Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Las estafas alimentarias más escandalosas de los últimos años

27 Julio 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

¿Está usted seguro de qué es lo que sirve en la mesa? Últimamente las grandes compañías de alimentación utilizan engaños cada vez más descarados para aumentar sus multimillonarios beneficios.
 
Les presentamos las estafas alimentarias más escandalosas de los últimos años, que afectaron a consumidores de diferentes partes del mundo.
En 2011, en una de las tiendas de la cadena Wal-Mart en China, fue detectada carne de cerdo corriente que se vendía como si fuera orgánica. Desafortunadamente para la empresa que comercializaba el producto, las autoridades chinas son muy sensibles a dos cuestiones: a la seguridad alimentaria y a las empresas extranjeras que operan en su territorio. Las autoridades locales consideraron la violación de la ley china una cuestión tan grave que inmediatamente cerraron 13 tiendas de la cadena, a la empresa se le impuso una multa de 420.000 dólares y los empleados involucrados en el fraude fueron detenidos.
En mayo de este año, unos periodistas filmaron a trabajadores de una de las cafeterías de la red Starbucks en Hong Kong preparando café con agua de los lavabos de un garaje. En Hong Kong, territorio que sufre preocupantes problemas ambientales, se recomienda beber solo agua embotellada, por lo que la noticia provocó una gran indignación en la sociedad. Sin embargo, los representantes de Starbucks justificaron el hecho alegando que los empleados de la cafetería filtraban el agua antes de utilizarla, y se comprometieron a elaborar sus bebidas exclusivamente con agua embotellada en el futuro.
Un cliente australiano desveló una práctica que tenía lugar en la red de restaurantes de comida rápida Subway. A principios de este año, colgó en Facebook una foto de un bocadillo Footlong al lado de una regla de medir, para demostrar que la longitud del sándwich era de 11 centímetros, y no de 12 como afirmaba la compañía. La imagen se extendió rápidamente a través de la Red y del tema se habló incluso en los informativos. Poco después del incidente la empresa publicó una explicación oficial asegurando que un sándwich es un alimento y es casi imposible calcular su tamaño exacto. Añadió, además, que el ‘defecto’ fue detectado en un solo restaurante concreto.
En 2004 Coca-Cola lanzó al mercado británico la marca de agua de alta calidad Dasani, que se vendía a un precio de 2,5 dólares por botella. Es fácil imaginar la indignación de los consumidores cuando la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido descubrió en esa agua un alto contenido de elementos cancerígenos. Todos los productos comercializados bajo la marca Dasani fueron retirados de la venta. Coca-Cola había destinado más de 12 millones de dólares en la campaña publicitaria del producto.
Otro caso de escándalo alimentario tuvo lugar en Moscú en 2012, cuando la Sociedad para la Protección de los Derechos del Consumidor Control Público detectó que un batido de leche de McDonald’s consistía en un 90% en grasas vegetales y, por lo tanto, no podía llevar este nombre. El motivo del análisis de los productos de la compañía fue que en el verano de 2011 McDonald’s había logrado ser reconocida como una red de tiendas en lugar de una cadena de comida rápida para evitar el pago del IVA. De acuerdo con las leyes de la Federación de Rusia, los embalajes de los productos que se comercializan en las tiendas deben indicar todos los componentes, algo que McDonald’s no hizo. Control Público acudió a los tribunales para revelar la estafa, pero finalmente perdió el caso.
En los últimos meses estallaron varios escándalos relacionados con la comercialización engañosa de carne que afectaron a toda Europa. Autoridades sanitarias de varios países encontraron carne de caballo en hamburguesas, lasañas, albóndigas y otros productos congelados. Los productos se vendían en Eslovaquia, la República Checa, Hungría, Francia, el Reino Unido, Portugal, Italia, Holanda, Bélgica, España, Chipre, Grecia, Irlanda, Suecia y otros países. El hallazgo provocó un escándalo en la región, donde no se suele consumir carne de equino. Cabe señalar que gran parte de la carne ‘fraudulenta’ fue detectada en productos de los restaurantes de la cadena Ikea en varios países.
Fuente: RT

Compartir este post

Comentar este post