Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

“ESTAMOS EN UN PROCESO DE ENTREGA ABSOLUTA DEL PAÍS A LOS GRANDES CAPITALES, ESE ES EL URUGUAY HOY”

24 Enero 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

Entrevista al economista y docente universitario José Antonio Rocca, en ‘Mañanas de Radio’, jueves 16 de enero del 2014/ CX 36 RADIO CENTENARIO

“No sólo se entrega el país a las grandes empresas extranjeras sino que se establecen contratos cuyo árbitro (CIADI) en última instancia es un organismo que está al servicios de esas grandes empresas, con lo cual jugamos de visitante y con el juez en contra y con la hinchada también en contra porque en este caso la hinchada es el propio Banco Mundial”, dijo el economista José Antonio Rocca al ser entrevistado el jueves 16 de enero en ‘Mañanas de Radio’.

Además recordó que la instalación de estas mega empresas “desplaza actividades locales con lo cual a la larga no generan empleos sino que destruyen empleos, o sea que la tecnología como el caso de la soja son tecnología manipuladas por grandes empresas y a su favor, en muchos casos destructivas del medio, o sea que creo que el saldo es un saldo en rojo para el país de esta entrega.

A continuación transcribimos íntegramente la entrevista.

Efraín Chury Iribarne: Estamos recibiendo al economista José Antonio Rocca a quien le damos la bienvenida.

José Antonio Rocca: Buenos días, como siempre es un placer estar aquí en la radio, estar aquí contigo y con la audiencia de la Centenario entre compañeros, entre amigos y hablando de Economía.

EChI: El otro día, no vamos a nombrar quienes son porque tienen todo el derecho de opinar y nos interesa además que opinen, vale que opine la gente, parece ser que hablar de la economía batllista es pecaminoso en tiempos del Frente Amplio y llamó alguien -que por lo menos en su letra sabía mucho- era un anti batllista redomado y un defensor del actual sistema, muy desconforme y muy enojado.

JAR: He recibido muchas etiquetas en mi vida, no me gusta discutir etiquetas sino contenidos, la de batllista nunca la había recibido. Pero me resulta muy difícil reitero discutir sobre etiquetas, me gusta más discutir en que se basa el oyente para hacer esas aseveraciones. El batllismo fue una etapa, el batllismo habló de José Batlle y Ordóñez, los otros batllismos fueron como degenerando diría yo, Luis Batlle fue perdiendo dinámica y ya los últimos batllistas.

EChI: Claro y para eso se creó el colegiado. Por Martínez Trueba, que se creó para eliminar los últimos rastros de batllismo que quedaban.

JAR: Exactamente. Pero creo que la discusión de fondo viene a ser el papel del Estado, que jugó un papel dentro del batllismo y que hoy ha sido totalmente retirado, eliminado prácticamente de ese rol.

De un rol de participar en determinadas empresas públicas con cierto vigor en el mercado y un rol de regular en gran medida la economía, bien o mal, pero fue un rol histórico borrado en la época de la dictadura militar y que luego en los sucesivos gobiernos posteriores esa línea se fue profundizando, esa línea de ir eliminando el rol del estado en la economía y cuando se reasume el rol del estado se asume con un papel totalmente distinto, con un papel de asistencia fundamentalmente del gran capital privado.

Recuerdo que hace poquitos días habló el presidente de la república diciendo que para atraer las inversiones había que darles todo lo que pedían como forma de traer inversiones que según él son las que dan trabajo, las que dan desarrollo y que después ese funcionamiento iba a pedirle al estado recaudar lo que le había asignado en primera instancia, lo cual en el caso uruguayo es una gran mentira o un error porque después esas empresas están en Zona Franca, no dejan nada para el país y toda la recaudación del estado uruguayo se sigue apoyando en el impuesto al consumo y en el impuesto a los sueldos, es decir que las grandes empresas prácticamente no participan del aporte que debieran realizar al fisco, por el contrario, reiteramos una vez más la frase de Lorenzo hace poquitos días también en una reunión de empresarios en la cual les decía, que durante el 2012 el estado uruguayo le había regalado a las grandes empresas 1700 millones de dólares, o sea que por allí va una de las claves, pero la otra de las claves del funcionamiento actual, que supongo que por mi crítica de ese funcionamiento este oyente me trataba de etiquetar a través de esa nominación, en mi crítica decía, crítica que reitero, que se está entregando prácticamente el país a las grandes transnacionales, se está entregando a media emprendimientos la economía del país, muchas veces con contratos, con contratos de confidencialidad que ni siquiera la población se entera, de lo que dice se entera ya cuando es tarde, cuando el contrato ya está hecho por lo cual se le da el oro y el moro a estas grandes empresas y que les permite el saqueo en un esquema que si se trata de poner etiquetas, si mi crítica de eso es ser batllista ese planteo podría llamarse república bananera, un poco enclaves de grandes empresas extranjeras, un poco el esquema típico de Centroamérica en muchos momentos de América Latina que llevó a países como Honduras, Guatemala a situaciones críticas y deplorables, eses es el esquema que está aplicando el Uruguay. Si criticar eso es ser batllista de alguna forma puedo aceptar hasta la etiqueta.

EChI: Sí, habría que decirle también al señor que -porque ayer hablábamos con el fiscal Enrique Viana sobre lo que es el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones, institución perteneciente al Banco Mundial)- aunque a ustedes les parezca mentira en este país a mitad de la década del 60, con gobierno del Partido Nacional se rechazó al CIADI, no se quiso ser parte del CIADI porque se consideraba que era lesivo para los intereses del país, sin embargo hoy para los gobiernos de que iban a cambiar para bien los destinos del país…

JAR: Sí sin duda que entregar un poco las decisiones a un organismo internacional, las decisiones o las contiendas que pueda tener el estado uruguayo, a un organismo internacional donde uno de los miembros es elegido por la empresa privada, otro de los miembros es elegido por el Banco Mundial que sabemos que intereses representa y el tercero por el país entonces ya empezamos decimos siempre empezamos perdiendo el partido 2 a 1 en el mejor de los casos, en el peor 3 a 0.

EChI: Porque ya no hay repechaje.

JAR: Además tampoco se puede tener demasiada confianza al que nombre el gobierno uruguayo en esas condiciones, o sea que en definitiva no sólo se entrega el país a las grandes empresas extranjeras sino que se establecen contratos cuyo árbitro (CIADI) en última instancia es un organismo que está al servicios de esas grandes empresas, con lo cual jugamos de visitante y con el juez en contra y con la hinchada también en contra porque en este caso la hinchada es el propio Banco Mundial, o sea que estamos en el peor de los escenarios posibles y ese es el país que se viene pergeñando bajo el argumento de que precisamos capitales, estas empresas no traen capitales en general se lo llevan, a veces utilizan préstamos internacionales, a veces préstamos del propio Banco República, préstamos del gobierno uruguayo, así que los capitales que traen o son muy poquitos o no traen capitales, se ubican en Zona Franca con lo cual no pagan impuesto, desplazan actividades locales en muchos con lo cual a la larga no generan empleos sino que destruyen empleos, o sea que la tecnología como el caso de la soja son tecnología manipuladas por grandes empresas y a su favor, en muchos casos destructivas del medio, o sea que creo que el saldo es un saldo en rojo para el país de esta entrega. Reitero que si cuestionar la entrega es ser batllista en ese caso soy batllista, pero creo que más allá de discutir etiquetas lo que hay que discutir son contenidos y ya queda muy claro a mi modo de ver que tanto el papel de UPM Fray Bentos como el papel ahora de Montes del Plata, como el papel que eventualmente jugaría Aratirí forman parte de un modelo nefasto para el país, un modelo que de alguna forma transforma la producción del territorio en un mal sentido, porque la producción se realiza en función de las necesidades de estas grandes empresas y no en función de las necesidades del país, la infraestructura toda se pone al servicio de estas grandes empresas, de caminos, carreteras, la energía eléctrica, el agua, todo al servicio de estas grandes empresas y no al servicio del país, el aporte al fisco que realizan es prácticamente nulo porque se ubican en Zona Franca y porque además todo se basa en contabilidades que realizan las propias empresas en muchos casos sin muchos controles, o sea que el saldo de esta entrega que entre otras cosas tiene como otro de sus resultados y allí estuvo uno de los grandes debes del batllismo, pero del batllismo que se extiende hasta la actualidad también que es un poco la tenencia de la tierra. Hoy estamos en que si durante la fase batllista había latifundio y lo criticábamos, ya desde aquel momento, desde los 70 estamos luchando por una reforma agraria artiguista, una reforma agraria en serio, hoy por hoy los latifundios actuales han dejado chicos a los latifundios tradicionales.

EChI: En realidad lo han dejado en el 10%, es decir 10 veces más tienen las multinacionales de tierra que lo que tenían los latifundistas de aquella época.

JAR: En los ‘50 -reiteramos también un dato que si lo miramos es también  terrible para cualquier país- en la década de los ‘50, ‘60 había más 80 mil establecimientos rurales, hoy Uruguay apenas supera los 40 mil y el 9% de los establecimientos, alrededor de 4 mil, poseen el 60% del territorio, o sea que más de la mitad del país están en manos de un pequeño grupo de 4 mil establecimientos en su mayoría sociedades anónimas en gran medida extranjeras. O sea que estamos en un proceso de entrega absoluta del país a los grandes capitales, ese es el Uruguay hoy, el que lo quiera ver que lo vea y el que no lo quiera ver que no lo vea, el que lo quiera defender que lo defienda y el que lo quiera cuestionar que lo cuestione. La foto y la película diría yo, porque tenemos que ver cual ha sido la secuencia, como se llegó a la foto de hoy, la foto del 2011 del censo agropecuario con todo lo limitado que fue no logra ocultar que los cambios más trascendentes en el campo uruguayo son una enorme concentración de la tierra, una enorme extranjerización de la tierra y una enorme dimensión de tierras puestas al servicio de estos capitales extranjeros y además en cadenas productivas que  desembocan en grandes establecimientos de fabricación de celulosa, en grandes exportadores de soja, o sea que estamos en una desnacionalización prácticamente absoluta de la economía, en una entrega de los recursos básicos y en un país que funciona como un enclave, que la mejor comparación sería con los enclaves que tradicionalmente existieron en países centroamericanos en América Latina.

EChI: Hay una inquietud muy importante, porque la cultura del país es la cultura del consumo que se ha visto afectada por uno de los rubros que allá por los 60 también tuvo un hito importante, me estoy refiriendo concretamente a los problemas con la yerba y como esto forma parte también de una especulación económica creo que es bueno analizarlo, porque se anuncia que la yerba seguirá aumentando su precio que ya supera los 150 pesos, llegará a los 200 y alguien puede negar que la yerba es una parte esencial de la sociedad uruguaya, bueno suban a un ómnibus, cuenten los termos.

JAR: En cualquier parte, en cualquier espectáculo en el cual se permita obviamente, nos vamos a ver los uruguayos con el termo abajo del brazo y con el mate en la otra, pero creo que forma parte del mismo esquema que no solamente funciona para Uruguay sino para gran parte de la región fundamentalmente Brasil y Paraguay en este caso, es decir si las tierras se destinan a producir soja, si la producción de toda la zona se transforma en un gran enclave sojero, si las tierras que antes producían ganado lechero, ganado ovino, si antes producían yerba mate en el caso de Brasil y Paraguay, que antes producían hortalizas, frutos, se destinan a producir eucaliptos, se destinan a producir soja es evidente que esos productos van a faltar, si esos productos faltan, si hay escasez de oferta su precio tiende a incrementarse, si a eso le agregamos el rol que en todos los rubros juegan los grandes intermediarios y esto también se reitera desde la yerba mate hasta las cebollas, los tomates. Es decir que el precio que recibe el productor fundamentalmente el pequeño es la tercera o cuarta parte del precio con el cual el producto llega al consumidor final, porque entremedio tenemos cadenas de intermediarios y cada vez también este proceso de concentración que decíamos que se da en las tierras, porque por lo general el capitalismo tiende a eso, a la concentración, se da también en los supermercados, se da también en las cadenas de intermediarios, se da prácticamente en todas las instancias, en todos los rubros, se da en los frigoríficos, además es muy interesante porque como los productores prácticamente ganaderos tienen un gran poder, se ha producido un escándalo por el tema de la concentración de los frigoríficos y los precios que le ponen. Lo que pasa en los frigoríficos es lo mismo que pasa con la cerveza, con los árboles, con la soja, con lo que quieras, el proceso de concentración y el proceso de control de las cadenas por grandes empresas ubicadas en los puntos neurálgicos, en los puntos estratégicos de la cadena es un esquema que se repite prácticamente en cualquier rubro económico que nos ubiquemos, claro, aquí como es el tema de la puja entre frigoríficos y grandes latifundistas ganaderos el tema adquiere cierta preponderancia hasta informativa, uno pone los programas dedicados a esto y vemos allí a todos los agentes del INAC, al presidente de la república preocupado por lo que le pagan los grandes frigoríficos a los que se llama a veces productores rurales (el productor es el trabajador), porque aquí estamos hablando entre tiburones y otras especies distintas de tiburones.

EChI: Hay más de 300 especies.

JAR: Por allí aparece un poco la importancia que tiene la información, pero un pequeño productor arrocero manipulado por los que le venden el agua, por los que le compran después el producto, la cebada o la soja o más aún porque por lo general son más chicos cuando hablamos los productores de frutos, de cebollas, de tomates, allí también caen en las garras de los grandes intermediarios o de los transformadores o los exportadores, o sea que las cadenas productivas están controladas, esos que antes eran defensores del libre mercado, cuando aparecía el lobo quería el libre mercado ahora cuando aparece el tigre dicen no, queremos el libre mercado porque el tigre nos amenaza comer. El capitalismo funciona así y el que pise un capitalismo con rostro humano que funcione distinto es como pedirle al cocodrilo que sea bueno, su instinto, su naturaleza, su condición es esa, entonces cunado se habla de responsabilidad social lo harán como careta, como máscara, el cocodrilo de repente por allí se pone una máscara de pato pero en algún momento le van a salir las fauces de cocodrilo, obviamente cunado se trata de restringir el rol del estado para permitirle al cocodrilo todo lo que pueda comerse, cuando se dice dejemos que el mercado funcione como tal o cuando se dice démosle algún pescado al cocodrilo así después es bueno pero en algún momento le van a salir las fauces al cocodrilo y te va a comer, de qué estamos hablando, estamos hablando de un capitalismo que puede existir en las mentes calenturientas de los que no conocen como funciona el capitalismo, puede existir en malos manuales de economía que hoy están en boga, están en boga en Uruguay porque ya en el mundo comienzan a ser tirados porque ya todos esos libritos de que el capital produce riqueza y no sé que historias más.

EChI: La historia de los yuppies modernos.

JAR: Claro, algunos de los que le tiran algún bizcochito por allí se la puede creer o fingir que la cree.

EChI: Sí, el otro día estaba leyendo que a esos ejecutivos que vemos a veces que los fotografían mucho, todos están conservados en drogas para que hagan lo que el poder les manda.

JAR: Claro, es además curioso porque siempre digo que una de las mayorías críticas al capitalismo es que ni lo grandes capitalistas son felices, porque entran en una dinámica, ya ni que hablar los yuppies, si los dueños del circo son terribles los alcahuetes van peor, pero por lo general lo destroza la propia dinámica del sistema, entonces uno ve a los aparentemente exitosos, los rasca y son pobres tipos, porque terminan destrozados por la propia dinámica del sistema que lleva toda una carrera que los lleva a su propia destrucción, entonces uno ve que esa gente que aparentemente nace con todo, recuerdo siempre un poema que no sé ni de quien era que decía algo así como que hay que matar al rico y al pobre, hay que salvar al rico y al pobre para que nazca el hombre, es decir que mientras existan ricos muy ricos y pobres muy pobres no existe el hombre de verdad porque al hombre real lo mata o el exceso de dinero o la falta de dinero, las dos cosas creo que mata. Ambas cosas. Y ambas cosas son los que crea este sistema y obviamente cuanto más libre, no me gusta usar la palabra libre, cuanto más impune funcione el sistema sus consecuencias son más nefastas. Estamos viendo ya el destrozo del mundo, en México hay zonas en las cuales se matan los narcos, el ejército, los cosos de defensa no se sabe ni quienes son. A los países del Medio Oriente con el negocio del petróleo uno los ve convertido en un polvorín en el cual no se salva nadie, ya ni hablar de Palestina, Líbano, Egipto, Afganistán, Irak, Libia, ahora se agrega Sudán del Sur, países por la codicia del gran capital y eso es lo que se intenta aquí, abrir la economía para que entren los grandes capitales entonces convertir a Uruguay, ni que hablar cuando esos grandes capitales con su poder han sido también los que han generado golpes de estado continuos a todos países de América, desde e rol de las grandes empresas de cobre en el golpe militar que llevó a la muerte de Allende, ni que hablar el papel de las grandes empresas automotoras en el golpe en Argentina y el rol que jugaron, incluso también en Uruguay.

EChI: O el golpe adelantado digamos del 64 en Brasil.

JAR: Sí exactamente, que fue también el que marcó de alguna forma el que marcó el rumbo para los otros golpes en el Cono Sur de América Latina

EChI: Tu sabes que estaba reflexionando sobre el aumento de tarifas, el aumento de todo y los aumentos salariales, de que manera se compadecen.

JAR: Creo que se confirma lo que mencionábamos que el gobierno iba a realizar un ajuste fiscal, que iba a realizar una verdadera congelación de salarios, fundamentalmente de los trabajadores públicos -estamos hablando de los gastos del gobierno- y cuando ahora se habla de un ajuste del 8,5% para los públicos es realmente una congelación y más que congelación una pérdida de salario real, porque si bien las cifras oficiales andan en ese entorno nos queda muy claro para todo el mundo que las cifras de diciembre se manipulan para que IPC de menos que realmente subió durante el año, el descenso del IPC en diciembre no se lo cree nadie, simplemente lo que jugó allí fue cierta manipulación con algunas tarifas públicas que ya pasado diciembre vuelven a su nivel anterior e incluso crece, se incrementa, ni que hablar también del IPC, no refleja la pérdida de calidad de muchos productos, productos que se siguen llamando igual pero no tienen nada que ver con el producto original y que si uno quiere el producto de la calidad tradicional tiene que pagar mucho más, los precios aumentan muy por encima de lo que se dice habitualmente, miremos calidad de medias, calzado, jamones, quesos, el producto que miremos no tiene nada que ver, camisas, remeras, pantalones, lo que miremos, que si uno quiero comprar un producto con cierta duración tiene que pagarlo a precio de oro, entonces un ajuste del 8,5% son ajustes que apenas sirven para paliar en parte el aumento de precios y nada más, pero que es una verdadera congelación, una verdadera pérdida de poder adquisitivo de parte de la población y que además con los tarifazos de enero ya la alegría no dura ni hasta el 31 de diciembre.

EChI: No, no dura.

JAR: Ya prácticamente desaparece con un soplo y ya amenaza un 2014 muy duro para los trabajadores, porque si sumamos congelaciones salariales, si sumamos trabajadores en seguro de paro que están batiendo record que es uno de los datos que se oculta, el último dato que he visto es el de octubre -no sé si hay uno más nuevo- en el cual había 38 mil trabajadores en seguro de paro, además con el temor de perder finalmente su trabajo que en muchos casos no hay solución como el caso de Juan Lacaze, el caso de Agolán, ni que hablar con casos mucho más tradicionales como ha sido el caso de Metzen y Sena, el caso de los trabajadores de PLUNA, como que se sigue changando con que ha disminuido el desempleo lo cual es una gran mentira, una gran falacia porque hace 2 o 3 años que la tasa de empleo está congelado descendiendo, que el poco desempleo que baje porque hay menos gente buscando empleo y porque además los trabajadores en seguro de paro que históricamente se consideraban desempleados hoy no se los considera desempleados, entonces si al 6%, al 6% y pico que canta el INE le sumamos el 2,5 o 3% de seguro de paro y estamos en un 9% de desempleo, es un desempleo brutal en cualquier país del mundo, esas cifras también son mentira, es una manipulación de cifras en la cual son expertos este gobierno y nada más. Ese es el Uruguay de hoy y que se incrementa eso, además hay un sector que está por fuera que no está en ninguna estadística que se lo quiero esconder, que se lo quiere además criminalizar que es la gente que está durmiendo en la calle que crece y crece a ojo vistas, se trata de poner tribunales de falta por dormir en lugares públicos, es gente que no tiene donde estar, qué quieren llevarlos presos, obviamente siguen creciendo los cantegriles en toda las zonas del Uruguay.

EChI: Que es gente que ya tiene que estar fuera del sistema en todos los órdenes.

JAR: Crece enormemente la cantidad de presos, ese es el Uruguay real, el Uruguay que tratan de ocultar los medios cada vez más concentrados, cada vez más clarinizados, los que tocan el clarín, bombizados, los que tocan el bombo, los que le pegan al bombo para decir que todo está bien, todos los clarines para decir que todo está bien cuando en realidad cada vez se trata de ocultar el país real con cifras, a veces mal hechas, a veces inventadas, con cifras que se ocultan, con cifras que se ponen en el primer plano para esconder otras y con una realidad que cada vez rompe más los ojos, es el esquema que presenta este gobierno y ya ni que hablar el gobierno de Tabaré Vázquez  que ya es la derecha de la derecha.

EChI: Y que promete más acentuado de lo mismo si vuelve al gobierno.

JAR: Sí, porque además a Mujica se le puede criticar el equívoco, hubo gente que lo votó pensando que era otra cosa, pero ya Tabaré tiene la impunidad de decir yo no estoy ocultando quien soy, yo soy el mismo que llamó a Bush, el mismo que trató de vetar la ley del aborto, yo soy el que está planteando seguir con Danilo Astori el señor PLUNA como Ministro, ya no hay como ocultar lo que significa Tabaré, obviamente si lo comparan con Larrañaga o con Bordaberry no sé si pueden decir que está un poquitito más a la izquierda.

EChI: Yo creo que hablar que Tabaré pueda estar a la izquierda de algo…

JAR: No, van juntos, van los tres abrazaditos a la derecha del pelotón, van corriendo a ver quien saca una rueda de ventaja, el proyecto de Aratirí ya significaría la frutilla de la torta, pero creo además que la entrega de Aratirí no se puede aislar de la entrega global, el esquema Aratirí es el mismo esquema UPM, es el mismo esquema Montes del Plata, entonces para mi la lucha contra el esquema Aratirí hay que englobarla dentro de la lucha contra esta entrega del capital extranjero.

EChI: José Antonio Rocca gracias por venir como siempre

JAR: No por favor, el agradecido soy yo.

Compartir este post

Comentar este post

arlette 01/25/2014 03:24


MEGAPROYECTOS EN URUGUAY: LOS LIMITES DE LA NEGOCIACION


06 Oct
2013


En Uruguay existe un creciente debate sobre los
mega-proyectos promovidos por el gobierno de José Mujica Estos incluyen desde la liberalización de la megaminería a un nuevo puerto de aguas profundas, pasando por un complejo de regasificación
flotante en la costa de Montevideo.  A propósito de esas cuestiones me entrevistaron del seminario Brecha. Les comparto el texto:


“Hay cierta falta de profesionalismo para negociar con las empresas privadas”


—¿Cómo percibe el desafío que se le presenta a Uruguay frente a la llegada de toda
una serie de mega emprendimientos?


—Una parte sustancial de la propuesta de la
regasificadora y del puerto de aguas profundas está asociada al proyecto minero, un proyecto muy acotado en el tiempo, de dudosos márgenes de rentabilidad económica y seguros impactos sociales y
ambientales.


Hasta el día de hoy se desconoce si se han hecho evaluaciones costo-beneficio que
contabilicen esos impactos para determinar si realmente es un buen momento del país para la megaminería.


En paralelo, el proyecto de megaminería tiene efectos que van más allá del emprendimiento
específico en la estructuración de la economía nacional y de condicionalidades sobre la dinámica política. Varias de ellas ya se están viendo en Uruguay, y van desde apoyos financieros explícitos
o implícitos del Estado al emprendimiento hasta presiones para conseguir rápidamente un permiso ambiental.


—¿Cómo analiza los vínculos entre estos proyectos?


—Más allá de pensar en estas tres dimensiones
ligadas, Uruguay necesita un puerto de aguas profundas. Habría que ver dónde se va a construir y con qué características. Eso tendría que ir de la mano con sopesar opciones en la costa uruguaya.
Hasta ahora lo que prevaleció en los dos últimos gobiernos es que a cada empresa le dan su puertito.  Así está el de Fray Bentos en la costa baja del
río Uruguay y el Río de la Plata, y ahora en el océano Atlántico. Eso es inviable.



Por lo que yo he visto en otros países la minería, más allá de Aratirí, tiene un impacto enorme en cuanto al funcionamiento de la economía y en cuanto a qué pasa en
la política: desde cómo se toman las decisiones hasta qué hacer con la gente que protesta.


 La impresión que yo tengo es que hay cierta
falta de profesionalismo en cómo las autoridades del gobierno negocian con las empresas privadas.


Siempre se termina en situaciones de
exoneraciones, ayudas, acuerdos específicos, convenios secretos. Por ejemplo, la regasificadora, si no recibe su permiso ambiental, va a tener una devolución de una parte de su inversión,
entonces es muy sencillo hacer capitalismo de riesgo si el Estado donde yo voy a invertir me va a devolver parte del dinero que utilicé para llevar adelante ese riesgo


. Eso sólo sucede en algunas repúblicas en el hemisferio sur.1
Por otro lado, hay una insistencia en transferir la jurisdicción del sistema judicial uruguayo hacia sistemas internacionales como, por ejemplo, los arbitrajes internacionales.


Negociar con trasnacionales no es el regateo de
ir al boliche y pedir un descuento. Si hay un ciclo donde a la megaminería le va mal, va a mandar funcionarios al seguro de paro y el Estado uruguayo va a terminar subvencionando, exonerando… El
término técnico que reciben estas ayudas es “subsidios perversos”: la sociedad subsidia emprendimientos que a la larga generan impactos sociales o ambientales negativos y que se diferencian de
los subsidios legítimos.


No hay evidencia de que haya un estudio serio de cuáles serían subsidios perversos o
legítimos, y en qué sectores deberían aplicarse estos últimos.


—Y en cuanto a las contrapartidas a exigir por el Estado o la calidad de los
controles, ¿qué opina?


—La nueva ley de megaminería no asegura
controles ambientales novedosos, no pone condiciones restrictivas de recuperación de los predios dañados y deja muchas incertidumbres de qué va a pasar una vez que finalice la extracción de
hierro.


 Creo que buena parte del gobierno, de los legisladores de izquierda que votaron la ley, es consciente de esas
limitaciones y por esto han rehuido el debate públic

arlette 01/25/2014 01:50


Y todavía escuchar al
presidente de la República de que somos unos idiotas los que andamos atrás de la defensa de los recursos naturales, de que no podemos perder ese filón. Y habla de la explotación de oro y habla de
la situación en Valentines y un montón de situaciones, que recorrió y está orgulloso de que esos emprendimientos...
¿Esa es la posición realmente de un gobierno de izquierda?


Yo creo que los
idiotas, usando las mismas palabras del presidente, el idiota o los idiotas son él y todo su séquito que lo sigue porque van a pasar a la historia por lo peor que puede ser recordado un ser
humano, por gran traidor, por la gran traición que le han hecho a este país, por los mandados que le han hecho al imperio y al FMI y BM pero nadie se podía imaginar que una fuerza política,
nutrida de la clase trabajadora, con compañeros perseguidos, torturados, iba a cumplir este triste rol y todavía tienen el tupé de decirle idiota a aquel ciudadano que sigue con la banderas en
alto en defensa del patrimonio nacional, de la soberanía, de medio ambiente, en contra de la extranjerización de la tierra.


¿Ahora, quiénes son
los idiotas? ¿Cuando se pase ralla, quiénes van a quedar como idiotas, tristes personeros y personajes de la destrucción de un país, porque a eso es a lo que están llevando a este país, a la
destrucción total?


Este tipo de
reservas, ya lo dijo Astori y ya lo dijo el equipo económico, Lorenzo a la cabeza, que es intocable, son la garantía para los usureros internacionales



arlette 01/25/2014 01:44


EXCELENTE ARTICULO


Un 13 de diciembre de 1992,
el pueblo uruguayo, sus organizaciones políticas y sociales, en un paso trascendente expresaron la voluntad mayoritaria de rechazar la privatización de las empresas públicas. con un 72% de
voluntades, derogó cinco artículos de la llamada Ley de Empresas Públicas, que habilitaban la privatización generalizada de las mismas


Ese pronunciamiento popular
marcaba el rechazo a las privatizaciones , producto de una conciencia individual y colectiva, más o menos clara, que las incluye como parte fundamental de una política anti nacional y anti
popular al servicio del capital mundial imperialista monopolista y los organismos financieros internacionales –,Banco Mundial, FMI Y 
BID
Con esta instancia de resistencia popular se logró mantener en la órbita estatal hasta el día de hoy a algunas de las actividades más importantes en el ámbito de los Entes
Públicos.


Pero no se logró impedir
que el proceso privatizador igualmente continuara avanzando.


Los gobiernos de Vázquez y
Mujica no han hecho nada para revertir las privatizaciones que se efectuaron bajo los gobiernos de los partidos tradicionales –Compañía del Gas, PLUNA, Terminal de Contenedores del Puerto de
Montevideo, AFAP,sino que han continuado en ese camino privatizador, profundizándolo- reprivatización Nuevo Banco Comercial, Pluna, numerosas privatizaciones en el ámbito de gobiernos municipales
en Montevideo, Maldonado, Canelones, etc.).
Es tan patente y consciente este cambio, que el exPresidente del Banco Central, Contador Mario Bergara, estando en EEUU en el año 2005 ,manifestó que con la asunción del gobierno del FA “nos
dedicaremos a promover las privatizaciones que sean necesarias y no habrá respaldo alguno a cualquier intento de revertirlas”.


¿Y esto es un gobierno de
izquierda? ¿Esto es un gobierno con un poco de humanidad?
Todo lo contrario a lo que dijo Tabaré Vázquez antes de asumir, que primero iba a cumplir con la deuda social, mentira.


 Primero, y sigue hasta el día de hoy esta fuerza política, cumpliendo con los compromisos con la banca financiera internacional, con el BM,FMI, con el BID,
entiéndase con todo lo que es el sangrar a la sociedad uruguaya para cumplir con esos compromisos. Cuando este señor Tabaré Vázquez y  Mujica que el imperio no es malo, que hay que arrimarse
un poco más.


¿A dónde están llevando lo
que era otrora un enemigo acérrimo de esta fuerza política porque esta fuerza política que está en el gobierno era antiimperialista?


 ¿Y ahora, somos todos amigos, qué pasó?


¿Y las actitudes que ha
tenido este gobierno durante los 2 períodos, en estos 8 años y medio de gobierno, son de izquierda? ¿Es de izquierda que haya alrededor de 800.000 trabajadores que no llegan a $14.000? Estamos
hablando de que la canasta básica anda en el orden de los $47.000 y hay 800.000 trabajadores que no llegan $14.000.losdiez milpesistas hace meses pero tenemos medio millón de asalariados que no
llegan a los $10.000.
¿Entonces, nos puede llegar a sorprender que haya 350.000 hogares con necesidades insatisfechas?


Porque hoy, a través de las
multinacionales acá se ha armado una ley de protección a las inversiones, hay exoneraciones y subsidios para las multinacionales, hay leyes de participación público-privado, hay zonas francas que
no se sabe lo que se comercializa dentro de ellas porque parece que fuera tierra de nadie.



 



 

El polvorín 01/25/2014 02:34



GRACIAS POR TUS COMENTARIOS