Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España: “Algunos policías actúan como si no fuera legal lo que están haciendo”

7 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

En la foto, un policía intenta arrebatarle la cámara al fotoperiodista Walter Astrada durante una manifestación el día de la Huelga General en España

Conversamos con Pedro Armestre, autor de la foto, y con Astrada.

 

(Pedro Armestre)

El fotoperiodista Pedro Armestre, que trabaja habitualmente con la agencia France Presse, nos explica así el contexto en el que toma la foto. “La protesta ciclista (convocada por Ecologistas en Acción) durante la jornada de Huelga General desbarató por completo la previsión de la policía. Una masa de ciclista se mueve mucho más deprisa que los manifestantes y que los policías a pie. Vieron sus vehículos bloqueados por las inofensivas bicicletas en el Paseo del Prado, Madrid. El grupo ciclista se partió en tres haciendo imposible el control de la situación por parte de la policía.

Los fotógrafos trabajamos mirando, también sintiendo y escuchando. Durante unos instantes hice oídos a la conversación telefónica mantenida entre un agente y, tal vez, un superior. El primero afirmaba lo difícil que resultaba neutralizar, retener y retirar de la vía tanta bicicleta. Sintiéndose humillados liberaban su tensión contra diestro y siniestro, sin medir demasiado. Tiraban las bicicletas al suelo con rabia y pisaban sus ruedas para doblarlas. Los ciclistas se habían reído de ellos y no supieron encajarlo”.

Walter Astrada se acercó a la situación y  un policía agarró su camara con fuerza intentando arrebatársela. Con la correa enganchada en la mano no pudo quitársela. Seguidamente le agarró por el casco y no precisamente para acariciarlo. Walter se zafo bien de él y continuaron liberando sus rabias contra los ciclistas”.

Video: Juan Luis Sánchez / periodismohumano

Por conversación telefónica, Walter Astrada, el protagonista de la foto, poco habitual para este fotoperiodista que ha ganado 15 de los más prestigiosos premios internacionales durante los  tres  últimos años, nos cuenta qué pasó y que opinión le merecen estos hechos.

P. ¿Qué está pasando en esta fotografía?

Walter Astrada. El día de la huelga un grupo de entre veinte o treinta ciclistas se manifestaron. La policía los acorraló en frente de la Estación de Atocha, en Madrid. Intentaban quitarles las bicis, los empujaron. Yo estaba fotografiándolo y de repente un policía viene directamente hacia mí para quitarme la cámara. Si estás en una manifestación, es normal que dentro del caos te pueda caer un palo o te veas afectado por los gases lacrimógenos. Pero es que se puede ver que a mi alrededor no hay nadie, que viene directamente a quitarme la cámara. Por tanto, hay una intención clara de no dejarme trabajar.  Pero ellos están haciendo su trabajo, ¿por qué no puedo documentarlo?

P. ¿A qué crees que es debido este comportamiento del policía?

W. A. Creo que la policía sigue teniendo una idea errónea de cuáles son los deberes y los derechos de los periodistas. Son funcionarios públicos y están en un espacio público. Entonces, ¿cómo que no podemos fotografiarles? Actúan como si lo que hacen no fuera legal, como pandilleros: te empujan, intentan quitarte tu equipo. Y si ellos te agreden y tú te defiendes, te denuncian por agresión a la autoridad. Es surrealista. El policía te puede denunciar por agresión por mostrar el trabajo que ellos hacen. Y si te pones a discutir te dicen, cuidado, que te meto un puro. ¡Te amenazan!. Algunos siguen teniendo un deje antiguo, una posición de abuso de poder porque tienen un uniforme. Hay que hacer algo para controlar esto.

P. ¿Qué diferencias encuentras en tu relación con policías en otros países?

W. A. En los quince años que llevo trabajando por muchos lugares del mundo sólo me dieron una vez con una pelota de goma durante los disturbios de la caída de De la Rúa, y un arresto de apenas una hora por una tontería en Congo. En cambio en España, las dos veces que he trabajado, en los San Fermines en 2007, y durante los últimos meses en Madrid, siempre he tenido este tipo de problemas. En todos los países cuando ocurre algún crimen, se precinta la zona pero a la prensa le dejan pasar. No hay un protocolo que marque la relación con la prensa así que depende del policía que tengas en frente.

P. ¿Por qué crees que ocurre esto?

W. A. Durante las últimas semanas, hablando con compañeros, muchos me han dicho “es lo normal, es habitual que te pidan que borres las tarjetas , dicen que porque se les ve la cara ¡pues que se pongan pasamontañas!. El problema es que la mayoría de los fotoperiodistas trabajan por su cuenta. La impunidad del trato que recibimos de la policía es directamente proporcional a la preciariedad en el trabajo. Que tengamos que hablar de esto me parece surrealista. Esto tiene mucho que ver con que no haya una asociación de fotoperiodistas potente. En Argentina, si ocurre algo así, inmediatamente la Asociación pone una denuncia, te protege.

En Barcelona, por ejemplo, según me han dicho no fue la policía la que obstaculizó el trabajo de los fotógrafos sino algunos manifestantes. Así no se puede trabajar. Creo que me voy a volver al Tercer Mundo que es más fácil de documentar. Prefiero trabajar en las dictaduras que ya sabes lo que hay.

>> Otras noticias relacionadas publicadas en periodismohumano:

Tomado de Periodismo Humano

Compartir este post

Comentar este post