Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España: El PSOE es el capitalismo: Nos sube la luz para que las empresas eléctricas repartan 3.556 millones de € entre sus accionistas ... un café menos dicen

30 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Las tres grandes compañías energéticas españolas -Iberdrola, Endesa y Gas Natural- repartieron este año 3.556 millones de euros entre sus accionistas por concepto de dividendo y 4.589 para el 2011
Kaos. Anticapitalista | Para Kaos en la Red | Hoy

MWSnap103.jpgPagamos todos, cobran ellos. Las eléctricas repartirán cerca de 4.500 millones en dividendos entre sus accionistas.

Las tres grandes compañías energéticas españolas -Iberdrola, Endesa y Gas Natural- repartieron este año 3.556 millones de euros entre sus accionistas por concepto de dividendo, cantidad que elevarán hasta los 4.589 millones para el próximo 2011, según las estimaciones del mercado recopiladas por Cotizalia. Esta retribución es posible gracias a los beneficios de cada ejercicio, aun teniendo en cuenta que una parte importante de su actividad está condicionada por la fijación del Gobierno del precio de la luz.

Esta política de remuneración convierte a estos valores en unos de los más atractivos para los inversores. Endesa ha abonado 1.079 millones en 2010 y podría elevar hasta los 2.147 millones durante 2011, según estimaciones de analistas, que en su mayoría irá a manos de la italiana Enel, que controla el 92% de las acciones. Iberdrola por su parte ha pagado este año 1.747 millones y repartirá 1.640 millones el que viene, mientras que Gas Natural ha distribuido 730 millones en 2010 y elevará esta cantidad hasta los 802 millones.

Estos desembolsos a sus accionistas están condicionados normalmente por la evolución de los resultados y por la situación financiera de las compañías. En este último caso, las eléctricas acumulan en la actualidad una deuda de 63.380 millones, ligeramente inferior a los 64.900 millones que acumulaban a cierre de 2009. De esta cantidad, 17.869 millones corresponden a Endesa; 25.677 millones, a Iberdrola; y 19.834 millones, a Gas Natural Fenosa, según datos recogidos por la agencia de noticias Europa Press.


El Gobierno podrá subir más la luz, pero no meterá tijera a las eléctricas

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, hizo ayer de apagafuegos del Gobierno con una comparecencia sorpresa para amortiguar el revuelo social por la subida del 10% de la luz el 1 de enero. La duda es si no fue peor el remedio que la enfermedad.

Mientras Sebastián ironizaba con que la subida es “poco más que el precio de un café” por persona al mes, y que los españoles podrían reducir su factura con medidas de ahorro energético, España parecía un campo de batalla por culpa de la energía. Los usuarios echaban chispas; el PP desplegaba artillería contra el PSOE; y las asociaciones sectoriales disparaban fuego cruzado a discreción.
El ministro defendió la subida por “necesidad y responsabilidad”, y afirmó que el Gobierno “no puede comprometer” que vaya a ser el único incremento en 2011. Sí descartó más tasas a las eléctricas, como un recargo por las nucleares e hidráulicas. Al menos hasta 2013 “inclusive”, dijo.

Miedo de las eléctricas

Una tasa nuclear e hidráulica ha sido el gran miedo de las eléctricas este año. Desde algunos ámbitos, se considera que con una tasa así se matarían dos pájaros de un tiro. Por un lado, se reducirían los supuestos beneficios extra de las eléctricas por producir con activos ampliamente amortizados y no replicables. Por otro, la tasa serviría para sufragar subvenciones a renovables, de manera que éstas no se trasladen al usuario vía recibo de la luz.

Por paradógico que parezca, el problema eléctrico en España es simple. Basta con saber sumar y restar. Lo difícil es encontrar una solución que contente a todos. Desde hace una década, los ingresos y los costes del sistema eléctrico no cuadran. Se genera un déficit, que pronto sumará 20.000 millones. “No es sostenible”, dijo Sebastián, que a pesar de la críticas que le llueven y las dudas sobre si ha perdido la confianza de Moncloa, dijo que “no tiene intención” de dejar su cargo.

Después de dos años de vaivenes regulatorios, el Gobierno ha hecho cirugía de choque en menos de una semana para subir los ingresos eléctricos (incrementando el recibo de la luz), y para bajar los costes del sistema (con un tijeretazo a las cuentas de las empresas). A la aprobación de la subida del 10% en enero, decidida esta semana, se suma el real decreto ley publicado en el BOE el día de Noche Buena, con el que se reducen subvenciones a renovables, se crea un nuevo peaje a las eléctricas y se obliga a éstas a sufragar otros costes del mercado eléctrico. En total, 5.000 millones de euros de hachazo hasta 2013. Para Sebastián, con ese real decreto ley “se dan por concluidos” los recortes de costes, descartando así nuevos tijeretazos a las empresas y tasas como la nuclear o la hidráulica.

“Falsedades”

Lo que queda abierto es el capítulo de ingresos. Razones no faltan para augurar más subidas de la luz. “No depende de nosotros [del Gobierno]; España tiene un grado de dependencia energética del 80%, y no podemos hacer vaticinios sobre lo que va a pasar”, dijo el ministro. El Gobierno se limitará a hacer encaje de bolillos para intentar que algunas revisiones trimestrales del recibo, como la de abril, en el mejor de los casos, no suban.

Tras un discurso aparentemente conciliador, Sebastián no dejaba de lanzar dardos políticos. “No aporta nada el debate de quién es responsable de la situación” eléctrica en España, decía. Pero al mismo tiempo, defendía al PSOE porque la actual situación eléctrica “es heredada”. El responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, acusaba de “falsedades” al Gobierno y anticipaba que las opciones para un pacto energético de Estado “son muy remotas”.

Hubo más órdagos. El real decreto ley, que supone un golpe multimillonario a las empresas, en favor de los consumidores, para evitar a éstos peores tragos con el recibo de la luz, deberá ser ratificado por el Congreso. “Ahí veremos qué fuerzas políticas están con las eléctricas, y cuales con los usuarios”, dijo Sebastián. Mientras, la Fundación Renovables denunciaba que el modelo energético español, “oculta un gran engaño a la sociedad”, porque las renovables no son responsables de que suba la luz. La Asociación Fotovoltaica auguraba la quiebra, en 2011, de 50.000 vehículos financieros a través de los que se invirtió en plantas solares en España.


El ministro de Industria minimiza el impacto que supondrá a los bolsillos de los españoles un nuevo aumento en el precio de la luz

Miguel Sebastián dice que la subida de la luz es "poco más que el precio de un café" "Las familias más desfavorecidas no sufrirán incrementos en el recibo de la luz gracias al bono social"

Teresa Palacios, 30 de diciembre de 2010 a las 09:42

La subida del precio de la luz un 9,8% en enero es "necesaria", según el Gobierno. A pesar de las protestas de los consumidores que ya han nombrado esta medida como el "tarifazo", para el ministro de Industria, Miguel Sebastián equivaldrá lo mismo que vale "un café".

España tiene un grado de dependencia energética del 80%. Por eso, según el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, nuestra obligación es el "ahorro" de energía en la medida de lo posible y la "eficiencia" energética.

Miguel Sebastián quiso quitar hierro al asunto y minimizó, en rueda de prensa, el importe de la subida tarifaria y su efecto sobre las economías familiares. Según sus palabras este aumento en el recibo de la luz supondrá un sobrecoste mensual de 3,2 euros para un hogar con un consumo medio. Si se tiene en cuenta que en una casa viven normalmente dos o más personas, la subida equivaldrá a poco más de 1,5 euros por usuario al mes, el equivalente al "precio de un café", apuntó Sebastián, que recordó que las familias más desfavorecidas no sufrirán incrementos en el recibo de la luz gracias al bono social.

El ministro de Industria aseguró que tras esta subida no "retocarán más los costes del sistema eléctrico", dado que ya han hecho una "profunda revisión" y que han pedido un importante esfuerzo a las empresas energéticas, tanto tradicionales como de renovables.

 

 

Sebastián asume que puede haber nuevas subidas de la luz en el 2011

El titular de Industria evita culpar al PP del déficit de tarifa, mientras que Chaves insiste en ello El ministro justifica el incremento del recibo del 9,8% y lo compara con «el precio de un café»
 
Jueves, 30 de diciembre - 00:00h.

Consciente de que la subida de la luz es un tema «que levanta pasiones», el ministro de Industria, Miguel Sebastián, convocó ayer de manera urgente una rueda de prensa para dar la cara por la decisión del Gobierno de subir el 9,8% el recibo de la luz a partir de enero. Se trata de la mayor subida en la serie histórica, que nace en 1984. Y si además se tienen en cuenta los impuestos, la subida real rozará el 12% (el 11,9%) según cálculos que ha elaborado la organización de consumidores Facua.

El ministro Sebastián no pudo garantizar que no habrá nuevas subidas a lo largo del 2011. «No depende de nosotros», dijo, sino de la evolución de los precios del petróleo y de las materias primas energéticas. Tan solo pudo afirmar: «El Gobierno está trabajando para que ésta sea la última subida del año, pero no lo puede comprometer».

COMPARACIÓN INADECUADA / El ministro intentó minimizar el impacto de la subida. Supondrá «unos 1,7 euros por persona al mes, poco más que un café», dijo tomando como base que el efecto medio estimado por hogar es de 3,5 euros. La comparación irritó aun más a las organizaciones de consumidores, cuyos cálculos elevan al doble el impacto.

«A ningún Gobierno le gusta subir la luz», admitió el ministro. Pero la decisión se ha adoptado «por necesidad, por responsabilidad y sin olvidar a los más desfavorecidos, los más vulnerables». Sebastián dijo que España «es el único país de Europa que tienen un bono social» que garantiza una tarifa menor a determinados colectivos (hasta el 2013). Además desmintió que España se haya convertido en el país con energía más cara. Según dijo, Alemania, Dinamarca, Italia y Suecia están por encima.

REFRIEGA POLÍTICA / El ministro tuvo mucho cuidado de no echar la culpa de tan fuerte subida del recibo a los Gobiernos del PP, algo que sí volvieron a hacer ayer el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias. Estos atribuyeron la deuda de los consumidores con las eléctricas (el llamado déficit de tarifa) a las populistas bajadas del recibo en la época de Aznar, a lo que Javier Arenas (PP) respondió afirmando que «el Gobierno está friendo a los españoles con más impuestos, con subidas de precios y con recortes sociales».

Tales acusaciones parecen haber dinamitado los puentes entre Gobierno y PP para lograr el pacto sobre el modelo energético que ansía Rodríguez Zapatero. «¿Alguien cree que es posible un pacto político entre este Gobierno socialista y el PP después de lo que están diciendo», preguntó el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro. El diputado presentó un elocuente gráfico, con datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que muestran que de los 25.535 millones de déficit tarifario solo 1.500 fueron con el PP. «Exigimos al Gobierno que diga la verdad» dijo Montoro, quien incluso desveló que había hablado personalmente con el ministro para pedirle explicaciones por los ataques. Quizá por eso, Sebastián evitó cargar contra el PP. «No tiene sentido ahora el debate sobre quién es el responsable», dijo. «Lo importante es solucionar una situación que no es sostenible y es heredada», añadió.

El ministro tampoco quiso precisar si esa «herencia» provenía de sus antecesores socialistas en el cargo, José Montilla y Joan Clos. Solo se limitó a defender su propia gestión. «Desde este equipo, que está al frente del ministerio desde el 2008, hemos puesto cierto orden y racionalidad a las renovables», dijo Sebastián en alusión al recorte de ayudas que se financian con cargo al recibo que pagan los consumidores.

Además, recordó las medidas que acaba de adoptar el Gobierno para que las eléctricas asuman 4.600 millones en tres años del esfuerzo total que deberán asumir los consumidores para que el déficit de tarifa desaparezca en el 2013. El decreto se votará en enero en el Congreso. «Ahí se verá qué fuerzas políticas están con las empresas y cuáles con los consumidores», retó Sebastián.

|30-12-2010

 

Las asociaciones vecinales acusan a Sebastián de "trivializar" la subida de la luz

Advierten de que el recibo puede subir un 40% entre 2009 y 2013

    MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV) acusa al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, de "trivializar" con la subida en un 9,8% de la luz en enero, que es "la mayor de la historia" y que supera, recién iniciado 2011, todas las aplicadas en 2010.

    En un comunicado, CEAV lamenta además que el ministro "intentara" en la rueda de prensa celebrada ayer "desviar la responsabilidad a otros sectores cuando actualmente la responsabilidad principal para cambiar el rumbo la tiene el Ministerio que dirige".

    Sebastián, aseguran las asociaciones vecinales, debe decir "claramente a la ciudadanía" que lo que está ocurriendo "no es un resultado casual y temporal de este trimestre, sino que es la consecuencia de un modelo diseñado desde el año 2009 para ajustar el coste de la electricidad al precio de mercado".

    Este modelo, advierte, puede conducir a que el recibo de la luz experimente un encarecimiento del 40% entre 2009 y 2013, que es el momento en el que se tiene que producir el equilibrio entre costes e ingresos del sistema eléctrico.

    Por otro lado, CEAV reitera sus argumentos en contra de la subida del 9,8% en la tarifa eléctrica. "En la situación económica actual de crisis que afecta a las familias deberían protegerse las economías domésticas para que no tuvieran que soportar más presión sobre sus bolsillos, en épocas en los salarios suben por debajo de la inflación", afirma.

    Además, las asociaciones vecinales lamentan el "control del mercado" por parte de las empresas eléctrica, que sitúa al consumidor a merced de la aplicación de fórmulas de revisión que "siempre irán en perjuicio de la ciudadanía".

    "Por ello deben tomarse medidas importantes para modificar el sistema hasta ahora desarrollado, con el fin de evitar las subidas desproporcionadas a las que nos lleva el mismo, por lo que se debe apelar a la realización de un debate claro con la sociedad, en el cual se propicie un diseño racional del consumo y de la producción eléctrica", afirma CEAV.

    Las asociaciones vecinales han decidido además iniciar 2011 con una campaña de actuación en la que se difundirá información a la ciudadanía, se presentarán mociones en los Ayuntamientos de España y se asesorará en la revisión de facturas, entre otras cosas.


 

Compartir este post

Comentar este post