Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

James Petras : Los nuevos gobiernos de clase media en América Latina

25 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Los nuevos gobiernos de clase media en América Latina : Estabilización, Crecimiento y Desigualdad
  James+Petras.jpg

 James Petras

 

  
 
Introducción:
 
      Las relaciones actuales de América Latina con los EE.UU., así como su configuración presente política y económica pueden ser entendidas en el contexto de los cambios a gran escala durante los últimos veinte años y la relativa estabilidad de los últimos cinco años.
 

      Entre 2000 - 2005 hubo grandes levantamientos populares que derrocaron casi una docena de presidentes neoliberales, y varias elecciones que aparentemente ganaron los líderes políticos de centro-izquierda. En la Argentina 2001 - 2002, tres presidentes fueron derrocados por movimientos en masa, con los bancos cerrados, los ahorros de la clase media bloqueados, el desempleo llegando a casi el 30% y los niveles de pobreza superando el 40%, sin precedentes en este país conocido por su trigo y carne vacuna. En el Ecuador levantamientos los populares en 2000 y 2005 derrocan presidentes neoliberales corruptos y culminan con la elección del Presidente Correa, identificado con la centro-izquierdista Alianza de los Ciudadanos.
 
      En Bolivia las revueltas obrero-campesino-indígenas derrocan a dos presidentes de estrecha alianza con Washington (2003, 2005) y conducen a la elección del parlamentario de centro-izquierda, cultivador de coca y líder indígena Evo Morales en 2005. 
En Venezuela el presidente Chávez fue brevemente derrocado por una junta militar con el respaldo EE.UU. y los comerciantes de armas, y es restaurado en 48 horas por un movimiento de popular masas y también militar en abril de 2002. En otros contextos, presidentes supuestamente de centro-izquierda fueron electos en Uruguay 2005 y 2010, Paraguay 2008, Chile 2005, Brasil 2002 y 2006.
 
      Habiendo perdido a sus clientes dóciles, enfrentado a profundas crisis, y con su principio ideológico motor (el neo-liberalismo de libre mercado) totalmente desacreditado y rechazado de forma masiva, el dominio de EE.UU. se deterioró severamente, pero no se ha extinguido.
  

  1.  Son productos de movimientos de masas populares que rechazaron la ideología y las elites neoliberalers dominantes.
  2.  Su ascenso al poder es el resultado de profundas crisis económicas y sociales que afectaron a sectores de la élite empresarial, la clase media y trabajadora, trabajadores rurales sin tierra y los campesinos y agricultores pequeños y marginados de las comunidades indígenas.
  3.  Los regímenes post-neoliberales abrazaron de nuevo las políticas de Estado dirigidas al estímulo económico sin expropiar los bancos extranjeros o nacionales, ni volver a nacionalizar las industrias o las empresas privatizadas, salvo en unos pocos casos de empresas en quiebra.
  4.  El post-neo-liberalismo (PNL) mantuvo las desigualdades de clase del sistema neo-liberal, pero introdujo programas contra la pobreza, seguros de desempleo, subsidios para pequeñas empresas e inversiones de generación de empleo.
  5.  Las corporaciones multinacionales fueron inducidos a aumentar los pagos de royalties y se incrementaron algunos impuestos a la exportación agrícolta, pero no hubo un esfuerzo para redistribuir la tierra y los ingresos.
  6.  Las empresas mixtas y las públicas de derecho privado son la norma, con mayor énfasis en los vínculos con las multinacionales extranjeras, especialmente en los sectores minero y energético.
  7.  La política Institucional desplazó a los movimientos extra parlamentarios y los regímenes PNL promoveron con éxito los movimientos sociales-estatales-comerciales de poltica corporativa basada en pactos sociales, que regulan los salarios pero no los beneficios.
  8.  Estos regímenes buscaron las estrategias desarrollistas basadas en la expansión y diversificación de los mercados de exportación, las políticas monetaristas de ajuste fiscal y promoción de inversiones.
  
    En resumen, los regímenes post-neoliberales, introdujeron regulaciones, bienestar social, políticas de gestión de la crisis diseñadas en primer lugar para quitar radicalismo a los movimientos de masas, promover la recuperación económica y garantizar la estabilidad política y social. La retórica anti-neoliberal se dirigía hacia la "normalización" del crecimiento capitalista y la creación de una política de equilibrio social entre los trabajadores y campesinos insurgentes que fueron su base original electoral y los inversionistas privados extranjeros y nacionales que fueron sus motores de crecimiento.
 

      El desafío clave que enfrentan los regímenes desarrollistas es cómo transformar el movimiento político y social radical que los llevó al poder en una sólida base de apoyo electoral para las políticas que, en esencia favorecen en gran escala a largo plazo los inversores privados extranjeros y nacionales.

      En segundo lugar, para la construcción de una alternativa al PNL, el punto de partida no es 2000 - 2005, una época de  movimientos populares radicales de base y de revueltas de clase. Tampoco es el punto de partida el período de la década de 1990, cuando el neoliberalismo sin límites permitió el saqueo al por mayor por los banqueros y las corporaciones multinacionales.

 

     La clave de la fase actual es volver a crear movimientos sociales independientes y autónomos, sindicatos clasistas que puedan desafiar las rebajas salariales que los regímenes desarrollistas imponen para atraer a los inversores extranjeros y los prestamistas privados.

 

      La debilidad estratégica de los gobernantes de nueva clase media del estado desarrollistsa es que no tienen propiedad directa propia - su poder se deriva del control político sobre el estado y las masas. Esto significa que la lucha económica inmediata por el salario y gastos sociales se convierte en una amenaza política a la legitimidad de los nuevos gobernantes. Como resultado, cualquier demanda de la clase obrera o campesina provoca un ataque virulento de manera desproporcionada, calumniando  las luchas populares por obtener beneficios económicos con acusaciones de ser "contrarrevolucionarios".
 
      Dado el apoyo oportunista de la izquierdfa "turista" de Norteamérica y Europa a estos regímenes desarrollistas (mientras no denuncian la represión de las huelgas y las luchas de los trabajadores, campesinos e indígenas por mejoras económicas), la izquierda consecuente debe adoptar una posición solidaria con las luchas emergentes de nuevos sindicatos autónomos y de  clase, y movimientos étnicos sociales de base. El resurgimiento de los movimientos populares revolucionarios comienza por rechazar la complicidad con los gobernantes de la nueva clase media que preside la nueva fase de expansión del capitalismo de Estado y del sector privado.
 
(Traducción: Fernando Moyano)
      La lucha hoy es contra los explotadores capitalistas, no los "especuladores", contra el desarrollismo post-neo-liberal que controla el estado para su propio beneficio, no el libre mercado neo-liberal de bienes raíces y estafadores financieros.
 
      La nueva clase media en ascenso utilizó su pasado izquierdista y sus conexiones con los movimientossociales  de masas para llegar al poder, pero se consolida en el poder a través de su control sobre el estado y los subsidios a los líderes del movimiento. Para legitimar su régimen los nuevos regímenes de izquierda de clase media organizan conferencias ecológicas y reuniones étnicas. Los nuevos gobernantes de la clase media se enriquecen a través de un aumento de la proporción de los ingresos provenientes del agro-mineral de capital a través de empresas conjuntas, el aumento de impuestos y participación en los beneficios. El estado de desarrollo concentra la "nueva riqueza" en los estrechos confines de los burócratas del estado de nivel medio que son en rigor una nueva burguesía. La esencia de este régimen burgués desarrolista se encuentra en las profundas desigualdades y creciente de la propiedad y los ingresos, las transferencias desequilibradas de los exportadores de los ingresos del Estado a los acreedores bancarios, los subsidios y el crédito a la agro-minería, mientras que las transferencias sociales a los pobres siguen siendo minúsculas y los salarios mínimos son insignificantes.
 
      Los trabajadores y campesinos son cada vez más conscientes de que no son los beneficiarios de los éxitos económicos, el crecimiento y la estabilidad, celebradas por los dirigentes de los regímenes desarrollistas. La izquierda debe promover, organizar y aprovechar las crecientes expectativas de las masas en mejores niveles de vida frente a los precios récord de las materias primas. En los últimos años, con demasiada frecuencia, la izquierda ha caído en la "teatro" de una autodenominada "nueva izquierda" y su "retórica" anti-neoliberal, incluso a medida que aumenta la presencia de capital multinacional (MNC ). El nuevo "Estado trasnacional" excluye a la clase obrera de los beneficios y los ingresos que, en cambio, se distribuyen entre los nuevos medios y nuevas clases profesionales tecnocráticas y los inversionistas extranjeros.
 
      Los dirigentes de izquierda deben reconocer que los regímenes desarrollistas disponen de reservas en moneda extranjera, hay excedentes presupuestales, y que sus estrategias de desarrollo están produciendo un crecimiento razonable. En otras palabras, la izquierda debe reconocer que el capitalismo latinoamericano en su conjunto no está en crisis, y que el régimen y los capitalistas deben pagar por aumentos sustanciales en salarios y gastos sociales. Los recursos financieros, los ingresos económicos del Estado, y los beneficios privados de las agro-minerales, la banca y gran industria y las élites comerciales pueden aumentar los salarios y prestaciones sociales entre un 10% al 20%.
 
      Hoy la clase y las luchas nacionales tienen lugar en un contexto de un régimen de clase media desarrollista, que utiliza el estado para promover el crecimiento y utilizar los movimientos sociales y sindicatos como mecanismos para la vigilancia y la limitación de las demandas populares dentro de los parámetros fijados por el Estado y las cámaras empresariales.
 
      El primer paso hacia la construcción de una alternativa requiere de comprender el PNL y una clara ruptura con él. Las frases vacías sobre el "progresismo" yregímenes de  "centro-izquierda" deben ser desechadas, y es esencial identificarlos como regímenes desarrollistas capitalistas, profundamente dependientes de sus élites agro-minerales insertos en los mercados mundiales.
  
 Alternativas al post-neo-liberalismo (PNL)
  
      Uno de los resultados desfavorables de las debilidades recientes de los movimientos sociales radicales y la renovación de sus propuestas de cambio estructural, es el crecimiento de poderosas bandas de narcos basados en la contratación de los jóvenes urbanos y rurales. Frente a la expropiación de tierras por los grandes agro-negocios, las importaciones del mercado libre de alimentos llevando a la quiebra a los pequeños agricultores y a la migración rural urbana sin empleo en la industria, las organizaciones narco ofrecen una salida a la pobreza a través de "acciones armadas directas", apoyados por funcionarios estatales corruptos con a cooperación de los agentes de lavado de dinero. Desde México, a través de América Central y los estados andinos, la lucha armada de las pandillas juveniles por las cuotas de mercado del tráfico de cocaína ha sustituido a la lucha de clases por la tierra y el empleo.
  
      El principal problema en algunos países es la fragmentación de los movimientos. Por ejemplo, en México, hubo movilizaciones de millones de personas lideradas por López Obregón protestando por el fraude electoral, precedidas por algunos años por una movilización masiva de más de 250.000 convocada por los zapatistas exigiendo una legislación positiva en favor de los indios, seguida por decenas de miles los profesores y los aliados en Oaxaca exigiendo la destitución de un gobernador corrupto y más recientemente, el cuarto de millón de trabajadores dirigidos por el Sindicato de Trabajadores Méxicanos de la Electricidad marchando y protestando por el despido de 43.000 de sus compañeros. Por separado, cada movimiento fue finalmente derrotado. Unidos podrían haber paralizado el país y posiblemente ganado.
  
 
     Mientras que el modelo desarrollista parece tener solidez por las condiciones favorables del mercado mundial de hoy, los regímenes dependen de un frágil equilibrio de poder. El PNL requiere grandes flujos de capital, que requieren altos beneficios que dependen de control sobre los costes laborales, los excedentes presupuestarios y las políticas monetarias restrictivas. Los sindicatos y la clase obrera, en la medida en que se movilizan por una plataforma que exige un mayor gasto social y una mayor participación de los beneficios, a través de huelgas y la acción directa, podrían debilitar al colaboracionismo de clase que es el marco de la estabilidad del régimen. La mayor represión estatal podría conducir a una mayor alienación y el desencanto entre los sectores de la clase obrera y  los movimientos campesinos indígenas, dando lugar a divisiones y la posible expulsión de los dirigentes sindicales cooptados, y el resurgimiento de movimientos independientes de campesinos indígenas.
 
      En otras palabras, las primeras fisuras y contradicciones en el modelo desarrollista ha provocado un ataque virulento de los regímenes de PNL. Uno sospecha que la violenta respuesta del régimen a las demandas reformistas economicista es el temor de que la lucha de clase independiente podría ascender en un futuro próximo hasta un desafío político abierto al modelo desarrollista.
      En Brasil, los trabajadores del sector público exigen salarios más allá del 5% dictado por Lula, especialmente a la luz de los 280 mil millones de dólares en reservas y los más de 100 mil millones de pagos de interés que se deducen de sus salarios.  Lula, como Lugo y Morales ha lanzado virulentos ataques verbales contra las organizaciones independientes de la clase que demandan una participación equitativa en el beneficio. Lugo ha militarizado el campo buscado ... "guerrilleros". Evo Morales y García Linera acusan a trabajadores en huelga de las fábricas de ser "agentes de la Embajada de los EE.UU." y a los maestros en protesta de ser "instrumentos de los trotskistas". Correa denuncia el movimiento indígena como "delincuentes" por oponerse a la privatización de facto de los derechos de agua.
  
      En Paraguay, más de 15.000 campesinos marcharon en Asunción contra el presidente Lugo en protesta por su inacción y la impotencia con respecto a la reforma agraria, y que recurra a la represión policial y militar para expulsar a los campesinos sin tierra de grandes plantaciones.
  
      En Bolivia, prolongadas huelgas del sector público y trabajadores de las fábricas ante el magro aumento salarial arbitrario del 5% dictado por el régimen de Morales, es una clara indicación de que la mística del "presidente indígena" que busca excedentes presupuestales y se jacta de nuevos contratos lucrativos con las empresas extractivas extranjeras está entrando en decadencia.
  
      Hay señales claras de que la identidad "progresista" está empezando a perder su atractivo para grandes sectores de la clase obrera, el campesinado y la población indígena frente a la ausencia de cambios estructurales de fondo.
  
  
      En los últimos 5 años los regímenes desarrollistas han sido capaces de disfrazar su colaboración con el gran capital a través de ataques retóricos contra el neo-liberalismo y han ganado una clientela electoral sobre la base de programas contra la pobreza a corto plazo.
  
 El futuro del desarrollo del capitalismo en América Latina
      La clave para la estabilidad social es cooptar a los sindicatos y los dirigentes campesinos y pacificar a sus seguidores con los aumentos salariales graduales y marginales a cambio de su apoyo en la firma de los grandes contratos de inversión económica con las multinacionales. Los regímenes PNL han cooptado la ideología anti-neoliberal y se beneficiaron de las condiciones favorables del mercado mundial. Esto ha llevado a una relativa estabilización política y crecimiento económico en los últimos 5 años. La pregunta es si esto es un largo plazo o temporal "situación coyuntural"
 
      Argentina, Uruguay, Chile, Ecuador, Paraguay, han reforzado las estrategias de exportación agro-mineral y abierto la puerta a los inversionistas extranjeros, especialmente en los "sectores productivos". Su enemigo no es el capitalismo, es el "capital especulativo". El problema social es la forma de gravar los beneficios para subvencionar los programas contra la pobreza para mantener el apoyo electoral.
  
      En el caso de Brasil, Lula aprovechó su origen de hijo de una familia de inmigrantes pobres del noreste del país, sus años como organizador sindical, su afinidad con las causas populares y el liderazgo del Partido de los Trabajadores. Sus propagandistas soslayaron al hecho de que no había trabajado en una fábrica durante veinte años antes de su elección. La consideración más importante sobre el gobierno de Lula no es su pasado distante, sino sus vínculos actuales con las grandes empresas, los capitalistas del agro-mineral, su promoción de las inversiones para el crecimiento y su política monetarista estricta para dar cabida a la élite financiera en el extranjero. Sus "políticas contra la pobreza" eran típicas de la política conservadora de asistencialismo: canastas de alimentos para los pobres, no distribución de la tierra, pagos de subsistencia al desempleo industrial. El gasto anual social del gobierno de Lula para la salud, la educación y la lucha contra la pobreza fue menor que los100 millardos de dólares de transferencias en pagos de intereses a los bancos en el extranjero. Los decretos de Lula sobre las restricciones de los sueldos de los empleados públicos y los recortes en las pensiones públicas garantizaros excedentes presupuestarios y atrajeron enormes flujos de capital extranjero. la política exterior independiente de Lula fluía de su ideología "desarrollista" y no de sentimientos "anti-imperialistas". Lula requirió para el crecimiento acuerdos restrictivos comerciales con EE.UU. y la firma de nuevos acuerdos de intercambios comerciales y de inversión con China, India, Irán, Venezuela, Angola, etc
  
      Para el consumo de la izquierda "turística" extranjera (UE, EE.UU., Canadá y América Latina) Morales y García Linera, organizó una conferencia internacional sobre el tema "Madre Tierra" (Pachamama). A su regreso se escribió un brillante relato de la dirección de Morales la lucha contra "calentamiento global", pasando por alto que la estrategia de desarrollo del régimen está basada en la inversión del gran capital en actividades extractivas y agroindustria basada en los químicos.
 
      Por ejemplo, Evo Morales, hizo un gran show con su "identidad indígena", a pesar del acuerdo firmado y arduamente perseguido de contratos lucrativos con las principales empresas multi-nacionales de explotación mineral y energética de la India, Europa, Brasil, EE.UU., Canadá y China, más de un centenar de corporaciones. La estrategia desarrolista de Morales, desde el principio, garantiza la seguridad de las mayores cien empresas del agro-negocio,  propietarias de más del 80% de las tierras más fértiles, y de los capitales invertidos, mientras que aumentan sus exportaciones. El propagandista clave Morales, el vicepresidente García Linera, provee la cobertura ideológica mediante la sitracción del foco de la lucha de masas de una transformación socio-económica hacia una "revolución cultural y política". García Linera difundió primero la retórica acerca de la importancia de la "identidad étnica" en la política de clase, para encubrir la colaboración con las empresas mineras extranjeras y la oligarquía nacional de los agro-negocios. La "revolución" fue esencialmente el ascenso de un poder mestizo so de clase media baja, compuesto por tecnócratas y cooptado dirigentes de movimientos sociales, que propician la inversión privada y el control social.
  
      Los regímenes post-neoliberales desconcertados a sus seguidores populares con una variedad de fórmulas políticas, en función de las especificidades de su condición social y las afiliaciones de la organización.
  
 
 La ideología, Mercados, cooptación
  
      La excepción fue Venezuela bajo el presidente Chávez, que ha iniciado un programa de reforma agraria y la renacionalización del petróleo y varios otros sectores económicos estratégicos.
  
      Los nuevos regímenes desarrollistas tienen en su mayoría origen en los políticos populistas y social-demócratas que obtuvieron apoyo de las masas mediante la adopción de una posición de enfrentamiento a la variante "neo-liberalismo" del capitalismo y no al capitalismo en sí. La ambigüedad ideológica de "anti-neoliberalismo" permitió a los líderes desarrollista que se presentan como parte de la insurgencia popular e identificases con los levantamientos del período 2000 - 2005 sin comprometerse con ningún programa concreto anti-capitalista o con medidas específicas, como un reforma integral agraria o re-nacionalización de los sectores económicos estratégicos privatizados por las élites neoliberales anteriores.
  
      Los "regímenes post-neo-liberal" varían en su composición política, origen social y el grado y tipo de intervención estatal. Lo que tienen en común es (1) su rechazo a la desregulación del capital y las inversiones especulativas, (2) el rechazo de los acuerdos de libre comercio no recíprocos como el ALCA, (3) aumento de los impuestos sobre los sectores de exportación agro-mineral, (4 ) una tendencia corporativista fuerte, a saber, la incorporación de dirigentes de movimientos y organizaciones en el aparato del Estado; (5) apoyo a las organizaciones regionales excluyendo a los EE.UU. como la UNASUR, (6) y el comercio diversificado y estrategias de inversión. Por encima de todos los regímenes post-neoliberales han adoptado una ideología y práctica "desarrollista", que trata de maximizar la inversión y el crecimiento en detrimento de cualquier política de redistribución o de cambios fundamentales en la propiedad. En otras palabras el paso de la neo-liberalismo de libre mercado al desarrollismo post-neo-liberal, se basa fundamentalmente en alianzas con las elites industriales extranjeras y nacionales agro-minerales y de fabricación en lugar de las élites financieras y los grupos bancarios.
  
      Contrariamente a la experiencia histórica, la crisis económica mundial de 2008 - 2010 no golpeó tan duro a América Latina como a los EE.UU., en parte debido a los controles financieros establecidos después del accidente neo-liberal de 2000 - 2001 y debido haber diversificado sus economías con lazos con Asia y en particular China, que siguió creciendo a un 9% en 2009 y el 11% en 2010. La pregunta fundamental sigue siendo si el crecimiento sostenido y la relativa estabilidad que lo acompañaes el resultado de las políticas internas y ajustes estructurales,  o solo de las condiciones favorables del mercado mundial: los altos precios de los productos básicos y la fuerte demanda.
  
      Los regímenes post-neoliberales han diversificado sus mercados de ultramar, pero no sus productos de exportación, aumentando su dependencia de la energía, minerales y productos agrícolas, solamente se han se benefician de los altos precios.
  
      Entre 2004 - 2008 los regímenes post-neoliberales disfrutaron de un crecimiento excepcional, los altos precios de los productos básicos, las ingresos de capital a gran escala, la expansión de nuevos mercados en Asia y niveles razonables de inversión pública y privada. El resultado es una recaudación fiscal relativamente alta y mejora en la balanza comercial, las reservas de divisas y el acceso a los mercados de capitales (con excepción de Argentina).
  
      Durante los últimos 5 años de los regímenes post-neoliberales, no ha habido ni revoluciones ni golpes de estado, con la excepción de la toma del poder por los militares en Honduras respaldados por EE.UU. 
  
       Los movimientos sociales han perdido radicalismo. Como resultado de los aumentos salariales adicionales, de la ocupación y de fuerte crecimiento se ha producido un descenso en las movilizaciones sociales. Los ejércitos fueron recompensado al mismo tiempo que castigados por los crímenes de derechos humanos, mimados e incorporados a un nuevo modelo "desarrollista" de crecimiento, mostrando pocas ganas en volver al modelo neo-liberal montado y dirigido por EE.UU. 
  
 Desempeño de los regímenes post-neoliberal: Estabilidad y Crecimiento
  
      Los regímenes post neo-liberales, pese a que no se ajustan a ningún patrón común, guardan las siguientes características.
 Ascenso del "post-neo-liberalismo"
  
  
      Las crisis y las revueltas y el ascenso de los regímenes post-neoliberales, era esencialmente un compromiso histórico entre las fracasadas y desacreditadas elites neo-liberales de la década de 1990 y el ascenso de los movimientos sociales radicales de los primeros años del nuevo milenio. El imperialismo yanqui embarcado en dos guerras en el Oriente Medio y Asia meridional, absorbido por una guerra global contra los movimientos islámicos dirigida por políticos sionistas en los puestos de mando en Washington, fue incapaz de intervenir y revertir el corrimiento hacia la "centro-izquierda". A lo largo de la década 2000 - 2010, la política de Washington fue esencialmente "mirar hacia atrás" hacia la "edad de oro del saqueo", la década de 1990, siendo totalmente incapaz de hacer frente a los cambios decisivos de poder dentro de América Latina, los cambios en el mercado mundial y la desaparición de su ideología "neo-liberal" que antes era hegemónica.
  
      En México, el partido PAN que EE.UU. respalda bloqueó cualquier transición a un nuevo período post-neoliberal en 2000, y luego estafó la elección de 2006, perpetuando y profundizando la desintegración de México en una guerra de narco-pandillas armadas aliadas a las diferentes fracciones del estado.
 Las crisis y las revueltas sociales 2000 - 2005
  
      A finales de la década de 1990, el descontento popular desbordó en protestas callejeras y huelgas de los sindicatos del sector público, y en en especial en movilizaciones rurales. Con el inicio de la crisis económica y financiera de 2000 ocurrieron grandes conmociones en todo el continente.
  
      Vamos a comenzar subrayando esquemáticamente los rasgos más salientes que conducen al auge y la crisis de los regímenes neoliberales y sus políticas, y la aparición de los diversos regímenes "post neoliberales" en la actualidad. Analizaremos luego la naturaleza y actuación de estos  regímenes post-neoliberales para desentrañar sus puntos fuertes y débiles en el contexto de las condiciones del mercado mundial, así como las contradicciones políticas y sociales emergentes y alternativas.
 
 EE.UU. Poder Imperial y Auge y caída de los regímenes neoliberales
 
      El poder imperial de EE.UU. alcanzó su máxima influencia entre 1976-1999. Los regímenes militares y civiles en todo este período respaldaron la política internacional y regional de EE.UU. y abrazaron "doctrinas de libre mercado". Los gobernantes neoliberales extranjerizaron y privatizaron todos los sectores económicos estratégicos, desregularon el sistema bancario y financiero y se sometieron a los dictados del FMI y el Banco Mundial. Casi un billón de dólares en ganancias, pagos de intereses y el principio, las rentas y fondos ilegales fueron transferidos a los bancos y corporaciones de EE.UU. y Europa. 
  

 

Compartir este post

Comentar este post

simon rodriguez 05/25/2010 19:05


????????????????????????

Los nuevos gobiernos de clase media en América Latina ????????

En resumen, los regímenes post-neoliberales, introdujeron regulaciones, bienestar social?????????????

Las relaciones actuales de América Latina con los EE.UU., así como su configuración presente política y económica pueden ser entendidas en el contexto de los cambios a gran escala durante los
últimos veinte años y la relativa estabilidad de los últimos cinco años…?????????

Entre 2000 - 2005 hubo grandes levantamientos populares que derrocaron casi una docena de presidentes neoliberales, y varias elecciones que aparentemente ganaron los líderes políticos de
centro-izquierda: Cristina Fernández, Alan García, Lula da Silva …????????

Habiendo perdido a sus clientes dóciles, enfrentado a profundas crisis, y con su principio ideológico motor (el neo-liberalismo de libre mercado) totalmente desacreditado y rechazado de forma
masiva, el dominio de EE.UU. se deterioró severamente….?????????????

El post-neo-liberalismo (PNL) mantuvo las desigualdades de clase del sistema neo-liberal, pero introdujo programas contra la pobreza, seguros de desempleo, subsidios para pequeñas empresas e
inversiones de generación de empleo……….?????????????????????????????????

-----------------------------------------------

UNA VIDA DE INTELECTUAL BUROCRATA DEDICADO A LA "MINERÍA DE LOS MOVIMIENTOS DE IZQUIERDA"
-----------------------------------------------
Durante la década de 60, y antes de licenciarse, James Petras (1937) fue militante de los derechos humanos y líder estudiantil en la Universidad de Berkeley, Estados Unidos. Se doctoró en Filosofía
en la Universidad de California. Desde 1960 a 1973 enseñó y dirigió investigaciones en algunos países latinoamericanos, especialmente en Chile, donde colaboró con el gobierno de Salvador Allende.
Luego del golpe de Estado de Augusto Pinochet, Petras fue miembro del Tribunal Russel sobre la represión en América Latina, junto a Julio Cortázar y Gabriel García Márquez.
En las décadas del 70 y 80 participó activamente en el movimiento de derechos humanos que denunció torturas y desapariciones provocadas por las dictaduras latinoamericanas, y escribió para
renombrados periódicos de izquierda: Le Monde Diplomatique, New Left Review, Monthly Review. Entre 1982 y 1984 fue director del Instituto de Estudios Mediterráneos de Atenas.
Petras también enseñó en la Universidad de Pennsylvania y fue director del Proyecto de Estudio del Desarrollo Latinoamericano en el Instituto de Administración Pública de la misma universidad.
Actualmente es profesor en la Universidad del Estado de Nueva York en Binghamton.
Entre los temas de toda su producción intelectual, especializada en la problemática latinoamericana, se destacan sus reflexiones sobre el conflicto entre clases sociales, el imperialismo, el
Estado, la revolución, la transición a la democracia, y otros.


simon rodriguez 05/25/2010 18:48


¿CUAL RELATIVA ESTABILIDAD DE AMERICA LATINA DE LOS ÚLTIMOS 5 AÑOS? ¿CUAL? ¿DONDE? ¿COMO?

¿CUALES?...nuevos gobiernos "de clase media" en América Latina ??????????????

NO TE PASES TÍO JAMES PETRAS....NO TE PASES!!!

CUAL NEVERLAND???????????

NO TE PASES !!!!!!!!!!!!!!!!!