Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

La minería mortal de Alan García

3 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

30,000 toneladas de relaves impactan en el río Opomayo en la región Huancavelica. Población no es alertada y consume peces envenenados.

Más de diez comunidades de la provincia de Angaraes en la región Huancavelica están gravemente afectadas por el colapso de la presa de relaves de la Empresa Minera Caudalosa Chica, que ocasionó un alud de 30,000 toneladas de relaves sobre el río Totora y en los cauces del río Opomayo. Los hechos ocurrieron el 25 de junio a las 8 de la noche. Ni la empresa ni las autoridades de Energía y Minas han tomado medidas adecuadas hasta el momento.

La empresa no alertó de este hecho a la población, poniendo en serio peligro la vida de hombres, animales y sembríos que consumen las aguas de estos ríos para su supervivencia. Las autoridades locales se enteraron de este hecho e inspeccionaron el lugar el sábado 26 de junio. Las comunidades más afectadas son Totora, Palcas, Yanaututo, Tucsipampa, Rumichaca, Lircay, Ocopa, Anchonga, Huayllay, Callanmarca, Huancahuanca y Congalla.

Se trata de un atentado criminal porque, al no ser informados, los comuneros han consumido truchas envenenadas con plomo y otros metales tóxicos, y los animales siguieron consumiendo las aguas contaminadas con los relaves.

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, exige a la Empresa Minera Caudalosa Chica asumir la responsabilidad por este atentado, y a las autoridades del Ministerio de Energía y Minas que le apliquen las sanciones correspondientes, porque esta compañía viene operando de forma artesanal y sin cumplir el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) como exige la ley. 

                             

Crece el número de derrames de Pluspetrol en la Amazonía

Un alarmante reporte informa que en los últimos cuatro años la empresa argentina Pluspetrol ha registrado 78 derrames de petróleo solo en la amazonía del Perú.

“Desde noviembre del 2006 a mayo del 2010, se han registrado 78 derrames de petróleo entre los lotes 8 y 1AB, ubicados en la región Loreto, afectando los ríos Pastaza, Tigre y Corrientes, afluentes del rio Marañón”, informó el semanario “Hildebrandt en sus trece”.

El reportaje apareció en la edición del viernes 25 de junio y fue elaborado por la periodista Juana Gallegos.

Los frecuentes derrames reportados a la fecha tienen un fuerte impacto en los pueblos indígenas que dependen de estos ríos como los Achuar, Urarina y Kichwa, en la región Loreto.

Se estima que ocho mil pobladores pertenecientes a las comunidades Alfonso Ugarte, Victoria, Santa Rita de Castilla, entre otras, quienes se abastecen del río Marañón, fueron afectadas por las aguas contaminadas.

                       

Cabe señalar, que las comunidades de la cuenca del río Corrientes, una de las poblaciones afectadas, firmaron un acta con Pluspetrol, en el cual la empresa se comprometía a reducir la contaminación e implementar un plan de desarrollo sostenible.

“Lo único sostenible de la empresa fueron los sucesivos derrames de petróleo que se ha convertido en toda una marca internacional de negligencia medioambiental” indica el semanario.

La mayoría de los derrames fue por rotura de tubos y otros desperfectos del oleoducto, afectando a los ríos Pastaza.

En el 2008, debido a los sucesivos derrames el entonces ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, solicitó la suspensión temporal de las actividades de exploración de la petrolera.  

 

                             

Un jovensísimo Alan García al lado de su preceptor, Raúl Haya de la Torre, el fundador del partido APRA. En aquellos tiempos no se adivinaba todos los despropósitos que cometería el dos veces presidente del Perú

 

Compartir este post

Comentar este post