Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Juicio de la Unidad 9 de La Plata: Godoy: "Tenían una estrategia para aniquilarnos y volvernos locos”

4 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Por Pablo Antonini y Federico Chechele*.

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina de la Provincia de Buenos Aires, Hugo “Cachorro” Godoy, declaró ayer durante casi cuatro horas en el juicio que se le lleva adelante al personal penitenciario de la Unidad 9 de la ciudad de La Plata, donde el dirigente estatal estuvo privado de su libertad más de 7 años bajo la última dictadura oligárquico-militar.

 

-cid_part4_08060409_06040009-agenciacta_org.jpg

 Hugo Godoy fue detenido el 6 de agosto de 1975 por su militancia en la Organización Político-Militar Montoneros. Según relató en el juicio, se lo llevaron encapuchado a la Comisaría Nº 2 y de allí pasó por otras dependencias y una "casa de torturas", según definió, hasta ingresar en la Unidad 9 tres semanas después. Bajo un régimen de tormentos y maltratos, que se intensificó duramente con la asunción de Abel Dupuy –hoy uno de los 14 penitenciarios en el banquillo- como jefe de la Unidad tras el Golpe de Estado, permaneció en ese penal hasta obtener una libertad vigilada el 16 de octubre de 1982.

En lo que fue la jornada más concurrida desde el inicio del juicio el 12 de abril pasado, las instalaciones de la ex AMIA fueron colmadas por sus compañeros y compañeras de militancia. Víctor De Gennaro, la diputada nacional y dirigente de la CTA bonaerense Graciela Iturraspe, el titular de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB-CTA) Hugo Blasco, el responsable de organización de la CTA provincial Julio Ortellado, el secretario general de la CTA La Plata-Ensenada, Carlos Leavi, y los dirigentes de ATE Oscar De Isasi y “Beto” Galeano, fueron algunos de los presentes.

“No sólo nos mataron compañeros con la ‘ley de fugas’”, recordó en referencia a los 13 asesinatos que forman parte de la causa, “sino que también mataban a golpes y por falta de atención médica”. Asimismo, denunció una práctica de tortura sistemática en los pabellones 1 y 2, “a los que los propios carceleros llamaban ‘los pabellones de la muerte’”, y que entre otras cosas los hacían bañarse varias horas en agua helada para enloquecerlos. “Tenían una estrategia de aniquilarlos y volvernos locos”, afirmó.

Al igual que casi todos los ex detenidos que prestaron declaración en la causa, Godoy recordó especialmente una violenta requisa efectuada el 13 de diciembre de 1976 (con la que inauguró Dupuy su gestión al frente de la Unidad), cuando “en una hilera de 100 metros recibimos una golpiza con machetes, trompadas, patadas y golpizas brutales”.

Pero también enfatizó las acciones de resistencia, como un homenaje a los caídos de Trelew organizado dentro de la cárcel en agosto de ese año, a pesar de las previsibles consecuencias.

“Un modelo de destrucción”

A medida que avanzaba, la fuerza del testimonio empezó a incomodar a los acusados y sus abogados defensores, dos de los cuales terminaron pidiendo permiso para retirarse de la sala, entre los abucheos del público presente.

“Decían que por ser militantes estábamos enfermos”, recordó también el secretario general de la CTA bonaerense, “organizaron una Junta con psicólogos y psiquiatras para ver cuáles eran nuestros patrones comunes, ya que todos proveníamos de diferentes extracciones como la escuela secundaria, la Universidad o los sindicatos, y establecer la causa de esa supuesta enfermedad que era nuestra militancia”, relató entre las risas de la gente.

Asimismo, Godoy se refirió a la frecuente participación de personal del Ejército, señalando que "más allá de las jerarquías, estaba claro que todos formaban parte de una misma estrategia represiva".

El testimonio de Godoy fue especialmente valorado por el Tribunal y los abogados querellantes debido a lo meticuloso del relato, que incluyó detalles de nombres y sucesos muy relevantes para la causa.

Por esta razón, por primera vez desde el inicio del juicio, cuando ya iban más de dos horas de declaración, el Tribunal propuso un cuarto intermedio para continuar más tarde, y se le preguntó si podía reconocer a los acusados.

Entonces, en uno de los momentos de mayor tensión y emotividad de la jornada, "Cachorro" Godoy se levantó, y señaló uno por uno a cinco de sus ex carceleros.

“La Unidad 9 fue planificada como un modelo de destrucción de los presos políticos”, consideró finalmente el secretario general de la CTA bonaerense. Un modelo de cuyo fracaso, con su militancia cotidiana e ininterrumpida casi 30 años después, sigue dando el mejor de los testimonios.

 

“Este tributo a nuestros compañeros tiene un gran valor”

Luego de declarar por más de cuatro horas, Hugo “Cachorro” Godoy habló con la prensa afuera del Tribunal entre abrazos y cánticos de amigos y compañeros de la CTA.

“Es importante poder testimoniar en estos juicios para que se haga justicia, para que la verdad y la memoria se unan y así poder vislumbrar un futuro mejor para todos los argentinos. Esto es posible porque los compañeros y familiares asesinados en la cárcel nos han incorporado determinados valores y uno lo único que trata de hacer es ser consecuente con esos valores”.

Al ritmo de los bombos y brazos en alto, "Cachorro" Godoy, secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) de la Provincia de Buenos Aires, continuó explicando las sensaciones que le dejó haber declarado en este juicio: “Uno trata en su memoria construir una sociedad mejor y aportar un pequeño grano de arena, ya que estos juicios aportan en lo personal, porque tener a los genocidas frente y poder decirles en la cara la dignidad de esos compañeros es algo muy importante”.

Con lágrimas en los ojos, Godoy señaló que “es importante ser parte de este hecho histórico, de protagonizarlo desde donde uno puede, por eso estoy alegre y orgulloso, porque estos compañeros que están acá son los que a uno lo hacen seguir, y estas lágrimas son de alegría y emoción para compartir con ellos y poder construir un país mejor para todos”.

 

Al ser consultado qué siente luego de detallar su estadía en la Unidad 9, Godoy remarcó que “ahora siento liviandad, porque cuando uno hace un homenaje a los desaparecidos o cuando se levanta a la mañana y sigue, le rinde tributo, pero éste tiene una gran valor”.

 

 

* Corresponsalía Buenos Aires.

Tomado de Prensa CTA

Compartir este post

Comentar este post