Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España: El hiyad de Najwa

22 Abril 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Escrito por: Juan Carlos Garrido Curbeira

 


Otra vez en lo mismo, un fenómeno de conflicto cultural o intolerancia ideológica, de puntos de vistas encontrados, miradas divergentes, voces de cólera, incomprensión hacia las otras maneras de entender cómo vivir en otras geografías mentales. Najwa Malha no puede asistir a la escuela Camilo José Cela, en Alcorcón, Madrid, a no ser que se quite el pañuelo o hiyad que lleva en la cabeza. Tiene 16 años, es una adolescente, vive un mundo de fantasías y conflictos en su cabeza: se halla en su primera crisis de identidad, de crecimiento biológico y emocional, toda crisis que hemos vivido en el tránsito de la adolescencia a la primera juventud. Ha dejado de ser una niña y se está convirtiendo en una adulta.

Y la escuela le ha fallado, sus maestros, su director, la Consejera de Educación de Madrid, el Ministerio de Educación de España. Todos le han fallado. En su búsqueda de una temprana razón de ser, ha encontrado el rechazo de los otros, y peor, de la institución que representa al Estado que dice ser libre y democrático. Han fallado porque la han expulsado, no le han permitido entrar en sus espacios sociales por llevar una prenda que la hace ser otra; porque aclaremos, no tiene la misma carga simbólica llevar en la cabeza una gorra Nike que un pañuelo. Son símbolos de diferente origen cultural.

¿Cuál es la función social de la escuela? Al decir de Foucault, ¿vigilar y castigar o educar al individuo en una serie de valores compartidos? Ante este hecho ¿es la exclusión un método de enseñanza eficaz? He escuchado, una y otra vez, argumentos a favor de la medida: vive en España y tiene que acatar las leyes de este país o sino que se vaya al suyo; pero venga hombre, a cuál país ¿y si se ha nacido aquí, como muchos españoles de nacimiento hijos de inmigrantes, qué hacer? ¿Expulsarlos? ¿En qué España estamos viviendo, o mejor, en qué mundo?

La escuela le ha fallado porque su función es la de educar sobre la base de valores tan elementales como el respeto y la tolerancia, más que prohibir su entrada se debieron abrir canales de diálogos disuasivos para llegar a un acuerdo de partes, y para crear un clima de cordialidad en el que la convivencia entre todos se haga más viable. Lo ideal sería ir en cueros, pero no se puede. Cada cual manifiesta en su vestuario rasgos de su personalidad: ropa ancha, ropa estrecha, zapatillas de marca, con cordones, sin cordones, colores estridentes, sombríos, claros, oscuros, con textos en inglés, francés, dibujos, logos, en fin, que nadie, nadie, ha quedado libre de expresar, directa o indirectamente, su modo de pensar y entender el mundo a través de la moda. Llevar un pañuelo en la cabeza es un agregado más a este cóctel de prendas e ideas. Como mismo disfrazamos a nuestros hijos con las camisetas del Real Madrid o el Barça FC según nuestras preferencias.

Que el tema es religioso, suprimamos entonces todos los crucifijos y los elementos alegóricos a cualquier religión de las aulas y ya veremos, aunque en un acto de verdadera libertad, lo ideal sería agregar más que quitar, porque incluso ser ateo e imponer esta ideología, es también una manera de dominar. Hay que dialogar y argumentar, aprender a convivir y más en este mundo que se ha convertido en un gran mosaico de culturas, razas y rezos. De momento, ya varias alumnas se han puesto pañuelos en solidaridad con su compañera. Cuidado, queridos docentes, nuestros hijos no son tan tontos como nos lo imaginamos, un acto aislado puede convertirse en una intifada escolar. Ojo con ello .

Y ¿cuál ha sido la repercusión social? Miremos:

.


Tomado de lacomunidad.elpais.com
Tomado de lacomunidad.elpais.com

Compartir este post

Comentar este post