El polvorín

La reforma agraria, a paso muy lento en Paraguay

16 Marzo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Soberanía Alimentaria
Democratización en el sector agrario

t_paraguay_campesinos_289.jpg
Foto radio mundial
La reforma agraria, a paso muy lento en Paraguay
La poca voluntad, y las resistencias desde adentro y fuera del gobierno desvian la atención y relentizan una de las promesas de campaña de Lugo: el acceso a la tierra de los campesinos.
Por Luis Hernando Restrepo (*) | Desde la Redacción de APM
12|03|2010
Durante los últimos días el Gobierno de Fernando Lugo y los sectores que buscan una reforma agraria que beneficie a los campesinos, han dejado sobre la mesa de diálogo una serie de procesos y lineamientos a seguir para lograr una salida viable de ambas partes.

En el encuentro entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería, con los representantes de organismos cooperantes de la reforma agraria, se debatieron diversos puntos trascendentales para bien de un proceso agrario. Shirley Cañete, asesora técnica de Asuntos Rurales del Gabinete Social, señaló que “estamos tratando de encontrar los lineamientos estratégicos en el marco de la reforma agraria y el desarrollo agrario integral. Para ello, hemos iniciado una serie de conversaciones con los sectores, organismos sociales y ahora, con los cooperantes”. Añadió también. que se busca reimpulsar todas las iniciativas, agregar nuevos elementos, “que nos parecen necesarios incorporarlos para iniciar un proceso efectivo de reforma agraria”.

Se avanza en reuniones, pero a la vez se retrocede. Esto genera diversas criticas al presidente Lugo, sobretodo que se ven reflejadas en una baja ejecución presupuestaria y a otros hechos aislados de compra de tierras. Sin embargo, según el gobierno se han disminuido las ocupaciones de tierra, logrando una mejor redistribución de la misma logrado por una importante participación de las organizaciones campesinas en el proceso de reforma agraria, que busca generar mayores ingresos económicos y aumentar la producción agrícola del país, en un esquema de distribución equitativa de las tierras.

En declaraciones a la prensa paraguaya, el Senador Roberto Acevedo, presidente de la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales de la Cámara Alta, expresó que se debe contar con un Programa de Reforma Agraria, ya que fue uno de los ejes principales de la campaña política del actual Presidente de la República, Fernando Lugo. Destacó que la Ley 2419 establece claramente que el Ministerio de Hacienda debe transferir al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) el 80% del Impuesto a la Renta Agropecuaria (Imagro) para ser utilizado en un 30% para compra de tierras y en un 70% para consolidación del arraigo en los asentamientos, es decir, caminos, escuelas, centros de salud, viviendas, etc., que a la fecha no se cumplió y la implementación de estos aspectos también deberían estar contemplados en un Plan de Reforma Agraria”.

Los resultados de estos informes expresarían que la mayor cantidad de tierras Paraguay aún no estarían destinadas, paran empezar a darle cuerpo a la reforma agraria. Esto ha generado en los organizaciones campesinos mucho malestar, ya que perciben que se privilegia a los grandes terratenientes de la soja que manejan haciendas, principalmente en el norte del país.

Alterno a este panorama que busca reformar el agro en el país sudamericano, el presidente Lugo recorrió varias zonas para lograr un fortalecimiento en las políticas oficiales que se tienen con respecto a la reforma. Durante su recorrido visitó una plantación de banana en San Pedro y expresó en su viaje que el Gobierno está trabajando en este momento en la coordinación programática de las distintas instituciones estatales que tendrán la responsabilidad de ejecutar el plan de la Reforma Agraria. Tambien el Gobierno se hizo presente en la Colonia San Valentín, cerca a la ciudad de Caaguazú, en donde el presidente se reunió con varios campesinos que solicitaron su presencia para debatir las prioridades sobre la reforma agraria.

Del mismo modo, el presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Alberto Alderete, expresó la importancia de la implementación de la reforma agraria y la necesidad de la construcción en conjunto de mejor calidad de vida para todos. Indicó que el sueño de todo campesino es tener su vivienda, su camino, escuela para sus hijos, servicios de salud. “La reforma agraria demuestra que es una estrategia válida para superar la pobreza y en nuestro país. El único recurso que tiene el Estado para satisfacer las necesidades del campesinado es la tierra; es lo que más hay, pero lastimosamente está en pocas manos. Distribuirla equitativamente es un logro que debemos alcanzar”, afirmó Alderete.

Mucho queda para hablar y analizar de los efectos que están produciendo las reuniones para buscar una salida viable para la estructuración de una reforma agraria en Paraguay. Existen diversas críticas expresadas por sectores sociales y campesinos que piden al gobierno de Lugo un mejor manejo de las tierras que posean los grandes terratenientes y otros sectores que creen que la reforma agraria es imposible en Paraguay porque no hay condiciones para llevarla adelante ya que no hay un sistema de propiedad de la tierra confiable.

Se avanza en la estructura de una reforma campesina asequible, pero aún existen distanciamientos y fracturas que no logran una firme participación social para la distribución del territorio y así lograr cimentar una fuerte transformación agraria para el pueblo paraguayo.


Tomado de APM
(*) El autor de la nota cumple una pasantía en APM

Compartir este post

Comentar este post

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog