Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

La familia modelo de colombia

15 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Jhon Jairo Salinas /Dirigente Social

(Nota: Cámbiese la palabra Presidente por EXPRESIDENTE)

 

 

La familia de Alvaro Uribe Vélez es una familia modelo, vinculada al narcotráfico y al paramilitarismo. Su padre, Jorge Alberto Uribe Sierra, vinculado al Cartel de Medellín, y muy amigo de Pablo Escobar Gaviria.

[Uribe+y+Pablo+Escobar.jpg]

Su hermano Santiago Uribe Vélez, coordinaba las acciones del grupo denominado “Los Doce apóstoles”, desde 1994 o antes, y durante sus acciones permanecía en el auto, con una ametralladora Ingram y pendiente de los reportes que recibía por radio. Mantenía estrechos vínculos con Pablo Escobar Gaviria. El grupo paramilitar tiene en su haber 50 asesinatos en Antioquia cometidos entre 1993 y 1.994, además de otros que no se saben.

Sus primos Germán y Jorge Iván Fernández Posada, primos por el lado materno, vinculados a investigaciones penales por paramilitarismo en 1999, al igual que Carlos Alberto, Juan Diego y Mario Vélez Ochoa, familia de Uribe y de los hermanos Ochoa, del Cartel de Medellín.
 

 

http://colombieinfos.20minutes-blogs.fr/media/00/01/2c0ffa3de64edaa19019210667fa30fc.jpgMario Uribe Escobar, primo, Senador, ponente del proyecto de ley de Justicia y Paz que

otorga el perdón y el olvido a los crímenes de Lesa Humanidad cometidos por los narcoparamilitares, ya aprobado.

Fue visto en la Exposición Nacional Equina en Pereira, en el palco de honor lo escoltaban: a su derecha, Juan Pablo Gaviria, administrador de bienes del recientemente extraditado Joaquín Mario Valencia, “El Caballista”. Y a su izquierda brindando muy alegre, Hernando Mario Restrepo, viejo conocido y amigo del prófugo Juan Carlos Ramírez Abadía, alias “Chupeta”.

Su debut en el Congreso estuvo ligado a la expresión “narcomico”, el cual nació en 1.989, cuando Mario Uribe era representante ponente de la reforma constitucional de Barco. El 30 de noviembre de ese año, un raro movimiento de abogados en el Capitolio alertó al ministro de Gobierno Carlos Lemos. Cerca de la media noche, rápida y silenciosamente, un grupo de congresistas colgó el tema de la extradición al referendo.

 

Jairo Ortega, que fue principal de Pablo Escobar; Jesús Ignacio García Valencia, que aún medra en la Cámara, y cómo no, el ahora senador Mario Uribe hicieron parte del grupo de 22 representantes que aprobó esta iniciativa, tan favorable a los intereses de los narcotraficantes.

El gobierno Barco, acorralado por la traición del ponente y sus amigos, retiró el proyecto y hundió la reforma. Todo sucedía dos meses después del asesinato de Luis Carlos Galán.

En 1.995, siendo ya senador, Mario Uribe impulsó otro “narcomico”. Quería quitarle al enriquecimiento ilícito el carácter de delito autónomo para convertirlo en subsidiario. Así sepultaría el proceso 8.000, los capos sólo podrían ser expropiados cuando se les probara el narcotráfico y saldrían de la cárcel los políticos de la mafia.

Mario Uribe tiene otra debilidad, además de los caballos. Tiene una fijación por las Notarías y por ello hace nombrar a su familia en ellas, quien sabe con qué intenciones: Su hermano Jorge Humberto Uribe Escobar es notario 24 de Bogotá. Su otra hermana Angela María Uribe Escobar está encargada desde hace más de un año de la Notaría Segunda de Envigado. No la han podido nombrar en propiedad porque esta prima presidencial aún no cumple los requisitos para ser titular.

El primo del senador se llama Jorge Humberto Uribe, como el hermano de Mario, pero su segundo apellido es Ruiz; a él le dieron la Notaría Unica de Caldas, Antioquia. Y hasta la familia política ha participado del festín de nombramientos en notarías. Cuando era su cuñada, Piedad Carmen Ramírez fue nombrada notaria 23 de Medellín, posición en la que se mantiene. Ella reemplazó en el cargo a Rodrigo Escobar, otro tío de Mario que entró en edad de retiro forzoso. Es cuota suya, también, el notario 24 de la capital antioqueña, Jesús Otilio Ruiz.

William Vélez, otro primo, amigo personal de Pablo Escobar, compañero de fórmula de Mario Uribe, fue presidente de la Cámara de Representantes. Un video los muestra a William, Alberto Santofimio Botero y a Pablo Escobar, junto a Jairo Ortega, en Envigado; allí William Vélez como telonero del espectáculo lanza vivas al capo, al “Patrón” y lo ensalza con calificativos como “noble y brillante figura del Partido Liberal”.


El presidente Uribe junto al ministro Uribe

Jorge Alberto Uribe, otro primo, ex ministro de Defensa, fue desenmascarado por el Nuevo Herald de Miami, en publicación en la que aparece visitando conyugalmente a Dora Adriana Alzate en una cárcel de Medellín. Ella fue arrestada en el aeropuerto internacional “José María Córdoba” de Medellín el 1º de febrero del 2.003, cuando intentaba viajar a Miami, su lugar de residencia, por la posesión de 1.750 gramos de heroína. La relación sentimental del ex-ministro llevaba 18 largos años. Jorge Alberto negó haberla visitado y fue respaldado por su primo Alvaro Uribe Vélez.

Los “Innombrables de la Mafia de la Casa de Nariño “, o sea de la Casa de Gobierno.

José Obdulio financiaba sus campañas políticas con dinero de Pablo Escobar Gaviria.

Si el presidente Alvaro Uribe Vélez tiene una familia modelo narco, paramilitar, también se ha rodeado de lo más representativo de la mafia del narcotráfico y el paramilitarismo, especialmente de “personajes” vinculados al Cartel de Medellín. Nombremos algunos que ya no están y otros que todavía permanecen en la Casa de Nariño:

http://www.semana.com/photos/generales/ImgArticulo_T1_49169_20071029_180756.jpgJosé Obdulio Gaviria, primo de Pablo Escobar Gaviria, jefe del Cartel de Medellín, asesor presidencial de Uribe Vélez, verdadero poder en la sombra, quien en días recientes amenazó con renunciar, dizque para contribuir con la re elección desde fuera, pero el presidente no le aceptó la renuncia. Dos de sus hermanos estuvieron presos en Estados Unidos por narcotráfico. Estrechamente vinculado a Pablo Escobar y al Cartel de Medellín, se cuentan de él estas anécdotas:


“De acuerdo con Roberto Escobar, José Obdulio, Gaviria acompañaba a Pablo Escobar a reuniones nocturnas que organizaba el narcotraficante para repartir casas gratuitamente entre los pobres, en el desarrollo de la campaña “Medellín sin Tugurios”, que el jefe del cartel de Medellín financió. A esas reuniones, Escobar solía asistir “acompañado, de un primo que ya estaba metido en la política, llamado José Obdulio”, sostiene Roberto Escobar en la página 155 de su libro.

La fuerza que adquirió el narcotraficante con ese tipo de campañas, fue la que, según Roberto, aprovechó su primo hermano José Obdulio para proponerle: “Ve, Pablo, vos por qué no te metés en la política, si te quiere tanto la gente”.

A lo cual Pablo Escobar, según Roberto, le respondió: “Sí, lo voy a hacer, porque la plata de este país se la roban los políticos”.

Cuenta Roberto que un día José Obdulio, en calidad de mediador de paz, visitó en la cárcel de Itagüí a un grupo de guerrilleros. Allí se enteró de que su primo había negado el parentesco con Pablo Escobar cuando alguien le sugirió que, después de la reunión, pasara a saludar a Roberto, quien estaba en la misma prisión.

“Enterado del asunto, esperé a que terminara la reunión de paz”, afirmó Roberto en su libro. “Cuando salían por un costado de mi celda, asomé la cabeza para gritarle a mi primo”: “Oíste, José Obdulio, cuando subías a La Catedral cárcel en la que Roberto y Pablo estuvieron presos con sus lugartenientes, a que mi hermano te diera plata, ahí sí eras primo, pero ya no”. “Y todos lo miraron con burla y cierta exclamación de sorpresa”.

Roberto explica en su libro que José Obdulio “solía visitarnos en La Catedral y Pablo le regalaba 10 ó 15 millones de pesos para sus gastos personales y políticos en Medellín”.

El Presidente insiste en que en su gobierno nadie tiene relación con los terroristas. Por eso resulta conveniente que, a la luz de lo dicho por el diario norteamericano, el consejero presidencial José Obdulio Gaviria responda lo siguiente:

1. ¿Por qué estuvo presa la biógrafa del presidente María Izquierdo por recibir plata del cartel de Cali y usted no ha sido investigado por recibir supuestamente plata del cartel de Medellín?

2. ¿Por qué para efectos de meter preso a Santofimio tiene validez plena la palabra de Popeye y El Mugre pero no la palabra de El Osito, cuando éste delata encuentros entre la mafia y algunos políticos?

3. ¿Había usted informado al Presidente de sus encuentros y visitas con el terrorista más grande que ha tenido el país, Pablo Escobar?

4. Si el trato suyo con Escobar fue de “enemigo político”, ¿para qué lo visitaba en la cárcel?

5. ¿Cuando usted visitaba a su primo Pablo desconocía que él era terrorista?

 

http://www.periodismosinfronteras.com/wp-content/uploads/2010/08/Pedro-Juan-Moreno.jpgPedro Juan Moreno Villa, empresario, el mejor y más viejo amigo del Presidente Uribe Vélez , a quien le gusta también tener amigo siquiatras; fue secretario de Gobierno cuando Alvaro Uribe desempeñó la Gobernación de Antioquia, acusado de importar insumos para procesar cocaína. Dirige la Revista La Otra Verdad, desde donde desarrolla su lucha de poder contra los que él considera sus enemigos dentro del uribismo. Su influencia a distancia ha sido tal que en la Casa de Nariño hablan del “Síndrome de Pedro Juan”. Murió en un extraño accidente de aviación.


José Roberto Arango, quien se desempeñaba como alto asesor presidencial desde el 7 de agosto de 2002, es propietario, entre otras empresas, de una empresa textilera, de nombre Fábrica Textil de los Andes S.A. Fatelares, renunció al enterarse que su empresa hacía negocios con las Fuerzas militares de la oligarquía. Familia vinculada al narcotráfico y ha permanecido en la sombra sin que se publiciten sus negocios oscuros. Hoy es uno de los hombres de confianza del presidente Alvaro Uribe Vélez.

Fatelares que es gerenciada por el hermano del alto asesor presidencial Juan Rafael Arango y que en su objetivo social dice que “La compañía ofrece artículos para la salud, hospedaje, fuerzas armadas, líneas aéreas y ONG, siempre considerando las necesidades específicas de cada sector y cada cliente”

Juan Rafael Arango, Gerente de Fatelares

Pues el caso es que Fatelares, firmó un contrato con otra empresa de nombre Fabrilar, para elaborar toallas por la insignificante cifra de $1.722 millones de pesos y que Fabrilar a vez vendió a las Fuerzas Armadas de la oligarquía colombiana por el valor de $1.882 millones de pesos ganándose por la sola intermediació n $160 millones de pesos.

Como se vé, la mayor parte de la tajada se la llevó la empresa del honorable alto asesor presidencial y la consolación fue para el otro honorable Vicefiscal.

Este caso muestra claramente como opera la corrupción en el Ministerio de Defensa al quedar sin respuesta la pregunta de que porque acudió a contratar el ejercito con una empresa intermediaria y no con la verdadera empresa fabricante de las toallas, con lo que se habría buscado tapar al verdadero vendedor, el consejero presidencial.

En los certificados de la Cámara de Comercio de Bogotá consta que la empresa Fabrilar está conformada por un capital de 50 millones de pesos, dividido en 500 cuotas, de las cuales el hoy ex vicefiscal Andrés Fernando Ramírez Moncayo es propietario de 200 acciones, o sea el 40 por ciento, mientras que su padre, Gonzalo de la Concepción Ramírez Osorio, es dueño de 300 acciones que corresponde al 60 por ciento y que la gerente es la madre del honorable vicefiscal.

La compra de las toallas se comenzó a tramitar en agosto de 2003, y fue adjudicada desde entonces a Fabrilar y ninguno, ni el súper asesor ni el vicefiscal general de la Nación, en cerca de un año, sabían que estaban haciendo negocios con el estado y muchos menos que fueran entre ellos, eso lo juran y hasta se ponen colorados.

Y es que los textiles parecen ser un buen negocio, sobre todo si es con las fuerzas armada, recordemos al secretario general del gobierno de Andrés Pastrana, Juan Hernández, quien a través de Acertar Ltda., una empresa de confecciones de su esposa, celebró contratos por $12.000 millones con el Ejército, el Fondo

Compartir este post

Comentar este post