Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Illampu, Illimani y la Cantuta / Leyenda

13 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Illampu, Illimani y la Cantuta / Legend
 
 
On their dying bed, both called their son and had them make the vow to avenge them, even if both sons were opposed to the war in the first place.

 

Leyenda de la Cantuta

 

 

 

Cuenta que hace muchísimos años existieron en las tierras del Kollasuyo dos ricos y poderosos soberanos. Uno era Illimani, gobernaba el norte y tenía un hijo: Astro Rojo, nacido bajo el símbolo de una estrella roja. El otro era Illampu, dueño del sur y los Yungas. También tenía un hijo: Rayo de Oro, llamado así por una estrella dorada que apareció el día que nació.

 

Ambos monarcas, al igual que sus hijos, habían nacido bajo el augurio de sus respectivas estrellas, cuyo esplendor aumentaba con la prosperidad de los dos imperios.

 

Pasó el tiempo, sin que nada pasara, hasta que un día ambos soberanos comenzaron a sentir envidia por el esplendor de las estrellas. Como su brillo era el reflejo de la dicha y poder de un mortal, Illampu decidió acabar con Illimani y le declaró la guerra.

 

Ambos pueblos combatieron todo un día hasta que los dos monarcas quedaron heridos de muerte. Antes de morir obligaron a sus hijos, Astro Rojo y Rayo de Oro, a jurar venganza. A los dos príncipes no les quedó otra que acatar la voluntad de sus padres y tuvieron que enfrentarse.

 

Como sucedió con Illampu e Illimani, sus hijos quedaron heridos de muerte. Pero, los nobles príncipes, en lugar de pedir venganza, se dieron un abrazo como muestra de perdón.

 

Cuentan que en ese momento se escuchó un gran estruendo y que de la tierra salió la figura de una mujer. Era la Pachamama quien, molesta con los monarcas, hizo caer del cielo sus dos estrellas que fueron a dar contra las rocas de los Andes, convirtiéndolas en dos masas inertes y opacas sin más brillo que la blancura de su nieve.

 

Conmovida por la actitud de los príncipes, les dijo que una vez muertos la luz de sus estrellas, rojo y amarillo, se convertiría en el símbolo de un pueblo que más tarde viviría en esas tierras y tomaría para su bandera esos dos colores y el verde de la esperanza.

 

Pasó mucho tiempo y sobre esas tierras desiertas y desoladas se encontraban el Illampu y el Illimani, las dos más altas montañas que hoy conocemos. Con el deshiele de sus nieves, lograron fecundizar la tierra que guardaba la tumba de los dos príncipes, donde brotó una verde y enmarañada planta que cuando llegó la primavera se cubrió de color rojo y amarillo, formando una linda tricolor con el verde de las hojas.

 

Siglos después, como lo había anunciado la Pachamama, surgió un pueblo que tomó esa flor y esos colores como sus símbolos. Sí amiguitos, ese pueblo es nuestra patria y esa flor es la Kantuta que florece en las breñas de los Andes.

 

Leyenda extraída del libro "Leyendas de mi tierra" de Antonio Díaz Villamil

 

 

 

                         

Cantuta Legend

The Inca legend associated with the Cantuta is the tale of two kings named Illimani and Illampu, and their sons. Both kings were powerful and wealthy rulers of a vast country in the Kollasuyo  region (today's Bolivian Altiplano), and both had a son they and their people held in great esteem. But as time passed, the kings became irritated at each other's prosperity, and eventually one of them attacked the other.

 

During the battle, both kings were mortally wounded by their counterpart, and were carried away. On their dying bed, both called their son and had them make the vow to avenge them, even if both sons were opposed to the war in the first place. Bound by their pledge, they prepared and led a second war even though they held no grudge against each other. History repeated, and both sons inflicted a fatal wound to the other.

 

But instead of harsh words, they generously forgave each other, and asked that their servants place them side by side on the green grass of the battlefield. Then appeared Pachamama, Goddess of Fertility, who told the young kings before they died that they shouldn't have suffered from their father's unjustified enmity. To punish their dead fathers, their stars fell from the sky, and became the snow covered mountains still named Illimani and Illampu, which are the highest peaks in the region.

 

The rivers of their snow slowly melting are their tears of regret, and fertilized the valleys. The Cantuta bloomed as a symbol of the people's unity, and bear the two colours of the king's sons (red and yellow), as well as green (standing for hope).

 

www.atlantisbolivia.org/atlantisboliviapart3.htm

Compartir este post

Comentar este post

mercedes 03/16/2011 00:01



como no quiero que bañen más gatitos aqui está mi comentario sobre este informe sobre el blog y con pocas palabras ¡muy bueno!



El polvorín 03/16/2011 00:24