Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

“Los sindicatos CCOO y UGT han sido colaboradores con el gobierno de Zapatero y del partido mal llamado socialista”

3 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Entrevista a James Petras por el programa Con-TEXTOS de la Radio Patria Nueva de Bolivia, con emisión en diferido en Radio del Sur de venezuela, sobre la actualidad latinoamericana y Mundial.
Anibal Garzón & Ricardo Bajo (Radio Patria Nueva) | Para Kaos en la Red |

Aníbal Garzón: Señor Petras, ¿Qué análisis hace del actual conflicto diplomático, y con posibilidades armadas, entre Venezuela y Colombia, y de la posibilidad de su resolución por la próxima reunión de presidentes de UNASUR?

James Petras: Debemos analizar el contexto. Las acusaciones hacia Venezuela forman parte de un padrón de acciones para fomentar tensiones, es una guerra psicológica, una guerra de tensiones lanzada desde las operaciones psicológicas de la guerra norteamericana contra Venezuela, donde el instrumento es Uribe. Las acusaciones son una fabricación con meta de continuar una guerra de tensiones y lo que llamamos una guerra de nervios. La meta principal de esta acción es desgastar al gobierno de Chávez, donde constantemente existen acusaciones y provocaciones por parte del gobierno de Uribe para que el gobierno venezolano movilice recursos, movilice a la población, al ejército, llegando después simplemente a una distensión. Después de la relajación a corto plazo vuelve a suceder otra vez la tensión. Esto es un padrón que han hecho Estados Unidos con otros países generando un desgaste, una debilidad para aprovechar un momento de acumulación de fuerzas internas y estratégicamente dar el golpe en un momento cuando la correlación de fuerzas es mejor para el imperio. En general las posiciones en América Latina es evitar a todo coste que estas provocaciones, escalada de agresiones, no pase a ser una verdadera guerra, la mayoría de países latinoamericanos, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador,… están buscando la forma de reducir las tensiones para conseguir una solución diplomática.

Ricardo Bajo: Justamente Uribe ha lanzado esta escalada de enfrentamiento diplomático en el momento que sale del escenario del poder y le sustituye el nuevo presidente Juan Manuel Santos. ¿Cree que existen diferencias entre los dos presidentes colombianos en sus estrategias políticas regionales, viendo a Uribe más belicista con Venezuela y a Santos con mayor acercamiento por intereses comerciales entre los dos países?

James Petras: Debemos considerar esto como un juego del “mal policía”, el duro, el señor Uribe, y el “buen policía”, el señor Santos. No hay que el olvidar que los dos colaboraron durante mucho tiempo en acciones como la invasión en Ecuador en marzo de 2008, en ese momento el señor Santos era Ministro de Defensa. No hay ninguna diferencia en principio entre los dos. Lo que está haciendo Uribe es una escalada de agresividad para que cuando entre el nuevo gobierno de Santos pueda ofrecer menos concesiones y parezca un político más diplomático, menos agresivo. Pero Santos defiende las bases militares norteamericanos y es un producto más del uribismo. En este sentido creo que Uribe hace el trabajo sucio para que el señor Santos consiga concesiones mayores por parte de Venezuela, como reducir las críticas que hace Venezuela a la política imperialista que esta actualmente en la agenda tanto de Uribe como del señor Santos.

Aníbal Garzón: Dando un salto de una región a otra, nos vamos a Corea del Norte. Hillary Clinton anunció en Seúl nuevas sanciones contra Corea del Norte el pasado 20 de julio, realizando, además, maniobras militares para mostrar las fuerzas, y culpando a Corea del Norte del hundimiento del buque surcoreano, “Cheonan”, el pasado 26 de Marzo donde murieron 46 marines. ¿Este conflicto puede concluir con una solución diplomática o puede llegar a un conflicto armado con expansión regional?

James Petras: La política de Obama y Hillary Clinton es simplemente una escalada a nivel mundial de la política del anterior gobierno de George Bush. Hay personas que no entienden el conjunto de las medidas que ha tomado Obama en todo el mundo. Ha movilizado un ejército en Costa Rica, ha aumentado las tropas en Afganistán, ha intervenido en Pakistán a partir de los aviones y las fuerzas especiales, la postura militarista contra Corea del Norte,… todos esto es un padrón de militarización que surge bajo Obama, además de las amenazas y sanciones contra Irán, y la agresividad del socio de Estados Unidos, Israel, contra los palestinos, o como el pasado bombardeo a la flotilla de Turquía. Todo esto son indicadores de mayor militarización. Ahora, no hay ninguna prueba definitiva que Corea del Norte tumbase el barco de Corea del Sur, los chinos han insistido que no hay ninguna prueba, incluso hay indicadores que el gobierno de Corea del Sur estaba buscando un pretexto para revertir la política de apertura del gobierno liberal anterior. Corea del Norte ha ofrecido muchas veces terminar su programa nuclear siempre que Washington termine con sus sanciones hacia Corea del Norte. Hace 3 años, Corea del Norte y Estados Unidos firmaron un acuerdo para finalizar el programa nuclear con el compromiso de que Washington tenía que colaborar económicamente, algo que no ha cumplido. Entonces todos los medios de comunicación pintan a Corea del Norte como un país cerrado, militarista, y como un enemigo de todos, mientras que es un gobierno que quiere salir del aislamiento y el bloqueo, y en este sentido los ofrecimientos de Corea del Norte de volver a negociar están sobre la mesa.

Ricardo Bajo: En base a sus criterios de la escala militar del gobierno de Obama, ¿Qué posibilidades puede haber, tal y como confirma Fidel Castro en sus reflexiones, de un ataque nuclear sobre Irán, según intereses de Israel y Estados Unidos?

James Petras: Hay que entender la política interna de Estados Unidos. Si es cierto lo que Castro dice sobre la amenaza de una guerra nuclear con Irán. Tenemos que analizar principalmente el poder que tiene el sionismo en Estados Unidos, que es la quinta columna de Israel, dado que han influido mucho en todas las medidas legislativas y de la Casa Blanca. Hay una ultima resolución en el congreso norteamericano que declara que los Estados Unidos esta dispuesto a apoyar un ataque aéreo de Israel contra Irán, esta resolución esta escrita directamente por los poderes pro-israelitas en el congreso. Esta política de Israel de destruir los enemigos del sionismo, los poderes opuestos a la expulsión de los palestinos, es una fuerza que muchas veces no se atreven a discutir ni en Estados Unidos ni en Europa. Mencionar al poder sionista en Estado Unidos, la principal organización de judíos que están actuando, como la quinta columna, es un tabú en Estados Unidos. Incluso en los autotitulados marxistas no se atreven por medio del poder de los sionistas que los van a tachar como antisemitas.  Pero el principal peligro, si Estados Unidos se lanza al conflicto, es que detrás de esta bandera norteamericana está la fuerza sionista que es la principal fuerza detrás de todas las agresiones, Irak, Hezbollah en El Líbano, y ahora la campaña de gran escala contra Irán. Uno de los autores de las sanciones económicas hacia Irán es el subsecretario del Departamento del tesoro para el terrorismo y la inteligencia financiera, Stuart Levy, que es uno de los principales arquitectos de las agresiones económicas, funcionario completo de los sionistas y gran amigo del servicio secreto de Israel, la MOSSAD. Esta es la dinámica, como Israel es un país de fanáticos, de extremistas, la reflexión de este extremismo se encuentra en la política norteamericana, que son automáticos en apoyar cualquier agresión extremista que comete Israel, incluso en las agresiones contra la población de Palestina.

Aníbal Garzón: Sobre Afganistán. Han salido a la luz 92000 informes confidenciales, tras su publicación en Wikileaks, sobre las masacres militares de Estado Unidos en la guerra de Afganistán. Nuestra duda es saber cómo ha podido suceder esa desclasificación no oficial de los documentos. ¿Son documentos reales, es una simple conspiración?

James Petras: Hace tiempo hay mucho descontento, tanto en sectores del ejército, como en sectores civiles. Personas en desacuerdo profundamente hacia las masacres en Afganistán por la política militarista por la influencia del sionismo. Y a partir de esta disidencia patriótica dentro de los Estados Unidos, mucha gente busca formas para informar al público, iluminar los procesos de agresividad y la noticia que no sale en los medios. Yo digo que la revelación de estos documentos es un producto de personas que sienten mucha vergüenza, odio, por las pérdidas de vida de soldados norteamericanos, por la pérdida de cientos de miles de millones de dólares de los ciudadanos, y sienten que es su deber hacer esta liberación de los documentos que hasta ahora eran secretos simplemente. Por esta razón, tenemos antecedentes como la Guerra de Vietnam en los años 70. Un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional, Daniel Ellsberg, liberó también los papeles del Pentágono mostrando toda la política agresiva de los Estados Unidos. Entonces esto no es una excepción, y más ahora mismo frente la crisis, frente  al militarismo, frente al fracaso de la guerra, el costo de la guerra,… tenemos  otro ejemplo de estos tipos de revelaciones.

Ricardo Bajo: Compañero James, vienen dos jornadas electorales muy importantes en América Latina. Las presidenciales de Brasil en Octubre y las legislativas de Venezuela en septiembre. Brasil esta adoptando un papel muy fuerte en la región latinoamericana con su diplomacia y además su cooperación sur-sur como los pactos recientes con Turquía e Irán. ¿Qué puede pasar en Brasil si la candidata del Partido dos Trabalhadores (PT), Dilma Rousseff, pierde las elecciones el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) de José Serra?

James Petras: Primero, debemos entender los factores que pueden influir en el resultado y señalar que actualmente Lula tiene un enorme apoyo y popularidad que supera el 70%. La idea es el grado que le puede transferir Lula su popularidad a Dilma Rousself, por que con esto ella tiene muchas mayores posibilidades de ganar, dado que la oposición, del líder José Serra, no tiene una prestigiosa trayectoria política y electoral en hacia la población. Es importante la capacidad de Lula de conseguir y mantener el apoyo para su campaña. Segundo, es sobre el impacto que puede tener la economía, si la economía de Brasil sigue creciendo con la posibilidad del estado de hacer pagos sociales a sectores populares entonces aumenta la posibilidad de que la señora Dilma puede repetir las victorias. En el otro lado debemos reconocer que el señor Serra, es el favorito de la Casa Blanca de Washington, por su posición más cercana al imperialismo y la política norteamericana sobre Venezuela, Irán,… y sobre todo a la política militarista y agresiva de Estados Unidos. Pero al final de cuentas debemos reconocer que tanto la política de Lula, como Dilma o de Serra no son tan diferentes en la política interna, ambos partidos empujan sobre las exportaciones de materias primas. Lula es más estratégico en diversificar los mercados internacionales que el señor Serra, o Lula ofrece una política mayor de ayudas sociales, pero en los pagos sociales en si no en los cambios de estructura. Tanto Lula como Serra apoyan las inversiones del gran capital. Tenemos aquí un sector importante de los grandes industriales en Brasil, que van a repartir su dinero en apoyo a Dilma o Serra, pero no van a perjudicarles si uno u otro gana, pero sí que existe una diferencia destacada, es en la política externa. Lula ha tomado alguna autonomía frente al imperialismo yankee, como diversificar las relaciones y servir como mediador en los conflictos, mientras Serra es más de la línea del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, una política más incondicional con el imperialismo de Estados Unidos.

Aníbal: Volando de Brasil al sur de Europa, que conoce bien por su origen griego o su estancia en Barcelona durante 6 meses para realizar su famosa investigación económica en 1996, el llamado “Informe Petras”, ¿podría explicar cómo es posible que las semejantes crisis económicas que existen en Grecia y en el estado español tengan una respuesta social tan diferente? En Grecia, en lo que va de año han habido 6 huelgas generales, y en el estado español no se ha realizado ninguna solamente hay planificada una para el próximo 29 de septiembre.

James Petras: Creo que debemos considerar que en Grecia los sindicatos y los movimientos sociales tienen mayor independencia frente a la política gubernamental. En España los sindicatos como Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) han sido más o menos colaboradores con el gobierno de Zapatero del partido mal llamado socialista. Por esto las acciones en Grecia son más contundentes. Segundo, las medidas tomadas por el gobierno de Grecia son mucho más duras y reaccionarias, han bajado los salarios, han aumentado la edad de jubilación, han despido a miles de trabajadores públicos, han liberalizado la economía de forma muy abrupta,… En relación con Grecia, España todavía está en la primera fase de ataque del gobierno contra los intereses obreros. Zapatero pensaba que podía evitar las medidas antiobreras pero ahora está acelerándolas, y de manera forzosa, me imagino. Incluso los sindicatos colaboradores están forzados a tomar algunas medidas de fuerza. En todo caso la crisis esta profundizándose en el sur porque España, Portugal y Grecia pensaban, cuando entraron en la Unión Europea, que todo iba a ser una transferencia de recursos del norte al sur, disfrutar de millones de euros, pero en el fondo el costo era crear una dependencia, como en el turismo, en el inmobiliario, el sector financiero,… dejando toda la autonomía del sector productivo de los países. Esto provoca un alto costo, en el corto plazo podrían aumentar los beneficios pero en el momento de crisis toda la carga de la crisis europea cae sobre los países más dependientes, como Portugal, España y Grecia. Entonces entrando en la Unión Europea era un paso adelante y dos pasos atrás.

Ricardo Bajo: Volviendo al panorama electoral en Sudamericana, sobre las elecciones legislativas del próximo 26 de septiembre en Venezuela, Chávez aspira seguir con el proceso del Socialismo del Siglo XXI y la Revolución Bolivariana consiguiendo dos tercios de la Asamblea Nacional para poder aprobar leyes con mayoría. ¿Cuál es la importancia de estas elecciones legislativas en Venezuela? ¿Y qué riesgos pueden pasar si no consigue el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) los dos tercios que aspira y la derecha boicotea con su resultado la aprobación de nuevas leyes del proceso?

James Petras: Las elecciones van a ser muy peleadas. Primero, Estados Unidos canalizando más de 50  millones de dólares para financiar la oposición. Segundo la crisis económica afecta a algunos sectores de la clase media en Venezuela y pueden posicionarse con la oposición, y tercero mucho depende de la fuerza y el arraigo de algunos candidatos del chavismo, los buenos candidatos pueden ganar fácilmente, pero los candidatos cuestionados del oficialismo que no han cumplido bien podrían sufrir derrotas.  Yo creo que el resultado va a ser entre un 30% y 40% de la oposición, no está claro si van a conseguir más de un tercio de los votos y seguidamente del número de parlamentarios.  Pero en todo caso Chávez tiene razón para intervenir, porque es el más popular es el líder, con gran respecto y apoyo de las masas, y Chávez debe encabezar la lista de candidatos, o el movimiento, el PSUV. Yo creo que cualquier partido que está en el gobierno por mucho tiempo sufre algunos desgastes con el tiempo, pero en el caso de Venezuela, el efecto de desgaste va a ser menos que en otros contextos. Pero la derecha como ha intentando boicotear varias de las elecciones anteriores es evidente que van a multiplicar su presencia, porque en las otras elecciones pensaban que podían boicotear y ahora su estrategia es participar. Y segundo, en momentos anteriores Venezuela crecía un 10% o 12 % o 13 % y tenía muchos recursos para fomentar la ciudadanía, los consejos comunales, y creo que eso va a ser un factor importante, la actual coyuntura económica de crisis internacional y su reducción de crecimiento. Pero creo a final de cuentas que el proceso en Venezuela va a avanzar con la mayoría en el Congreso y por las medidas tomadas por el presidente Hugo Chávez. Pera vamos a ver el grado de movilizaciones populares, la motivación de la mayoría, de las bases, va a ser muy importante, no simplemente la campaña de los candidatos, sino el grado en que los consejos comunales se involucran en el proceso. No solo debe venir de arriba a abaja, mucho va a depender en el grado que los sindicatos, las empresas nacionalizadas, empiecen a tomar un papel político y no simplemente economicista como la búsqueda de mejoras salariales. Es u momento muy importante para que todos los sectores, de base, sindicales,… se metan directamente en esta campaña.

Aníbal Garzón: Muchas veces hablamos del papel de Estados Unidos en el contexto internacional pero olvidamos su realidad interna. ¿Qué piensa sobre el papel de Obama, la doble cara, dónde a nivel internacional sigue con la política derechista neoliberal, imperialista y beligerante pero a nivel nacional sigue una política más interventora como sus críticas a la ley de migración en Arizona o de apoyo a la creación de una Seguridad Social completa?

James Petras: En Estados Unidos tenemos elecciones legislativas en noviembre. Actualmente un 80% de la ciudadanía rechaza ambos partidos mayoritarios, el Demócrata y el Republicano. El prestigio del congreso está en el nivel mas bajo desde hace 50 años, el rechazo de los congresistas en mas de un 75%,… Al señor Obama le ha caído su apoyo al 42% del electorado. Aquí, en los Estados Unidos, hay un repudio a toda clase política, tanto a conservadores como liberales. Pero no hay una expresión organizada, un movimiento, los sindicatos son aquí altamente burocratizados y solo tienen una afiliación del 7% de trabajadores del sector privado, el restante 93% de los trabajadores no están sindicalizados. Entonces tenemos una sociedad completamente frustrada con lo dos partidos, Congreso y la misma Casa Blanca, dado que hay una tasa de desempleo oficial del 10 % y un 12 % de población subempleada, es decir, trabaja menos de 30 horas a la semana y algunos solo 10 horas, y estas personas deben ser incluidas en la tasa de no trabajo completo. Así, uno de cada cuatro obreros están desocupados, una de cada 5 familias tiene algún desocupado y este es el principal problema. Ninguno de los 2 partidos, ofrecen esperanza de mejorar las condiciones de los desocupados y subocupados, y lo peor de todo, los otros 75% de los trabajadores son muy explotados, las ganancias del empresario suben mientras hay menos obreros trabajando al hacer el doble trabajado. Por ejemplo el trabajo que hacen 5 obreros ahora lo hacen 2, intensificándose la explotación. De estos datos y condiciones no se habla en Estados Unidos, ni los medios, ni los candidatos, ni la oposición, ni la presidencia,… Lo que es fundamental para el ciudadano norteamericano es el bolsillo, el ingreso, el problema económico, lo demás es secundario. Y la prensa habla de cualquier cosa menos del desencantado y frustración que la población tiene con la situación económica del país y de ellos mismo.

Donald Maldonado: Como sociólogo nos gustaría conocer su óptica sobre el Proceso de Cambio que se vive en Bolivia, tanto en leyes como en ámbito económico y social, y qué coyuntura ve en Bolivia para un cercano 2011 y 2012. 

James Petras: Los movimientos de masas, campesinos, indígenas, fabriles, mineros,… tenían un gran auge entre  los años 2003-2005 al tumbar dos gobiernos, el de Sánchez de Losada y Carlos mesa, y esto creó condiciones para la victoria de Evo Morales en las elecciones. No hay que olvidar que las autonomías indígenas insistieron en que la Asamblea Constitucional se formase a partir de la representación directa de las comunidades indígenas. Hay varias concesiones que consiguió la derecha para repartir el poder. Y lo mismo pasa en la minería y en el agro. Yo creo que el gobierno de Evo Morales ha cambiado algunas cosas con los gobiernos de derecha anteriores, ha mejorado las condiciones de vida de los indígenas, han aumentado los salarios de los maestros y los mineros, pero la estructura minera, por ejemplo, está repartida entre el gobierno y las grandes multinacionales. Los indígenas y campesinos reciben títulos de tierras que antes existían sin un status legal, pero el agro negocio de Santa Cruz sigue en manos de las 100 familias, pero debemos entender que la gran parte de los ingresos del gobierno se acumulan en las reservas y hay gran oportunidad de invertir. Esta acumulación de reservas para invertir en algunos proyectos como reforma agraria. El otro asunto es el Mutun de Bolivia, con grandes reservas de hierro, donde todavía no han hecho nada para industrializar la materia prima de hierro, y entonces hay mucho para hacer en el futuro próximo con el gran respaldo popular que tiene el gobierno para cambiar no solo en la revolución cultural y democrática, sino en una revolución social también, porque es lo de mayor interés para el pueblo. Es un avance reconocer fiestas autóctonas y   el reconocimiento de lenguas indígenas y culturas como dignidad, pero la dignidad se sostiene con tierras,  créditos, con reforma agraria, con la industrialización de materias primas, y esto es la base para consolidar un proceso de transformación. Yo entiendo, que el gobierno está enfrentándose a la oposición y al imperialismo que está muy activo con sus agencias de desarrollo, concepto de desarrollo mal dicho, como la USAID de Estado Unidos, que es una agencia que siempre busca intervenir en la política utilizando la ayuda para financiar a la oposición. Evo ha reconocido a la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos, en inglés) como instrumento del imperialismo pero también las demás agencias económicas funcionan con ese objetivo. En conclusión, esto es un proceso todavía en camino, no podemos decir que es un proceso consolidado por que todavía hay muchas tareas históricas que los levantamientos de junio de 2005, de octubre de 2003, pusieron sobre la mesa como la socialización de los principales medios de producción con el lema “no queremos patrones queremos socios”, pero una economía mixta, la que hay actualmente, no es una revolución es simplemente una política clásica de la socialdemocracia avanzando sobre el neoliberalismo pero lejos de una transformación revolucionaria.

 

Un abrazo fuerte Petras desde la Radio Patria Nueva de Bolivia.

Un abrazo a vosotros tres y a todos los oyentes de Bolivia.

 

* Con-textos, programa de radio emitido en diferido en Radio del Sur a las 21:30 hora de Bolivia. http://www.laradiodelsur.com/

* Con-textos, programa de radio con emisión en directo a las 14:00 hora de Bolivia, http://www.patrianueva.bo/

Compartir este post

Comentar este post