Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Japón: otro enorme revés en los intentos por evitar una fusión catastrófica.

29 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

la radiación en el agua del reactor número 2 presentaba más de 1.000 milisieverts al 27 de marzo de 2011, es la lectura más alta hasta el momento en medio de una crisis causada por el masivo terremoto del 11 de marzo y el tsunami que le siguió minutos después.

 

----------------------

 

Aumento de radiactividad afecta rescate en planta Japón
Shinichi Saoshiro y Taiga Uranaka

mexico ambiental


El vicepresidente de Tokyo Electric Power Co., Sakae Muto, junto a otros ejecutivos de la mayor empresa energética de Japón se inclinan para pedir perdón en Tokio

 

 

 

 

Tokio, Japón, 27 de marzo de 2011, Reuters.- Trabajadores fueron evacuados el domingo del edificio de un reactor de la planta nuclear dañada en Japón, tras el hallazgo de niveles potencialmente letales de radiación en el agua, un enorme revés en los intentos por evitar una fusión catastrófica.

El operador de la instalación dijo que la radiación en el agua del reactor número 2 presentaba más de 1.000 milisieverts por hora, en la lectura más alta hasta el momento en medio de una crisis causada por el masivo terremoto del 11 de marzo y el tsunami que le siguió minutos después.

La lectura dista del estándar de seguridad nacional de 250 milisieverts por año. La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos dice que una sola dosis de 1.000 milisieverts es suficiente para causar una hemorragia.

El operador de la planta, Tokyo Electric Power Co., dijo más tarde el domingo que las lecturas de radiación extremadamente altas pudieron haber sido erróneas, agregando que las estimaciones estaban siendo revisadas.

“La situación es grave. Ellos tienen que sacar esta agua del suelo, deshacerse de ella para bajar la radiación”, dijo Robert Finck, experto de la Autoridad de Seguridad de Radiación en Suecia, en declaraciones antes de que el operador expresara sus dudas sobre la lectura.

“Es virtualmente imposible trabajar, uno puede estar ahí sólo por unos minutos. Es imposible decir cuánto tiempo pasará hasta que ellos tomen el control gradualmente”, declaró.

El Gobierno japonés afirmó que, en general, la situación no ha cambiado en la planta situada unos 240 kilómetros al norte de Tokio, incluso aunque se producen dificultades cada tanto.

“Nosotros esperábamos encontrarnos con complicaciones no previstas y esta acumulación de agua altamente radiactiva es una de ellas”, dijo el secretario jefe de gabinete, Yukio Edano, en una rueda de prensa.

Yukiya Amano, jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés), advirtió que la crisis nuclear de Japón podría seguir por semanas, meses o más.

“Este es un accidente muy grave según todos los criterios (…) Y aún no ha terminado”, dijo al diario New York Times.

En el desastre de Chernóbil en Ucrania, el peor accidente nuclear del mundo ocurrido hace 25 años, los trabajadores tardaron semanas en estabilizar lo que quedó del reactor nuclear que explotó y la limpieza de material radiactivo y cobertura del lugar con concreto y acero demoró meses.

Los expertos dicen que aún hay mucho calor en los centros de los reactores y combustible usado en la planta Fukushima para considerar una solución similar de última instancia.

Cientos de ingenieros han estado trabajando contra el reloj para estabilizar la planta Daiichi en Fukushima desde que el sismo y el tsunami destruyeron el sistema de energía necesario para enfriar los reactores.

La operación ha tenido que ser suspendida varias veces debido a explosiones y a altos niveles de radiación dentro de los reactores, en una crisis que se ha convertido en el peor accidente nuclear desde Chernóbil.

El jueves, tres trabajadores fueron llevados a un hospital desde el edificio del reactor número 3 tras pisar agua con niveles radiactivos 10.000 veces mayores de lo normal.

Peligrosa contaminación
La última alarma se produjo cuando ingenieros intentaban sacar agua radiactiva de una turbina, luego de que fuera encontrada en edificios que albergaban tres de los reactores.

Funcionarios dijeron inicialmente que el agua en el reactor número 2 contenía 10 millones de veces más la cantidad de yodo radiactivo normal, pero destacaron que la sustancia tenía un periodo de semidesintegración de una hora, lo que significa que podría desaparecer dentro de un día.

Posteriormente indicaron que el elemento que entregó esa lectura pudo ser cobalto 56, que posee una vida media de 77 días, y que de ser ese el caso el nivel de radiación sería mucho menor.

Los niveles de radiación subieron el domingo en el mar cerca de la planta nuclear hasta 1.850 veces lo considerado normal, poco más de dos semanas después del desastre, desde las 1.250 veces que registró el sábado, según la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón.

“Las corrientes del océano dispersarán las partículas de radiación y así se diluirá para la próxima vez que sea consumida por peces y algas”, dijo Hidehiko Nishiyama, un funcionario de alto rango de la agencia.

La elevada radiación detectada se limitó al edificio del reactor. Los niveles de radiación en el aire más allá de la zona de evacuación alrededor de la planta y en Tokio han estado dentro de los rangos normales.

En el centro de Tokio, una metrópolis de 13 millones de personas, una lectura de Reuters el domingo en la mañana mostró una radiación en el ambiente de 0,16 microsieverts por hora, bajo el promedio global según la Asociación Nuclear Mundial.
Varios países han prohibido alimentos y leche de la zona donde se generó la crisis nuclear de Japón y están monitoreando los productos marinos japoneses por temor a una contaminación radiactiva.

La agencia de noticias Kyodo reportó que Japón pedirá a los miembros de la Organización Mundial de Comercio durante una reunión de la semana entrante que no sobrerreaccionen por el temor de radiación y obedezcan las reglas que prohíben los vetos a la importación sin una base científica.

El accidente también despertó preocupaciones en todo el mundo sobre la seguridad de la energía nuclear.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que era tiempo de reconsiderar el régimen de seguridad atómica global.

Esfuerzo ayuda opacado
El accidente en la planta ha opacado una campaña de recuperación y de ayuda tras el sismo de magnitud 9,0 y el enorme tsunami que dejaron más de 27.100 personas muertas o desaparecidas en el noreste de Japón.

La primera encuesta de opinión realizada después del desastre mostró que los niveles de aprobación del primer ministro Naoto Kan subieron al 28,3 por ciento, pero más de la mitad desaprobó el manejo de la crisis nuclear.

Antes del sismo, la aprobación de Kan había caído a un 20 por ciento, partidos opositores estaban bloqueando sus proyectos de ley para forzar una elección anticipada y críticos dentro de su propio bando lo estaban presionando para dimitir.

El sondeo publicado por Kyodo el domingo indicó además que casi dos tercios de los encuestados estaban a favor de subir los impuestos para ayudar en la recuperación tras el sismo que devastó el noreste del país.

El Gobierno japonés estimó la semana pasada que los daños materiales de la catástrofe del 11 de marzo podrían superar los 300.000 millones de dólares, convirtiéndolo en el desastre natural más costoso del mundo.

Reportes de Kiyoshi Takenaka, Chizu Nomiyama, Shinichi Saoshiro y Phil Smith en Tokio, Jon Herskovitz en Kamaishi; editado en español por Ricardo Figueroa y Marion Giraldo

.

Tragedia nuclear de Japón igual que Chernobyl

mexico ambiental
Fukushima. Foto: Greenpeace

-

-

Berlín, Alemania, 26 de marzo de 2011, México Ambiental.- Desde el 11 de marzo pasado, el accidente de la central nuclear de Fukushima, en Japón, ha liberado una gran cantidad de radioactividad que lo ubica en el nivel 7 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) equivalente al desastre nuclear de Chernobyl, estableció un análisis elaborado por Greenpeace en Alemania.

Greenpeace ha puesto en evidencia su gran preocupación por los efectos que la lluvia radioactiva tendrá en las poblaciones de Japón. Una gran parte de la radioactividad de Chernobyl cayó en Bielorrusia, con una densidad de población de 40 habitantes por kilómetro cuadrado. Japón, por el contrario es un país con una densidad mucho mayor de población, por ejemplo la zona metropolitana de Tokio tiene una densidad de más de 1,200 personas por kilómetro cuadrado. Las implicaciones de una dosis colectiva de radiación para la población y la salud humana son enormes.

Con base en la evaluación de los datos publicados por la Agencia de Protección Radiológica del gobierno francés (IRSN) y del Instituto Central de Meteorología y Geodinámica (ZAMG) de Austria, el Dr. Helmut Hirsch realizó un nuevo análisis para Greenpeace Alemania en el que concluye que la cantidad total de radionucleidos de Yodo-131 y Cesio-137 liberados desde el inicio del accidente hasta el 23 de marzo, son evidencia clara como para que el accidente en Fukushima sea reclasificado al mismo nivel que el de Chernobyl. De hecho son tan altas las liberaciones de radioactividad en la zona que serían equivalentes a tres incidentes de nivel 7 en la escala INES.

En contraste con el accidente de Chernobyl, ocurrido en abril de 1986, en el que estuvo involucrado un solo reactor nuclear, Fukushima ha sufrido grandes fallas en cuatro de sus reactores. De hecho, tres de ellos han perdido una cantidad de líquido refrigerante a tal escala que llevaron a una fusión del combustible nuclear. Además, en el reactor 4 de Fukushima, la pérdida de refrigerante en las albercas de combustible nuclear gastado provocaron un incendio y, en una oportunidad, una explosión de hidrógeno que destruyó la unidad.

El Dr. Hirsch concluye: “Teniendo en cuenta el conjunto de liberaciones de los tres reactores de Fukushima-Daiichi, el accidente conduce a una clasificación INES 7, con la posibilidad de que sean tres accidentes en esta misma escala, teniendo en cuenta que cada reactor por separado liberó más de 100,000 Tbq (terabecquerels)”.

Por su parte Heinz Smital, experto nuclear de Greenpeace Alemania afirmó: “Desde el principio, este accidente parecía potencialmente devastador en términos de la liberación de radiación. Esto todavía no acaba y hoy tenemos una prueba más de un riesgo muy real de la fusión del núcleo del reactor con efectos potencialmente catastróficos. Desde lo ocurrido en Chernobil, tanto la industria nuclear como la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) habían afirmado que tamaño accidente no sucedería en un reactor occidental. Su peligrosa complacencia en las últimas décadas nos ha llevado a una completa catástrofe para el pueblo de Japón”.

Hirsch y Greenpeace cuestionan la escala INES sobre la cual son evaluados los accidentes nucleares por los gobiernos y la OIEA. La escala INES fue originalmente destinada para aplicarse en el caso de un accidente ocurrido en un sitio. En Fukushima, los accidentes han afectado varios reactores nucleares, sufrido dos fallos críticos: de refrigeración del reactor y el almacenamiento del combustible gastado.

La escala INES nunca fue diseñada para tal eventualidad ya que la industria nuclear y la OIEA consideraron que estos accidentes nunca ocurrirían. Para ejemplificar la incoherencia en los criterios de la escala INES, cada evento de la central nuclear de Fukushima fue clasificado por separado. Sin embargo, la liberación de los altos niveles de radiactividad del conjunto de las centrales de Fukushima, están afectando a la población y al medio ambiente de manera indiscriminada.

“La clasificación de INES evalúa de manera separada y por el tipo de fuente las dosis de radiación que puede recibir una persona. Pero es la dosis total que reciben estas personas lo que determinará qué tipo de consecuencias sufrirá por su exposición a la radioactividad. Chernobyl ha demostrado ser una pesadilla para sus cientos de miles de víctimas. Veinticinco años después, somos testigos de un accidente en curso de al menos las mismas proporciones, con el potencial de ser aún más perjudicial. La energía nuclear no debería tener ningún futuro después de Chernobyl, esto realmente tiene que ser el final de esta industria catastrófica”, explicó Shaun Burnie, consultor nuclear de Greenpeace Alemania.

.
.
.

France, record du nucléaire > L’avenir du nucléaire

.
Les centrales nucléaires EDF ne sont pas adaptées au risque sismique par libertus @ 2007-07-20 –  

 

C’est en ce moment que la France peut renoncer au tout nucléaire en faisant le choix de ne pas construire de nouvelles centrales nucléaires. D’autant plus que 69% des Français* souhaitent une sortie du nucléaire.
Alors pourquoi ne pas écouter l’opinion des français en optant pour une nouvelle politique énergétique ?

1/ De nouveaux réacteurs pour demain ?
2/ L’EPR, un réacteur coûteux, dangeureux et inutile ?
3/ Pourquoi construire un nouveau réacteur ?

1/ De nouveaux réacteurs pour demain ?

La technologie parviendra-t-elle à remédier aux défauts des réacteurs actuels? Des réacteurs nucléaires innovants sont-ils prêts à voir le jour ?

.

.

-

-

Compartir este post

Comentar este post