Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Los políticos y medios españolistas intentan ocultar la repercusión internacional que tiene para la paz el comunicado de ETA

7 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Rubalcaba siguió alertando de atentados pese a conocer la decisión de ETA de no atentar de hacía meses. Currin [a GARA]: "La decisión de ETA es un paso crítico en el proceso que está en marcha"
Kaos. Euskal Herria | Rubalcaba siguió alertando de atentados pese a conocer la decisión de ETA

 

El ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, supo hace meses que ETA había decidido no cometer acciones armadas, pero sin embargo y sin ningún rubor siguió vaticinando la posibilidad de nuevos atentados a plazo fijo. Ninguno de sus anuncios se cumplió. El último lo hizo el 1 de julio cuando, pese a conocer la decisión de ETA, el ministro pidió públicamente estar «especialmente atentos» porque «sabemos que a la banda le gusta el verano».

Iñaki IRIONDO | GASTEIZ

El ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tardó un día en aparecer en algún medio de comunicación para valorar la notificación de ETA de que hace ya varios meses que decidió no realizar «acciones armadas ofensivas». En una entrevista televisiva, no puso en ningún momento en duda que la organización hubiera adoptado esa decisión hace meses. De hecho, vino a confirmarlo al apuntar que la tomó «después del desmantelamiento de la base logística de Obidos (Portugal)», a primeros de febrero.

El pasado 30 de mayo, un diario español daba cuenta de que ETA había comunicado semanas antes a través de intermediarios al PSOE su intención de no atentar. La noticia venía a reflejar lo que ya se comentaba en diversos círculos políticos vascos de que ETA habría hecho llegar a Madrid algún tipo de referencia más o menos explícita en ese sentido.

Pese a contar con esa información, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no cesó de hacer declaraciones públicas alarmistas anunciando futuros atentados e invitando a «es- tar especialmente atentos». El pasado 1 de julio, por ejemplo, avisó de que «sabemos que a la banda el verano le gusta especialmente, porque le gusta mucho llamar la atención para que los telediarios de todo el mundo recojan sus atentados».

Todos los medios de comunicación se hicieron eco, más o menos extenso, de las advertencias del ministro, que, como se ha comprobado con el paso de las semanas, eran totalmente infundadas.

Y llovía sobre mojado, puesto que en diciembre Rubalcaba ya había anunciado que ETA planeaba un secuestro de alguna persona con notoriedad social o algún «atentado espectacular». Para entonces, la izquierda abertzale ya había hecho la Declaración de Altsasu en favor del uso exclusivo de «las vías pacíficas y democráticas». El ministro respondió a quienes le criticaron que disponía de «datos fidedignos» y «certezas concretas», no sólo de «meros análisis de riesgos». Y añadió que ETA pretendía hacerse visible durante la Presidencia española de la UE, porque «le ha gustado siempre estar presente en el panorama internacional». El semestre presidencial pasó sin ningún secuestro ni atentado.

Burgos y Mallorca

En la entrevista a TVE, Alfredo Pérez Rubalcaba apuntó ayer que ETA adoptó «hace meses» la decisión de no atentar y la intentó achacar a «su debilidad extrema», que atribuyó a la persecución policial en el Estado francés, al desmantelamiento de lo que denominó «base logística» de Obidos y a una detención en Girona.

«ETA para porque no puede más», aseguró. Como hace unas semanas afirmó que si ETA llevaba más de un año sin poner «ninguna bomba, ni grande ni pequeña», era «porque no puede, no porque no quiera».

Al análisis del ministro le faltan un par de datos evidentes: las propias fuentes policiales señalan que todavía tienen por esclarecer las últimas acciones armadas de ETA en verano de 2009, nada menos que la voladura del cuartel de la Guardia Civil de Burgos y la colocación de bombas en Mallorca, una isla, con las que mató a dos agentes del instituto armado.

El Gobierno, erre que erre

Por otra parte, Pérez Rubalcaba abundó en los mensajes de que, pese el anuncio del domingo, el Gobierno español no variará su «estrategia antiterrorista», ni en lo referido a la persecución de los miembros de ETA ni en el mantenimiento en la ilegalidad de la izquierda abertzale.

El ministro del Interior insistió en que «en términos políticos Batasuna es ilegal porque es parte de ETA, entonces para ser legal tiene o que romper con ETA definitivamente o convencerla para que deje las armas definitivamente».

Negó también cualquier posibilidad de diálogo o negociación con ETA, puesto que «la tregua como un concepto de paz para abrir un proceso de diálogo está muerta, eso ya no vale porque ETA se encargó de que no valga». ETA, según afirmó el ministro, no mata para negociar, «sino para imponer».

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, insistió en que el comunicado de ETA es «insuficiente», en unas declaraciones que siguieron la línea trazada el domingo por el consejero de Interior, Rodolfo Ares.

El PP, vigilante

Desde el PP, su presidente, Mariano Rajoy, declaró que el único comunicado de ETA que interesa es el de su disolución, mientras insistió en que el Gobierno español tendrá su apoyo si mantiene la línea actual. Frente a las tesis «conspiranoicas» de Jaime Mayor Oreja, Rajoy destacó la trayectoria del ex ministro, pero afirmó que la postura oficial es la suya.

No está convencido del todo el líder en la CAV, Antonio Basagoiti, que no acaba de fiarse ni del Gobierno de Madrid ni del de Lakua. Ayer declaró que «lo dicho hasta ahora [por los dirigentes de PSE y PSOE] no está mal; las declaraciones son razonables y buenas, y lo que pido es que se correspondan con hechos, que se siga deteniendo etarras y que no se cuelen en las elecciones, que es lo crucial». Amenazó de nuevo con que la presencia de la izquierda abertzale en las urnas acabaría con el pacto que sustenta a López.

La Audiencia Nacional

Especialmente llamativo resulta que entre quienes realizaron ayer valoraciones del comunicado estén el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, y el fiscal jefe, Javier Zaragoza.

El primero se limitó a decir que no tendrá «ninguna incidencia en el funcionamiento» de este tribunal. Y el fiscal avanzó la tesis política de que «ETA simula distanciarse de Batasuna para facilitar su legalización».

El PNV pide más a la izquierda abertzale y Aralar también al Gobierno español

Iñigo Urkullu se encargó ayer por la tarde de dar lectura al comunicado elaborado por el EBB, en el que se exige a ETA «el cese total de su actividad» y le dice a «la autodenominada izquierda abertzale» que ahora tiene «la oportunidad de poner en práctica, en un pronunciamiento ante ETA, las reflexiones que lleva trasmitiendo a la sociedad vasca y a los diversos agentes durante el último año, y convertir en irreversible la interpretación, por los demás, de su apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas».

En su comunicado, el PNV «rechaza absolutamente una vuelta atrás a los tiempos de la Declaración de Anoeta pronunciada por la propia autodenominada izquierda abertzale y manifiesta a ETA que no admite ninguna pretensión de tutela política». Apunta que «el futuro de Euskadi debe estar exclusivamente en manos de la sociedad vasca y en sus representantes elegidos democráticamente». Y añade que «es un camino en el que pueden y deben participar todas las sensibilidades ideológicas». En ese contexto, el PNV dice que «ofrece su disposición a trabajar con todas ellas en el objetivo de una Euskadi en paz y en libertad».

La nota del EBB comienza señalando que «la sociedad vasca no debe nada a ETA. ETA debe a este Pueblo la paz. El comunicado de ETA no es el que la sociedad vasca esperaba y sigue esperando». Según la dirección jeltzale, «tras la prosa confusa, con su comunicado ETA esconde su incapacidad para asumir su rotundo fracaso. Hace ya mucho que sabe que el Pueblo Vasco, al que pretende defender, le ha dado rotundamente la espalda».

Según leyó Urkullu, para que la decisión de ETA sea creíble es necesario el «abandono definitivo de la violencia». Los jeltzales aseguran ser «conscientes de que la ciudadanía vasca, sobre todo aquellos que sufren la amenaza directa de ETA, habrán experimentado alivio. Pero no es de recibo jugar con la ambigüedad que provoca tal pronunciamiento y obviar el riesgo y la interpretación que en sentido contrario supone el mismo. Esta ilusión no debe verse truncada, como en ocasiones anteriores».

Por ello, afirman que «el anuncio que la sociedad vasca demanda a ETA es el del cese total de su actividad. Cese, por lo tanto, de las acciones ofensivas como de las labores de información sobre posibles objetivos, tareas de aprovisionamiento, cartas de extorsión, amenazas y violencia callejera».

También la Ejecutiva de Aralar se reunió ayer y, tras el encuentro, su coordinador general, Patxi Zabaleta; el vicecoordinador, Jon Abril; y la secretaria de Organización, Rebeka Ubera, comparecieron ante la prensa señalando que el anuncio de ETA es «positivo». Añadieron que se trata de «un paso al que no hay que restarle importancia», aunque requiere de otros pasos más por parte de ETA y el Gobierno español.

«Exigimos a todas las partes -afirmó Patxi Zabaleta- compromisos para profundizar y dar un carácter definitivo en ese camino». Aralar apunta que «es hora de hablar con claridad, dejando a un lado las ambigüedades, evitando dobles lecturas, y dejando claros los planteamientos a la sociedad».

En el texto aprobado por la Ejecutiva, «Aralar se congratula porque con este documento algunas amenazas y agresiones se dejan de lado, pero quiere recordar que siguen existiendo otras vulneraciones en el ámbito de los derechos humanos. El reconocimiento y respeto de todos los derechos humanos para todas las personas tiene una mayor vigencia, si cabe».

En cuanto a una posible negociación entre ETA y el Gobierno español, recogida en el comunicado de la organización armada, «Aralar quiere aclarar que el devenir político de Euskal Herria corresponde en exclusiva a la sociedad civil vasca, y que la negociación debe recaer en los agentes sociales y políticos que representamos a la sociedad».

Iñaki Galdos, por su parte, anunció que «Hamaikabat no le va a hacer la ola a ETA». GARA

LAB: «Bultzada erabakigarria da; beren jarrera argitu behar dute eragileek»

Ezker abertzaleko beste erakunde batzuek oso positibotzat jo dute ETAren adierazpena. LAB sindikatuak, amnistiaren aldeko mugimenduak eta Ezker Abertzale Historikoa delakoak agurtu dute azken orduotan.

LABek Nazio Batzarra bildu zuen atzo Donostian, ez ohiko eran, ETAren adierazpena baloratzeko. Gero azaldu zuenez, «zalantzarik gabe, ETAren erabakiak, ekintza armaturik ezaren bermearekin, ezker abertzalearen apustu politikoari bultzada erabakigarria ematen dio eta inplikatutako eragileak beren jarrera argitzera behartzen ditu».

Sindikatuak dioenez, «bistakoa da ziklo politikoaren aldaketa martxan dagoela, estatuek mugitu gabe eta beren guda eta errepresio estrategiei egoskor eusten badiete ere». Horren gainetik baina, «prozesu hau burutzeko ardura Euskal Herriko eragile sozial, sindikal eta politikoen gain dago, eta bada garaia besteen mugimenduen zain egon gabe nork bereari ekiteko. Gure esku dago», berresten du.

Ondorioz, «ezker abertzaleak, bere osotasunean, euskal Estatua modu demokratikoan eratzea baimenduko duen marko politiko berria lortzeko dagokion eta beharrezkoak diren urrats guztiak egingo ditu», esan du LABek. Eta sindikatuak «bere ekimena eta indarra konprometitzen ditu».

Amnistiaren aldeko mugimenduarentzat ere, «garrantzi handiko urratsa» da ETAk egindakoa. Horren aurrean Estatuak «errepresioaren eta biolentziaren aldeko jarrera erakutsi du», ekarri du gogora, eta ondorio hau atera du: «Estatuarena da gaur gaurkoz gure herrian den biolentzia adierazpen nagusia». Hori dela eta, «prozesu demokratikoari jarri nahi dion barrikada altxatzeko deia» egin dio euskal gizarteari amnistiaren aldeko mugimenduak.

«Gure aldetik, elkarrizketa politikoaren bidez eskubide ororen bermea ekarri eta gatazka politikoa gaindituko duen egoeraren alde lanean jarraituko dugu», erantsi du prentsa oharrean.

Ezker Abertzale Historikoa korronteak ere agurtu du ETAren erabakia, «ekarpen nabarmena eta baikorra» dela aipatuz. «Orain Madrilgo eta Parisko gobernuei dagokie urratsak ematea». Eta euskal gizarteari, oraindik «askatasunak lortzeko bide luzea geratzen zaiola» nabarmenduta, larunbatean Bilbon Adierazi EH!-ren manifestazioan parte hartzeko deia egin du. GARA


Currin: "La decisión de ETA es un paso crítico en el proceso que está en marcha"

En una entrevista telefónica, Brian Currin analiza con GARA el panorama que se abre después de la declaración de ETA y las diferentes reacciones habidas, desde la izquierda abertzale hasta el Gobierno español. El facilitador sudafricano afirma que acogió la noticia con "alivio y satisfacción" y valora positivamente las potencialidades del momento político que vive Euskal Herria. Se siente esperanzado, pero no oculta las dificultades para una solución negociada.

GARA

DONOSTIA.- Este abogado, experto en la resolución de conflictos políticos a través del diálogo y la negociación, es uno de los promotores de la Declaración de Bruselas. Su conocimiento de la negociación que llevó al final del Apartheid en Sudáfrica y del espinoso tema de la Policía en el norte de Irlanda le convierten en una referencia a nivel internacional y en alguien a quien conviene escuchar.

El abogado sudafricano responde a las preguntas de GARA en un descanso de una sesión de diálogo relativo a un conflicto político en el continente africano.

¿Cuál fue su primera impresión cuando supo de la declaración de ETA?


Mi reacción inmediata fue de alivio y satisfacción al observar que nos hemos movido al siguiente paso. Creo que estábamos esperando por mucho tiempo la respuesta de ETA y aunque haya gente que piense que la respuesta ha sido de menor calado de lo esperado, aunque el Gobierno español diga que no confía en ETA y que no es suficiente, en cualquier caso para mí es un paso crítico en el proceso que está en marcha. Me sentí aliviado y satisfecho.

En ese sentido, ¿cómo valora la respuesta del Gobierno español? ¿Esperaba una reacción tan dura por su parte?

Creo que es algo que se podía esperar. Y digo esto porque incluso cuando la izquierda abertzale comenzó este nuevo proyecto y comenzaron a hablar de su compromiso con medios no violentos y vías exclusivamente democráticas y su compromiso con los Principios Mitchell, el Gobierno español no respondió positivamente, demostró cinismo. Pero a pesar de ello la izquierda abertzale continuó por ese camino y, despacio pero con seguridad, la posición de la dirección de la izquierda abertzale ha comenzado a causar cierta impresión e impacto en el Gobierno español. Quizá no lo reconozcan públicamente, pero tengo razones para creer que es el comienzo de cierto reconocimiento hacia la dirección de la izquierda abertzale y su liderazgo. Conociendo la actitud de Madrid respecto a ETA, no se podía esperar que Madrid diese la bienvenida al anuncio de alto el fuego, porque creo que Madrid tomará la posición de que hasta que ETA no declare el fin inequívoco de la lucha armada no se puede esperar nada de ellos. Por lo tanto, no me ha sorprendido.

En su primera declaración tras el anuncio de ETA usted manifestó que ésta era una "victoria de la política y de la democracia", en referencia al papel de liderazgo ejercido por la dirección de la izquierda abertzale. ¿Considera que esa dirección ha salido reforzada con este paso?

Creo que esa dirección es más fuerte hoy en día, que durante los dos últimos años ha tomado la iniciativa, y ha consultado extensamente con su base militante, y ésta le ha transmitido un mandato claro. Creo que la diferencia entre este alto el fuego y otros anteriores es que éste sigue pasos dados dados por la dirección política, mientras que en el pasado era ETA quien tomaba la iniciativa, y en el pasado se declararon altos el fuego habiendo negociado ciertos términos y condiciones relacionados con ese alto el fuego con el Gobierno español. En esta ocasión es diferente, la iniciativa y el liderazgo ha sido llevado por la izquierda abertzale en su conjunto, por lo que creo que la dirección está en una posición más fuerte que nunca antes.

Antes del comunicado ha habido cierta polémica promovida por algunos medios sobre documentos que la izquierda abertzale ha compartido con otros partidos. ¿Conoce la existencia de los mismos? ¿Cuál es su opinión al respecto?

Tengo conocimiento sobre ellos y los he leído. Creo que esos documentos son una iniciativa importante, son documentos abiertos al debate y a la negociación con otros partidos vascos y creo que si la izquierda abertzale llega a acuerdos con esos otros partidos sobre las bases que recogen esos documentos existe un gran potencial para futuros acuerdos entre partidos, primeramente entre los abertzales. Si se realizan progresos en las negociaciones de esos documentos y existen acuerdos de mayor alcance, ése sería un paso más en el fortalecimiento de la propuesta de la izquierda abertzale y de su liderazgo en el país.

ETA ha anunciado que ha contactado con la comunidad internacional para informarle de su compromiso con una solución democrática a través del diálogo y la negociación. ¿Cómo puede reaccionar la comunidad internacional? ¿Puede apoyar la apertura de negociaciones inclusivas o aún no ha llegado el tiempo para hablar de ello?

No creo que sea necesariamente el momento de hablar de ello, pero sí de subrayar el hecho de que ETA se ha dirigido directamente a la comunidad internacional a través de los medios y eso es importante. Porque la comunidad internacional es influyente y esa comunidad no está preparada para apoyar públicamente iniciativas mientras la violencia esté en la agenda. Cuando eso no ocurra, tengo poderosas razones para creer que la comunidad internacional se implicará realizando una labor de lobby en favor de la negociación.

¿Cree realmente que el Gobierno español aceptará un proceso democrático en un contexto de no violencia?

Creo que en el contexto de no violencia, el Gobierno español estará bajo gran presión para entrar en negociaciones. Lo que puedo asegurar es que el resultado de esas negociaciones tiene que ser el objeto de las mismas. Nadie puede predecir cuál será el resultado de esas negociaciones. Pero pienso que ciertamente cambiará la situación, estamos en la difícil situación de no saber cuál será el futuro Gobierno español. Es una situación que plantea un reto, pero tengo la esperanza de que en esa situación de no violencia existirá la voluntad de negociación.

 

EDITORIAL GARA 07.09.10|07-09-2010

Intentan desvirtuar la dimensión internacional de una buena noticia

La declaración que ETA hizo pública el pasado domingo ha tenido una considerable resonancia en el ámbito internacional. Una resonancia aún más comprensible teniendo en cuenta que las expectativas creadas por la iniciativa de la izquierda abertzale trascienden las fronteras de Euskal Herria y las de los estados español y francés. Así pues, la noticia de esa declaración ha encontrado un espacio preferente en los medios internacionales; sin embargo, quienes mayor responsabilidad deberían mostrar en lo referente a un asunto que les afecta directamente parecen no haber percibido esa trascendencia, a tenor de las declaraciones del ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El ministro ha hecho gala de una notable irresponsabilidad y ha transmitido un indisimulado malestar por una noticia que no puede ser acogida sino con alegría o, al menos, con esperanza, como ha manifestado haberlo hecho la Comisión Europea. El hecho de que los responsables gubernamentales españoles traten de desvirtuar esa dimensión que las manifestaciones de la UE, líderes políticos y prensa internacional han otorgado a la noticia es especialmente grave cuando esos responsables deberían ser los primeros no sólo en valorar cada paso en positivo, sino en hacer lo propio en pos de una dinámica que facilite y acelere en lo posible la reconducción de un conflicto de consecuencias dramáticas a parámetros exclusivamente de confrontación política. La reacción del Gobierno español podría ser fruto del desconcierto ante lo que sabían estaba sucediendo, pero un desconcierto consecuencia del temor a un escenario plenamente democrático e inclusivo.

La declaración de ETA es una buena noticia, un paso en la dirección de un escenario democrático, pero «insuficiente» para algunos, para quienes han demostrado su insuficiencia democrática y su incapacidad de sacar otra conclusión de la noticia de la declaración de ETA que el intento de la izquierda abertzale de estar presente en una cita electoral concreta. Y es que no ven, no quieren ver, que no se trata de un proceso democrático supeditado a la participación en una cita electoral concreta, sino de lograr unas condiciones democráticas mínimas en las que se respeten ése y todos los demás derechos.

|07-09-2010

Gerry Adams considera que es "una auténtica tentativa de contribuir a la resolución del conflicto"

Gerry Adams considera que la declaración de ETA es "una auténtica tentativa de contribuir a la resolución del conflicto" y que el Gobierno español "debe aprovechar estar oportunidad de paz".  Subraya, además, que la comunidad internacional tiene "un papel que jugar", como lo hizo en el proceso irlandés.

GARA

LONDRES-. El líder del Sinn Féin, Gerry Adams, escribe en el diario "The Guardian" un artículo –"Eta's ceasefire is a political shift"– sobre la decisión dada a conocer el pasado por ETA en la BBC de no realizar acciones armadas ofensivas, una iniciativa que considera "una auténtica tentativa de contribuir a la resolución del conflicto".

El líder republicano irlandés considera que la declaración de ETA del domingo "tiene potencial para generar un final permanente al conflicto con el estado español".

Señala que se trata del resultado de negociaciones entre independentistas vascos, un diálogo en el que también han estado implicados representantes del Sinn Féin, entre los que se encuentra él mismo.

Tras indicar que la "precaución no debe permitir bloquear el proceso", recuerda el proceso interno desarrollado por las bases de la izquierda abertzale y en "febrero, la conferencia de la izquierda abertzale que acordó un nuevo enfoque de frente amplio" y en esos pasos sitúa la declaración de ETA.

Subraya la valoración realizada por la izquierda abertzale y considera que "el Gobierno español debe aprovechar esta oportunidad de paz y de progreso", a quien insta a "ignorar esas voces que buscan una victoria en términos de victoria y derrota".

Adams subraya que la comunidad internacional "tiene un papel que jugar", como lo hizo en el proceso de paz irlandés y como "lo está haciendo actualmente en las negociaciones en Oriente Medio".

Compartir este post

Comentar este post