Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Montevideo: INSCRIPCIÓN AL CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES. El Curso es gratuito y los cupos serán limitados.

4 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Compañeros y compañeras, pedimos disculpas por la demora en la respuesta, razones de índole organizativas determinaron la misma. A la vez se hicieron algunos ajustes que a continuación les detallamos para que evalúen y pedimos la confirmación con el plazo abajo señalado.

 

El Curso es gratuito y los cupos serán limitados. La Planilla de Inscripción se deberá enviar por mail o entregar personalmente pudiéndolo hacer hasta el próximo jueves 2 de setiembre, comunicándose con los compañeros/as por medio de los celulares abajo señalados.

 

El Curso comenzará el próximo viernes 3 de setiembre, siendo en el horario de 18.30 a 21.30 hs. en AFHI, Constitución 1772.

 

En cuanto a los costos de traslado de compañeros de Montevideo, si el compañero/a o la organización social a la que pertenece el compañero/as inscripto no puede solventar los mismo, se verá una forma colectiva de cubrir los pasajes de aquellos que lo precisen. Por razones de carácter económico no se cubrirán costos de pasajes del interior del país corriendo esto a cargo de los compañeros u organizaciones correspondientes.

 

Como criterio general se pide que los compañeros y compañeras que se inscriban al curso tengan permanencia en lo que dure este. Al final del curso, con el 75% de asistencia a las distintas instancias del mismo, se emitirá a cada uno de los cursantes un certificado de participación en el Curso Movimientos Sociales.

 

SE ADJUNTA:

- Características generales del Curso Movimientos Sociales (ajustado).

- Planilla de inscripción (para aquellos que aún no les llegó).

- Afiche del Curso.

- Materiales para el 1º Eje Temático.

- Volante de campaña de libros pro Biblioteca Popular de Estudios Sociales.

- Circular sobre los 100 años de Florencio Sánchez.

Afiche-Curso-colorweb-1-.JPG

 


 


 

PLANILLA DE INSCRIPCIÓN
CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES


Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

Nombre y Apellido

 

Org. o Ámbito Social

 

Correo Electrónico

 

Celular o Teléfono

 

proyecto.cies2010@gmail.com
096762350 - 098785300 - 099282771

CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES - RAÚL ZIBECHI

CENTRO INTERNACIONAL DE ESTUDIOS SOCIALES
SOLO EL PUEBLO MARCARÁ SU CAMINO

 


 

 

CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES

Raúl Zibechi - CIES

EL CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES
Es una actividad coordinada entre Raúl Zibechi (que llevará adelante el curso) y el CIES (Centro Internacional de Estudios Sociales) y está dirigido a activistas y personas vinculadas con movimientos sociales, miembros de colectivos de base, de organizaciones de derechos humanos, organizaciones barriales, estudiantiles y sindicales, etc.

Se trata de cumplir dos objetivos: profundizar en la coyuntura política regional y mundial, en los movimientos sociales más importantes de la región así como en las tareas de formación y educación que realizan, y actualizar las temáticas vinculadas a la seguridad como una de las agendas prioritarias de las agencias y gobiernos para la región.

En segundo lugar, construir junto a los participantes una investigación sobre movimientos sociales en Uruguay y los derechos de los pueblos así como la aplicación de las agendas de seguridad en el país. Para ello se formarán grupos de investigación-trabajo desde el primer módulo, que producirán material escrito y/o audiovisual para poder darle continuidad a la formación vinculada a las experiencias locales de base.

El curso consta de cuatro ejes temáticos de una semana de duración cada uno (pudiendose extender según se constate su necesidad). Se impartirá una clase semanal de tres horas. La duración total del curso será como mínimo de un mes. Contará con apoyo de textos seleccionados por el coordinador y material audiovisual elaborado para el Curso o producido por movimientos y/o especialistas. El mismo está abierto a variantes según sea considerado.

En cada tema se realizaará un doble abordaje: sobre la práctica concreta del movimiento o colectivo y una mirada teórica sobre cómo esas prácticas enriquecen los conceptos acerca de la teoría crítica y la emancipación social.

EL CENTRO INTERNACIONAL DE ESTUDIOS SOCIALES
El Centro Internacional de Estudios Sociales es un espacio para el debate, la investigación y el intercambio de opiniones, para la reflexión y el análisis colectivo en la importante tarea de generar herramientas para la formación y mejorar así la interpretación de las ideas políticas y sociales para que estas sirvan, en el marco del tiempo y lugar en que se actúa, a la lucha por el cambio social, entendiendo que no hay una buena práctica en nuestro quehacer sin una buena teoría en nuestro pensar. El CIES es así un proyecto destinado y comprometido de forma activa en las luchas populares por derechos y aspiraciones de nuestro pueblo.

Busca generar y enriquecer el debate en torno a las ideas político-sociales; estimular un proceso de formación teórica, política e ideológica, individual y colectiva; instalar y consolidar una instancia que se coloque como punto de referencia en la tarea de profundizar en el debate para fortalecer las prácticas; desarrollar tareas de formación mediante la elaboración de cartillas de formación y realización de talleres entre otras actividades que apoyen esta línea de trabajo, etc.

El CIES es un proyecto de formación para nuestro pueblo, y como construcción no se agota en el debate sino que se expresa en la praxis, donde se retroalimentan la teoría y la práctica, en tanto ámbito fermentario y dinamizador del nivel y enriquecimiento de la protesta organizada.

proyecto.cies2010@gmail.com - 096762350 - 098785300 - 099282771

 

PROPUESTA GENERAL DEL CURSO

1er Eje: Cambios en la región y el mundo

Primera Parte

Coyuntura política continental

 

  1. I) El declive de Estados Unidos

II) La relación entre estados en Sudamérica: supone mirar el mapa regional pero en el marco de un panorama mundial de cambios agudos aún no resueltos que darán lugar a una nueva relación de fuerzas global y sudamericana. ALCA, TLCs, Mercosur y ALBA.
III) El papel de Brasil: en la región y en Paraguay.
IV) La IIRSA: primera iniciativa de carácter regional, pero supone una integración neoliberal que da forma al subimperialismo brasileño. Profundizar el papel de Paraguay en el espacio regional sudamericano.
UNASUR y CMS

Segunda parte

Crisis viejas formas de dominación

 

I) Crisis del panóptico y de las viejas formas de dominación: la disciplina basada en el cuerpo (familia, escuela, fábrica, etc.).
II) Los nuevos problemas a enfrentar: desborde/población/espacios fuera de control/condiciones de vida.
III) Cómo enfrentarlos: Guerra de Cuarta Generación. La experiencia militar en Irak y Colombia. La guerra en las favelas.

 

Tercera parte

Nuevas formas de acumulación y de control

 

I) Acumulación por desposesión: Cómo funciona la acumulación por desposesión en Uruguay.
II) La nueva oleada neoliberal y la disputa por los territorios: la característica común de este nuevo período es que el capital busca el control directo o indirecto de los territorios, de ahí que haya que comprender el fenómeno soja (o minería o forestación…) no como cultivos sino como “sistemas”.
III) Biopolítica: la forma de control a cielo abierto.
Planes sociales y trabajo estatal territorial en Uruguay

 

2º Eje: Los grandes movimientos de nuestro continente

Primera Parte

Movimientos indios

 

I) Introducción: “De la tierra al territorio”. Génesis de los conceptos de autonomía, autogobierno y territorio.
II) Zapatistas: sus principales tesis y puntos de vista + textos Siete pensamientos y “La Otra”.
Poderes no estatales: JBG
III) Bolivia y otros movimientos indios

Segunda Parte

Movimientos campesinos

 

Génesis del concepto de territorio

I) Sin Tierra - MST
II) Movimientos campesinos en Uruguay

Tercera Parte

Movimientos urbanos

I)Historia movimientos urbanos en AL: 1950-2000
II) Piqueteros y Cultura villera
III) Oaxaca

 

3º Eje: Enfoque temático sobre los movimientos

Primera Parte

Educación-formación

 

I) La importancia de la formación en los movimientos: Warisata precursores.

II) Procesos que condujeron a que en los movimientos la comunidad se haga cargo de la escuela

III) Nuevo “sujeto educativo”: diferente al espacio especializado
IV) Movimiento social como sujeto pedagógico

Segunda Parte

Experiencias concretas

I) Zapatismo: Escuelas zapatistas
II) Las escueals del MST: criterios pedagógicos
III) Experiencias educativas Uruguay: Misiones sociopedagógicas y Villa García.
IV) Una pedagogía no técnica sino de “ambiente: (autoeducación permanente)
Crítica a la Educación Popular.

 

4º Eje: Mujeres, Seguridad y Derechos de los Pueblos

Primera Parte

I) Mujer y movimientos sociales: cambios en la familia

II) ONGs y movimientos: “La cooperación al desarrollo como contrainsurgencia”.

 

Segunda Parte

Las polìticas de Seguridad

Tercera Parte

Balance del curso, individual y colectivo

  

_________________________________________________________

CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES – RAÚL ZIBECHI
CENTRO INTERNACIONAL DE ESTUDIOS SOCIALES
SOLO EL PUEBLO MARCARÁ SU CAMINO

 


 

DOCUMENTO 1: PARA CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES - ZIBECHI - CIES
________________________________

 

T-0 Arrighi
Crisis de la hegemonía estadounidense

“El inicio de ésta se vio marcado por la derrota estadounidense en una guerra civil en el Tercer Mundo (Vietnam) y por las protestas contra ella que se extendieron por Estados Unidos y por todo el mundo. La guerra y el movi8meinto antiguerra se entrelazaron con el ya existente movimiento negro por los derechos civiles y con la perentoriedad de las demandas del Tercer Mundo de un nuevo orden internacional. Los intentos iniciales de aquietar estas revueltas tan sólo intensificaron la crisis presupuestaria de Estados Unidos, El declive del poder y el prestigio estadounidense alcanzó un clímax con la revolución iraní de 1979 y la crisis de los rehenes de 1980.

En este contexto de desafíos sociopolíticos internos y externos generalizados, la elite estadounidense cambió de estrategia. Se abandonaron los Estados de Bienestar doméstico y global, y Estados Unidos trató de restablecer su prestigio militar. Para pagar el incremento de gastos militares en la Segunda Guerra Fría, elevó sus tipos de interés y comenzó a competir activamente por el capital internacional en busca de inversión. Durante la década de 1980 atrajo el excedente mundial, precipitando la “crisis de la deuda” y señalando el abandono de la promesa hegemónica del “desarrollo”. Al abandonar esa promesa de abandonar el sueño americano, la elite dominante en Estados Unidos estaba admitiendo tácticamente que su promesa había sido un fraude. El capitalismo mundial no puede conciliar las demandas combinadas del Tercer Mundo y de la clase obrera occidental.

En resumen, mientras que en las anteriores crisis hegemónicas la intensificación de la rivalidad entre las grandes potencias precedió y configuró de arriba abajo la intensificación del conflicto social, en la crisis de la hegemonía estadounidense esta última precedió y configuró enteramente aquella. Se puede detectar una aceleración análoga de la historia social en las relaciones entre conflicto social y competencia interempresarial. Mientras que en las anteriores crisis hegemónicas el primero siguió la pauta marcada por la intensificación de la segunda, en la crisis de la hegemonía estadounidense una oleada de militancia obrera precedió a la crisis del fordismo y la configuró.

Esta oleada de militancia obrera, que recorrió gran parte del centro de la economía-mundo capitalista a finales de la década de 1960 y comienzos de la de 1970 se adecua y al mismo tiempo diverge de los modelos precios de conflicto social detectados en las transiciones hegemónicas.

Giovanni Arrighi/Beverly Silver, “Caos y orden en el sistema-mundo moderno”, Akal, 2001, p. 219.

 


 

DOCUMENTO 2: PARA CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES - ZIBECHI - CIES
________________________________

186, June 1, 2006
¿De quién es el siglo XXI?

En 1941, Henry  Luce proclamó que el siglo XX sería el siglo americano.  Desde entonces, la mayoría de los analistas estuvo de acuerdo con él. Por supuesto, el siglo XX fue más que un siglo estadunidense. Fue el siglo de la descolonización de Asia y Africa. Fue el siglo del florecimiento, como movimientos políticos, del fascismo y el comunismo. Fue el siglo tanto de la Gran Depresión como de la increíble expansión, sin precedentes, de la economía-mundo durante los 25 años posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial.

No obstante, fue el siglo americano. Estados Unidos se convirtió en la potencia hegemónica incuestionable en el periodo 1945-1970 y modeló el sistema-mundo a su parecer. Estados Unidos se tornó el productor económico principal, la fuerza política dominante, el centro cultural del sistema-mundo. En resumen, Estados Unidos fue el dominador del escenario, por lo menos durante un tiempo.

Ahora, Estados Unidos está en visible decadencia. Más y más analistas comienzan a decirlo abiertamente, pese a que la línea oficial del establishment estadunidense lo niegue vigorosamente, al igual que cierta porción de la izquierda mundial que insiste en que la hegemonía de esa nación continúa. Pero los realistas con claridad de pensamiento, en todas partes, reconocen que la estrella estadunidense va atenuando su luz. La cuestión que subyace a todos los pronósticos serios es entonces, ¿de quién es el siglo XXI?

Por supuesto, estamos apenas en 2006, y tal vez es pronto para responder a esta cuestión con algún sentido de certeza. No obstante, los líderes políticos de todas partes hacen cálculos en torno a dicha respuesta y formulan sus políticas en concordancia.

Si replanteamos la cuestión y simplemente nos preguntamos cómo podría verse el mundo, digamos en 2025, podremos quizá ser capaces, por lo menos, de decir algo inteligente.

Básicamente hay tres series de respuestas a la cuestión de cómo se verá el mundo en 2025. La primera es que Estados Unidos gozará de un último vigor, un resurgimiento de su poder, y continuará dominando el gallinero en ausencia de algún contendiente militar serio. La segunda es que China desplazará a Estados Unidos como la superpotencia mundial. La tercera es que el mundo se tornará la arena de un desorden multipolar anárquico y relativamente impredecible. Examinemos la plausibilidad de cada una de estas tres predicciones.

¿Estados Unidos a la cabeza? Hay tres razones para dudarlo. La primera es una razón económica. La fragilidad del dólar estadunidense como única reserva cambiaria en la economía-mundo.

El dólar se sostiene ahora por las masivas infusiones de compra de bonos que hacen Japón, China, Corea y otros países. Es muy poco probable que esto continúe. Cuando el dólar se desplome dramáticamente, incrementará momentáneamente la venta de bienes manufacturados, pero Estados Unidos perderá su control de la riqueza del mundo y su habilidad para expandir el déficit sin una seria sanción inmediata. Los niveles de vida caerán y habrá un influjo de nuevas monedas de reserva, incluidos el euro y el yen.

La segunda razón es militar. Afganistán y especialmente Irak han demostrado en los últimos pocos años que no es suficiente contar con aviones, barcos y bombas. Una nación debe también contar con una gran fuerza terrestre que venza la resistencia local. Estados Unidos no cuenta con una fuerza así, y no tendrá ninguna, debido a razones políticas internas. Como tal, está condenado a perder tales guerras.

La tercera razón es política. Las naciones por todo el mundo están llegando a la conclusión lógica de que ahora pueden desafiar políticamente a Estados Unidos. Tomemos el ejemplo más reciente: la Organización de Cooperación de Shangai, que reúne a Rusia, China y a cuatro repúblicas del Asia central, está por expandirse para incluir a India, Paquistán, Mongolia e Irán. Este último país fue invitado en el mismo momento en que Estados Unidos intentaba organizar una campaña mundial contra el régimen iraní.El Boston Globe llamó a esto, correctamente, "una alianza anti Bush" y un "viraje tectónico en la geopolítica".

¿Surgirá China como cabeza hacia 2025? Es muy cierto que China lo está haciendo muy bien en lo económico, expande su fuerza militar considerablemente, y comienza a jugar un serio papel político en la región, más allá de sus fronteras. China sin duda será más fuerte en 2025; sin embargo enfrenta tres problemas que debe remontar.

El primer problema es interno. China no es estable políticamente.La estructura de un solo partido tiene a su favor la fuerza del éxito económico y el sentimiento nacionalista. Pero enfrenta el descontento de alrededor de la mitad de la población, que se siente relegada, y el descontento de la otra mitad por los límites de su libertad política interna.

El segundo problema se refiere a la economía-mundo. La increíble expansión del consumo en China (junto con el de India) cobrará su cuota en la ecología mundial y en las posibilidades de acumulación de capital. Muchos consumidores y muchos productores tendrán severas repercusiones en los niveles de ganancia mundiales.

El tercer problema yace en los vecinos de China. Si éste lograra la reintegración de Taiwán, ayudara a arreglar la reunificación de las Coreas y llegara a conciliarse (sicológica y políticamente) con Japón; tal vez habría una estructura geopolítica unificada en Asia oriental que podría asumir una posición hegemónica.

Los tres problemas pueden remontarse, pero no será fácil hacerlo.

Y las probabilidades de que China pueda remontar estas dificultades para 2025 son inciertas.

El último escenario es aquel de anarquía multipolar y de fluctuaciones económicas desordenadas. Dada la incapacidad de mantener un viejo poder hegemónico, la dificultad de establecer uno nuevo y la crisis mundial de la acumulación de capital, este tercer escenario parece ser el más probable.

 


 

DOCUMENTO 3: PARA CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES - ZIBECHI - CIES
________________________________

Tan sólo ha habido dos revoluciones mundiales. La primera se produjo en 1848. La segunda en 1968. Ambas constituyeron un fracaso histórico. Ambas transformaron el mundo. El hecho de que ninguna de las dos estuviese planeada y fueran espontáneas en el sentido profundo del término, explica ambas circunstancias: el hecho de que fracasaran y el hecho de que transformaran el mundo. Celebramos el 14 de julio de 1789, o por lo menos algunoslo celebran. Celebramos el 7 de noviembre de 1917, o por lo menosalgunsolo celebran. No celebramos 1848 o 1968. Y, sin embargo, puede afirmarse que esas fechas son tan significativas, e incluso más, que las dos mencionadas y que suscitan tanta atención.

1848 fue una revolución a favor de la soberanía popular, tanto en el interior de la nación (sometida a la autocracia) como de las naciones (autodeterminación). 1848 fue la revolución contra la contrarrevolución de 1815 (la Restauración, el Concierto de Europa). Fue una revolución nacida tanto de las esperanzas como del descontento. No fue la segunda edición de la Revolución francesa. Representó, por el contrario, un intento de cumplir sus esperanzas originales y de superar sus limitaciones.

Lo mismo puede afirmarse de 1968. Nació también de las esperanzas como del descontento. Fue una revolución contra la contrarrevolución representada por la organización estadounidense de la hegemonía mundial a partir de 1945. Constituyó también un intento de cumplir los objetivos originales de la Revolución rusa y, por ende, un esfuerzo por superar sus limitaciones. Fue también, por tanto, una superación de 1917.

Immanuel Wallerstein
“1968: el gran ensayo” en Movimientos antisistémicos, Akal, 1999.

 

 


 

DOCUMENTO 4: PARA CURSO MOVIMIENTOS SOCIALES - ZIBECHI - CIES
________________________________

Samuel Pinheiro Guimaraes
“Desafios brasileiros na era dos gigantes”, Contraponto, 2006.

Resúmen cap. 8 “Quinientos años de periferia”.

Desafíos de la sociedad brasileña

El primer desafío es la elimnación gradual pero firme y constante de sus disparidades internas, como la concentración de la renta y la riqueza.

El segundo es la eliminación de las crónicas vulnerabilidades externas, que son además de la economía, las vulnerabilidades tecnológica, política, militar e ideológica.

Eal tercer desafío es la realización de su potencial económico, político y militar. Brasil no es un micro, mini, pequeño o mediano Estado. Brasil figura en las listas de los países de mayor territorio, mayor población, mayor PIB del mundo, en compañía apenas de otros dos estados que son China y Estados Unidos. Además de eso Brasil es el tercer país del mundo en cuanto al número de vecinos y posee fronteras marítimas y terrestres de las más largas. (262)

El tener diez países vecinos y las características de esos países son un factor importante para permitir al Estado brasileño desarrollar una estrategia política y económica que posibilite la articulación de un bloque regional sudamericano de gran capacidad de proyección de poder, desde que ese bloque sea articulado en términos no hegemónicos, con la organización de mecanismos compensatorios y de reducción efectiva de las disparidades entre los estados participantes. (263)

Los desafíos de Brasil no podrán ser efnrentados con políticas de reducción del Estado, de desregulación de la economía, de tercerización de políticas públicas…. (263)

Si se superan esos tres desafíos Brasil se convertirá en una de las principales grandes potencias, lo que afectará la correlación de poder a nivel americano y mundial, e inclusive dentro de las agencias internacionales. Esa ascensión brasileña a la condición de gran potencia no debe ser considerada una utopía, sino un objetivo nacional necesario, porque su no realización correspondería al fracaso en enfrentar aquellos desafíos que enfrenta Brasil y, por tanto, aceleraría el ingreso de la sociedad y del Estado brasileños en un período de gran inestabilidad (y eventuales conflictos internos), de fragilidad democrática, de creciente ingerencia externa en la sociedad brasileña que pueden, en caso extremo, llevar a tensiones por la fragmentación teritorial y política de Brasil.

La política externa por lo tanto se entrelaza fuertemente con las estrategias de superación de aquellos tres desafíos, porque del exterior pueden surgir serios obstáculos a las políticas nacionales que deben ser implementadas para enfrentar aquellos desafíos. (266)

Las relaciones entre Brasil y Argentina y entre Brasil y Estados Unidos son esenciales para la política brasileña en América del Sur, que es la región-llave para la estrategia mundial de Brasil.

Brasil no tiene ninguna razón para someterse a la política americana y debe mantener una política externa independiente, firme y serena. Estados Unodos desarrolla un apolítica unilateral de desconfianza en relación a negociaciones y soliciones multilaterales para las cuestiones globales y transnacionales, y de afirmación de sus intereses y de su legislación nacional por encima del derecho internacional, en una actitud de arrogante unilateralismo intervencionista. Esa estrategia tiene como objetivo central preservar su hegemonía si es preciso por la fuerza armada, el acceso a insumos estratégicos y a mercados, tanto de exportación como de importación, para sus capitales. (268-269)

En relación a la periferia del sistema mundial, la estrategia americana parece haber abandonado la visión optimsita de cooperación para el desarrollo y de modernización de los estaados de la periferia, como lo demuestra la reducción de los programas de asistencia, por una noción de control de esos estados si es necesario por la fuerza. (270)

La expansión de la presencia de asesores militares norteamericanos en países de América del Sur y la realización de operaciones militares conjuntas en diversos países en zonas próximas a las frotnesras con Brasil, permiten articular presiones para la regionalización del Plan Colombia y para la instalación de bases militares permanentes, como en Manta, Ecuador. (275)

La construcción paciente, persistente y gradual de la unión política de América del Sur y el firme y sereno rechazo de políticas que someten la región a los intereses estratégicos de Estados Unidos deben constituir el centro de esa estrategia. (276)

Brasil debe dotarse de fuerzas armadas con capacidad disuasoria adecuada, articular la defensa militar y política de sus fronteras y en especial de la Amazonia. (293)

No hay solución individual para ningún país de América del Sur. Debemos transformar en realidad el potencial natural de América del Sur, a través de la creación de su infraestructura física y social y por el aumento de la productividad de todos los segmentos de su población, de su capital y de sus recursos naturales, de forma sustentable. (321)

Comentarios sobre la estrategia militar…
-Reconocer que a medida que empresas brasileñas se internacionalizan, los intereses políticos de Brasil en otras regiones se tornan cada vez más complejos y reales, y que la eficiencia en la defensa de esos intereses tiene una faceta de naturaleza militar.
-Reconocer la importancia de la cooperación con las fuerzas armadas de países vecinos de América del Sur.
-Reconcoer la urgencia de definición detallada de una estrategia militar propia para Brasil y para América del Sur (336).

La cuestión militar es de suma importancia para el proceso de integración Brasil-Argentina y para el Mercosur (375).

El Mercosur (y Argentina y Brasil) enfrentan tres desafíos de corto plazo en el proceso de articulación de un papel político autónomo en el sistema mundial multipolar en gestación:
-Resistir la absorción en la economía y en el bloque político norteamericano que vienen avanzando rápidamente, por medio de negociaciones del Alca, los TLCs y la dolarización gradual;
-Evitar y enfrentar políticamente una posible intervención militar externa en Colombia y eventualmente en toda la región;
-Recuperar el control sobre sus políticas económicas, domésticas y externas, bajo influencia directa o indirecta del FMI y la OMC.
La redefinición de una visión global y articulación de iniciativas concretas por parte del Merocsur requieren mecanismos permanentes de coordinación en Brasil y Argentina (424-425)

La construcción de infraestructura y sobre todo la integración energética entre Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela, será indispensable para evitar la crisis nergética y permitir tasas elevadas de más del 7% para garantizar el desarrollo de la región (427).

 


 

100 AÑOS DE FLORENCIO SÁNCHEZ
1910 - 2010

MORIR PARA SEGUIR VIVIENDO EN NUESTRO PUEBLO

Florencio Sáncheznació en Montevideo el 17 de enero de 1875. Deja sus estudios secundarios y desde muy joven incursiona en el periodismo donde desarrolla una intensa labor en varios medios de prensa de Uruguay y Argentina. Autodidacta, canaliza en la actividad teatral crítica y liberadora, su imaginario rebelde.

Siguiendo la tradición de su familia se incorpora, al estallar la guerra civil de 1897, a las filas saravistas. Consternado por el clima caudillista del alzamiento, se va hacia Brasil y emigra también a las ideas anarquistas en las que encausa su militancia. En sus Cartas de un Flojorevela su definitiva decisión de alejamiento de las ideas conservadoras tradicionales.

En Montevideo ingresa al Centro Internacional de Estudios Sociales donde estrena su primera obra Puertas Adentrodesarrollando allí una intensa actividad militante y exponiendo varias de sus obras. Su obra Canillita, con la que expresó la solidaridad con los obreros gráficos en huelga, le costará su empleo, en otras ocasiones en virtud de la presentación de La Gente Honestala policía impide su estreno, pero Florencio Sánchez no declina su compromiso con el pueblo. Entre los dramaturgos que integraban el CIES, Florencio Sánchez fue quizás el que pautó ese puente imprescindible de ligazón entre la actividad teatral y las luchas populares.

Debemos destacar el incontestable rol que cumplen los artistas populares en la forja de una identidad y subjetivación clasista, es en este sentido que el CIES intentaba posicionar el arte como una práctica de resistencia y como una herramienta para alimentar la concientización del movimiento obrero y popular con una perspectiva transformadora, tarea que tuvo a Florencio Sánchez junto a otros en las primeras filas.

Escribió más de 20 títulos teatrales, algunos de ellos son considerados mayores al día de hoy como Barranca Abajo, En Familia y otros. Algunas de sus más destacadas obras, además de las ya mencionadas,  fueron: M´ Hijo el Doctor, Los Derechos de la Salud, Moneda Falsa, La Gringa, Los Muertos, Nuestros Hijos, Un Buen Negocio, El Desalojo, El Pasado, La Pobre Gente, La Tigra, Los Curdas y Marta Gruñí, que abarcan los problemas sociales más diversos y sentidos, la inmigración, el mundo del trabajo rural y urbano, la cuestión social, los comentillos, la salud, el hambre, la desintegración social, los conflictos obreros, la violencia, etc, cargadas de un realismo critico, representada en sus personajes, se caracterizó su producción teatral reconocida en todo el Río de la Plata.

El 25 de noviembre de 1909 embarca hacia Europa donde recorre diversas ciudades. Muere, producto de tuberculosis, el 7 de enero de 1910 en el Hospital de caridad de Milán (Italia). El 21 de enero de 1921 trasladan sus restos mortales a Montevideo que descansan en el Panteón Nacional. Hoy es considerado uno de los más celebres dramaturgos de la historia y es reconocido internacionalmente.

Hay personas que mueren para seguir viviendo, a 100 años Florencio Sánchezmantiene actuante su obra proletaria contra el patrón; solidaria con los obreros en conflictos; sensible con las urgencias populares; intolerante ante la prepotencia del gobierno y clara y simple para que le llegue a los más humildes. Su vigencia nos compromete a seguir creyendo y construyendo ese camino que lleva inexorable-mente a la transformación social donde sea el pueblo oprimido el dueño de su destino. En ese camino es que junto al legado de Florencio Sánchezlos de abajo debemos ser los actores principales en esta obra de futuro digno y justo que hay que crear con el aprendizajes del pasado y con la imprescindible lucha del presente.

Con los que lucharon siempre

el pueblo marcará su camino

 

CENTRO INTERNACIONAL DE ESTUDIOS SOCIALES

 

 

 Tomado de Semanario Alternativas

Compartir este post

Comentar este post