Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Los ultras de Aznar reconocen que la visita de Benedicto XVI fue "un fracaso"

12 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Advierten de que "volverá" y será en Madrid donde el crisitanismo español deberá mostrar su fuerza

 Publicado el miércoles, 10 de noviembre de 2010.
Autor: Redacción.Fuente: El Plural.

 

 En el GEES, un instituto de propaganda ultraconservador de la órbita del PP y de Aznar, mostraron su entusiasmo con la visita papal. Desde esta plataforma, el diputado Ignacio Cosidó - portavoz del PP en la comisión de Interior del Congreso- suscribía el mensajes vaticano al ver "un laicismo radical que puede derivar en un peligroso anticlericalismo que como advertía el Papa tiene en España antecedentes nefastos", y pedía que la visita fuera "un revulsivo". El Santo Pontífice ya se ha ido y en el GEES no ocultan su decepción. Hablan de "fracaso en términos de asistencia y movilización" que lo achacan a una visión "localista y provinciana" de los gobiernos autonómicos de Galicia y Cataluña. Pero no se rinden, ya que "la próxima cita, la buena, aquella a la que está convocada la nación española en cuanto tal" será en agosto de 2011 y es entonces cuando "debe dar el cristianismo español su verdadera imagen ante el Santo Padre, su fortaleza o debilidad social y su capacidad de movilización". Esa cita será en el Madrid del cardenal arzobispo Rouco Varela.

Los aznaristas del GEES han demostrado en diferentes ocasiones su fidelidad al Papa, como cuando salieron del paso de las informaciones sobre escándalos de pederastia en el seno de la Iglesia católica denunciando una “pinza islamista-progresista” para acabar con las bases de Europa.

Visita “sin fuerza ni ímpetu”
Ahora, tras el paso por Santiago de Compostela y Barcelona de Benedicto XVI –cuyo discurso entusiasmó a uno de los integrantes del GEES, el diputado popular Ignacio Cosidó- estos mismos aznaristas no pueden ocultar su decepción. “La visita ha quedado desvirtuada por el provincianismo de los gobiernos autonómicos catalán y gallego, que la han convertido en algo sin fuerza ni ímpetu, limitada al ámbito local”, aseguran, insistiendo en que no tuvo “proyección nacional”.

Culpan del fracaso a las autonomías y al nacionalismo
Desde el GEES llevan el agua a su molino para deducir que el fracaso demuestra “la avanzada ruptura espiritual de la comunidad española” y “la constatación religiosa del grave problema autonómico”. Y todo porque fuera de las ciudades visitadas el resto de la nación se ha sentido “poco interesada” y “se ha mostrado apática y aburrida”. En la misma línea y tras las descalificaciones de rigor a Zapatero, sentencian que “en Cataluña y Galicia, además, el nacionalismo ha supuesto un duro golpe para el catolicismo”.

Lecciones de Benedicto XVI sobre “la crisis española”
También alertan los neocon de que parte del fiasco se deba a “la reducción de la visita papal a puro materialismo “, una estrategia en la que “ha caído parte de la derecha acomplejada”. En cualquier caso, hablan de “buenas noticias” como el discurso papal, y es que Benedicto XVI “ha puesto sobre la mesa son los tres asuntos que laten en la crisis española actual” como “la progresiva descristianización de España de manos de minorías radicalmente anticristianas” o “la política de ingeniería social y control humano que subyace a las políticas abortistas, homosexualistas y eutanásicas”. Esta última denuncia se produjo además “en Barcelona, el centro del laboratorio progresista-despótico español”. El tercer asunto sería “la referencia a la Virgen y a la unidad española, cuya maltrecha situación es cada vez más evidente desde el exterior de nuestro país”.

El reto de Rouco
En cualquier caso, el GEES ha marcado en rojo otra cita, la visita papal al Madrid de Rouco Varela con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, en agosto de 2011. Insisten en que “tras el fracaso de la visita papal a la España autonómica, política, relativista y desmoralizada” la próxima cita, “la buena, aquella a la que está convocada la nación española en cuanto tal”, “sin provincianismos”, será en agosto de 2011. Y lanzan un reto: “Ahí debe dar el cristianismo español su verdadera imagen ante el Santo Padre, su fortaleza o debilidad social y su capacidad de movilización. […] Lo bueno tras el fiasco de la visita papal es que habrá otra oportunidad. Benedicto XVI volverá”.

 

Tomado de Laicismo.org

Compartir este post

Comentar este post