Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

La contaminación de los lodos minerales derramados en Hungría es mucho mas grave de la esperada

10 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Hungarian town of Kolontar being evacuated on fears of new sludge flood from reservoir
 
Se teme nueva fuga de mortal barro rojo
 
 

Greenpeace alertó ayer en Viena de los elevados índices de arsénico y mercurio encontrados en las pruebas de laboratorio del "barro rojo" derramado el lunes en Kolontár, en el este de Hungría.

Los análisis realizados por la Oficina Federal de Medio Ambiente de Viena y del instituto Bálint Analitika KFT de Budapest detectaron un nivel de contaminación mucho mayor de lo esperado, señaló la organización.

Por eso, Greenpeace denunció un "déficit político de información" por parte del Gobierno magiar. "Hemos encontrado cantidades inesperadamente altas de sustancias nocivas", manifestó Melanie Beran, portavoz de la organización ecologista, en una rueda de prensa en el Parlamento húngaro.

 

Las pruebas de lodo efectuadas en Viena revelaron una concentración, por cada kilogramo de masa seca, de 100 miligramos de arsénico, 660 mgrs de cromo y 1,3 mgrs

 de mercurio.

Estos niveles son el doble de lo esperado por la organización, lo que según la portavoz, hubiese requerido de parte de las autoridades húngaras más precaución por los posibles daños y peligros para los afectados.

Siete personas fallecidas

Foto 

Este lodo vertido tras la rotura de una balsa en una fábrica de aluminio ha dejado ya a su paso siete muertos, después de que los equipos de rescate encontraran ayer entre el barro el cuerpo de dos de los tres desaparecidos.

El cuerpo de la séptima víctima fue hallado cerca de Devecser, junto al sexto, según Györgyi Tüttös, portavoz de la Dirección de Catástrofes. El hallazgo del cadáver de la sexta víctima había sido confirmado poco antes por Tibor Dobson, responsable gubernamental para coordinar las tareas de descontaminación.

Horas antes, un hombre de 81 años había fallecido en el hospital de Veszprem por la complicación que le produjo el contacto con el lodo tóxico, según informó Protección Civil húngara.

Budapest, 8 de octubre. El lodo rojo –con residuos tóxicos– de una fábrica de aluminio de Hungría que cayó el lunes en el sistema fluvial de este país comenzó a disolverse hoy en las aguas del ancho río Danubio, por lo que según el gobierno húngaro no hay riesgo de contaminación en este cauce de unos 2 mil 800 kilómetros, que atraviesa 10 países de Europa.

La versión gubernamental fue puesta en duda por la organización Greenpeace, que mediante su especialista en química, Herwig Schuster, advirtió que persiste el “riesgo de que la contaminación afecte duraderamente el medio ambiente y la cadena alimentaria”.

Schuster informó que la agrupación hizo sus propias evaluaciones en el terreno y halló que el agua en Kolontar tiene cantidades de arsénico 25 veces por arriba de lo permitido en el agua potable y que en el lodo rojo hay mercurio.

Según manifestó el experto, pasarán varios años hasta que las 40 mil hectáreas afectadas en Hungría puedan ser utilizadas para la agricultura.

Las muestras de ph tomadas este viernes en la desembocadura del río Raba al Danubio, a la altura de la localidad de Gonyu, eran de entre 8.4 y 8.3, informó el Ministerio de Medio Ambiente.

El nivel de ph en el agua es una escala de acidez o alcalinidad que va de 0 a 14 y mide una u otra propiedad. El valor 7 supone la neutralidad, mientras que más allá de 8.5 la calidad del agua es mortal.

El lodo rojo estaba en un depósito que se reventó el lunes. Al derramarse inundó el pueblo de Kolontar y otras cinco localidades del oeste de Hungría. El barro se escurrió hasta las aguas del río Marcal el lunes y por ese cauce fluyó al río Raba y luego al Danubio. El recuento oficial de muertos es de siete personas.

Hungarian town of Kolontar being evacuated on fears of new sludge flood from reservoir

  

Workers inspect damage in a yard in Kolontar, Hungary, Friday, Oct. 8, 2010. Government officials lowered their estimate of the size of Monday's catastrophic spill. They said the reservoir break at an alumina plant dumped up to 700,000 cubic meters (184 million gallons) of sludge onto three villages. (AP Photo/Darko Bandic)

Saturday, 09 October 2010 AJKA, Hungary - The Hungarian town of Kolontar near the toxic red sludge reservoir that flooded the area and killed at least seven people was evacuated Saturday over fears of a new leak of the dangerous heavy metal waste, officials said.

Experts fear the walls of the reservoir may weaken further, disaster management spokesman Tibor Dobson told The Associated Press. No new waste, however, has escaped from the huge container so far, Dobson said. The evacuation of the town of several hundred people began before dawn.

In addition to the fatalities, more than 120 were injured when the walls of a reservoir at an alumina plant gave way Monday and up to 700,000 cubic meters (184 million gallons) of toxic waste flooded several towns in western Hungary. The amount was not much less in a few hours than the 200 million gallons (757 million litres) the blown-out BP oil well gushed into the Gulf of Mexico over several months.

But the concentration of toxic heavy metals where Hungary's red sludge spill entered the Danube has dropped to the level allowed in drinking water, authorities said, easing fears that Europe's second longest river would be significantly polluted.

The red sludge devastated creeks and rivers near the spill site and entered the Danube on Thursday, moving downstream toward Croatia, Serbia and Romania. Monitors were taking samples every few hours Friday to measure damage from the spill but the sheer volume of water in the mighty Danube appeared to be blunting the red sludge's immediate impact.

Test results released by Hungary's disaster agency show the pH level of the water where the slurry entered the Danube was under 9 — well below the 13.5 measured earlier in local waterways near the site of the catastrophe. That is diluted enough to prevent any biological damage, Interior Minister Sandor Pinter said.

Despite the apparent good news, the risk of pervasive and lasting environmental damage remained at the site of the spill, with Greenpeace presenting laboratory tests that it said showed high concentrations of heavy metals in the sludge.

The disaster's confirmed death toll rose from four to seven. An 81-year-old man died from injuries sustained in the torrent and two bodies were found Friday on the outskirts of Devecser. The unidentified victims were likely two of three Kolontar residents still missing.

The location of the bodies suggested they were swept over two miles (three kilometres) by the torrent.

 

Compartir este post

Comentar este post