Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Investigan A Un Alto Diplomático Uruguayo Por La Compra De Dos Autos De Lujo

17 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

PorNatasha Niebieskikwiat; Luciana Geuna Clarin -09/09/10 -

NA05FO01.JPG
Es Francisco Bustillo, quien hasta hace un año fue embajador en Buenos Aires
En este contexto, el abogado del alto funcionario uruguayo presentó el lunes un escrito ante Brugo solicitando que los Porsche modelo 911 sean trasladados a la división secuestros de la Aduana, donde estarían detenidos sin costo alguno. Su defensor, Horacio Galarza de la Cuesta, argumentó que mantenerlos inmovilizados en un depósito de alquiler implicaba un alto costo económico para el diplomático. Y remitió al fracaso de las gestiones iniciadas en abril.
Francisco Bustillo Bonasso, jefe de gabinete de la cancillería del Uruguay y ex embajador de ese país en la Argentina hasta hace un año, se encuentra investigado en una maniobra con dos autos Porsche cupé que gozan de franquicia diplomática y que la Justicia local sospecha fueron importados de manera irregular.
El diplomático -que tuvo un rol clave durante el conflicto por las papeleras- intentó en abril de este año recuperar los coches deportivos que compró en 2007. Esa gestión generó un dictamen de la fiscal María Luz Rivas Diez, donde denunció graves irregularidades, pidió la indagatoria de Bustillo por contrabando y la prohibición para circular de esos autos valuados en 100 mil dólares cada uno.
El escándalo por las irregularidades en la importación de autos de lujo con franquicias diplomáticas estalló en el verano de 2008 luego de que una auditoría interna la Cancillería revelara una matriz de inconsistencias en los trámites que se realizaban dentro de un área del Ministerio de Relaciones Exteriores. El informe generó una causa judicial que imputó al jefe de Franquicias de la cancillería argentina, Jorge Mata y dueños de concesionarias, compradores -famosos- y diplomáticos. Entre las embajadas más comprometidas está la uruguaya, con 18 coches investigados por importación irregular.
Frente al requerimiento de la fiscal, el juez en lo Penal Económico Jorge Brugo resolvió el 31 de mayo pasado, prohibir la salida del país de los coches y ordenar una serie de medidas para seguir la ruta de los autos desde 2007, revelaron a Clarín fuentes judiciales. La indagatoria no fue avalada porque los diplomáticos gozan de una inmunidad a la que deberían renunciar para ser llamados a declarar.
En este contexto, el abogado del alto funcionario uruguayo presentó el lunes un escrito ante Brugo solicitando que los Porsche modelo 911 sean trasladados a la división secuestros de la Aduana, donde estarían detenidos sin costo alguno. Su defensor, Horacio Galarza de la Cuesta, argumentó que mantenerlos inmovilizados en un depósito de alquiler implicaba un alto costo económico para el diplomático. Y remitió al fracaso de las gestiones iniciadas en abril.
En ese mes, el juzgado recibió dos oficios provenientes de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Cancillería donde consultaban primero, si había alguna restricción para la nacionalización de los dos vehículos. En el segundo escrito preguntaron si había impedimentos para reexportarlo. En respuesta a estos requerimientos, el 3 de mayo, la fiscal Rivas Diez firmó un duro dictamen donde detalla paso a paso "las irregularidades" en la importación los coches gestionados con dos franquicias a nombre de Bustillo Bonasso.
En ese escrito entiende que se realizaron maniobras delictivas como "presentación de documentos falsos, el otorgamiento de patentes para autos que todavía no habían llegado al país y respecto de los que ni siquiera se habían emitido las facturas de venta de la empresa en el exterior". Llegó a esta conclusión tras analizar todos los papeles de la importación de los Porsche a través de las franquicias 154/07 y 155/07 tramitadas en forma simultánea ante Cancillería. La fiscal encontró que en los formularios se alteraron datos, incluido el tipo de auto que es cupé pero reescribieron sedan. Esto sería porque la circular diplomática 06/2000 prohíbe la importación de autos cupé y deportivos, y las convenciones internacionales especifican que estas ventajas impositivas son para el trabajo y no para beneficios personales. Fuentes del entorno de Bustillo Bonasso confirmaron a Clarín que "el funcionario está a disposición de la justicia y que hace un año dejó los autos en el país por su propia voluntad" ( claro si nunca laburó)
Fuentes allegadas al ex embajador de Uruguay y actual jefe de Gabinete de la Cancillería uruguaya explicaron a Clarín que "Francisco Bustillo estuvo, está y seguirá estando siempre a disposición de la Justicia".
"Bustillo es el primero en que quiere que el tema se esclarezca de una vez por todas", agregaron las fuentes.
Sus voceros afirmaron que cuando Bustillo se fue de la embajada uruguaya en Buenos Aires "se pudo haber llevado los autos a Uruguay -porque no estaban interdictados- y no lo hizo. Los dejó a disposición de la justicia argentina".
"Bustillo fue un comprador de buena fe y cree que fue engañado por alguien dentro de la embajada uruguaya cuando hizo la compra", (algún roedor) afirmaron. En el caso de Uruguay, además, subrayaron que "había cartas reversales específicas con la Argentina para tener ese privilegio de compra".
En esas fuentes se destacó que "hasta ahora nunca fue citado por la Justicia a dar explicaciones. Lo único que hicieron sus abogados es pedir que los dos Porsche pasen de un garaje privado a un depósito del Estado para dejar de pagar el costoso alquiler. Hace más de un año que están allí sin que se decida nada sobre ellos".
Además, el juez en lo penal económico "envió el pedido de indagatoria de la fiscal a la Corte Suprema de Justicia porque Bustillo está amparado por la inmunidad diplomática de la Convención de Viena".
Hasta el año pasado, sectores del gobierno uruguayo temían que el caso de los "autos truchos" se estuviera fogoneando desde el Gobierno por el conflicto por la papelera de la ex Botnia ubicada sobre el río Uruguay.

 

Foto de Página/12

Compartir este post

Comentar este post