Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

“Hay heridas que nunca van a cerrar”: sobreviviente uruguaya de Plan Cóndor

5 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Plan CóndorHay heridas que nunca van a cerrar, pero que se juzgue a los responsables ayuda“, dijo a la AFP la uruguaya Elba Ramos, en el inicio el jueves en Buenos Aires del juicio por los crímenes cometidos en un centro de detenciones del Plan Cóndor, la operación de represión coordinada  por las dictaduras sudamericanas.

Elba Ramos tenía 20 años, era una militante estudiantil que había huido de la dictadura uruguaya (1973 85), y vivía en Buenos Aires, cuando fue secuestrada el 14 de julio de 1976 y llevada al centro de detención Automotores Orletti, donde fue torturada y desde donde 12 días más tarde fue trasladada en un vuelo clandestino a Montevideo.

Ramos, madre de dos hijas de 24 y 21 años, forma parte de una veintena de uruguayos que fueron torturados en Orletti y trasladados entre el 24 y 26 de julio de 1976 de regreso a su país, donde los mantuvieron desaparecidos hasta que en octubre fueron “blanqueados” en un falso operativo.

Desde el punto de vista humano, era impensable la dimensión de la brutalidad de la represión“, señaló la mujer.

Su testimonio será uno de los 130 que se escucharán a lo largo de seis meses que se estima dure el juicio contra cinco argentinos ex agentes de inteligencia y militares, por los crímenes ocurridos en Orletti, un “enclave del terror”, según el fiscal federal Federico Delgado.

Era un enclave del terror. No lo conducía una horda desbocada, sino algo calculado y planificado que convertía a todos (los prisioneros) en condenados a  muerte; donde reinaba la cultura de la crueldad, la corrupción degradante del poder sin límites“, sostuvo el fiscal.

El centro clandestino Automotores Orletti que funcionó entre junio y noviembre de 1976, fue el epicentro de operaciones en Buenos Aires del Plan Cóndor de represión coordinada entre las dictaduras sudamericanas en la década  de 1970 y principios de la de 1980.

Desde Orletti se coordinaban tareas con represores de Chile, Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay. “Al menos 200 presos, entre ellos tres chilenos, dos  cubanos, una paraguaya y decenas de uruguayos y argentinos” pasaron por allí, dijo a la AFP Ricardo Poggio, responsable de la conservación del centro, recuperado en 2007.

Sentados en el banquillo están Raúl Guglielminetti, alias ‘Mayor Guastavino’ y ex agente de inteligencia del Batallón 601 del Ejército; el ex coronel del Ejército Rubén Visuara; el ex general Eduardo Cabanillas y los ex agentes de inteligencia Honorio Martínez Ruiz y Eduardo Ruffo.

El ex vicecomodoro de la Fuerza Aérea Néstor Guillamondegui fue eximido momentáneamente del juicio por sufrir un reciente ataque cerebral.

El juez Daniel Rafecas imputó también a militares uruguayos y pidió su extradición pero antes deben afrontar la justicia de su país.

Los imputados están acusados por privación ilegítima de la libertad y tormentos a 65 víctimas, varias de los cuales están desaparecidas.

Además, Cabanillas y Visuara están acusados de seis homicidios, entre ellos el del hijo del poeta y periodista argentino Juan Gelman, Marcelo, secuestrado, torturado y asesinado en Orletti, cuyos restos fueron hallados en un tambor de cemento en el fondo del río Luján.

“Este juicio forma parte de la reconstrucción. Elijo estar acá porque es necesario, pero trasciende la esfera de lo personal”, dijo a la AFP Macarena Gelman García, hija de Marcelo y de María Claudia García, quien también pasó por Orletti y está desaparecida, pero cuyo caso se ventilará en otro juicio por el Plan Cóndor.

Macarena, testigo en este juicio, fue robada y apropiada por un policía uruguayo, hasta que se reencontró con su familia de sangre y recuperó su identidad en 2000.

Entre los casos que se ventilan en el juicio está el de dos funcionarios de la embajada de Cuba, Jesús Cejas Arias, de 22 años, y Crescencio Galañega, de 26, secuestrados en 1976 y desaparecidos desde entonces.

Unas 30.000 personas desaparecieron durante la dictadura argentina (1976 93) y fueron robados unos 500 bebés nacidos en cautiverio de sus madres desaparecidas, de los cuales han sido recuperados un centenar, según organismos humanitarios.

(Con información de AFP tomado de Cubadebate)

Compartir este post

Comentar este post