Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Medellín: El sueño se va con el primer disparo

25 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

El sueño se va con el primer disparo

AMANECIMOS EN UN hogar de la comuna 13, para acompañar a una familia de esta zona de la ciudad. A las 2:09 a.m., una balacera nos desveló. Según un estudio, la situación se repite en 52 sectores de Medellín.
Javier Alexander Macías | Medellín | Publicado el 22 de agosto de 2010
 
El sueño se va con el primer disparo
Róbinson Sáenz | Según la Personería de Medellín, la gente se está desplazando en la ciudad por las balaceras entre combos. Muchos no tienen para dónde irse. La imagen corresponde a la zona nororiental.
Con el primer silbido, seguido del primer disparo, Gloria* abrió sus ojos pardos. No estaba dormida, porque los insultos gritados desde la montaña a oscuras le habían quitado el sueño media hora atrás.

Por eso despacio, y sin hacer mucho ruido, se deslizó pegada al borde de su cama y empujó a su pequeño de 6 años al piso. Lo cubrió con una manta hecha de retazos de tela en sus ratos libres, como si pudiera blindarlo de las balas en caso de que uno de los proyectiles traspasara las paredes de la casa.

Eran las 2:09 de la madrugada del viernes cuando Gloria me susurró: "oiga, oiga periodista", y con el mismo sigilo hizo que me arrastrara con ella y Emanuel* por entre los trastos de la cocina hasta el cuarto de adelante, para allí acurrucarnos en un camarote con sus otros dos hijos y su hermano.

El sonido de las balas irrumpió en lo que parecía una noche tranquila y con cada disparo el ambiente enrarecido llenó de zozobra La Divisa, en la comuna 13. "Manténgase agachados y junticos", decía Gloria, con el miedo temblando en sus labios y con el terror marcado en sus ojos claros.

No es solo en la 13
Al otro extremo de Medellín, justo enfrente de Gloria, donde las luces titilantes hacen ver como un pesebre la ciudad en penumbras, Ramiro* tampoco ha conciliado el sueño desde hace un par de días.

No conoce a Gloria, pero los une la misma tragedia. Él vive en el sector conocido como El Hoyo, en la comuna 1, donde "el barrio es una cañada en la mitad, y las autoridades y los medios de comunicación no saben dónde ubicarnos".

Como Gloria, Ramiro ha tenido que arrastrarse en las noches mientras siente el temblor que sube por sus piernas hasta el estómago y busca un lugar dónde refugiarse, porque "todos los días se escuchan petardos y disparos en su barrio".

Así, a oscuras, Ramiro se acuesta en el suelo y reza para resguardarse de las balas. Afuera, "los muchachos de la 96, de San Pablo, disparan con fusiles, desde un tanque de agua que hay".

"Y hay un punto muy complicado. Es en la calle 95, entre carreras 35 y 36. Es una vía ciega, sin salida a oriente ni a occidente. Esa cuadra está desocupada. La gente deja sus casas vacías. Lo único que pueden hacer es correr las cortinas y prender los focos para que los delincuentes no se las tomen. Ellos (los delincuentes) se esconden en las casas de la carrera 35, porque a veces los dueños no las controlan", cuenta.

Pero no solo Gloria y Ramiro pasan sus noches en vela esquivándole, a oscuras, a las balas disparadas de "sabe Dios dónde".

Un estudio realizado por la Corporación Con-vivamos, revela que en otros 52 sectores de Medellín "se vienen presentando enfrentamientos entre combos, bandas y paramilitares".

Según un vocero de esta corporación, en la comuna 1 (Popular), se presentan enfrentamientos en ocho sectores; en la 2 (Santa Cruz), hay enfrentamientos en un sector; en la 3 (Manrique), hay choques en cuatro sectores; en la 4 (Aranjuez), las hostilidades se presentan en dos sitios; en la 5 (Castilla) hay desavenencias en seis sectores; en la 6 (Doce de Octubre), en cuatro; en la 7 (Robledo) hay problemas en 5 lugares; en la 8 (Villa Hermosa) hay enfrentamientos en cuatro; en la 9 (Buenos Aires) en dos, en la 13 (San Javier), hay enfrentamientos en 10 sectores, en la 15 (Guayabal) en cuatro sitios; y en la 16 (Belén), hay inconvenientes en dos sectores.

Para la Corporación Con-vivamos, la situación es de extrema delicadeza y más porque "en los barrios, arriba mencionados, los enfrentamientos son constantes, aunque en la noche aumentan las explosiones de proyectiles, petardos y granadas".

Sin embargo, ante los resultados obtenidos por la Policía Metropolitana, que según el coronel Luis Eduardo Martínez, comandante de la institución, "son más de 200 integrantes de combos y bandas capturados, algunos judicializados y condenados a más de 25 años de cárcel. Aparte, más de 1.800 armas incautadas y aproximadamente más de 57 toneladas de alucinógenos decomisados", los integrantes de 'los combos' siguen quitándole el sueño, y como agrega Gloria, la vida, a los habitantes de los barrios periféricos de Medellín.

De ahí la sentencia del coronel Martínez, cuando afirma que se la "vamos a meter toda a la comuna 13 y a todo Medellín y el área metropolitana".

Martínez expresa que el tema de la violencia en Medellín es un proceso largo, porque estas organizaciones tienen un amplio recorrido criminal y es una situación compleja, "pero a la Policía no le va a quedar grande. Ellos ya saben y están notificados que mientras estén al margen de la ley van a ser perseguidos y capturados. Poco a poco irán cayendo".

Tras la balas se va la gente
Jairo*, el hermano de Gloria, sintió ganas de llorar cuando nos vio llegar a su hermana y su sobrino, Emanuel, hasta su cama. No había pegado el ojo porque las voces de dos "vigilantes" en la ventana, justo antes de la balacera, lo llenaron de terror. Según sus palabras, "los muchachos decían que tenían que estar pilas porque "los otros" se iban a volver a tomar el barrio.

Mientras escuchaba el sonido seco de las balas que se tragaba el eco de las montañas, Jairo murmuró a su hermana y le dijo que apenas amaneciera se iría a buscar casa en otro lugar.

"No tenemos adónde ir ni con qué", replicó la mujer, pero él, agazapado en un rincón del camarote, se encogió de hombros y le dijo que así sería.

Según Jairo Herrán Vargas, personero de Medellín, "el desplazamiento en la comuna 13 se fundamenta en el miedo y que es la zona con más homicidios durante 2010 y donde se cometen todo tipo de actos delictivos. A pesar del acompañamiento de las autoridades, la gente sigue sin sentirse segura en sus casas".

Las cifras presentadas por la Personería registran 1.310 familias desplazadas de los barrios de Medellín. De ellas, 750 han abandonado sus casas en la comuna 13, y en la última semana, 146 han dejado los barrios Juan XXIII y La Quiebra, lugares donde se han presentado esporádicas balaceras.

Para el alcalde de Medellín, Alonso Salazar Jaramillo, las medidas que se estudian para el control de la comuna 13 se extenderán a toda la ciudad, porque "como tuve el gusto de ver en la comuna 1, después de unos meses la calle repleta y el comercio floreciente, es el deseo para todos los barrios".

La última bala...
Después de la última balacera Ramiro dejó su barrio. Dice que todos quieren salir, pero "sólo evacuamos los que tenemos capacidad para vivir en un barrio igualmente popular". Todos los días llama a los que quedaron y les pregunta: "¿amanecieron? Me dicen que la cosa está muy dura y que a diario se oyen disparos".

Al otro lado de la ciudad, en la cuadra de Gloria, algunos pasos corrieron por el callejón y cesaron los silbidos. El último disparo se escuchó a las 2:15 de la madrugada. Nos cogió apretujados en un camarote y con la misma zozobra que afectó el sueño hasta de los perros que no cesaron de ladrar a los lejos, en medio de los tiros de aquella fría madrugada.

*Nombres cambiados por seguridad
Tomado de Elcolombiano.com

Compartir este post

Comentar este post

miguel 08/26/2010 02:49



yo vivo en la comuna 13, hoy 25 de agosto de 2010 se oyo una balacera en el 20 de julio. En ese momento estaba estudiando en mi colegio y la balacera atemoriso a
todos los del colegio. este tiroteo lleno de miedo los estudiantes de mi colegio.


tambien eh estado al lado del hoyo.san pablo y tambien hay una gran guerra por la disputa de territorio y narcotrafico. cuando voy a visitar a mi abuela se oyen la
balas al frente mio como sumban.