Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Fuera las tropas Argentinas de ocupación en Haití

5 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

tropas-argentinas-en-Haiti.jpg

Cristina de Kirchner con las tropas argentinas que colaboran con la opresión de Haití

 

En1804 Toussaint L’Ouverture logró lo que Espartaco no pudo en Roma, aplastar a los propietarios y abolir la esclavitud. Haití fue ejemplo para las colonias americanas y ayudó materialmente a Simón Bolívar. Sus líderes negros fueron vanguardia mundial, consultados por la intelectualidad revolucionaria e invitados de honor en la Francia jacobina. Ochocientos libertos negros haitianos participaron en las batallas de Savannah y Yorktown, que garantizaron el triunfo definitivo de la Revolución en EEUU.

 

Fue el único pueblo de América Latina que ganó su libertad liquidando a los explotadores. La violencia revolucionaria (cortar cabezas, quemar las casas) fue la respuesta a la brutalidad esclavista. Haití era el pueblo más oprimido de América, su revolución fue ejemplo y oxígeno para la vida humana en el planeta. Era la colonia más rica de Francia y hoy por obra del capitalismo, es un lugar fantasmal.

 

Haití tiene 8 millones de habitantes, 80% de pobres, 300.000 enfermos de Sida (con 30.000 casos nuevos por año) y un promedio de vida de 51 años.

 

El 24 julio de 2004 el gobierno kirchnerista por orden de Bush -que necesitaba los soldados yanquis en medio oriente-, destinó mercenarios argentinos a la Misión de Naciones Unidas de Estabilización de Haití (Minustah) y con el voto positivo de 47 “patriotas latinoamericanos” en el senado, envió 70 efectivos como tropas de “Paz” -cascos azules- armados y con entrenamientos para realizar «check points», control de manifestaciones y otras operaciones represivas. Hoy la tropa argentina de ocupación en Haití tiene 493 integrantes: 283 del Ejército, 162 de la Armada y 48 de la Fuerza Aérea (Ambito.Com 11/11/10).

 

En seis años, las tropas estuvieron en todas las barbaries en que participa la soldadesca parasitaria y mal entretenida que oprime a un pueblo: abuso de menores, acoso sexual, abuso de autoridad, malos tratos a la población civil y asesinatos. Las acusaciones de asesinatos y violaciones de los DDHH fueron admitidas por el ex comandante brasileño en Haití, A. H. Ribeiro Pereira, en 2005, cuando declaró que la Minustah presionada por Francia, EEUU y Canadá ejerció mayor violencia. Los “misioneros de la paz”, utilizaron armas pesadas, cañones y tanques matando miles de inocentes.

 

Los ejércitos de ocupación siempre traen problemas, de allí que las promesas K a la tropa mercenaria argentina empiezan a resquebrajarse como maquillaje barato, el decreto del PEN 1500/10 del 18/10/10 dispuso que no será de aplicación el pago de “Gastos de Instalación y Traslado”. Esto ha provocadoque (UPMAC)Unión del Personal Militarcuelgue una violenta denuncia contra el gobierno kakista en su sitio Web: “Se comprueba que el personal militar es la variable de ajuste de atrasos u omisiones cometidos en los Poderes del Estado, en tanto se otorgan a otros sectores subsidios de no comprobada legitimidad para los cuales no existen reducciones ni problemas presupuestarios”.

 

Cada contingente por la ley votada debe permanecer en la isla 180 días, pasado ese lapso el Estado debe abonar el rubro “gastos de instalación y traslado” que ahora el PEN intenta desconocer, mientras el Ministerio de Defensa dice no tener recursos para afrontar u$s15 mil más para cada uno de los miembros del contingente. Esto pone al descubierto que siempre resulta caro forrear con el imperialismo.

La primera colaboración con el imperialismo yanqui fue la de Menen en 1990 cuando envió a la corbeta "Spiro" y al destructor "Almirante Brown" a la guerra del Golfo. A partir de ese momento la Argentina pasó a ser mano de obra de la OTAN (Europa, EEUU, Canadá y Turquía). En 2004, luego del golpe propiciado por EEUU contra el presidente Arístides, los “nacionales y populares” decidieron ir a Haití a imponer la paz.

 

La autodeterminación de los pueblos fue arrasada por la resolución 1542 Capítulo VII del Consejo de Seguridad de la ONU, que sin ningún eufemismo se juega por la represión: “hay que pacificar imponiendo la paz”. Esa resolución fue la que votaron los 47 “americanistas” del senado por sugerencia del presidente Kirchner.

 

Nadie puede desentenderse queen este tipo de operaciones de opresión a otros pueblos, quienes concurren lo hacen a cuenta y orden del Pentágono.

 

Lo destacado es que el gobierno K “tan sensible” al problema de los desaparecidos no tuvo en cuenta que el Presidente Jean BertrandArístides estuvo desaparecido y en manos de la CIA durante 22 días en el 2004 y que cuando reapareció denunció que lo habían desplazado del poder mediante un Golpe de Estado.

La población haitiana se ha movilizado masivamente contra las tropas de ocupación: las responsabilizan de las elecciones truchas, de traer el cólera (desaparecido hace 100 años en Haití) y de proscribir al principal partido Lavalas. Frente a esta creciente movilización, el 15 y 16 de noviembre en Cabo Haitiano, los “pacíficos” Cascos Azules dispararon matando a por lo menos tres manifestantes.

El 15/10/10, la ONU decidió renovar por un año la Misión en Haití. La Misión cuenta con 8.940 soldados y 4.391 policías bajo el mando del Gral. brasileño Luiz Guilherme Paul Cruz y del gendarme (RE) argentino Gerardo Chaumont, mercenario que actuó en el Congo. Según el sitio oficial de la ONU el presupuesto total de las Naciones Unidas para sostener la Minustah desde el 1/7/10 al 30/6/11 es de u$s380 millones. Otras fuentes reportan que la cifra es en verdad de u$s600 millones anuales.

El pueblo de Haití se moviliza contra la presencia de tropas mercenarias que se autodefinen como “el brazo armado de la democracia”. Los movimientos sociales manifiestan contra las Misiones. Existe un “Comité Anti-Ocupación”, formado por decenas de grupos, partidos y sindicatos que en octubre de 2010 documentaron con muestra fotografías, en la Universidad de Etnología, los abusos criminales de la Minustah.

 

Abajo larepresión de mercenarios argentinos, uruguayos, chilenos y brasileros que trabajan a cuenta y orden del Pentágono, denunciemos la impostura de los gobiernos del continente que se autoproclaman progresistas: “montoneros”, “tupamaros” y “socialistas”.

 

Go Home para los mercenarios del Unasur. Juicio y Castigo a los responsables políticos colaboracionista del imperialismo para oprimir a los pueblos.

 

Un pueblo que sojuzga a otro no puede ser libre.

 

lisandromartinez47@yahoo.com.ar

Compartir este post

Comentar este post