Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

JAMES PETRAS: LOS TRABAJADORES Y CAPAS MEDIAS DE LA SOCIEDAD NORTEAMERICANA SERÁN LAS MÁS PERJUDICADAS POR LA CRISIS

2 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

James Petras and Thierry MeyssanPETRAS: LOS TRABAJADORES Y CAPAS MEDIAS DE LA SOCIEDAD NORTEAMERICANA SERÁN LAS MÁS PERJUDICADAS POR LA CRISIS
Comentarios para Radio Centenario del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras desde la ciudad  Binghamton en el estado de Nueva York. Lunes 1º de agosto de 2011. “acuerdo entre la cúpula del Congreso Republicano y la Casa Blanca del Presidente Obama. Una acuerdo que significa para muchas personas un gran salto atrás porque todo el ajuste cae sobre las espaldas de los trabajadores y la clase media”

 

 

Chury: Petras, ¿Cómo te va? ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos muy bien.
Estamos revisando las noticias de hoy.

Chury: Muy bien. De eso queremos que nos cuentes.

Petras: Empezamos con los grandes títulos de los diarios que indican el acuerdo entre la cúpula del Congreso Republicano y la Casa Blanca del Presidente Obama. Una acuerdo que significa para muchas personas un gran salto atrás porque todo el ajuste cae sobre las espaldas de los trabajadores y la clase media.
El acuerdo de bajar los gastos en 2.4 billones significa que los pagos para Seguro Social van a bajar, el Plan Médico Nacional va a recibir mucho menos financiamientos, la Educación pública va a sufrir recortes, etc.
Ningún aumento en impuestos para los súper ricos, el 1% sigue recibiendo el 24% de todo los ingresos en el país y los sectores especuladores tampoco están afectados.
Este acuerdo entre Obama y la derecha republicana indica que se va a beneficiar a los inversionistas de la Bolsa y hoy en día las Bolsas del mundo están subiendo verticalmente porque realizan un acuerdo que sólo beneficia al gran capital.
Más allá de los recortes sociales el hecho que el gobierno va a gastar menos dinero va a prolongar la recesión y el estancamiento.
Las ultimas cifras indican que la economía norteamericana está con un crecimiento per cápita de cero, indica que la desocupación va a seguir entre 10% y más;  aquí de cada cinco obreros, trabajadores y clase media uno esta sub ocupado o trabajando menos de veinte horas. Junto con eso, las hipotecas de la gente están resultando en la evicción de billones de personas. En el momento que la economía necesita una inyección de fondos públicos para estimular la producción y el empleo, el gobierno va en reverso, va a perjudicar cualquier posibilidad de crecimiento y perpetuar el estancamiento.
Y más allá de lo que parece esta telenovela del conflicto y acuerdo entre congresistas y presidente, republicanos y demócratas, atrás de todo eso hay una cosa mucho más grave incluso: A partir de la rebaja del financiamiento a la Salud hay una táctica de deteriorar el programa Público a tal punto  que la gente empieza a buscar seguros privados para compensar por la insuficiente cobertura pública, deterioro en el tratamiento médico, la cobertura sobre cirugías, etc.
A  partir de este deterioro vuelve la derecha y el gobierno demócrata a pedir la privatización del Plan Médico Nacional. Eso significa miles y millones de dólares en los bolsillos del sector privado farmacéutico, médicos, clínicas, etc.
Más allá del proceso de privatización de la Salud Pública está el gran Fondo de Seguro Social. Y como van a bajar los pagos del Seguro Social, obligando a los que tienen algo de recursos, tienen que ahorrar sus dineros en cuentas privadas para compensar lo poco que van a recibir del plan público de Seguridad Social.
A partir de esa apertura hacia la privatización de las pensiones y seguro social, la derecha va a encontrar una puerta para poner sobre la mesa la privatización del seguro social que implica más de 20 billones de dólares que podría pasar a manejar Wall Street.  Entonces, este programa, aparentemente sobre el déficit, sobre  subir el tope de endeudamiento, es simplemente una diversión de todo lo que está en juego ahora.
Hay que recordar que hace un mes que un republicano de la ultra derecha precipitó una tormenta cuando planteó la privatización del seguro social de golpe. Provocó tanta reacción que tuvieron que retirarlo, pero quedó claro lo que es la estrategia. Como no lo pueden conseguir en un golpe ahora están usando la táctica de Salami, es decir, bajar los pagos y forzar a la gente a ahorros privados, bajar el pago de gastos médicos para que la gente busque seguros privados.
Este proceso, paso a paso, va a hacia la desintegración total de las garantías sociales que existen en este país desde los años ´30, desde hace 80 años.
Ahora en este juego, en esta toma de decisiones, lo que están sacrificando es el crecimiento del país, el crecimiento de la economía pero las tasas de ganancias, particularmente el sector financiero está creciendo a pesar de que la economía en su conjunto no está creciendo.
Lo segundo es una muestra de que no hay aquí ninguna diferencia entre la ultra derecha, los republicanos y el Presidente Obama y sus capos en el Congreso; sólo es el electorado que está con mucha oposición. La última encuesta de hace tres días dice que 72% del electorado norteamericano está en contra de los planes de  ajuste, de reducción de gasto social y en favor de mayores impuestos para los ricos.
Es decir, el sistema político norteamericano no escucha a las tres cuartas partes del electorado sino que sólo les preocupa esta minoría oligárquica financiera.
A Obama no le interesa lo que dice el votante demócrata de que el 85% esta por mayores impuestos y no por recortes sociales. Y uno se pregunta, cómo se va a presentarse como candidato, están pensando que la gente se va a olvidar desde ahora a noviembre.
También van a utilizar el peligro del fantasma, que hay una derecha peor, una derecha más a la derecha, van a utilizar la política del mal menor para asustar y chantajear al votante para que lo voten a él, mala memoria, miedo, angustia. Esa es la táctica que utiliza Obama mientras esta actuando completamente por los intereses de Wall Street. No hay en este país un mal menor, sólo tenemos las peores opciones que existen más allá del neo fascismo en Europa.
Con eso termino ese tema.

 

Chury: Nos has explicado maravillosamente el efecto interno de la realidad  norteamericana. Todo esto que ha pasado ¿qué repercusiones puede tener particularmente en los países dependientes?

Petras: Yo creo que en general todo este peligro de catástrofe financiera era simplemente un teatro para asustar a la gente. Te digo por qué.
El Tesoro siempre puede imprimir dinero, no existía una verdadera crisis. Lo que existía era simplemente un instrumento para bajar los gastos sociales, para que los ricos no tuvieran que pagar mayores impuestos para financiar la deuda. Lo que va a pasar en realidad es que el estancamiento económico de Estados Unidos, a partir del retiro de gastos públicos va a fortalecer el estancamiento norteamericano, y el crecimiento de todos los países que dependen de los EEUU.
Ese es el mayor efecto que vamos a ver.
Vamos a ver un estancamiento norteamericano y una llamada expansión del sector financiero especulativo, la Bolsa, etc.; mientras la desocupación va  a tener el mismo grado de importancia.
Yo creo que los países que han avanzado económicamente a partir de mercados alternativos, particularmente de Asia, no van a sufrir ningún problema pero tampoco van a recibir ningún estímulo de parte de Estados Unidos y de Europa que siguen siendo lugares estancados.

 

Chury: Aquí hay preocupación, la hay en el Uruguay porque es un país muy dependiente en sus colocaciones. Lo de Brasil, ¿en qué condiciones esta y en qué condiciones queda el dólar?

Petras: El dólar tiene una doble imagen: por un lado dice la gente que el dólar está debilitado porque los EEUU están en declive. Por otro lado vemos que los grandes inversionistas siguen comprando dólares porque relativamente sienten que los EEUU es el lugar más seguro. Es que EEUU sigue siendo la economía más grande en el mundo y no hay ninguna oposición, ninguna presión social que pueda afectar el funcionamiento de la clase capitalista del sector financiero.
Entonces hay dos cosas funcionando al mismo tiempo. Está la imagen que proyecta mucha gente de izquierda de un declive y por el otro lado, está la conducta de los grandes financistas. Incluso los países como China siguen teniendo billones de dólares en sus reservas y mientras los EEUU están con el sistema dominante financiero, mientras puede apretar y siga apretando de una forma acelerada a la clase media y a los trabajadores; yo creo que el dólar no va a bajar, no va a dejar de ser la moneda de reserva.
Ahora, hay cambios incrementales. Los chinos comienzan a organizar su comercio a partir de su propio dinero, hay algunos países que han diversificado sus monedas de reservas, pero son cambios incrementales, no son cambios  de gran alcance todavía.
Debemos reconocer que los EEUU a pesar del estancamiento sigue teniendo la fuerza de imponer sus condiciones a partir del poder financiero que maneja a  partir de Wall Street y todas las operaciones mundiales que esta manejando.
En el corto plazo, uno tiene que decir que el dólar no va a ser afectado; pero si podríamos decir que en el largo plazo, en el grado que empieza a deteriorar mayormente la economía interna por el estancamiento, por la incapacidad de superar el desempleo, podría cambiar el panorama, pero no debemos sobre exagerar el declive de Estados Unidos.
Ahora ¿qué es lo que va a pasar con estas medidas regresivas que discutimos? Yo creo que el impulso va a afectar a Europa y tal vez a América Latina; van a decir: “si los EEUU pueden cortar varios programas ¿por qué no lo hacemos nosotros para competir con Washington?”.
En otras palabras las medidas reaccionarias aquí en EEUU puede tener un efecto múltiple en otros países que tratan de imitar estas medidas de Obama, estas medidas  regresivas, y ese es el peligro actual. Porque dicen: “el Congreso norteamericano, los Demócratas están revirtiendo programa tan básicos como el seguro social, ¿por qué no tratamos de hacer lo mismo aquí?”

Chury: Un mal ejemplo.

Petras: Un mal ejemplo y el otro mal ejemplo es la masacre que hemos visto en Noruega de matar a los laboristas jóvenes que están en favor de los derechos de los inmigrantes. Es una forma de atacar a los inmigrantes.
¿Sabes qué? La inspiración viene de EEUU y no simplemente de la ultra derecha. En los dos años y medios de gobierno de Obama han expulsado forzosamente un millón de inmigrantes, principalmente mexicanos y centroamericanos.
El impulso anti inmigrante viene de la cúpula de la Casa Blanca, recibe respaldo de la derecha xenófoba y tiene impacto en Noruega, no sólo en los partidos electorales de la derecha, pero entre los terroristas de la derecha es una cadena que empieza en el imperio y tiene ramificaciones hasta los terroristas en Escandinavia, en los países nórdicos.

Chury: ¿Te sorprendió el adelanto que hizo Zapatero de las elecciones en España?

Petras: Sí. Es un reconocimiento que el gobierno del PSOE no puede aguantar, quiere entregar el gobierno. Porque llamar a elecciones cuando las encuestas muestran que van a perder por un margen grande, es simplemente una forma de entregar el gobierno a la derecha y reconocer que la política neoliberal de Zapatero no va a solucionar ningún problema de sus bases sociales, entonces mejor dejar que la derecha aplique las medidas y pensar en las otras elecciones cinco años más adelante. Eso es lo que está pensando Zapatero. Él sabe que él no va a encabezar la lista, sabe que el PSOE va a perder las elecciones y sabe que la derecha va a asumir el mismo programa que Zapatero. Entonces, para qué quedarse y sufrir las consecuencias de su propia política neoliberal, mejor dejar que la derecha continúe y profundice el trabajo sucio.

Chury: Esa es la realidad. Petras te agradezco muchísimo estos análisis que son muy valiosos para nosotros. La promesa de encontrarnos el próximo lunes.

Petras: Gracias. Hasta el 8 de agosto. Chau.
www.radio36.com.uy

Compartir este post

Comentar este post