Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España:Elecciones anticipadas: 20 de noviembre

30 Julio 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Pedro Pulgar Escritor

AOL Noticias

Mariano Rajoy, líder conservador del principal partido de la oposición española, asegura que de ser elegido gobernará desde el centro político.

Torrelavega (España).- Solo y abandonado por propios y extraños, el todavía presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy el adelanto de las elecciones electorales para el 20 de noviembre, cinco meses antes de lo que hasta hoy mismo vino diciendo contra viento y marea: cumplir íntegramente la legislatura hasta marzo de 2012.

El anuncio, no obstante, se esperaba, especialmente desde que unos meses atrás ya renunciase a presentarse a la reelección, y que el partido socialista (PSOE) nombrase como candidato a su lugarteniente Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero, dijo que se habían "Sentado las bases de la recuperación económica; el rumbo está marcado". Añadió que cree conveniente que "El nuevo gobierno que salga de las urnas afronte desde el 1 de enero el ejercicio y la responsabilidad económica del país".

La noticia fue recibida con alivio pues son muy pocos quienes aún confían en Zapatero. Desde que el pasado mes de mayo tras las elecciones municipales y regionales los socialistas sufriesen la mayor debacle electoral de su historia, ni siquiera entre los suyos goza de prestigio alguno debido al giro copernicano de su política en el último año y medio.

Fue entonces, en mayo de 2010, cuando sendas llamadas telefónicas de Barack Obama y Angela Merkel, le obligaron a cortar el grifo del despilfarro económico sinsentido que propagaba como ejemplo de la bondad de sus políticas sociales. Estas, estuvieron bien en un principio cuando el país obtenía superávits año tras año, en gran parte gracias a un modelo económico basado en "el ladrillo" (la construcción). Durante su primera legislatura (2004 -08) España llegó a construir más viviendas que Francia, Inglaterra, Alemania e Italia juntas.

Desde mayo de 2010, tras el toque de atención de Obama y Merkel asustados del rumbo económico del país (si España quiebra, el euro corre peligro de extinción ya que la economía
española es mucho mayor que la griega, irlandesa y portuguesa juntas), el gobierno trata de
encauzar el rumbo económico a base de recortes sociales, congelación de unos salarios y
disminución de otros, aumento de la edad de jubilación, flexibilización del mercado laboral y la
retirada de otras ayudas como el cheque bebé (2.500 euros por nacimiento) y los 400 euros de
ayudas al desempleo.

Estas y otras drásticas medidas aún por culminar, han sido la única opción del gobierno socialista después de haber perdido un tiempo precioso obviando las advertencias que organismos internacionales (FMI, Banco Mundial, OCDE y otros) y entidades de prestigio nacional (Banco de Santander y BBVA especialmente), e incluso sus propios asesores financieros (Pedro Solbes, entonces ministro de economía, o Jordi Sevilla), ya le decían en 2007: la burbuja inmobiliaria estaba a punto de reventar.

Zapatero, haciendo gala de un optimismo antropológico sin parangón, y obviando cuanto consejo recibía, se embarcó entonces en una estrategia basada en aseveraciones que sus opositores calificaron de mentiras llegando a decir que España estaba "En la Champions League de la economía", o que generaba más empleo que el resto de Europa. Llegó incluso a prometer pleno empleo durante la campaña de 2008 cuando el estallido de la crisis era ya no una hipótesis, sino una cruda realidad. De entonces a hoy la cifra de parados se ha más que duplicado llegando al 21% de la tasa actual.

Este tipo de declaraciones le sirvieron para ser reelegido en 2008. Logro el apoyo de mucha gente, no así al resto de partidos políticos; ninguno le ofreció su apoyo en la sesión de investidura. La forma de gobernar - llamada "geometría variable" - basada en pactos puntuales con los partidos nacionalistas vascos (PNV) y catalán (CiU), ha servido para aumentar las diferencias entre las distintas regiones del mapa español. Tanto vascos como catalanes vieron crecer las ya de por sí muy generosas cuotas de autogobierno además de otros incentivos fiscales a cambio de votos en el Parlamento.

Precisamente ésta es la estrategia seguida por el principal partido de la oposición, el Partido Popular (PP) liderado por Mariano Rajoy: un discurso unificador donde el gobierno central reasuma competencias que sirvan para igualar el tablero de juego en el país. Tras el anuncio de Zapatero, Rajoy se dio prisa para decir que a partir de "ahora los españoles tienen la palabra y pronto podrán decidir. Ahora los españoles son los protagonistas". El anticipo de las elecciones, añadió Rajoy, "Es una buena noticia porque es lo que quiere una inmensa mayoría de españoles".

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dada a conocer esta misma
semana, ya apunta como más del 70% de la población piensa que los conservadores son más
fiables en temas económicos que los socialistas, aunque precisamente Rajoy no goce de una
aceptación mayoritaria como líder político.

Rajoy cree que los votos devolverán la confianza que el país necesita después del colapso
económico, del empleo y las inversiones, además de la incertidumbre financiera que aún
pende como una espada de Damocles. Fue realista al decir que la situación que se encontrará
el gobierno que salga de las urnas será "Muy difícil" y prometió gobernar "Desde el centro"
(sin especificar) en caso de ser elegido.

Y eso es lo que parece pensar mucha gente. Si para muestra vale un botón, las palabras de Mónica Ayuso, una joven propietaria de una tienda de moda – Pasarela – ubicada en una céntrica calle de esta ciudad, sirven de ejemplo:

"Ya es hora de que este tío se marche", dice aludiendo a Zapatero. "Lo malo es que quien venga después va a tardar muchos años en recomponer todo lo que éste ha destrozado".

EN CIFRAS
  • La tasa de paro, que llegó a estar por debajo del 8%, es hoy del 21% en general y por encima del 40% entre los jóvenes.
  • Hay casi 5 millones de parados. Zapatero prometió pleno empleo durante la campaña electoral de 2008.
  • El diferencial (lo que cuesta vender deuda española comparada con la alemana) es hoy de 350 puntos básicos cuando antes era de 30 puntos.
  • En 2004, el principal índice bursátil español – IBEX35 – era de 7,879 puntos; hoy apenas sube de 9,500 puntos.

 

Compartir este post

Comentar este post