Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

INSTITUTO PERUANO DE ECONOMÍA: el aparato público NO cumple bien con los mandatos elementales de proveer educación, salud, seguridad y oportunidades.

9 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Al INSTITUTO PERUANO DE ECONOMÍA le queda claro que la gran mayoría de la población peruana no desea cambios radicales en el modelo económico. Lo que desean, es principalmente mejoras, con frecuencia mejoras sustanciales, en la eficacia con que el aparato público cumple con los mandatos elementales de proveer educación, salud, seguridad y oportunidades para la población.

 

------------------------------------------------------------------------------

Todos queremos cambiar el modelo

INSTITUTO PERUANO DE ECONOMÍA  http://ipe.org.pe/?p=15833#comment-5778

 

En el interior del país, principalmente en las zonas urbanas, un 43% espera modificaciones radicales en la política económica. Mientras que en Lima y Callao esperan que haya reformas parciales el 45.6%.(Gestión 07/02/2011)

 

 

“Hay tres tipos de mentiras: mentiras, mentiras malditas y estadísticas” es una frase que típicamente se atribuye a Benjamin Disraeli, Primer Ministro inglés durante la segunda mitad del siglo XIX. Nos pareció que valía la pena recordarla porque la noticia que citamos(*) respecto a los resultados de una encuesta contrasta con un análisis mucho más completo de las cifras de una encuesta similar de Ipsos-Apoyo que apareció en setiembre del 2010 y con otra nota sobre el mismo tema. Lo que queremos resaltar es que la lectura superficial y la falta de análisis (como es el caso de la nota que citamos) a menudo llevan a que las cifras de una encuesta sean interpretadas de manera diametralmente opuesta a la conclusión que resulta de un estudio cuidadoso de la misma. Invitamos al lector a revisar las notas referidas y sacar sus propias conclusiones.
Revisando la información, a nosotros nos queda claro que la gran mayoría de la población peruana no desea cambios radicales en el modelo económico. Lo que desean, como se constata en las respuestas detalladas a las preguntas sobre qué se desea cambiar, es principalmente mejoras, con frecuencia sustanciales, en la eficacia con que nuestro aparato público cumple con los mandatos elementales de proveer educación, salud, seguridad y oportunidades para la población.
En ese sentido, en el Instituto Peruano de Economía también queremos cambios en la política económica, es más, quisiéramos cambios en las políticas públicas en general. De hecho, el IPE se constituyó para promover reformas de mercado en nuestro país. A eso nos dedicamos. Así, hubiéramos respondido afirmativamente a la encuesta que comentamos. Pero por una razón diametralmente opuesta a la que sugiere (equivocadamente) el artículo periodístico.
Estamos de acuerdo con muchas críticas a la realidad peruana. Centrémonos en un ejemplo. Coincidimos con quienes sostienen que los estándares de vida, especialmente en las zonas rurales, no corresponden a la condición humana. En el libro “Desarrollo como Libertad”, por ejemplo, Amartya Sen, Premio Nobel de Economía, argumenta que la pobreza extrema le quita la libertad a las personas y que quienes no somos indigentes no somos libres en tanto nos rodeen personas que viven en condiciones infrahumanas. (El libro también resalta la importancia del diálogo abierto, las libertades civiles y políticas como condiciones para el desarrollo sostenido, todo lo cual también nos falta en la República de Macondo). En su famoso ensayo “Sobre la Justicia como Igualdad”, el filósofo John Rawls sostuvo que las políticas públicas debían diseñarse para maximizar el bienestar de las personas que menos bienestar tienen en la sociedad. Algunos libertarios, que también merecen que les llamemos “libreconfusos”, como a nuestros caseritos los “socialconfusos”, nos han criticado por citar a Sen y Rawls. Nos parece que han perdido de vista la realidad de nuestro país, quizás al concentrarse tanto en un debate filosófico en el que no destacan fuera de nuestras fronteras.
Al igual que la mayoría de la población, discrepamos en el diagnóstico y las soluciones con quienes quieren “cambiar el modelo” de la forma errada en que sugiere el artículo que comentamos. La institucionalidad peruana es precaria. Se requiere mejorarla para aspirar a iniciar los cambios pendientes. Eso supone un arduo y paciente trabajo de identificación de los verdaderos problemas de la mayoría y de planteamiento de soluciones reales y efectivas; no de explicaciones simplistas y erradas que orientan a soluciones voluntaristas e inefectivas. Si no logramos enfocar adecuadamente el debate seguiremos en la guerra de guerrillas por el desarrollo, en la que damos tres pasos para adelante e intentamos que los dos que daremos para atrás sean poco relevantes. Así solo seguiremos reptando hacia el desarrollo. Debemos respetar el derecho de las personas de elegir cómo quieren organizar sus vidas, en un contexto de instituciones estables que solucionen conflictos e incentiven el progreso. Nos cuesta trabajo entender por qué se resaltan permanentemente las fallas de mercado, pero se ignoran las fallas de Estado. El gran reto es que el Estado pueda, efectivamente, intervenir en los mercados que lo requieren de manera moderna, transparente, conviviendo con evaluaciones independientes y rindiendo cuentas. El tamaño del reto se desprende del que tengamos que seguir repitiendo lo que es una verdad de Perogrullo en la teoría y práctica moderna de las políticas públicas.

 

LA NOTICIA QUE CITAMOS

 

(*)

El 77% del país pide cambios en la política económica

 

11:05 En el sur hay mayor radicalismo, y en el oriente está el menor porcentaje de quienes creen que debe mantenerse.

La última encuesta nacional de la Universidad Católica revela un anhelo de los peruanos para que haya una mayor intervención del Estado en la economía, lo cual se refleja en la intención de voto para las elecciones.

En ese sentido, los peruanos se inclinan en un 77.7% por realizar reformas en la política económica, tan solo en 12.9% considera que no debe haber ningún cambio.

En el interior del país, principalmente en las zonas urbanas, un 43% espera modificaciones radicales en la política económica. Mientras que en Lima y Callao esperan que haya reformas parciales el 45.6%.

Asimismo, el sondeo da cuenta de que a nivel económico el desempleo ocupa el cuarto puesto como uno de los principales problemas del país.

GESTIÓN – 07/02/11 http://gestion.pe/noticia/710076/77-pais-pide-cambios-politica-economica

 

 

UNA NOTICIA MUCHO MÁS COMPLETA

 

http://origin.library.constantcontact.com/download/get/file/1104076694554-11/Nota-sobre-percepcion-de-la-situacion-economica.pdf

 

Nota sobre percepción de la situación económica

La presente nota tiene como objetivo analizar las percepciones de los ciudadanos sobre el modelo económico, la situación de sus familias y la del país.

Se concluye que, en efecto, las personas no desean cambios radicales en el modelo económico y que ha disminuido su percepción negativa de la situación económica.

 

Encuesta Imasen publicada en La República, febrero 2011, a nivel nacional

 

Resultados sobre la percepción de qué es lo que se debería hacer con el actual modelo económico:

-

Tiene que continuar:

25.1% 

-

Tiene que cambiar en algo:

37.4% 

-

Tiene que cambiar radicalmente:

36.5% 

-

No contestó:

1.0%



 

Encuesta equivalente de Ipsos Apoyo Opinión y Mercado, setiembre de 2010, a nivel nacional

 

Ante una pregunta similar, los resultados sobre si se debería hacer cambios al modelo económico fueron los siguientes:

-

Que se continúe el modelo como está:

13% 

-

Que se hagan cambios moderados:

49% 

-

Que se hagan cambios radicales:

31% 

-

No precisó:

7%



 

Por lo que se puede observar, ambas encuestas tienen un alto nivel de convergencia. Sin embargo, antes de sacar conclusiones es importante explorar a fondo qué hay detrás de esas respuestas. El siguiente cuadro presenta el porcentaje de respuestas (múltiples) de los que sugirieron cambios “radicales”.

 

Ipsos Apoyo Opinión y Mercado: Respuesta ante la pregunta “¿Cuáles son los cambios que quisiera?”

(En porcentaje del total)

Radicales

 

Que mejore los servicios de educación17.1%

Que sea más eficaz en combatir la corrupción16.4%

Que se den leyes más favorables para los trabajadores14.3%

Que combata la delincuencia con más efectividad12.7%

Que se controlen los precios de los productos básicos12.4%

Que se garantice que el gas sea prioritariamente para los peruanos8.1%

Que mejora la salud y la atención a los discapacitados7.4%

Que modernice el Estado y reduzca la burocracia5.6%

Que se nacionalicen empresas que ahora son extranjeras5.3%

Que se dé más importancia al cuidado del medio ambiente5.3%

Que aumenten impuestos a los más ricos4.3%

Que se estaticen empresas que ahora son privadas3.7%

Cambios de menor impacto Cambios de mayor impacto

Fuente: Ipsos Apoyo Opinión y Mercado

Elaboración propia

 

¿Cuáles son los cambios que alteran el modelo económico? Muy pocos. El porcentaje de personas que realmente quiere cambios radicales al modelo (los sombreados en rojo) es mínimo (el 9% del total de personas que quieren cambios radicales).

Así, salvo los cambios resaltados en rojo, todos los demás “cambios” son simplemente deseos de mejora en algunos ámbitos en los que naturalmente hay que mejorar, como la lucha contra la corrupción o el mejorar los servicios de educación.

 

Como menciona Gianfranco Castagnola en una columna de Perú 21 del 29 de enero, éstas razones “(…) tienen mucho más que ver con la eficiencia del Estado en el cumplimiento de sus funciones (…) que con el modelo en sí”.

Conclusión número 1

: La gente NO desea un cambio radical en el modelo económico. Lo que desea es que se corrijan los males endémicos del Perú (salud, educación, lucha contra la corrupción) y que en el fondo tienen que ver más con la calidad de la gestión estatal, lo que además explicaría la poca acogida de las propuestas antisistema en este proceso electoral.

Ahora bien, ¿qué otros indicadores podríamos encontrar que refuercen el hecho de que la percepción de las personas sobre el modelo económico no es negativa, sino positiva? Miremos el siguiente cuadro:

LimaInteriorNorteCentroSurOriente20092633332736322010142522222930LimaInteriorNorteCentroSurOriente200918222222192320109161217223LimaInteriorNorteCentroSurOriente200916201621242720105121091710

¿Cómo está su situación económica familiar respecto a hace 12 meses? (%)(Respuesta: peor / mucho peor)¿Cómo calificaría usted su situación económica familiar actual? (%)(Respuesta: mala / muy mala)ÁmbitoRegionesÁmbitoRegiones¿Cómo cree que estará su situación económica familiar dentro de 12 meses? (%)(Respuesta: peor / mucho peor)ÁmbitoRegiones 

Fuente: Ipsos-Apoyo, Informe de Opinión Data, Perú, diciembre 2009 – 2010

Elaboración propia

Primero se debe plantear la hipótesis de que, cuando las cosas mejoran, lo primero que se mueve es la disminución de las percepciones negativas. Es decir, una mejora en la situación va a mover más abajo la percepción negativa que arriba la positiva. Eso es lo que se ve en el cuadro. Sobre la situación familiar, de un año a otro, la percepción de las personas sobre si es

peor o mucho peor ha caído de una manera abismal, tanto para la situación respecto de hace 12 meses, a la actual y a la prevista dentro de 12 meses. Salvo el caso del sur para la situación actual, TODAS LAS DEMÁS REGIONES HAN MEJORADO SU AUTOPERCEPCIÓN ECONÓMICA.

 

 

Sobre la percepción económica del país en su conjunto, los resultados fueron igual de sorprendentes, contundentes y esclarecedores: salvo la región sur para la situación actual del país comparada con la de hace 12 meses,

TODAS LAS DEMÁS REGIONES HAN MEJORADO LA PERCEPCIÓN DEL PAÍS EN MATERIA ECONÓMICA.

 ..................................



.................................



Conclusión número 2

: El público en general percibe mejoras tanto a nivel del país como a nivel familiar en materia económica, de lo que se puede concluir que, al menos en ese aspecto, se sienten mucho más a gusto con el modelo económico actual.

Como conclusión general.

Los fundamentos del modelo son muy sólidos en cuanto a crecimiento económico, desarrollo descentralizado, disminución de la pobreza y disminución de la desigualdad, tal como se ha visto en notas anteriores.

Del análisis previo se ve que los beneficios del modelo sí son percibidos por la gente. Así, lo que es evidente es que lo que debe mejorar de manera urgente es la gestión del Estado.



--------------------------------------



           

EL PERÍODO NEOLIBERAL TRAJO CRECIMIENTO SÓLO EN LOS PAPELES, para Egipto y para otros países árabes de la esfera de EEUU, según Noam Chomsky … ello se parece mucho a lo que pasa en Perú y otros países latinoamericanos de la esfera de EEUU …

 

CRECIMIENTO SÓLO EN LOS PAPELES



ES LA VICTORIA PÍRRICA DE LA GENTE PUDIENTE EN EL PERÚ



….quienes no somos indigentes NO SOMOS LIBRES en tanto nos rodeen personas que VIVEN EN CONDICIONES INFRAHUMANAS como sostiene Amartya Sen, Premio Nobel de Economía … la pobreza extrema le quita la libertad a las personas … EL PERÚ DE HOY NO CUMPLE con los mandatos elementales de proveer educación, salud, seguridad y oportunidades para la población… Y CAE EN UNA JACTANCIA PÍRRICA



Noam Chomsky: “This is the Most Remarkable Regional Uprising that I Can Remember”



Los Estados Unidos, fundamentalmente, está siguiendo en Egipto su libreto de costumbre. Ha habido muchas ocasiones en que algún dictador favorecido ha perdido el control o ha estado en peligro de perder el control. Hay una especie de rutina estándar -Marcos, Duvalier, Ceausescu, fueron firmemente apoyados por los Estados Unidos y Gran Bretaña. Suharto se mantuvo apoyado por ellos todo lo posible, y luego, cuando el apoyo llega a ser insostenible-por lo general, cuando el ejercito se cambia de lado- afirman haber estado del lado del pueblo todo el tiempo, borran el pasado, y luego hacer todo lo posible para RESTAURAR EL VIEJO SISTEMA CON NUEVOS NOMBRES. Esta estrategia es exitosa o falla, eso depende de las circunstancias.

Mubarak es uno de los dictadores más brutales del mundo. No sé cómo se puede tomar en serio los comentarios de Obama “Mubarak es un buen hombre. Ha hecho cosas buenas. Mantuvo la estabilidad. Seguiremos apoyándolo porque es un amigo”. EE.UU. es el principal sostén del régimen egipcio. No es como en Túnez, donde el principal apoyo era Francia. Los Estados Unidos son los principales culpables en Egipto y también Israel, que junto con Arabia Saudita fueron los que prestaron apoyo al régimen cairota. De hecho, los israelíes estaban furiosos porque Obama no sostuvo más firmemente a su amigo Mubarak.

Egipto y otros países de la región recién pasaron por EL PERÍODO NEOLIBERAL QUE TRAJO CRECIMIENTO SÓLO EN LOS PAPELES, junto con las consecuencias habituales: una alta concentración de la riqueza y de los privilegios, un empobrecimiento y una parálisis de la mayoría de la población.



Barriadas peruanas por todas partes a pesar de ser los 4° productores mundiales de oro.

malcolm.allison@gmail.com

Compartir este post

Comentar este post