familiares tras su arresto", según la organización pro derechos humanos. Anmistía Internacional asegura haber recibido "muchos informes" de muertes en las cárceles "como resultado de las torturas, las horrorosas condiciones o el suicido", y precisa que "hay una amplia red de centros de detención en Eritrea. Algunos son conocidos y otros, secretos".

Además, numerosas prisiones usan celdas subterráneas y contenedores marítimos de metal para encerrar a los reclusos, en unas condiciones de calor extremo, suciedad y escasez de comida y agua potable.

Una experta en Derechos Humanos de Naciones Unidas denunció la falta de respeto a esas garantías en Eritrea, donde se han constatado casos de asesinatos extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones en régimen de incomunicación y torturas. La relatora especial sobre la situación de los derechos humanos en ese país, Sheila Keetharuth, dijo al Consejo de Derechos Humanos que hasta 4.000 eritreos, entre ellos cientos de menores no acompañados, huyen cada mes para escapar de la represión y la falta de libertades básicas.

"La militarización excesiva afecta la estructura misma de la sociedad eritrea y su unidad central: la familia. El servicio militar indefinido no remunerado está privando a los hombres y mujeres de Eritrea de sus años más productivos. No pueden mantener a sus familias, lo que agrava las condiciones de vida en una sociedad donde muchas personas tienen dificultades para satisfacer sus necesidades básicas", dijo la experta. Asimismo, expresó preocupación por las graves limitaciones a la libertad de circulación, de opinión, de reunión, de asociación y el derecho a la libertad de religión.

El dictador concediendo una entrevista televisiva.

Issaías Afwerki lleva dos décadas pisoteando a su pueblo, pero eso no parece ser suficiente motivo como para justificar una intervención de la ONU en defensa de los derechos humanos y en nombre de la libertad. ¿Será porque su administración es útil a las multinacionales que roban la riqueza del subsuelo de este rico país?

En Uruguay es bueno que tomemos nota de la situación de países africanos como Eritrea, pues estamos ante el avance impetuoso de las multinacionales que vienen por nuestra riqueza en toda América.

Si no nos defendemos: ¿Cuántos años pasarán para que nos transformaremos en la "Eritrea" americana?

Aníbal Terán Castromán

 

 

Compartir este post

Comentar este post