Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

España opta por mimar a los ex presos cubanos en un hotel con spa

18 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Uno de los ex presos cubanos que llegó el martes a Madrid

 

 

 

 

 

 

 

Esta vez el Gobierno ha querido evitar las quejas de los recién llegados y les ha dado un trato de favor ofreciéndoles un hotel de tres estrellas con spa. El cambio se produce después de que los anteriores liberados se enfadaran por haber dormido en un hostal en el que no tenían privacidad. ¿El resto de refugiados políticos no merece la misma ayuda?
> Llegan seis nuevos ex presos cubanos
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 18.08.2010

Las quejas de los ex presos políticos cubanos traídos a España parecen haber surtido efecto. Después de que los primeros 20 excarcelados mostrarán públicamente su malestar por el hostal en el que el Gobierno español les había alojado, situado en Vallecas y con un precio de 13,90 euros la noche, ahora se les ha buscado un hotel con Spa entre Alcorcón y Móstoles, en el que una habitación doble con desayuno continental cuesta por noche 60,56 euros.

Allí fueron trasladados tres de los seis expresos recién excarcelados, Efrén Fernández Fernández, de 47 años, Regis Iglesias Ramírez, de 40 -ambos miembros del Movimiento Cristiano Liberación (MCL)- y el médico Marcelo Cano Rodríguez, de 45 años y miembro de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Familiar, junto con sus 18 familiares.

El cambio es más que significativo. En el hostal Welcome, donde fueron alojados los primeros excarcelados, "no tenían privacidad", según confesaron los propios expresos.

Había que compartir los cuartos de baño, las habitaciones son similares a las de un albergue juvenil y "hacía mucho calor" a pesar de que el hostal contaba con aire acondicionado.

Todo esto, sumado a que el hostal se encontraba en un polígono del madrileño barrio de Vallecas de difícil acceso, suscitó las quejas de una parte del grupo que calificó su alojamiento de "mediocres condiciones".

Esta vez el Gobierno ha tomado nota y ha apostado por darles un trato de favor respecto a otros refugiados políticos. Cruz Roja, la organización encargada de la estancia de los excarcelados, les trasladó este martes al hotel 'Spa La Princesa'. Un hotel de tres estrellas situado entre las localidades de Móstoles y Alcorcón, en el que la diferencia con el hostal de Vallecas no sólo está en el precio, la habitación de menor precio, según las reservas en la web es por 60,56 euros, sino también las instalaciones.

Según la descripción que el propio hotel da en su página web se trata de "un edificio moderno situado cerca del parque de nieve Xanadú. Rodeado de terrazas y zonas ajardinadas se alza La Princesa, un hotel de identidad propia, cuyo tranquilo entorno garantiza intimidad e independencia".

Pero, los recién llegados, cansados después del largo viaje, poco se fijaron en su nuevo y temporal alojamiento. A su llegada los ex presos negaron que su excarcelación suponga una apertura del régimen cubano y consideraron que todo se limita a una estrategia para ganar tiempo y limpiar la imagen del régimen.

"Está demostrado en los últimos días que hay una represión criminal contra la disidencia en Cuba", dijo Fernández, recordando las presiones que al parecer sufre la madre del preso fallecido tras una huelga de hambre de 85 días, Orlando Zapata.

Los tres presos son parte de los seis cuya excarcelación y traslado a España anunció la Iglesia Católica cubana coincidiendo con el 84 cumpleaños del ex presidente Fidel Castro, quien volvió a la vida pública precisamente cuando comenzaron las excarcelaciones.

Entre este jueves y el viernes, llegarán otros tres excarcelados. Se trata de Juan Adolfo Fernández Sáinz, Juan Carlos Herrera Acosta y Fabio Prieto Llorente.


Compartir este post

Comentar este post

norelys 08/19/2010 01:41



Increíble ¿no? cuando España deporta cada año unos 30 mil extranjeros



El polvorín 08/19/2010 11:53



Claro, pero esos 30 mil no hablan mal de Cuba, por eso no importan