Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Manifestantes demandan renuncia de gobierno tunecino

26 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

tunezLa capital tunecina vio hoy la reedición de las multitudinarias protestas que derrocaron al presidente Zine El Abidine Ben Alí, ahora para pedir la renuncia del gobierno de transición del primer ministro Mohamed Ganichi.

Decenas de miles de personas marcharon desde el centro de la capital tunecina hacia la sede del gobierno, aseguran reportes que reproduce la agencia Prensa Latina.

La movilización transcurrió sin obstáculos hacia el barrio de Cartagine, donde está la sede del Gabinete provisional, aunque helicópteros de la policía sobrevuelan la zona, añaden los informes.

La situación en Túnez continúa tensa a pesar de las promesas del gobierno de transición de convocar a elecciones y de derogar leyes antidemocráticas promulgadas durante el gobierno de Ben Alí, que se extendió 23 años.

 

Tomado de Cubadebate

 

Movilizaciones en Egipto y Túnez demandan cambios democráticos a los gobiernos interinos

egiptoEl Gobierno interino de Túnez anunció este viernes la convocatoria de elecciones en el país para mediados del próximo mes de julio, según un comunicado difundido por la agencia oficial TAP.

Este anuncio se produce el mismo día en que decenas de miles de egipcios y tunecinos han salido a la calle para pedir la dimisión de los Gobiernos de transición que rigen el país desde la caída de los ex presidentes Hosni Mubarak y Ben Alí fruto de las revueltas populares, en una expresión clara de su frustración por el ritmo y la forma en la que se está desarrollando la reforma política.

En Egipto, una multitud se ha concentrado este mediodía en la plaza Tahrir de El Cairo para exigir la formación de un nuevo gobierno mientras que otros tantos tunecinos han hecho lo propio ante la sede gubernamental en la capital del país para pedir la caída del primer ministro.

Retorno a Tahrir

La manifestación egipcia, convocada por los mismos grupos que organizaron las protestas que acabaron con la presidencia de Mubarak, el pasado 11 de febrero, se ha desarrollado en medio de especiales medidas de control por parte de la Policía y el Ejército.

El acceso a la plaza Tahrir, que fue epicentro de la reciente revuelta popular egipcia, estaba custodiado por soldados, apoyados por tanques y tanquetas.

También hubo un cordón de civiles que, al igual de los soldados, exigía documentos de identidad a quienes ingresaban a la plaza.

“No necesitamos este Gobierno, queremos uno nuevo que elijamos nosotros”, ha declarado uno de los jóvenes manifestantes, Omar el Guendi.

Egipto vive un período de transición política que se abrió tras la renuncia de Mubarak, pero la mayoría de los ministros y el jefe del gabinete, Ahmed Shafiq, proceden del gobierno anterior.

Por este motivo, la principal fuerza opositora, los Hermanos Musulmanes, habían llamado a una nueva concentración masiva como las que lograron la salida de Mubarak, para el que este viernes también se ha pedido que sea llevado ante los tribunales.

La concentración ha coincidido con las oraciones del mediodía de este viernes, la celebración religiosa semanal más importante para el mundo musulmán, al igual que en Túnez.

Presión en Túnez

Allí miles de personas se han concentrado ante el Palacio de Gobierno, en la medina del centro de Túnez, en demanda de la dimisión del Ejecutivo de transición tunecino y del primer ministro, Mohamed Ganuchi.

Los habitantes de la capital, en su mayoría estudiantes y jóvenes, acudieron en masa a la plaza ante la oficina del primer ministro.

Según fuentes policiales, podrían ser ya decenas de miles los manifestantes, que se han unido a los centenares procedentes de las regiones pobres del interior que llevaban ya seis días acampados ante el Palacio de Gobierno exigiendo la conformación de un nuevo Gabinete sin Ganuchi.

La plaza de la vieja medina de Túnez se convirtió pocos días después de la huida del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí, en el centro de las protestas populares contra el Gobierno, especialmente de los habitantes de las regiones más abandonadas del interior del país como Sidi Buzid o Kaserín, donde prendió la revuelta tunecina.

Los manifestantes no la abandonaron, expulsados por la Policía, hasta que consiguieron que saliesen del Gobierno de transición todos los ministros del antiguo régimen.

 

LibreRed.net (Con información de EFE)

Compartir este post

Comentar este post