Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

¿Minería responsable? Cuento Chino

8 Abril 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

42652027 070307haina2bs203

04/04/13

Cantando una adaptación del famoso tema “Latinoamérica” de Calle 13, no menos de treinta personas irrumpieron esta noche en la inauguración de la VI Feria Expominas en el Centro de Exposiciones Quito. Ante la sorpresa de centenares de empresarios mineros, los activistas, en su mayoría mujeres, detuvieron el discurso inaugural.

Las activistas llevaban puestas camisetas con el slogan: “Minería Responsable, Cuento Chino”.

Motivadas por lo que sucede en Perú, Argentina y en otros países, donde se ha evidenciado con el tiempo los graves impactos de la minería en la salud humana y en la naturaleza, las activistas coreaban “Tú no puedes comprarte Intag, Tu no puedes comprar Mirador, Tu no puedes comprar Kimsacocha, Tu no puedes comprar mi Ecuador

Empresarios, curiosos, periodistas, modelos contratadas por las empresas, invitados y representantes de las diferentes carteras de Estado, escuchaban desconcertados.

Luego de que las activistas se retiraran, los organizadores intentaron minimizar el hecho, pero los presentes en la sala no dejaban de comentarlo.

Una de las activistas que venia de una de las posibles comunidades afectadas afirmó “en las exhibiciones, un representante de Kinross reconoció que si iban a afectar nuestra agua”.

Con una acción creativa, súbita y rápida las manifestantes mostraron su desacuerdo con la expansión de la minería en el país y con la firma el proyecto “Mirador” de explotación minera de cobre en la Cordillera del Cóndor, con la empresa china ECSA, así como el rechazo a la falacia de una minería sustentable.

“Pese a todos los intentos de parte del gobierno para incluir al Ecuador en el mapa minero internacional, lo concreto es que el país se ha endeudado, ha aumentado la conflictividad local y nadie se cree el cuento de una minería responsable” concluyó una de las improvisadas cantantes. Ecoportal.net

Para ver el video: Minería responsable, cuento chino

Tengatai

http://www.agenciaecologista.info

Compartir este post

Comentar este post

arlette 04/13/2013 22:22


Las venas abiertas de América Latina, vuelven a
sangrar.


DIJERA MARTA HARNECKE


¿Qué ciudadanos pueden existir en una democracia representativa como ésta?


En una democracia de este tipo no pueden existir ciudadanos.


¿Por qué


Porque sólo existen ciudadanos cuando hay igualdad de información entre ellos.


Eso es democracia.


Mientras más información tenga la gente, mejor, porque la democracia es la capacidad de tomar decisiones de manera libre, y para tomar decisiones en estas
condiciones yo tengo que tener información


 


Si no tengo la información participo en desventaja y soy manipulado.”


ELDEBATE  QUEDA ABIERTO


Los gobiernos progresistas, críticos algunas veces del
neoliberalismo y el imperialismo, EN PALABRAS , dan libre paso al mercado olvidando los discursos acerca de las distintas formas de acumulación
capitalista que los  llevaron a gobernar.-


¿Pueden estos gobiernos
progresistas, asegurar la soberanía alimentaria de sus pueblos?


O SON LOS QUE DEFIENDEN EL EXTRAVISMO Y CELEBRAN LOS
MONOCULTIVOS?
¿Dónde ha quedado el debate de luchas de clase? Hasta el momento los políticos, concentrados en perpetuarse en el poder, no han ofrecido ni lo harán soluciones genuinas-Las propuestas presentadas
representan los intereses de avariciosas empresas extranjeras que solo responden al beneficio propio.


Su gente, sus pueblos, su cultura, su flora, su fauna,
sus ríos, son oportunidades de negocios, para inversores foráneos, en nombre del progreso y el desarrollo.


¿Se puede hablar
de soberanía nacional en países cuyo capital pasa a manos del capital extranjero?

arlette 04/11/2013 11:21


Según el ministro
de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor, se calculan en unos 5.400 millones de dólares las regalías para el Estado que generaría el proyecto minero a cargo de la empresa china, de los
cuales 900 millones serían usados en programas de beneficio para las comunidades cercanas a la mina.


 


No obstante, el presidente de la CONAIE, los indígenas demandan que el gobierno, tal como señala la Constitución ecuatoriana, consulte sobre los proyectos mineros a las
comunidades ubicadas en las zonas donde se ejecutarán dichos planes.


 


Para los indígenas, sin embargo, el Ejecutivo debe ir más allá de solo informar sobre sus planes mineros, sino discutir las divergencias existentes y llegar a
acuerdos.


 


A la CONAIE le preocupa que las actividades mineras contaminen ríos y desplacen comunidades.


 


De allí que el
dirigente Cholango dijo que su organización pedirá a la Asamblea Nacional una ley que regule la disposición constitucional de consulta previa a las
comunidades.


 


Y las marchas y contramarchas de este jueves se producen justamente cuando se conmemora el Día Internacional de la Mujer. De allí que tanto indígenas como partidarios del
Gobierno han incluido en sus acciones de este 8 de marzo homenajes a la mujer ecuatoriana, una celebración que estará contagiada con consignas de respaldo y rechazo al gobierno de Rafael
Correa


En medio
de la disputa que mantienen el presidente Rafael Correa y la mayor organización indígena ecuatoriana por la minería a gran escala, la inversión minera china se encuentra bajo la lupa en
Ecuador.


Mientras sectores políticos efectúan un análisis minucioso del contrato mil millonario suscrito a inicios de este mes por la china
Ecuacorriente para el desarrollo del primer


mega proyecto minero en suelo ecuatoriano,

arlette 04/10/2013 07:00


Para lograrlo, “el Estado capta (o intenta captar) una mayor proporción del excedente generado por los sectores extractivos”.


 Además, “parte de esos recursos financian importantes y masivos programas sociales, con lo que se aseguran nuevas fuentes de legitimación
social”.


 Y de esta manera el extractivismo asoma como indispensable para combatir la pobreza y promover el
desarrollo.


No hay duda, “el neoextractivismo es parte de una versión contemporánea del desarrollismo propia de
América del Sur, donde se mantiene el mito del progreso y del desarrollo bajo una nueva hibridación cultural y política”, concluye Gudynas (2009b y 2010c).


Siendo importante un mayor control por parte del Estado de estas actividades extractivistas, no es suficiente.


 El real control de las exportaciones nacionales está en manos de los países centrales, aún cuando no siempre se registren importantes inversiones extranjeras en las actividades
extractivistas.


 Perversamente muchas empresas estatales de las economías primario-exportadoras (con la anuencia de los respectivos gobiernos, por cierto) parecerían programadas para reaccionar
exclusivamente ante impulsos foráneos y actúan casa dentro con lógicas parecidas a las de las transnacionales: la depredación ambiental y el irrespeto social no están ausentes de sus prácticas.


En síntesis, la lógica subordinada de su producción, motivada por la demanda externa, caracteriza la evolución de estas economías primario-exportadoras.


 El neoextractivismo, a la postre, mantiene y reproduce elementos clave del extractivismo de raigambre colonial.


Gracias al petróleo o a la minería, es decir, a los cuantiosos ingresos que producen las exportaciones
de estos recursos, muchas veces los gobernantes progresistas se asumen como los portadores de la voluntad colectiva y tratan de acelerar el salto hacia la ansiada
modernidad.


 Como afirma Fernando Coronil (2002) en este tipo de economías aflora un “Estado mágico”, con capacidad de desplegar la “cultura del milagro”


http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Mineria/Extractivismo_y_neoextractivismo_dos_caras_de_la_misma_maldicion

arlette 04/10/2013 06:52


Neoextractivismo, una versión contemporánea del extractivismo


Desde sus orígenes, las repúblicas primario-exportadoras de América Latina no han logrado establecer un esquema de desarrollo que les permita superar las trampas de la pobreza y del
autoritarismo.


Esta es la gran paradoja: hay países que son muy ricos en recursos naturales, que incluso pueden tener
importantes ingresos financieros, pero que no han logrado establecer las bases para su desarrollo y siguen siendo pobres .


 


Y son pobres porque son ricos en recursos naturales, en tanto han apostado prioritariamente por la
extracción de esa riqueza natural para el mercado mundial, marginando otras formas de creación de valor, sustentadas más en el esfuerzo humano que en la explotación inmisericorde de la
Naturaleza .


 


En los últimos años, conscientes de algunas de las patologías enunciadas anteriormente, varios países de la región con gobiernos progresistas han impulsado algunos cambios importantes en lo que
se refiere a ciertos elementos de la modalidad extractivista


. Sin embargo, más allá de los discursos y planes oficiales, no hay señales claras de que pretendan superar realmente dicha modalidad de acumulación.


A través de este esfuerzo esperan poder atender muchas de las largamente postergadas demandas sociales y, por cierto, consolidarse en el poder
recurriendo a prácticas clientelares e inclusive autoritarias


Siguiendo con Gudynas, “más allá de la propiedad de los recursos, se reproducen reglas y funcionamiento de los procesos productivos volcados a la competitividad, eficiencia, maximización de la
renta y externalización de impactos”. Entre los puntos destacables está “una mayor presencia y un papel más activo del Estado, con acciones tanto directas como indirectas”.


Desde esta postura nacionalista se procura principalmente un mayor acceso y control por parte del Estado sobre los recursos naturales y los beneficios que su extracción produce.


Desde esta postura se critica el control de los recursos naturales por parte de las transnacionales y no la extracción en sí.


Incluso se acepta algunas afectaciones ambientales e inclusive sociales graves a cambio de conseguir beneficios para toda la colectividad
nacional.


 


En la gestión de los gobiernos progresistas en América del Sur "persiste la importancia de los sectores extractivistas como un pilar relevante de
los estilos de desarrollo", destaca Eduardo Gudynas (2009b y 2010c).


Siguiendo con sus reflexiones, si bien el progresismo sudamericano "genera un extractivismo de nuevo tipo, tanto por algunos de sus componentes como por la combinación de viejos y nuevos
atributos", no hay cambios sustantivos en la actual estructura de acumulación.


Con esto el neoextractivismo sostiene "una inserción internacional subordinada y funcional a la globalización" del capitalismo transnacional.


No sólo que se mantiene, sino avanza "la fragmentación territorial, con áreas relegadas y enclaves extractivos asociados a los mercados globales".


Se sostienen, y "en algunos casos se han agravado, los impactos sociales y ambientales de los sectores extractivos".


 


 


 


http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Mineria/Extractivismo_y_neoextractivismo_dos_caras_de_la_misma_maldicion


 


 


 

arlette 04/10/2013 06:47


Desde esta visión, el abordaje de los problemas y


conflictos derivados del extractivismo se resolvería con una adecuada "gobernanza" en el manejo
de los recursos naturales. Para lograrlo están las políticas económicas de inspiración ortodoxa y conservadora, una creciente participación de la sociedad civil como observadora de los proyectos
extractivistas, una mayor inversión social en áreas intervenidas por el extractivismo para disminuir las protestas sociales, al tiempo que se transparentan los ingresos que obtendrían las
empresas extractivistas, los gobiernos seccionales y el gobierno central. Los destrozos ambientales son asumidos como costos inevitables para lograr el desarrollo. Al no dudarlo, éstas son
aproximaciones poco analíticas, carentes de análisis históricos y desvinculadas de los problemas de fondo.


No hay duda de que la audacia, con grandes dosis de ignorancia y de una bien programada amnesia en las sociedades, va de la mano de la prepotencia.


Vale decirlo desde el inicio, esta doble maldición de los recursos naturales y la maldición ideológica sí pueden ser superadas, no son inevitables.


Fijemos un momento nuestra atención en la minería. La explotación minera industrial moderna implica la extracción masiva ?y en un tiempo muy
corto?, de la mayor cantidad posible de recursos minerales; recursos que se han formado en procesos de muy larga duración, a escalas tectónicas. En la actualidad, los sitios de alta concentración
mineral se van agotando. Sin embargo, los elevados precios del mercado mundial permiten que la explotación minera sea rentable aún en los yacimientos en donde el mineral es escaso. Para hacer
producir estos yacimientos, es necesario aplicar una minería industrial de gran escala, con uso masivo de químicos a veces sumamente tóxicos (cianuro, ácido sulfúrico, entre otros), un consumo
cuantioso de agua y la acumulación de grandes cantidades de desechos.


Este gigantismo provoca la generación de impactos ambientales enormes.


Los efectos nocivos no sólo afloran en la fase de exploración y explotación, cuando se abren gigantescos hoyos en la Madre Tierra o cuando se usan químicos tóxicos para procesar los minerales
extraídos, sino también en la movilización del material extraído que afecta grandes extensiones de territorio.


Los desechos mineros, al ser acumulados durante muchos años, pueden derramarse y contaminar el medio ambiente, particularmente con metales
pesados o drenaje ácido de roca.


Este último fenómeno, que puede darse por decenas y decenas de años, ocurre cuando las aguas de lluvia, o aún el aire, entran en contacto con las rocas que han sido desplazadas desde el subsuelo
hacia la superficie y acumuladas en las escombreras, en el cráter o en los diques de desechos de la mina. Generalmente existe un alto riesgo de que se produzca una oxidación de minerales
sulfurados por la lluvia o el aire húmedo, que terminan por provocar una acidificación inusual de las aguas que corren sobre estas rocas.


En el Ecuador, muchos yacimientos mineros estarían particularmente expuestos a este problema porque
tienen rocas sulfurosas, conocidas por generar drenaje ácido.


Este tipo de contaminación es particularmente devastadora para el agua


. En numerosas ocasiones, el agua termina por ser inutilizable para el consumo humano y para la
agricultura


. La contaminación de las fuentes de agua provoca además un conjunto de impactos en términos de salud
pública, como enfermedades degenerativas o de la piel, entre otras. Y todo esto sin considerar los graves impactos sociales que conlleva esta mega actividad extractivista.


Si bien las distintas actividades extractivas tienen una prolongada y conocida historia de depredación en el mundo, en la actualidad se registra ?en la medida que es notorio el agotamiento de los
recursos naturales, especialmente en los países industrializados? una creciente presión en los países subdesarrollados para que estos entreguen sus yacimientos minerales o petroleros.


 Incluso la creciente defensa del ambiente en las sociedades consideradas como desarrolladas genera una presión sobre los países
empobrecidos con el fin de que estos abran su territorio para satisfacer la demanda de minerales de la economía mundial