Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Médicos para México, Bolivia y Argentina van por el Mal de Chagas

5 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Sueltos!!!

 

Desde Cuba contra el Mal  

 

--Médicos para México, Bolivia y Argentina van por el Mal de Chagas

(AW)- Un proyecto de medicina solidaria contra un mal que afecta en forma silenciosa a millones de latinoamericanos, mientras las corporaciones farmacológicas y los países centrales se hacen los distraídos. El Mal de Chagas, la enfermedad olvidada, ‘rara’, no tiene mercado rentable como para incentivar la producción de medicamentos necesarios, que desde hace 100 años sólo hay dos; ni la generación de mayor conocimiento científico, prevención y cuidados de la salud. Dentro de una problemática que cambia los patrones epidemiológicos como es el movimiento migratorio en busca de trabajo y a su vez desparrama la enfermedad, es urgente la intervención del Estado Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Santiago Masetti, desde La Habana

-Médicos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) decidieron emprender un ambicioso proyecto de lucha contra el Mal de Chagas (Tripanosomiasis Americana) a nivel regional. Se trata de jóvenes profesionales formados por el centro de estudios que funciona en Cuba.
El Mal de Chagas es una parasitosis originaría del continente americano transmitida por la vinchuca o Triatoma infestans, un insecto heteróptero de la familia Reduviidae. También se la conoce como chinche besucona (en México), pito (en Colombia), chichá (en Paraguay), chipo (en Venezuela) y chirimacha (en Perú). Otras formas de transmisión no vectorial de esta enfermedad se registran a través de sanguíneos y trasplantes de órganos infectados.
El Chagas ocupa el cuarto puesto mundial como causa de discapacidad, después de las enfermedades respiratorias, las diarreas y el HIV.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Mal de Chagas afecta en América Latina a 18 millones de personas, y otros 100 millones están en riesgo de contraer la enfermedad.
El proyecto de los médicos de la ELAM reconoce como antecedente al anterior “Entendiendo el concepto de salud en la sierra Mixteca”, que tuvo lugar cuando Sibalaume Sánchez Luna, Oscar Ángel Vedia, Emilce Piazza y Violeta Amanda, junto a graduados de historia de la Universidad de Guerrero y estudiantes de la propia ELAM, viajaron en agosto de 2008 a Chilpancingo, en el Estado de Guerrero, México, con la intención de recopilar la historia de las comunidades que allí habitan.
Los jóvenes médicos que se encontraron en tierra azteca realizaron relevos epidemiológicos y otros estudios, y coincidieron de la importancia de continuar con este tipo de investigación en distintos áreas del continente con deficientes atenciones sanitarias.
Al año siguiente, un grupo de médicos de Bolivia, México, Argentina y Chile, graduados en la ELAM, se desplazaron a los pueblos de Zuapi y Miraflores, en Bolivia, en coordinación con una brigada de profesionales cubanos, y comenzaron a desarrollar el ambicioso proyecto de lucha contra e Mal de Chagas, en principio en esa región.
Oscar Ángel Vedia, médico boliviano especialista en medicina general integral, residente de cardiología en Cuba y uno de los promotores del proyecto, dijo a APM: “el Mal de Chagas es una enfermedad pobre, silenciosa y sobre todo olvidada; pobre, porque afecta a los sectores más vulnerables de nuestras sociedades; silenciosa, porque casi no da síntomas y las afecciones surgen alrededor de 20 años después de la infección; olvidada, porque las grandes empresas farmacológicas y principales centros de investigación están concentrados en los países centrales – en Estados Unidos y Europa- y no tienen interés en el desarrollo de soluciones para ‘mercados’ pobres”.
“Las investigaciones y planes de acción para atacar enfermedades como ésta tienen que tener en cuenta los modos de vida, la cultura de cada sociedad afectada”, agregó.
El proyecto está pensado en forma original para Bolivia, México y Argentina, con la idea de extenderlo luego hacia otros países de América Latina, ya que se trata de un mal que es endémico en toda la región.
Para Vedia, la idea central del proyecto “es practicar una forma diferente de medicina, ligando todas las que se conocen, donde cuestionamos el ejercicio de nuestra profesión, cambiar las relaciones sociales en ellas, como así también hacer una medicina solidaria y no una medicina que sea una mercancía, un negocio”.
En Bolivia, país en el que el proyecto se encuentra más avanzado, funciona un plan piloto que se desarrolla entre el ministerio de Salud de ese país y los estudiantes y graduados de la ELAM.
En Argentina “estamos tratando de abrir un campo de trabajo en el Noroeste, ya que el Sur de Bolivia y el Norte argentino registran la misma epidemiología, con problemas de Chagas muy serios. Aspiramos a desarrollar el proyecto en Jujuy, para lo cual necesitamos apoyo institucional”, apuntó Vedia.
En 1909 el brasileño Carlos Chagas descubrió una nueva enfermedad infecciosa y un siglo después faltan tratamientos, con el agravante de que los existentes suelen no estar al alcance de la mayoría de los pacientes. Muchas de sus víctimas ignoran que están enfermas, mueren sin saber por qué y “en silencio”.

(fuente: Agencia Periodística del MERCOSUR/ Imagen El Polvorín)

 

                                                   AGENCIA DE COMUNICACION RODOLFO WALSH

#####################=======<>=======#######################

                                

Compartir este post

Comentar este post

daniela 09/20/2010 20:27



nose me parece bueno



malcolm allison 05/05/2010 22:48


EL INSECTO BARBERO O VINCHUCA

Durante el trabajo que desarrollaba en el combate a la malaria en Minas Gerais, CARLOS CHAGAS encuentra una nueva forma de tripanosoma (protozoario unicelular dotado de un flagelo para moverse) al
analizar la sangre del mono Callithrix penicilata, describiéndolo como Trypanosoma minasense en 1908.

Meses antes del descubrimiento de Chagas, otro tripanosoma de mico sudamericano había sido descubierto por Herbert von Berenberg-Gossler mientras buscaba parasitos de la malaria en el mico
amazónico Brachyurus calvus, popularmente conocido como uacarí.

A esta nueva especie, Berenberg-Gossler la denominó Trypanosoma prowazeki en homenaje al protozoólogo Checo Stanilas von Prowazek.

EL INSECTO BARBERO O VINCHUCA
Aún en Lassance, después del descubrimiento del tripanosoma en ejemplares de monos tití, Carlos Chagas le dedicó su atención a un insecto hemíptero que se escondía durante el día en las grietas de
las paredes de barro de las habitaciones locales y solo salía de noche para alimentarse. POR PICAR A LA GENTE EN LA CARA mientras dormían, ese hemíptero era conocido popularmente como “BARBERO”
(vinchuca).

Al examinar el insecto, Chagas encontró “numerosos flagelados con características morfológicas de crithidia”, deduciendo que se trataban de formas intermediarias de los tripanosomas descubiertos
anteriormente por él en los titís. Para confirmar su hipótesis, envió los insectos parasitados a Manguinhos para que fuesen utilizados en experimentos en monos de la misma especie, pero libres de
parásitos. El experimento, dirigido por Oswaldo Cruz, después de 20 a 30 días, resultó en un gran número de tripanosomas en la sangre periférica de los monos, pero con morfología completamente
diferente a la del tripanosoma encontrado anteriormente por Chagas en los titís. Chagas constató que se trataba de una forma diferente de cualquier especie de tripanosoma hasta ese entonces
conocida, lo que le llevó a describirla como una nueva especie, la cual denominó Trypanosoma cruzi en homenaje a Oswaldo Cruz.

GIRO DE TIMÓN EN LA MEDICINA TROPICAL
El nuevo descubrimiento de Chagas desencadenó un radical cambio de rumbo en la historia de la medicina tropical brasileña. Después de la descripción del nuevo tripanosoma, la especie sería
identificada como patógena de una nueva tripanosomiasis humana desconocida por la ciencia hasta ese momento. Más allá de identificar ese nuevo agente patógeno y una nueva enfermedad, Chagas también
descubriría un nuevo grupo de insectos vectores, los hemípteros. Grupo compuesto mayoritariamente por especies fitófagas, los hemípteros poseen solamente una subfamilia de especies hematófagas
(Triatominae), subgrupo de suma importancia para las investigaciones médicas.

La distribución geográfica de los Triatominos se extiende desde Salt Lake City, EEUU(41º N), a la Patagonia, al sur de Sudamérica.

El descubrimiento de Chagas demostró definitivamente la importancia de los triatominos en estudios de insectos vectores, especialmente en las Américas.

malcolm.allison@gmail.com