Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Iraq: Más allá de la ocupación: los contratistas

17 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

12 Septiembre, 2010 | Por Nexo |

 

http://www.agencianexo.com.ar/wp-content/uploads/2010/09/irak3.jpg Otro falso final de la guerra de Iraq está siendo declarado. Casi siete años después del infame discurso de George Bush “misión cumplida”, pronunciado en el USS Abraham Lincoln, el presidente Obama destacó recientemente la importancia de la retirada de 50.000 tropas de combate de Irak.  Pero mientras miles de tropas norteamericanas están marchando fuera de Irak, miles de contratistas militares privados adicionales (PMCS) están marchando hacia el interior del país. El número de contratistas de seguridad armada en Irak será más del doble en los próximos meses. 

Mientras la opinión de los medios está debatiendo si Iraq puede ser  declarada como una victoria o no, virtualmente no existe discusión que considere esta oleada de contratistas. Mientras tanto, serias preguntas sobre la responsabilidad de los contratistas militares privados permanecen. 

En la década pasada los Estados Unidos cambiaron dramáticamente la forma en la que se libro esta batalla, de a unos pocos soldados a cada vez más contratistas. 

El último mes el servicio de investigación del congreso reportó que la fuerza de trabajo del Departamento de Defensa tiene 19% más contratistas (207.600) que personal uniformado (175.000) en Iraq y Afganistán, haciendo las guerras en estos dos países las más tercerizadas y privatizadas en la historia de Estados Unidos. 

De acuerdo a un reciente informe del departamento de estado enviado a la Comisión de Contratamientos en Tiempos de Guerra, de ahora en más, en vez de soldados, contratistas militares privados ejecutaran tareas como improvisar dispositivos explosivos; recupero de muertos y personal heridos; aviones caídos y vehículos dañados; patrullar la zona internacional de Bagdad, proveer seguridad a los convoys y limpiar rutas de viaje, así como otras cuestiones relacionadas con seguridad 

Aún peor, las faltas que cometan los contratistas, serán controladas por otros contratistas. Como ha sido el caso en Afganistán, los contratistas proveerán y proporcionarán “Centros de operaciones de monitoreo de contratistas de seguridad privada” tanto como “Inspecciones de los contratistas privados militares y sus responsabilidades” 

La Comisión de contratamientos en Tiempos de Guerra, un cuerpo establecido por el Congreso para estudiar los contratos de guerra, se incrementó el número de preguntas fundamentales en el “Reporte Especial” de 12 de Julio de 2010 sobre la reducción de tropas y el incremento del uso de contratistas: 

“Una preocupación adicional es presentada por la naturaleza de las funciones que los contratistas desarrollarán en lugar de las fuerzas militares norteamericanas. ¿Qué pasa si un equipo de recuperación de un accidente aéreo o un convoy de provisiones queda bajo ataque? ¿Quién determina cuando los contratistas intentan llegar a un acuerdo con los agresores y cuando una rápida fuerza de reacción es enviada para asistirlos? ¿Qué pasa si los agresores están disparando desde una villa inhabitada o desde un hospital? ¿Quién asume la responsabilidad de los riesgos de bajas civiles inocentes, derivadas de la acción, y determina las reglas para el uso de la fuerza? 

Aparte de una gran cantidad de preguntas sobre funciones inherentes al gobierno,  tales escenarios podrían requerir decisiones relacionadas con el riesgo de bajas de civiles inocentes, desgastando las relaciones con el gobierno iraquí y la población, y  debilitar ampliamente los objetivos de Estados Unidos.” 

Nos gustaría agregar una pregunta adicional a las antes mencionadas: cuando se comentan transgresiones a los derechos humanos en la próxima fase de la ocupación de Iraq, lo que ciertamente pasará, cual es el plan para justicia y responsabilidad. 

Este masivo incremento de contratistas en Iraq  ocurre en un momento en el que las preguntas sobre la inmunidad- o la impunidad- es un punto crítico. 

Por ejemplo, desde 2004, nuestra organización, el Centro de Derechos Constitucionales, ha estado demandando- en las cortes de Estados unidos y a través de su apoyo- que aquellos contratistas militares privados que cometen graves transgresiones  a los derechos humanos deben cargar con la responsabilidad. Los contratistas respondieron reclamando algo conocido como “Defensa del contratista gubernamental”, argumentando que como fueron contratados por el gobierno de los Estados Unidos para desempeñar una tarea, ellos no deberían cargar con la responsabilidad por ninguna presunta transgresión que ocurriere mientras desempeña esas supuestas tareas- incluso cuando esas presuntas transgresiones sean crímenes de guerra. Los contratistas también argumentaron que los casos que CCR estaban llevando generaban “preguntas políticas”  inapropiadas para la consideración de las cortes. Estos tecnicismos legales han sido el foco de juicios de derechos humanos por años- y (no podría estar más lejos) la pregunta por las acciones actuales de los contratistas no ha sido revisada por las cortes federales.   

Un caso que se puede observar cercano a esta tendencia es Saleh V. Titan, un caso llevado por CCR y abogados privados contra “CACI and L3 Services” (formalmente Titan), dos contratistas militares privados, cuyas investigaciones militares los implicaron como jugando un rol importante en las torturas de Abu Ghraib y otros centros de detención a través de Iraq. 

Saleh V. Titan fue demandada seis años atrás en nombre de los iraquíes que fueron torturados y seriamente abusados mientras eran retenidos y actualmente involucra a cientos de demandantes, incluyendo a muchos individuos que fueron detenidos en el terrible sitio conocido como Abu Ghraib. Los demandantes de Saleh v. Titan, muchos de los cuales aún sufren trastornos físicos y psicológicos, están simplemente buscando su día en la corte, para contarle a un jurado norteamericano lo que les paso. 

La corte de apelaciones del distrito de Columbia desestimó el caso el pasado septiembre y la suprema corte tendrá que decidir  si se hace cargo o no de este caso. Este y muchos más casos  son señales de que los juicios en nombre de aquellos heridos o asesinados por contratistas, serán manejados por las cortes norteamericanas- y ellos decidirán si las víctimas de “horribles” vejaciones a los derechos humanos obtienen algún tipo de compensación y si los contratistas que violaron la ley serán responsabilizados por sus acciones o se les garantizará impunidad. 

¿Y cómo se manejarán los abusos a los derechos humanos por parte de los criminales contratistas en los próximos años? De acuerdo con las pistas que nos aportan los registros, es seguro decir que los civiles iraquíes no pueden contar con el departamento de justicia (DOJ) para procesar muchos casos de abusos. El DOJ estaba teniendo una “F” en derechos humanos, en su reporte final del 2008 sobre impunidad de los contratistas: tarjetas de informe sobre la respuesta del gobierno de Estados Unidos desde la Plaza de Nissor.  El DOJ nunca llevo a cabo procesos criminales en contra de los contratistas envueltos en crímenes en Abu Ghraib, algo que el CCR todavía demanda. 

El parlamento iraquí firmo el Estado de Fuerzas de Conformidad (SOFA) en 2008 lo que le dio el poder para procesar a algunos de los contratistas de Estados unidos que cometieron crímenes contra civiles iraquíes. Nosotros tenemos toda la esperanza de que el sistema judicial iraquí sea capaz de llevar a cabo los cambios políticos envueltos en los procesamientos a las compañías o contratistas norteamericanos, y también otras extranjeras en las cortes iraquíes. Pero, incluso eso no detendrá las prácticas comunes de las compañías de contratistas simplemente sacando a sus empleados fuera del país cuando un crimen ocurre. 

Con estas fundamentales preguntas sin responder y los hoyos legales que quedan abiertos, miles de más contratistas armados estarán pronto en Iraq, ocupando sus calles, donde los iraquíes trabajan, estudian y van por ellas cada día de sus vidas. 

Como senador, Obama hizo un llamado por menos dependencia de los contratistas militares privados y por responsabilizarlos cuando cometieran abusos a los derechos humanos. El dijo a “Defense News” en 2008 que estaba “preocupado por el uso de contratistas privados cuando estos participan en enfrentamientos armados” La senadora Clinton co-sponsoreó una legislación para terminar con el uso de contratistas de seguridad en zonas de guerra. 

Como presidente, Obama pretende que la ocupación de Iraq este terminando con la retirada de tropas de combate, mientras que él y la secretaria de estado Clinton, sigilosamente contratan un sombrío ejército para remplazarlos. 

 

 

Autores: Bill Quigley y Laura Raymond 

Fuente: Counter Punch / http://www.counterpunch.org/quigley09012010.html

Traducción libre de Sebastián Walter Borreani de Aziz para Agencia de Noticias Nexo.* 

 * Nota del traductor: me dedicó a traducir los textos en ingles de los cuales no encuentro traducción al castellano, con la doble intención de difundir  información que considero importante para el público de habla hispana y también mejorar mis habilidades. Pero si bien actualmente estoy rindiendo niveles de ingles avanzado, no soy por el momento un traductor profesional. Por lo tanto sugiero confrontar con la fuente y con una traducción realizada por profesionales con un nivel superior al mío cuando la haya. No obstante, creo haber respetado la esencia del original, y con ello, permitir que el lector entienda lo que el autor de la nota quiso transmitir a su público mientras espera por una traducción de mayor calidad.

Compartir este post

Comentar este post