Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Juicio de Orletti

3 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Difundirlo es sembrar Memoria.

Las dictaduras instaladas en Latinoamérica en las décadas del 60 en adelante,

Sembraron de muerte, los suelos de cada patria.

En Uruguay el golpe de Estado en  1973, dejó su cifra escalofriante de 116 asesinados, más de 200 desaparecidos, niños secuestrados, miles de torturados y detenidos, con prisión prolongada, saqueos de bienes, pobreza y miedo.

En marzo del año 1976 Argentina entraba en la noche más oscura de su historia.

Sangrienta y perversa la actuación de todos los servicios de inteligencia, que actuaron con total impunidad  en todo el país,  instalando más de 500 centros clandestinos de represión, tortura y secuestros. Muchos extranjeros, se habían ido a  buscar refugio antes del golpe militar y luego sin poder salvarse fueron cercados hasta matarlos o desaparecerlos.

Uno de esos centros clandestinos de represión se llamó Orletti. Allí fueron llevados argentinos, uruguayos, cubanos, bolivianos, chilenos, brasileros y paraguayos.

Orletti se ubica en el mapa, en la calle Venancio Flores y Emilio Lamarca, en Capital Federal, barrio La Floresta.

Años después, se pudo saber que allí funcionaba una conexión de servicios de inteligencia de los ejércitos de  Argentina y Uruguay, entre otros.

La mayoría de los secuestrados de ese lugar fueron exterminados, quedando muy pocos sobrevivientes que hoy en el año 2010 se enfrentaran a juicios contra los genocidas que actuaron en ese lugar siniestro.

En el  año 2008, viajé con los compañeros sobrevivientes a rendir homenaje a todas las víctimas del Plan Cóndor asesinadas y posteriormente desaparecidas en Orletti.

Entré con ellos.

Iría a desandar los pasos de todos Ellos con mi cámara, para poder registrar ese lugar, que a pesar de los años transcurridos, sentiría las presencias en ese lugar deshabitado.

En su momento fue un  taller de automotores, luego el “chupadero” de luchadores revolucionarios.

Una puerta metálica grande de enrollar, se abría a los autos que traían a los compañeros secuestrados. Una voz pronunciaba la  contraseña “ábrete Sésamo” y a partir de ese instante la suerte de Ellos se metía en el túnel del terror inenarrable.

Un gran espacio en la planta baja, frío, desolado, las paredes descascaradas dibujando sombras incrustadas... silencio.

Caminaron paso a paso yo los seguía...convertida en casi sombra para no delatar con mi cámara tan sentido momento.

Conversan casi susurrando, recordando, confrontado memoria, tristeza y dolor que estrangulaba el alma.

Subimos a la planta alta, pero no por la escalera donde a Ellos si, los subían a empujones, a golpes certeros, despiadados. El tiempo destruyó la escalera de madera, hoy putrefacta. Unas cintas amarillas impiden el paso.

Vamos por otra escalera lindera dentro del mismo lugar. Las piezas están grises, vacías.

La cocina me simula una extraña ironía cruel. En toda casa la cocina es expresión de luz, encuentro, humanidad...acá me abofetea bruscamente. Sigo con ellos.

Me señalan la pieza donde estuvo  Gerardo Gatti, allí veo  una puerta-reja,  de metal recostada sobre la pared.

Van y vienen, se entrecruzan logro captar una imagen que parece que fueran Ellos, me estremezco.

Luego tomo una foto de una ventana en contraluz, tiene rejas y da hacia la calle, allí estuvieron nuestras compañeras. De allí se ve el tren, que pasa en el mismo momento que me acerco a mirar. El sonido invade todo, como antes cuando tapaba los gritos desesperados de las torturas.

Luego otros espacios donde los tuvieron tirados, desangrados, atados, deshechos en el piso. Una bombita de luz pende del techo, ya vieja pero alumbrando aún.

La cámara dispara ráfagas de sonidos, solo se escucha su clic...clic. Me indican donde estuvo María Emilia Islas Gatti, con su hija Mariana de 1 año y medio y dónde lavaba la ropa de su niña y preparaba su mamadera.

En una pared de ese lugar imperdonable, está la marca de la Triple A, signo feroz, de la banda de Aníbal Gordon, que cometió los crímenes más horrendos.

La pared del fondo guarda todavía las huellas de la balas.

Salimos... aquel lugar aún trepida de coraje y dolor, pelea y dignidad, memoria y lucha.


 

Hoy 3 de junio del 2010 comienza el  juicio de Orletti en Argentina.

¡¡¡Por todos Ellos Juicio y Castigo a los culpables!!!

 

 


MARTHA PASSEGGI.
    reportera-gráfica.

10-0011.JPG

 

10-0013.JPG

 

10-0024.JPG

 

10-0046.JPG

 

10-0071.JPG

 

10-0117.JPG

Compartir este post

Comentar este post