Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

INPEC efectúa tortura Psicológica y amenaza Derechos fundamentales de Las prisioneras políticas En el buen pastor de Bogotá

2 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

     
 

 

La Campaña “Traspasa Los Muros” DENUNCIA a la Comunidad Nacional e Internacional que el INPEC EFECTÚA TORTURA PSICOLÓGICA Y AMENAZA DERECHOS FUNDAMENTALES PRISIONERAS POLÍTICAS en la Reclusión de Mujeres el Buen Pastor de Bogotá.
 
ANTECEDENTES
 
Desde inicios del año 2010, las Prisioneras Políticas en el Patio 6º de la Reclusión de Mujeres el Buen Pastor de Bogotá, han denunciado públicamente ante la comunidad nacional e internacional y formalmente ante las autoridades colombianas las irregularidades y violaciones a los derechos humanos cometidas por el cuerpo de guardia y custodia en esa reclusión, tales como requisas degradantes a visitantes y reclusas, maltrato físico y verbal, traslados masivos y arbitrarios, amenazas de traslado contra quienes ejercen el derecho a la denuncia, violación a las normas sobre clasificación de las reclusas por delitos,  entre otras.
 
Por estos hechos, las prisioneras políticas han exigido al Estado Colombiano la garantía y respeto de los derechos humanos, así como las investigaciones y sanciones a que haya lugar contra los funcionarios que han protagonizado los hechos violatorios.
 
HECHOS
 
 
1. El 4 de mayo de 2010, personal de guardia y policía judicial al mando del cabo “Alarcón”, irrumpió en el salón donde se realizaba la asamblea de las representantes de los Comités de las Reclusas del Patio 6[1], manifestando que dicha actividad no era permitida y ordenando la dispersión de las reclusas; sin embargo, las prisioneras se negaron a terminar la reunión e informaron que contaban con la autorización de la directora y de la subdirectora del establecimiento.
 
 
2. El 9 de mayo de 2010, el INPEC omitiendo que en el patio 6º habitan seis (6) menores de edad -hijos de prisioneras políticas- y violando el deber de clasificación de las reclusas por tipo de delito, ingresó en dicho patio a una prisionera común procesada por el delito de “acceso carnal violento contra menor de 14 años”, quien se encontraba recluida en un patio para prisioneras comunes y fue extraída del mismo por uso de arma blanca y consumo de estupefacientes. Por ello, las prisioneras políticas de manera inmediata y verbal solicitaron que en garantía de la seguridad y protección de los derechos de sus hijos menores, la prisionera común fuera recluida en otro patio, acorde a la naturaleza del delito por el cual estaba privada de la libertad, pero esta petición fue negada por la dirección.

 
3.  El 10 de mayo de 2010, treinta y ocho (38) prisioneras políticas presentaron una queja y petición dirigida a la directora Ana Sofía Hidalgo Álvarez, con copia a la Defensoría del Pueblo, Grupo de DDHH del INPEC, Procuraduría General de la Nación, Comisión de DDHH del Senado de la Republica y Organizaciones no Gubernamentales de DDHH, en la que denunciaron los hechos anteriores y solicitaron formalmente el respeto a la clasificación de las reclusas en cuento a la naturaleza del hecho punible, ya que por motivos de seguridad de las prisioneras políticas y de sus visitantes, como lo estipula el articulo 63 de la Ley 65/93, las reclusas que no comparten el mismo hecho punible por el que están privadas de la libertad deben estar ubicadas en patios diferentes.
 
4.  El 12 de mayo de 2010, la mencionada prisionera común protagonizó un hecho violatorio a la convivencia pacifica en el patio 6º, agrediendo verbalmente y amenazando a una prisionera política, situación que fue denunciada ante las autoridades de la reclusión, sin que se tomaran medidas efectivas al respecto.
 
5.  El 30 de mayo de 2010, guardias del INPEC irrumpieron de forma agresiva en el patio 6º y desarrollaron un operativo de requisa general, destruyendo objetos personales de las reclusas y desordenando todas las celdas; en el marco de este operativo, la guardia encontró una arma blanca de fabricación carcelaria en la celda de la prisionera común en mención, confirmando la preocupación en materia de seguridad de las prisioneras políticas.
 
6.  Los días el 1º y 4 de junio de 2010, funcionarios del INPEC sometieron a varias prisioneras políticas a interrogatorios tendenciosos a estigmatizar las reuniones de los comités de las reclusas y sus actividades de reivindicación de los derechos humanos, manifestando la existencia de una denuncia “anónima” en la que manifestaban la supuesta realización de reuniones ilegales.
 
7.  El 10 y 11 de junio, las prisioneras políticas fueron informadas -de manera informal- que se ejecutarían 500 traslados en esa reclusión, entre los cuales estaban incluidas varias de ellas, pero por ser una orden de la dirección general del INPEC no se podía divulgar la identidad de las prisioneras políticas que serán trasladadas, generando zozobra y terror en todas las reclusas del patio 6º, quienes en su gran mayoría tienen sus núcleos familiares en la ciudad de Bogotá.
 
 
CONSIDERACIONES
 
Estos hechos constituyen una represalia del INPEC contra las prisioneras políticas que han venido ejerciendo sus deberes y derechos fundamentales a la denuncia, asociación y defensa de los derechos humanos de las reclusas.
 
Es evidente que el INPEC violas las normas nacionales e internacionales en materia de tratamiento y clasificación de las reclusas, así como también la desviación de poder con fines ilícitos como el de “castigar” con el traslado a las reclusas y a sus familiares, ya sea porque se han organizado y han reclamado un trato digno y el respeto a sus derechos en reclusión, o porque han denunciado a funcionarios del INPEC por abusos de autoridad y violaciones a los DDHH.
 
Del mismo modo, el INPEC arriesga el derecho a la integridad física y sexual de los hijos menores de edad de las prisioneras políticas al obligarles a convivir con reclusas procesadas por delitos sexuales, a pesar de las múltiples solicitudes realizadas con fines de garantizar la clasificación de reclusas por tipo de delito, lo que constituye omisión al deber de protección, máxime cuando las reclusas y sus hijos menores se encuentra bajo sujeción del Estado Colombiano.
 
Alertamos la ejecución de traslados masivos y arbitrarios de prisioneras políticas, violatorios del derecho a la cercanía y unidad familiar tutela por la corte Constitucional en sus Sentencias T-705/09 y T-844/09, y responsabilizamos al INPEC por las violaciones a los derechos fundamentales que se cometan contra las prisioneras políticas o sus hijos en el marco los hechos arriba denunciados.
 
 
EXIGIMOS
 
1.  Que el MINISTERIO DE JUSTICIA, LA DIRECCIÓN GENERAL DEL INPEC, GRUPO DE DDHH DEL INPEC y la DIRECCIÓN DE LA RECLUSIÓN DE MUJERES DE BOGOTA, garanticen el respeto a los derechos fundamentales de las reclusas en el Buen Pastor de Bogotá, especialmente los relacionados con el debido proceso, la integridad personal y la cercanía familiar, y en consecuencia NO EJECUTEN TRASLADOS MASIVOS Y ARBITRARIOS DE PRISIONERAS POLITICAS.
 
2.  Que la PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN y la DEFENSORÍA DEL PUEBLO INTERVENGAN y EJERZAN VIGILANCIA ESPECIAL a los procesos disciplinarios que se adelantan por las denuncias presentadas por las prisioneras políticas en el patio 6º del Buen Pastor y a su situación de reclusión, con la finalidad de prevenir abusos de poder y violaciones a los derechos humanos como represalia a sus denuncias. 
 
3.  Que la PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN EJERZA PODER PREFERENTE e inicie las investigaciones disciplinarias contra los funcionarios del INPEC denunciados por las prisioneras políticas por abusado de poder y amenazado de derechos fundamentales. 
 
Solicitamos a las Comunidad Nacional e Internacional emitir sus pronunciamientos de respaldo a esta DENUNCIA PÚBLICA, enviando sus comunicaciones a las siguientes direcciones:

 
Ministerio del Interior y de Justicia
FABIO VALENCIA COSSIO
Programa de Protección
Ministerio del Interior y de Justicia
Carrera 8ª No. 13-31 Piso 4º Bogotá
Teléfonos: 1-3368366; 1-5662477
E-mail: dhdirgeneral@cable.net.co
 
Director Programa Presidencial de DDHH y DIH
CARLOS FRANCO.
E-mail: cefranco@presidencia.gov.co.
Asesor: Fernando Ibarra.
Tel.: +57.1.5659797 o 571 5662064
E-mail: fibarra@presidencia.gov.co
 
Procurador General de la Nación
ALEJANDRO ORDÓÑEZ MALDONADO
Carrera 5 #. 15-80, Bogotá.
Fax: +57.1.342.97.23; +571.284.79.49. Fax: +57.1.342.97.23;
E-mail: cap@procuraduria.gov.co, quejas@procuraduria.gov.co; y webmaster@procuraduria.gov.co

Defensor Nacional del Pueblo
VOLMAR ANTONIO PÉREZ ORTIZ
Calle 55 # 10-32, Bogotá.
Fax: + 57.1.640.04.91
E-mail: secretaria_privada@hotmail.com; agenda@agenda.gov.co 
 
Director Nacional del INPEC
CARLOS ALBERTO BARRAGÁN GALINDO
Calle 26 No. 27-48, Bogotá.
PBX (57) 2347474 / 2347262
E- mail: reclamos@inpec.gov.co ; Webmaster@inpec.gov.co
 
Directora Reclusión de Mujeres El Buen Pastor
ANA SOFIA HIDALGO ALVARADO
Cra 47. No. 84 – 25 Barrio Entre Ríos, Bogotá
Teléfono: 6307724 / 6301649 / 6302037 / 2400676 / 6304946
E-mail: rmbogota@inpec.gov.co
 
Coordinadora Grupo DDHH INPEC
IVONNE LAGOS DIAZ
Calle 26 No. 27-48, Bogotá.
PBX (57) 2347474 / 2347262 EXT.: 190
E- mail: ivonne.lagos@inpec.gov.co
 
 
Bogotá, D.C.
Junio 14 de 2010
 
VER EN Traspasa los muros
http://libertadpresxspoliticxs.jimdo.com/

 

 

Tomado de El Clarín de Colombia

     

Compartir este post

Comentar este post