Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Los Camisas Rojas incendian el corazón comercial de Bangkok

21 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

El corazón comercial de Bangkok se antoja hoy una versión contemporánea de la Roma de Nerón, incendiada en su esplendor por una multitud frustrada y con nada que perder.

Ocurre que los miles de opositores que resistieron dos meses de protestas y acosos se rehúsan a marcharse sin más, dejando sin sentido los 68 muertos y las semanas de intenso pulseo político.

Tras el levantamiento del toque de queda decretado anoche en un tercio de Tailandia, los combates entre las fuerzas de seguridad y sobrevivientes del movimiento opositor Camisas Rojas prosiguen.

La incursión militar en el cosmopolita distrito de Ratchaprasong, ocupado hace siete semanas por miles de manifestantes, desató otra ola de violencia que sólo ayer dejó siete muertos y 81 heridos.

Entre los fallecidos estaba el fotógrafo italiano Fabio Polenghi, quien como el camarógrafo japonés Hiro Muramoto vino a Bangkok a reportar los conflictos y pereció en el fuego cruzado.

En estos momentos, Ratchaprasong es territorio de alto riesgo para periodistas y cualquiera, pues ni siquiera cascos y chalecos antibalas son garantías, como demostró la muerte de Polenghi.

El coronel Sansern Kaewkamnerd, vocero del centro gubernamental de emergencias, insiste en tildar de terroristas a quienes aún combaten en las calles, convertidas en un infierno de fuego.

Una treintena de importantes edificios comerciales, compañías del gobierno y bancos arden desde la madrugada del jueves, en tanto nueve cadáveres fueron descubiertos en una pagoda cercana.

"Físicamente podremos reconstruir Bangkok rápidamente, pero no sé cuánto demorará curar el daño psicológico. Jamás olvidaremos el 19 de mayo", reconoció el gobernador Sukhumbhand Paribatra.

Dispersar a los manifestantes es la parte fácil, pero al hacerlo por la fuerza el gobierno sembró rencores y desterró la posibilidad de un diálogo reconciliador que evite futuros conflictos.

Desde su autoimpuesto exilio, el depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra aprobó la rendición de los líderes opositores en virtud de evitar más muertes, aunque el resultado ha sido el opuesto.

Los Camisas Rojas reclamaban la restitución de Thaksin, su mayor inversor, y la renuncia del primer ministro Abhisit Vejjajiva, al que acusan de gobernar ilegítimamente y de promover la abrupta brecha social que sufre Tailandia.

En tal sentido, las profundas diferencias sociales que dividen a Tailandia se acentuarán debido a las millonarias pérdidas económicas que dejaron las protestas y a la derrota de los eternos marginados, los campesinos y obreros integrantes de los Camisas Rojas.

Pese a un mandato salpicado por escándalos de nepotismo, Thaksin se ganó a la clase obrera y campesinas por medidas de corte social, que incluyeron préstamos para el desarrollo y atención de salud.

Abhisit, nacido y educado en Inglaterra, llegó al poder en 2008 de manera arbitraria, aupado por el Ejército, la Realeza y la elite burocrática y judicial del país, donde el anciano rey Bhumibol es apenas una respetada figura decorativa.

Prensa Latina/LibreRed.Net

Compartir este post

Comentar este post