Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

ESTO ES ALGO DE LO QUE NO HABLAMOS: COMO TRATAN AL MEDIO AMBIENTE EN USA Y CANADA.....

17 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Represas de residuos letales de la minería de arenas bituminosas de Canadá.

The Tar Sands’ Deadly Ponds
          
Pocos temas ilustrar mejor la naturaleza sucia de la producción de asfalto (bitumen), que las represas de residuos mineros tóxicos a lo largo del río Athabasca en el norte de Canadá.
Estas represas contienen ahora 187,000 millones de galones de lodo que contiene tóxicos químicos como fenoles, arsénico, mercurio, hidrocarburos aromáticos policíclicos cancerígenos y ácidos nafténicos letales para los peces.
Las represas no sólo representan pasivos de miles de millones de dólares para los inversores sino que también amenazan la calidad del agua en la 3° cuenca más grande del mundo, la cuenca del río Mackenzie. Su acumulación también confirma un verdadero estado de abandono de la reglamentación en materia de las arenas de alquitrán, el mayor proyecto de energía planetario y el proveedor número uno del petróleo de EE.UU.
El tamaño y la escala de las fugas y filtraciones de estos represamientos es sobrecogedor. Alrededor de una docena de estas “lagunas” se sitúan a unos 300 pies sobre el suelo y cubren 80 millas cuadradas de bosque boreal y humedales. Hasta hace poco, el Departamento del Interior de EE.UU. calificaba a la represa de relaves Syncrude, como la represa más grande del mundo en términos de volumen de material de construcción (706´320,000 yardas cúbicas). Ahora la represa “Tres Gargantas” de China tiene el record.
—————-
              
        
                       
Las arenas de alquitrán del Canada
Las arenas de alquitrán, conocidas también como arenas bituminosas, arenas de petróleo, arenas petrolíferas, arenas aceiteras y en Venezuela como petróleo crudo extra pesado, son una combinación de arcilla, arena, agua, y bitumen. De las arenas de alquitrán se extrae un bitumen similar al petróleo el cual es convertido en un petróleo crudo sintético o refinado directamente por refinerías especializadas para obtener productos del petróleo. El petróleo convencional es extraído por medio de pozos mientras que los depósitos de arenas bituminosas son extraídos usando técnicas de seccionamiento de minería superficial, o se les hace fluir hacia pozos por medio de técnicas in situ que reducen la viscosidad del bitumen por medio de vapor y/o solventes. En promedio, el bitumen contiene 83,2% de carbón, 10,4% de hidrógeno, 0,94% de oxígeno, 0,36% de nitrógeno y 4,8% de azufre.
Problemas Medioambientales
 Como en toda explotación minera y en proyectos de desarrollo de recursos no renovables, las operaciones con arenas bituminosas tienen repercusiones sobre el medio ambiente. Los proyectos con arenas bituminosas tienen efectos sobre:
El terreno, cuando el betún inicialmente se acumula y con los grandes depósitos de productos químicos tóxicos;
El agua, durante el proceso de separación y con el drenaje de los ríos;
El aire, debido al lanzamiento de dióxido de carbono y de otras emisiones, así como la tala de árboles. Se generan efectos ambientales indirectos adicionales al quemar los productos petrolíferos producidos, lanzando dióxido de carbono a la atmósfera.
Las tierras
Una gran parte de las operaciones de minería con arenas bituminosas implica la eliminación de los árboles y la vegetación de un sitio y quitar la “sobrecarga” – tierra vegetal, el muskeg, la arena, la arcilla y la grava – que se asienta encima del depósito de arenas bituminosas. Aproximadamente se necesitan dos toneladas de arenas bituminosas para producir un barril de petróleo (aprox. 1/8 de tonelada).
El agua
Para producir cada unidad de volumen del petróleo crudo sintético se utilizan entre 2 y 4.5 unidades de volumen de agua. A pesar del reciclaje, casi toda esa agua termina en charcas negras.
El aire
El ácido sulfhídrico o sulfuro de hidrógeno es el compuesto químico con fórmula H2S. Este gas es descolorido, tóxico e inflamable y su olor es el de la materia orgánica en descomposición, como los huevos podridos. El gas de ácido sulfhídrico se genera de forma natural por petróleo crudo, gas natural, gases volcánicos y manantiales de aguas termales. También puede producirse por descomposición bacteriana de materia orgánica y por las basuras humanas y los animales.

Compartir este post

Comentar este post