Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España: 21.000 archivos pedófilos en una parroquia de Castellón

13 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

El cura ha sido imputado por un delito de distribución de pornografía infantil

EFE Valencia 12/11/2010

 

21.000 archivos de pornografía infantil en una iglesia de la localidad castellonense de Vilafamés. El cura de la parroquia, de 52 años y 15 en el cargo, ha sido detenido y puesto en libertad, según ha informado la Fiscalía Provincial.

Ha sido detenido y puesto en libertad

El sacerdote, que pertenece a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, fue detenido el pasado miércoles. Tras prestar declaración, fue puesto en libertad provisional

Imputado

El párroco ha sido imputado por un delito de distribución de pornografía infantil y tiene la obligación de comparecer quincenlmente ante el juzgado. Según un comunicado remitido por la Fiscalía, los archivos de contenido pedófilo encontrados por la Guardia Civil ocupan un espacio de 600 gigabytes.

El material pedófilo ocupa 600 gigabytes

El religioso, que fue arrestado por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, tiene 52 años y se hizo cargo de la parroquiahace quince, según han informado fuentes municipales.

El fiscal había solicitado al juez su ingreso en prisión comunicada y sin fianza, pero la juez de guardia ha rechazado esta medida, por lo que el Ministerio Público interpondrá un recurso en contra de esta resolución.

La alcaldesa de Vilafamés, que ha declarado estar sorprendida por lo ocurrido, asegura que "daba sermones de diez".



El Obispado suspende cautelarmente al presunto cura pedófilo

"De ser cierta la imputación, es éste un hecho que rechazamos sin paliativo alguno", afirman en un comunicado

EUROPA PRESS Castellón 12/11/2010

El Obispado de la Diócesis Segorbe-Castellón ha decretado la suspensión cautelar en todos sus cargos y en el ejercicio del orden sacerdotal del cura de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Vilafamés (Castellón), tras presuntamente hallar en el centro más de 21.000 archivos de contenido pedófilo, por lo que se le imputa un delito de distribución de pornografía infantl.

Asimismo, ha informado en un comunicado que "de ser cierta la imputación, es éste un hecho que nos duele profundamente, que lamentamos con sinceridad y que rechazamos sin paliativo alguno", pues -ha añadido- se trata de "un grave delito, no sólo en el Derecho Penal del Estado, sino que también está considerado como un delito muy grave en el Derecho Canónico de la Iglesia, reservado por ello a la Congregación para la Doctrina de la Fe".

Esta conducta, según el Obispado, "contradice el deber y el compromiso a la castidad de todo sacerdote católico y atenta contra la santidad del ministerio sacerdotal y la credibilidad del mismo". Igualmente, ha lamentado, "puede poner en entredicho, en muchos fieles, la fidelidad de la mayoría de nuestros sacerdotes".

Por otra parte, la Diócesis ha mostrado su "disposición total" hacia los tribunales de justicia en el esclarecimiento de los hechos, y a la vez ofrecerá al sacerdote imputado los medios necesarios para su "justa" defensa.

Así mismo, se explica en el comunicado que para evitar el "escándalo" de los fieles, a tenor del canon 1722 del Código de Derecho Canónico, el obispo diocesano, después de haber hablado con el interesado y con el Promotor de Justicia del Obispado, ha decretado la suspensión cautelar en todos sus cargos, así como en el ejercicio del orden sacerdotal.

"Pedimos a todos los fieles católicos y a las personas de buena voluntad que la conducta de un sacerdote no lleve a la desconfianza en todos los demás, que trabajan por ser fieles al Don que han recibido de Dios", ha añadido el Obispado.

El Obispado ha recordado que ayer recibió la noticia de la detención del sacerdote, quien, tras haber prestado declaración ante el juez, ha sido puesto en libertad provisional, con la obligación de comparecer ante el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.



Publico.es

El cura de Vilafamés, imputado por un presunto delito de pornografía infantil

Contundente respuesta del Obispado, que suspende al acusado en su ministerio sacerdotal

Detenido un cura en Castellón con 21.000 archivos de contenido pedófilo en su ordenador

"Es un hecho que nos duele profundamente, que lamentamos con sinceridad, y que rechazamos sin paliativo alguno"

Jesús Bastante, 12 de noviembre de 2010

La diócesis muestra su disposición total hacia los tribunales de justicia en el esclarecimiento de los hechos, y a la vez ofrecerá al sacerdote imputado los medios necesarios para su justa defensa

Acto de reparación a las víctimas de abusos sexuales en la basílica de San Pedro

(J. Bastante/Agencias).- Nuevo caso de pedofiliaen la Iglesia española. De nuevo, en Castellón. Y como en las dos últimas ocasiones (Burriana y Valencia), con una respuesta contundente del Obispado. La Guardia Civil de Castellón ha puesto a disposición judicial como detenido al cura de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de la localidad castellonense de Vilafamés,al que el fiscal le imputa un delito de distribución de pornografía infantil. Los agentes encontraron en la parroquia más de 21.000 archivos de contenido pedófilo, que ocupaban alrededor de 600 GB, según ha informado la Fiscalía de Castellón en un comunicado.

El cura prestó declaración ante el juez de guardia, quien ordenó su puesta en libertad provisional con la obligación de comparecer quincenalmente ante la autoridad judicial.

Como ya sucediera en el caso del carmelita de Burriana, denunciado por la propia congregación tras un caso de abusos sexuales a un monaguillo que ahora está juzgándose, el Obispado de Castellón, dirigido por Casimiro López-Llorente, emitió un inmediato comunicado. En el mismo, la diócesis subraya que, "de ser cierta la imputación, es este un hecho que nos duele profundamente, que lamentamos con sinceridad, y que rechazamos sin paliativo alguno".

"Se trata de un grave delito, no sólo en el Derecho Penal del Estado, sino que también está considerado como un delito muy grave en el Derecho Canónico de la Iglesia, reservado por ello a la Congregación para la Doctrina de la Fe", constata el comunicado, que añade que el obispo, tras haber hablado con el sacerdote denunciado, "ha decretado la suspensión cautelar en todos sus cargos así como en el ejercicio del ministerio sacerdotal".

Esta conducta "contradice el deber y el compromiso a la castidad de todo sacerdote católico y atenta contra la santidad del ministerio sacerdotal y la credibilidad del mismo", añadió la diócesis, que mostró su pesar por el hecho de que acciones de este tipo "pueden poner en entredicho en muchos fieles, la fidelidad de la mayoría de nuestros sacerdotes".

Finalmente, la diócesis "muestra su disposición total hacia los tribunales de justicia en el esclarecimiento de los hechos, y a la vez ofrecerá al sacerdote imputado los medios necesarios para su justa defensa". Al tiempo, pide a los fieles "que la conducta de un sacerdote no lleve a la desconfianza en todos los demás, que trabajan por ser fieles al Don que han recibido de Dios".

Por otro lado, la alcaldesa de Vilafamés (Castellón), Luisa Oliver, ha expresado hoy su "sorpresa" e "indignación" tras conocer que el párroco del municipio ha sido detenido por distribución de archivos pedófilos, algo que ningún vecino del pueblo "podría haber imaginado".

En declaraciones EFE, la alcaldesa ha contado que el sacerdote se hizo cargo de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción hace quince años, después de haber oficiado una temporada en Benicàssim.

Durante todos estos años, "nunca ha dado nada de que hablar", "celebraba homilías, daba sermones de diez", tenía una relación muy estrecha con los vecinos de este pueblo de 2.000 habitantes y estaba "muy involucrado en temas culturales", ha recordado.

La noticia de su detención y el motivo de la misma ha supuesto un "mazazo" para la alcaldesa, quien ha condenado cualquier hecho relacionado con la pederastia.

El cura fue arrestado hace dos días, durante los cuales no se ha oficiado misa en la parroquia, pero los vecinos no lo han sabido hasta ahora, ya que la operación se ha llevado a cabo bajo secreto, según ha explicado.

"Creíamos que teníamos un buen párroco, ninguna persona había denunciado nunca nada raro", ha lamentado aún contrariada por la detención.

Compartir este post

Comentar este post

maria sabina 11/13/2010 23:22




…O
LOS CASTRAN O LOS DEJAN CASARSE … ESTA SITUACIÓN TIENE QUE SER DETENIDA!!!