Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Latinoamericanos en EEUU: los perseguidos que limpian el desastre

3 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

marea-petroleo

El próximo mes comenzará la aplicación de la Ley de Arizona. Hoy entierran al primer muerto de esa ley, Anastasio Hernández, quien fue asesinado a golpes por la Patrulla Fronteriza. Hace más de 20 años vivía ilegal en Estados Unidos. Tenía cinco hijos.

Sin aparente relación, un vertido de petróleo materializa las manchas morales de Estados Unidos: cientos de trabajadores latinoamericanos trabajan arduamente en las labores de limpieza de las costas de Luisana, aniquiladas por el terrible vertido de petróleo que desde hace 42 días pone en jaque la vida en la zona.

De los latinoamericanos que trabajan en la limpieza del derrame, 40 son mujeres, empleadas de la subcontratista Tamara’s Group, que a su vez tiene un contrato de la compañía contratista, Oil Mop.

La dueña de Tamara’s Group es Martha Mosquera, colombiana. “Es triste, pero ellas están felices porque hay trabajo”, dice Mosquera. Además de los gastos de hospedaje, el contratista les paga $12 por hora y les da $30 para viáticos y les cubre el hotel.

Por este sueldo, las mujeres han estado trabajado doce horas al día cuatro semanas seguidas, descargando barreras -o “boom”- de tráileres. El boom se cuelga alrededor de los pantanos para que sirvan como barrera protectora de las olas del petróleo crudo.

“Yo fui en la lancha a tirar boom y allí fue que vi animales muertos, tres. Un delfín, un tiburón, y los pescados muertos, comidos”, asevera Carmen García, una trabajadora salvadoreña de 47 años. “Es muy feo, muy feo”, repite García mientras descansaba en el hotel tras semanas de arduo trabajo.

Hasta el día de hoy Martha Mosquera ha contratado a más de 160 personas para trabajar en la limpieza de la costa. Ella dice que el 90 por ciento de sus empleados son hispanos. A cada uno se le da un breve entrenamiento de 40 horas sobre cómo manejar los materiales tóxicos y se le da su propio equipo de protección.

Muchos de los hispanos que se encuentran trabajando en la limpieza llegaron a Nueva Orleans después del Huracán Katrina, en el 2005, para ayudar a reconstruir la ciudad. Pero a diferencia de la época de Katrina, ahora los contratistas le están exigiendo a los trabajadores que sean inmigrantes documentados.

Según Mosquera, en los primeros días después que llegaron los trabajadores a Hopedale, hubo una redada de Inmigración (ICE): “se llevaron gente de otra compañía”, afirmó.

Algunos subcontratistas le están ofreciendo empleos en limpieza a indocumentados. Varios entrevistados coincidieron en que los subcontratistas han llegado a sus iglesias tratando de captar a nuevos trabajadores.

Día tras día llegan a Luisiana  más trabajadores latinoamericanos de otros estados en busca de empleo y escapando a la crisis económica que ahora afecta al país.

Voluntariosos a la hora de trabajar, limpiarán el desastre de una trasnacional .El trabajo tal vez los afecte para siempre. La exposición directa al petróleo y a sus disolventes en el agua pueden ser letales.

Los inmigrantes en Estados Unidos no tienen derecho a la salud, para eso “no hay dinero”. No obstante hay un rubro en el que no escatiman ni un dolar: perseguir indocumentados.

 

(Tomado de Patria Grande/ Cubadebate)

Compartir este post

Comentar este post