Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Los científicos advierten sobre la relación entre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto

8 Marzo 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 Se urge a la USDA para que rescinda la aprobación de la alfalfa genéticamente modificada

Por Rady Ananda, 21 de febrero de 2011

Un especialista en patología vegetal y con experiencia contra la guerra biológica, advirtió recientemente a la USDA de la aparición de nuevos organismos víricos del tamaño de micro-hongos, que pueden causar abortos espontáneos en el ganado, el síndrome de muerte súbita en la soja preparada para Roundup de Monsanto, y el marchitamiento del maíz RR de Monsanto.

El Dr. Don M. Huber, que coordina el comité de Enfermedades Emergentes y de Patógenos de la Sociedad Norteamericana de Fitopatología, advirtió al Secretario de Agricultura, Tom Vilsack que este patógeno amenaza el suministro de alimentos y piensos de los Estados Unidos, y que puede llevar al colapso del maíz y del mercado de exportación de soja. Asimismo, la aprobación de la alfalfa transgénica GE podría ser un desastre, señaló en su carta (que se reproduce íntegramente a continuación).

El 27 de enero, Vilsack dio su aprobación general al cultivo de la alfalfa genéticamente modificada. Siguiendo las órdenes del presidente Obama también se aprobó eliminar los requisitos de las zonas cercanas a los cultivos transgénicos. Esto se ha visto como un intento deliberado de contaminar los cultivos naturales y hacer desaparecer la carne y la leche ecológica, que se basa en una alimentación libre de transgénicos. Esta contaminación daría a la industria de la Biotecnología un completo control sobre la mayor parte de los cultivos del país. El cultivo de la alfalfa modificada genéticamente también se utilizará como biocombustible.

“ Mi carta al Secretario Vilsack fue una solicitud para que se asignasen los recursos necesarios para el estudio de los peligros potenciales los cultivos transgénicos, antes de que se tomase una decisión irreversible, fundamentalmente la desregulación de la alfalfa RR”, dijo Huber en un correo a Food Freedom.

Y advierte:

“Aunque el organismo se ha asociado con abortos espontáneos e infertilidad en los animales, la asociación no es prueba suficiente de que ésta sea la causa en todos los casos y habría que indicar qué circunstancias predisponen a ello. Éstas deberían establecerse a través de una investigación que precisa de recursos económicos

Espero que el Secretario acepte este compromiso, ya que muchos agricultores y ganaderos están experimentando un aumento considerable de enfermedades en sus cultivos y en los animales, poniendo en peligro la viabilidad económica de sus explotaciones

El 16 de febrero, Paul Tukey de SafeLawn llamó por teléfono al doctor Huber, diciéndole: “Creo que hemos llegado al punto de inflexión hacia un potencial desastre en la seguridad de nuestro suministro de alimentos. El abuso, o como usted quiera llamarlo, de Roundup tiene unas catastróficas consecuencias para el suelo. Lo estamos viendo desde hace años. La aparición de este nuevo patógeno puede ser una señal de que hemos ido demasiado lejos”.

Tukey también dijo que si bien Huber admite que se necesitan nuevos estudios para confirmar definitivamente el vínculo entre Roundup y el nuevo patógeno, “mientras tanto es una actitud sumamente irresponsable por parte del Gobierno el permitir el cultivo de la Alfalfa Preparada para Roundup, lo que elevaría el número de hectáreas fumigadas con este herbicida, introduciéndose más en nuestro suministro de alimentos”.

Huber, quien ha estado estudiando los patógenos de las plantas en los últimos 50 años y el glifosato durante más de 20 años, ha apreciado un aumento en los patógenos asociados con el herbicida. En una entrevista con Organic y Non-GMO Report, mostró las conclusiones de su estudio: “ puede aumentar significativamente la severidad de las enfermedades de las plantas, poner en peligro los mecanismos de defensa de las plantas a los patógenos y enfermedades, e inmovilizar los nutrientes del suelo, que no podrían aprovechar las plantas”.

Esto se debe a que “el glifosato estimula el crecimiento de hongos y aumenta la virulencia de los aptógenos”. En los últimos 15-18 años el número de patógenos de las plantas ha aumentado, según el informe de No-OGM ( No a los organismos transgénicos). “Hay más de 40 enfermedades reportadas por el uso del glifosato, y ese número sigue creciendo a medida que se establece una asociación (entre el glifosato y la enfermedad.”

En su carta sin fecha a la USDA, Huber destaca “la creciente frecuencia de infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de Estados Unidos, en productores de leche, cerdos y caballos”. Informa que estos abortos espontáneos se produjeron en casi la mitad del ganado por la presencia de una alta concentración del agente patógeno, presente en su alimentación. Huber señala que el trigo “probablemente ha estado en contacto con el glifosato”.

Otra investigación apoya la advertencia de Huber

El año pasado, científicos argentinos descubrieron que Roundup produce defectos congénitos en las ranas y en los pollos. Publicaron el trabajo: “el glifosato produce efectos teratogénicos en animales vertebrados al alterar la señalización del ácido retinoico”, en Chemical Research in Toxicology, siendo los autores Alejandra Paganelli y Adláteres (,http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749?journalCode=crtoec) que también se tradujo en varias informaciones publicadas en GMWatch:

En Argentina y Paraguay, los médicos y residentes que viven en las zonas productoras de soja transgénica, han informado de graves efectos para la salud debido a la fumigación con glifosato, incluyendo altas tasas de malformaciones de nacimiento, infertilidad, muertes, abortos involuntarios y cáncer. Los estudios científicos confirman el vínculo entre la exposición a glifosato y los nacimientos prematuros, los abortos involuntarios, el cáncer y el daño al ADN celular y a los órganos reproductores.

Uno de los investigadores, Andrés Carrasco, dijo a GM Watch que “los hallazgos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Cuando trató de presentar públicamente estos resultados en agosto del año pasado, el Dr. Carrasco y las personas presentes, fueron atacadas por 100 matones que les golpearon, dejando a una persona paralizada, según informó Amnistía Internacional. La policía local y un rico productor de arroz genéticamente modificado se vieron implicados en el ataque.

En el estudio de 2009, los investigadores vincularon daño a órganos con el consumo de maíz transgénico de Monsanto, en base a datos de ensayos de Monsanto. Como ya se informó el año pasado, Gilles-Eric Sérallini y otros, llegaron a la conclusión de que los datos de tres estudios revelan que residuos de pesticidas de uso en los cultivos transgénicos están presentes en los alimentos y los piensos, lo que supone un grave riesgo para la salud de quienes los consumen.

En un artículo de 2005, publicado en Environmental Health Perspectives, Sophie Richard y adl., compararon la toxicidad de Roundup con la utilización de sólo glifosato, el ingrediente activo. Encontraron que Roundup es mucho más tóxico, debido a los adyuvantes presentes. También encontraron que las alteraciones endocrinas aumentaron con el tiempo, de modo que sólo un décimo de la cantidad prescrita para su uso en la agricultura, causa deformación celular. Otra investigación, también señala que los adyuvantes de Roundup establecen lazos con el ADN.

Tales resultados probablemente explica el por qué Monsanto y otras empresas de Biotecnología bloquean las investigaciones independientes.

Tom Laskawy en Grist estima que en 2008, casi 200 millones de libras de glifosato (90.400.000 kilogramos) se vertieron en los suelos de Estados Unidos. Sin embargo, señala que “las cifras son un secreto guardado gracias a la estrecha colaboración de la USDA, que se niega a actualizar su base datos de uso de plaguicidas a partir de 2007”. Esta cifra duplica con creces lo estimado por la EPA en el año 2000.

A continuación la carta completa del Dr. Huber, que amablemente nos ha proporcionado Paul Tukey:

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo científico especialista en plantas y animales han llamado mi atención recientemente sobre el descubrimiento de un patógeno mediante microscopía electrónica, que parece ser la causa de un gran impacto en la salud de las plantas, los animales y probablemente también en los humanos. Tras la revisión de los datos, el patógeno parece estar muy extendido y se encuentra en concentraciones mucho más altas en los cultivos Roundup Ready (RR, Preparado para Roundup), como la soja y el maíz, lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente por la presencia de Roundup. ¡Este organismo es completamente nuevo para la ciencia!

Esta es una información altamente sensible que podría dar lugar a un colapso de la soja de Estados Unidos, los mercados de exportación de maíz y una alteración significativa en los suministros nacionales de alimentos y piensos. Por otra parte, este nuevo organismo puede ser el responsable de este daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo estamos llevando a cabo una investigación con rapidez y discreción, buscando la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, consecuencias y remedios.

Estamos informado a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, sobre todo por la decisión pendiente de aprobar la alfalfa RR. Naturalmente, si bien el gen RR, o Roundup en sí, es un promotor o el factor de cooperación de este patógeno, la aprobación del citado cultivo podría ser una catástrofe. En base a las actuales evidencias, la única acción razonable en este momento sería retrasar la liberación de la alfalfa transgénica, al menos hasta que haya suficientes datos para exonerar al sistema RR, si es que así se demuestra.

Durante los últimos 40 años, he trabajo como científico en organismos profesionales y militares, evaluando las amenazas biológicas naturales y artificiales, incluyendo la guerra bacteriológica y los brotes de enfermedades. Con base en esta experiencia, creo que la amenaza a la que nos enfrentamos por este patógeno es única y supone una situación de alto riesgo. En resumen, se debe tratar este asunto con la mayor emergencia.

Diversos investigadores que trabajan en este problema han contribuido a encajar varias piezas de este rompecabezas, que en conjunto presenta el siguiente inquietante escenario:

1.- Propiedades físicas únicas.

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio de electrones (x36.000), con un tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducirse y se parece a un hongo microscópico. Si fuera así, sería la primera vez que se identifica a este micro-hongo. Hay muchos indicios de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y mamíferos, lo cual es muy raro.

2.- Localización del patógeno y concentración

Se encuentra en concentraciones muy altas en la harina de soja Roundrup Ready y en el maíz, en los productos utilizados en las destilerías, en alimentos fermentados, en el contenido del estómago de los cerdos y la placenta del ganado.

3.-Relacionado con aparición de enfermedades en las plantas

El organismo infecta las plantas, produciendo dos enfermedades que están disminuyendo el rendimiento de las cosechas: muerte súbita en la soja (SDS) y el marchitamiento del maíz. El patógeno también se encuentra como agente de infección por hongos en la SDS (Fusarim solani fsp glycines).

4.- Implicado en insuficiencia en la reproducción animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

El patógeno puede explicar la cada vez mayor frecuencia en la infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de los Estados Unidos, animales productores de leche, cerdos y caballos. Hay informes recientes de que las tasas de infertilidad en las vacas es de más del 20% y los abortos espontáneos en el ganado vacuno ascienden a más del 45%.

Por ejemplo, 450 de las 1000 novillas preñadas y alimentadas con ensilaje de trigo (http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0365-28072001000400006&script=sci_arttext) experimentaron abortos espontáneos. En el mismo período, otras 1000 novillas del mismo hato que fueron alimentadas con heno no presentaron abortos. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el ensilaje de trigo, que probablemente había estado en contacto con el glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al alto contenido en este agente patógeno en los cultivos RR (Roundup Ready) y su asociación con enfermedades en animales y plantas que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación de la USDA para la investigación y se decrete una moratoria inmediata en la desregulación de los cultivos RR, hasta que se establezca la relación causal entre la predisposición del glifosato y o cultivos RR, o se descarte como una amenaza a la producción agrícola y animal y la salud humana.

Resulta urgente examinar si los efectos secundarios por el uso del glifosato puede haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o permitió que causase mayor daño a las plantas al debilitarlas y al ser huésped de los animales. Está bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y está implicado en el aumento en un 40% en las enfermedades de las plantas, ya que desmantela las defensas de las plantas, reduce sus nutrientes vitales y reduce la biodisponiblidad de nutrientes, que a su vez pueden provocar trastornos en los animales. Para evaluar adecuadamente estos factores se solicita el acceso a los pertinentes datos de la USDA.

He estudiado los patógenos de las plantas durante 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes en el aumento de enfermedades de plantas y en los animales. Este patógeno puede ser fundamental para la comprensión y la solución de este problema. Merece una atención inmediata con el uso de importantes recursos para evitar un colapso general en nuestra crítica infraestructura agrícola.

Atentamente,

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Rady Ananda comenzó su andadura en los blogs en 2004. Sus trabajos han aparecido en varias publicaciones, incluyendo tres libros sobre el fraude electoral. La mayor parte de su carrera la realizó en un bufete de abogados de investigación, y como asistente legal. Se graduó en la Escuela de Agricultura de la Universidad Estatal de Ohio, obteniendo la licenciatura en Recursos Naturales.

http://dissidentvoice.org/2011/02/scientists-warn-of-link-between-dangerous-new-pathogen-and-monsanto’s-roundup/

Compartir este post

Comentar este post