Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Hay que mandar a volar a los sindicalistas tradicionales en Francia

6 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Testimonio de un trabajador libertario

Hay que mandar a volar a los sindicalistas tradicionales en Francia

No sabemos cuál será el futuro del movimiento… Falta saber si una auto organización de lucha podrá compartirse para mandar a volar a los representantes de nuestra miseria.

Testimonio de Rimso
Traducción: Xotchil y Tania
Fotografía: Fle-ur

 

París, Francia. Soy un hombre de 32 años que trabaja en la biblioteca Xavier Bichat de la Universidad de París, Denis Diderot, y soy miembro de un pequeño grupo libertario(1). Sin estar afiliado a un sindicato, trato de participar en diversas asambleas generales (AG) que se efectúan en la universidad.

En el mes de mayo, junto con un compañero de trabajo hicimos un volante para el movimiento, mismo que difundimos en todos los buzones de correo de la facultad de medicina Xavier Bichat. Como estamos un poco aislados, no quisimos hacer un llamado a una Asamblea General local (AG).

En cada jornada nacional de movilización discutimos con nuestros compañeros de trabajo y desde el comienzo de clases en septiembre, casi la totalidad de los compañeros hicieron huelga. Entonces, la biblioteca cerró y la huelga tuvo más visibilidad localmente. Otros funcionarios (obreros des los servicios técnicos) se pusieron masivamente en huelga durante estas jornadas.

Desafortunadamente hay muy poca discusión colectiva y muy poca gente se traslada al punto de reunión de la universidad. Les sucede lo mismo a los compañeros de la biblioteca central. Yo me traslado para no quedarme aislado y para conocer a los estudiantes que están más movidos.

Cuando puedo, independientemente del movimiento general y estudiantil en particular, me pongo en huelga “de renovación”, pero yo solo. No busco ser un ejemplo para nadie, pues yo tengo la posibilidad económica de ponerme en huelga, además no nos quitan el salario de las jornadas de huelga en un movimiento nacional que tiene seguimiento (esto es una particularidad del sector). La elección de estar en el movimiento permite participar en diversas acciones interprofesionales (bloqueos diversos, manifestaciones en las estaciones de tren, etc.) y de tratar de extender el movimiento local volanteando, pegando carteles, debatiendo, bloqueando, ocupando, etcétera.

Esta vez el movimiento se pone en marcha lentamente en nuestra universidad ya que las clases no han comenzado realmente. El movimiento no tomó mucha fuerza ya que las ocasiones para divertirse y cuestionar en profundidad la sociedad y la universidad en particular, fueron muy escasas incluso inexistentes.

No tomamos los espacios de la universidad para encontrarnos y discutir ampliamente del por qué nos movilizamos y lo que queremos realmente construir en la sociedad ya sea como estudiantes o trabajadores de la universidad.

Si hubo palabras y actos de solidaridad con otros huelguistas como los de una fábrica de incineración situada en las cercanías de la universidad, en la ciudad vecina de Ivry. Algo que se critica de manera general y que está muy presente en el movimiento, es el discurso de la lucha de clases, los ataques gubernamentales sobre la cuestión de la jubilación, pero prácticamente nadie planteó el hecho de que por ejemplo, un incinerador es un generador de enfermedades y que deberíamos de buscar su paro total en el futuro.

A partir del 12 de octubre, comenzó un movimiento minoritario de huelga “de renovación” en la universidad y en otras partes. En este movimiento muchos buscaron todavía el bastión, en este caso fueron las refinerías, para ganar por falta de una huelga general y por medio de acciones directas de bloqueos y sabotajes de la economía. Este mito del bloqueo del país por medio de la escasez de petróleo es una de las caras de la moneda del perdedor. La otra cara fueron las jornadas de manifestaciones determinadas así sean todas masivas. Yo entre todo esto, navegué entre la lucha local y los bloqueos más generales como el del museo de Louvre o el de la empresa de Véolia sección de limpieza. Pero localmente nada muy alentador a parte de la semana cuando estuvimos tres compañeros de la biblioteca en huelga que por primera vez, salía un poco de la imagen del pequeño revolucionario irreductible y solitario en huelga “de renovación”.

El ánimo también vino de otras ciudades donde hubo más bloqueos económicos. Una compañera me contó por ejemplo sobre el bloqueo de una zona industrial en Amiens. En pocas palabras, el movimiento existió pero nada muy alentador se produjo en París. La muchedumbre de caminantes en las grandes jornadas de movilización están bien, pero si cotidianamente a nivel de mi universidad las personas que participan en el movimiento van disminuyendo, poco a poco esto se calma. Además, los discursos son muy intelectuales (utopía ¿Dónde estás?) y por otro lado la policía vigila (en uniforme o como civil) y de esta forma pocas acciones directas se realizan.


Bloqueo de la refineria de Feyzin, cerca de Lyon, octubre del 2010

En el momento que escribo estas líneas, no sabemos cuál será el futuro del movimiento, pero no podemos decir tampoco que será menos masivo. Falta saber si una auto organización de lucha podrá compartirse para mandar a volar a los representantes de nuestra miseria; los sindicatos tradicionales. Así se podrá continuar la lucha preparando jornadas reales de movilización convocadas directamente por la base, por las personas que estuvieron en el movimiento de este otoño. (2)

 

 

Notas

1. Ofensiva Libertaria y Social (OLS) que edita la revista trimestral Offensive.

2. Asambleas generales interprofesionales o de luchas existentes que tratan de coordinarse a nivel local y nacional, pero que están todavía muy marcadas por el sindicalismo de base que a veces tiene dificultad en mandar claramente a la basura al sindicalismo tradicional para tratar realmente la auto organización de la base.

 

Tomado de Desinformémonos

Compartir este post

Comentar este post