Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

MUJICA A LOS MILITARES: “PATRIA PARA TODOS Y CON TODOS”

18 Marzo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

17 de marzo de 2010

 

MENSAJE DE LA 36

 

MUJICA A LOS MILITARES: 
“PATRIA PARA TODOS Y CON TODOS”
El presidente llamó a la sociedad a "aprender a convivir"
“Las Fuerzas Armadas de hoy no deben cargar con ninguna mochila del pasado ante su pueblo”.

 

mujica militares

Los grandes medios de prensa uruguaya destacan en primera plana la reunión y las palabras del Presidente de la República, José Mujica dirigidas a los mandos militares. 
En primer lugar transcribimos lo que informa el diario de derecha El País:
El presidente José Mujica invitó ayer a las Fuerzas Armadas a construir juntos la "unidad nacional" y les dejó claro que no está para cobrar viejas cuentas del pasado. También les advirtió que le "van a pegar tirios y troyanos".
"Soldados de mi patria, y en el término los incluyo a todos. Tengo que asumir, directamente ante ustedes, que reconozco francamente una postergación en lo económico, sobre todo si comparamos la situación del resto de trabajadores del Estado". Con esta frase Mujica inició su discurso en la Base Aérea N° 2 de Durazno, ante los tres comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y buena parte de la oficialidad convocada para escuchar un mensaje del presidente.

Mujica llegó a Durazno acompañado por el ministro interino de Defensa, Gabriel Castellá, MLN. El ministro Luis Rosadilla está en Estados Unidos. Antes de dirigirse a los oficiales, el presidente y Castellá se reunieron con los tres comandantes en jefe.
Fuentes castrenses dijeron al diario El País que el mensaje de Mujica fue "superlativo" y "conciliador", y destacaron la receptividad del presidente a los planteos de los jefes militares.
En medio de un hangar de la base aérea de Durazno y parado sobre una pequeña tarima, Mujica dijo que la prioridad de su gobierno será procurar "la unidad nacional".
"La unidad nacional la empezamos a plantear la noche misma del cierre electoral, recuerden soldados. Dijimos `ni vencidos ni vencedores`, aunque como cualquier cosa debió haber gente que no le gustó; todo es opinable", señaló.

Consideró que la "unidad nacional solo será posible si se practica un inmenso respeto a lo diverso. Por eso estoy aquí, me hago cargo de una causa común. No me puedo hacer el distraído".
Mujica afirmó que las Fuerzas Armadas actuales "no deben cargar con ninguna mochila del pasado ante su pueblo. Pero esto no es cosa de decirlo, hay que cultivarlo, hay que hacerlo evidente a los sentimientos de la gente".

Subrayó que desde el advenimiento de la democracia en 1985 "sentimos gente que, con razón o sin ella, reclama que hay que dar vuelta la página y, al mismo tiempo, gente de nuestro pueblo, tan válida como la otra, que grita por justicia, también con razón o sin ella. Unos y otros son parte de nuestro pueblo. Yo no juzgo. No soy juez, soy presidente, constato. No me eligieron para juez", remarcó.
"Y esto lo veo en todas las sociedades que se han desgarrado con conflictos duros. Y lo veo por todo el mundo", agregó.
Luego de opinar que "las guerras generan llagas permanentes que sólo puede suturar la alta política", Mujica les dijo a los uniformados que el camino que les proponía seguir era el las "causas comunes".
Reconoció que su postura, tendrá "incomprensiones". "Ya las tiene. Claro que las tiene. Y hay que comprenderlo. Es un precio, es un desgaste. Y hay que pagar", sentenció.

Mujica se comprometió además a combatir la pobreza entre los soldados.
Según el periodista Víctor Rodríguez desde Durazno, el presidente José Mujica almorzó el típico plato argentino, locro, y de postre ensalada de frutas.
El jefe de la Base Aérea II, Cnel. Av. Sergio González, destacó que la ceremonia se cumplió tal cual estaba planificada, sin contratiempos.
La Fuerza Aérea, anfitriona de la reunión, ofreció al presidente y a los integrantes de las tres armas, un menú consistente en locro criollo, un guisado compuesto por maíz, porotos, zapallo, carne de ave, cerdo y vacuna. Bebieron agua mineral y una sola jarra de vino de una bodega de la zona por mesa.
Mujica recibió como obsequio una caja de madera y cristal con el parche de tela con la imagen de la Unidad.
El encargado de hacerlo fue el jefe de la Unidad, quien entregó al mandatario un escudo con la imagen de un tero con fondo en celeste, que simboliza el "alerta" de la unidad en la inmensidad del cielo y un pañuelo de vuelo de cada uno de los cuatro escuadrones de la institución.

Al término de su intervención en el cuartel, Mujica abrió la posibilidad de que los casi 400 asistentes le formularan alguna pregunta, pero ningún militar lo hizo.
Luego de compartir el almuerzo y declinar formular declaraciones a la prensa, Mujica partió en helicóptero hacia Tacuarembó, donde asistió a la sesión del Consejo Directivo Central de la Universidad de la República.
Al arribar a Tacuarembó y ser abordado por El País sobre qué evaluación realizaba sobre su encuentro en Durazno con los integrantes de las Fuerzas Armadas, respondió: "no apures a caballo viejo".

Por su parte el matutino del Opus Dei, El Observador, destacaba en su portada:
Las FFAA ven con optimismo discursos de Mujica

El presidente llamó a la sociedad a "aprender a convivir"

Los comandantes en jefe del Ejército, Jorge Rosales; de la Armada, Óscar Debali y el de la Fuerza Aérea, José Bonilla, coincidieron este miércoles en calificar como importantes las palabras que pronunció en Durazno el presidente, José Mujica, tendientes a atender las carencias en las Fuerzas Armadas y mirar hacia el futuro.
“No fue una sorpresa es un mensaje esperanzador, muy importante para la moral de nuestra fuerza. La Armada siempre está en un camino que comenzó hace mucho tiempo”, dijo Debali en declaraciones difundidas por radio Montecarlo.
Rosales comentó a la prensa que el discurso de Mujica, realizado este martes en Durazno ante unos 300 efectivos militares, es “trascendental” porque llega desde el mando superior de las FFAA, el presidente.

Bonilla envió un mensaje de unidad y compromiso, destacando igual que sus pares castrenses la actitud del presidente Mujica. Las declaraciones de los comandantes en jefe se realizaron esta mañana en el marco de las actividades de conmemoración del 97° aniversario de la aviación militar, realizadas en la Base Aérea Capitán Boiso Lanza.
En tanto, el senador colorado Pedro Bordaberry también opinó del tema. Este miércoles en declaraciones a canal 10 el líder de Vamos Uruguay dijo que las consideraciones de Mujica son una “buena base para avanzar”.
“Estamos todos expectantes por saber si la fuerza política a la que pertenece el presidente va a acompañar ese mensaje de reconciliación. Son mensajes buenos empezar a cicatrizar viejas heridas, cosa que es muy necesaria para avanzar”, comentó.
“Soldados de mi patria” fueron las primeras palabras utilizadas por Mujica para iniciar su discurso frente a más de 300 oficiales reunidos en la Base Aérea Nº 2 de Santa Bernardina, en Durazno. Con un lenguaje directo y enfático, el presidente convocó a los militares a trabajar por la “unidad nacional” como apuesta al futuro. “Los preciso a todos para pelear contra la pobreza”, afirmó.

En un discurso que pronunció durante el almuerzo compartido con los oficiales, tras mantener una reunión con los comandantes de las tres armas y con el ministro interino de Defensa, Gabriel Castellá, Mujica se definió como un “viejo combatiente” y reconoció que “sería un cínico” si dijera que no tiene sentimientos propios frente al pasado. Sin embargo, enfatizó que su deber es ser objetivo y “gritar patria para todos y con todos”. En su búsqueda de “caminar con todos”, Mujica descontó que le van a “pegar tirios y troyanos”, pero insistió en la necesidad de “salir de la trampa del dolor. No quiero que los de hoy se antagonicen por el ayer”.

En una alocución cuidada y escrita, a diferencia de su costumbre de improvisar, destacó que el único camino para la reconciliación será “encontrar causas comunes como nación”. Con el objetivo de combatir la pobreza y la miseria, pidió “no vivir con razones del pasado”, sino del “porvenir”. Mujica destacó que “la unidad nacional es un largo proceso de construcción donde no se le imponen renunciamientos a nadie, porque no funciona por orden de un mando”. Agregó que espera encontrar “obstáculos e incomprensiones” y señaló que “ya las tiene”.

En ese sentido, distinguió entre “gente que con razón o sin ella reclama que hay que dar vuelta la página” y otra “que grita por justicia, también con razón o sin ella”. A ellos aclaró: “Yo no soy juez, soy presidente. No me eligieron como juez”.

El mandatario indicó que las “Fuerzas Armadas de hoy no deben cargar con ninguna mochila del pasado ante su pueblo”, pero reconoció que es necesario “cultivarlo” para “hacerlo evidente a los sentimientos de la gente. Esto no funciona por orden del mando. No hay otro camino posible, en mi humilde opinión, que la lenta persuasión por la vía de los hechos. Hay que no cansarse nunca de servir noblemente a nuestro pueblo para que esto nos termine haciendo parte afectiva de su yo”.

Su aspiración es que el respeto, que en la actualidad responde a “la distancia, la amenidad y hasta el temor”, se convierta en afecto.

Indicó que sus mensajes de reconciliación comenzaron en la misma noche del 29 de octubre. “Recuerden, soldados; dijimos: ‘Ni vencidos ni vencedores’. Unidad nacional significa que hay un algo mayor que es causa común, que nos envuelve a todos, algo así como una gigantesca bandera que nos abriga y nos compromete, una especie de ‘nosotros’ anónimo, que más que actuar como un legado del pasado es una afirmación hacia el porvenir. Es el sueño, en definitiva, de que nuestros hijos sean mejores que nosotros”, apuntó.

El presidente afirmó que “las guerras generan llagas permanentes que solo puede superar la alta política” y convocó a todos los uruguayos a practicar “el arte de persuadir sublimando el dolor en causas comunes que nos identifiquen”. Dijo que el camino que propone ya fue “ensayado” por blancos y colorados, que tras varias décadas de enfrentamientos a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX consiguieron alcanzar el objetivo de “construir ciudadanía en común”.

Advirtió que la “unidad nacional” llegará a través de un largo proceso, cuyo objetivo final será que la ciudadanía llegue a percibir a las Fuerzas Armadas “no como una carga, sino como una parte de nuestro pueblo”.

Para lograrlo, llamó a “transformar las ideas y los discursos en sentimientos” porque “las ideas, hasta que no son sentimientos, no son fuertes”.

Si bien reconoció que como máxima jerarquía de las Fuerzas Armadas los militares le deben disciplina, pidió a los presentes que se sintieran libres de opinar. “Soldados, en el fondo somos ciudadanos.

En ese plano, en el de ciudadanos, existen las ideas y la libertad. Allí nadie es más que nadie. Todos ustedes son mis iguales y tienen por lo tanto el derecho natural a compartir o discrepar en cualquier caso y en cualquier ubicación tendrán todo el respeto”, garantizó.

El diario de la Secta Moon Últimas Noticias inicia su nota diciendo:
El presidente José Mujica comenzó ayer su discurso ante las jerarquías militares con un reconocimiento a la "postergación en lo económico" que sufren las Fuerzas Armadas. "Debo asumir también que la mayoría de los soldados rasos de mi Patria navegan en la pobreza", admitió. El mandatario se comprometió a brindar ayudas "concretas" antes de la aprobación del próximo presupuesto quinquenal, que regirá a partir del año 2011 aunque no aclaró cuáles serán.

Mujica reconoció que en el Ministerio de Defensa "una parte fundamental del presupuesto termina agotado en magros salarios y los medios materiales poco se renuevan, haciendo difícil cualquier operativa mínima". En ese sentido, Mujica indicó que "la seguridad del cielo y de las costas está muy comprometida por la falta de medios" y lamentó que los soldados tengan "una constante lucha para generar recursos para intentar sobrevivir".

Sin embargo, no responsabilizó al gobierno de Tabaré Vázquez sino al de Jorge Batlle por la gravedad de la situación. Sin nombrar a ninguno de ambos mandatarios, indicó que en los últimos años el país debió "atender la pobreza, la indigencia extrema y las obligaciones del endeudamiento. Hay coletazos de 2001 y 2002 que todavía nos están golpeando". Afirmó que su prioridad es "la lucha contra la miseria y la pobreza como el gran objetivo de la nación entera".
Hasta aquí los comentarios y el beneplácito de los grandes medios de la burguesía sobre los destaques del discurso escrito del Presidente de la República, José Mujica.
Mujica se ha apresurado a ir a decirles a los mandos militares, lo que estos querían escuchar de su ex trofeo de guerra.
¡Como no van a estar conformes, de acuerdo y gratamente sorprendidos por la respuesta obtenida de un ex prisionero de guerra!

Estos coroneles, generales, y tenientes coroneles, eran los alférez y capitanes de la lucha contra la sedición de los años de dictadura. Dice Mujica que ellos no tienen que cargar con la pesada mochila del pasado. Sin embargo pese a que en aquel entonces no tenían el mando de la fuerza, sin lugar a dudas nadie más que ellos la oficialidad joven se involucraron tanto en la represión y la tortura. Hasta el 72 el MLN, confiaba y así lo expresaba en sus documentos que existía una diferencia entre la oficialidad vieja y la joven, un grave error de cálculo, que a la postre no de ser más que una mera ilusión. Quienes más golpearon y torturaron fueron aquellos oficiales jóvenes.
Ahora Mujica llama ha “aprender a convivir”. Convivencia entre explotados y explotadores, entre expropiados y expropiadores, entre torturadores y víctimas de desapariciones de niños y de compañeros, entre ricos y pobres, hasta este extremo ha llegado la reconversión del viejo guerrillero. A Mujica le preocupa la pobreza de los “soldados de la patria”, de la patria oligarca, los soldados al servicio de la ONU y del imperialismo yanqui. No le importa ya la pobreza y la miseria en los asentamientos, la de los ancianos, niños y mujeres de nuestra patria. Mujica habla de su patria, la de los militares, la de los empresarios, la de los banqueros, la de los ministros e inversores. Ahora Presidente, Mujica se dirige a la patria de los de arriba, y se olvida de la patria de los de abajo.

La táctica de los viejos mandos guerrilleros ha sido la de ir involucrando -empleos y salarios mediante- a muchos de los antiguos compañeros, no a todos por supuesto. A partir de ese privilegio no pocos de aquellos militantes radicales convertidos ahora en defensores a ultranza de Mujica, durante años duramente criticado desde la cárcel, y ahora vuelto a ser venerado y a decirle amen a todo cuanto diga.
Por eso también se equivoca Mujica al decir que de ahora en adelante “le van a pegar Sirios y troyanos”. No, nada que ver señor Mujica, más bien debería decir usted de ahora en adelante “me van a alabar Sirios y troyanos”. Por ejemplo el hijo de Bordaberry y el comandante del Ejército Rosales, el Embajador de los Estados Unidos David Nelson, el empresario de Buquebus López Mena, los presidentes de los países de América Latina, los diarios de la derecha, la burguesía, el Opus Dei y la Secta Moon, sus antiguos detractores, sus viejos compañeros de armas, los comunistas y socialistas, y ahora hasta sus soldados de su patria.

Este miércoles 17 de marzo el mismo diario Últimas Noticias publicaba declaraciones del Diputado del MPP Esteban Pérez Vilinski donde aclara que en el MPP apoyan liberar a represores.
Pérez Vilinski les contestó a sus correligionarios del Frente Amplio, quienes se habían “horrorizado” con la propuesta del presidente, José Mujica, de liberar a los represores.
“Algunos compañeros piensan que a estos hay que tenerlos cada vez en peores condiciones, pero nosotros no tenemos ese pensamiento”, dijo el diputado frenteamplista Esteban Pérez Vilinsky (MPP) a Ultimas Noticias luego de manifestarse a favor de la idea del presidente, José Mujica, de no tener a “viejos” en prisión.

En la media hora previa al inicio de la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de ayer, Esteban Pérez Vilinsky instó a “recoger el guante” que Mujica ha deslizado cada vez que afirma que no quiere ver a “viejos en prisión” por el resultado de una vieja disputa. Sin embargo, el diputado emepepista aclaró que tampoco se trata de poner una amnistía.

“Es una filosofía que no quiere decir que tenga un correlato con que se anule la ley que tiene presos a los torturadores. Podemos sentir un sentimiento de: ‘Pobres viejos presos’ y otra cosa es que pasemos a transformar en una ley de amnistía. Eso no está en nuestro pensamiento, ni en la cabeza de ‘Pepe’ tampoco”, afirmó Esteban Pérez Vilinsky.

Consultado por Ultimas Noticias, el legislador sostuvo que su oratoria durante la media hora previa se puede entender como una respuesta a ciertos integrantes de su fuerza política que se mostraron consternados ante la propuesta de Mujica. “Hay algunos que se horrorizaron de cómo los tupamaros están teniendo un sentimiento de compasión con esta gente”. Y agregó: “Tiene que haber justicia. El que cometió un crimen de lesa humanidad, tiene que estar preso. Pero no somos verdugos, ni estamos para cobrar cuentas personales”.

El legislador consideró necesario explicitar la “filosofía tupamara”: “Qué fue los que nos llevó al compromiso de lucha y cuál es nuestro compromiso con el presente”. En este sentido, sostuvo que al Movimiento de Liberación Nacional (MLN) no lo movió el “compromiso de odio”, sino el “compromiso de amor a la humanidad y el rechazo a todo tipo de injusticia”.
“Es difícil entenderlo, pero nosotros no tenemos un sentimiento de venganza hacia los torturadores o hacia quienes están presos. Y cada vez que uno cae en un sentimiento de odio o espíritu de venganza, de alguna manera estamos siendo derrotados y cada vez que vencemos el odio estamos manteniendo viva la llama de nuestra adolescencia, cuando nos comprometimos con la lucha”.

Ni el perdón, ni las declaraciones de Pérez Vilinsky nos sorprenden ni menos nos llaman la atención. Nos parecen coherentes en cuanto este legislador ya había perdonado a los militares durante su prisión, cuando trabajaba en el “Departamento de recreación y bienestar del Penal de Libertad”, bajo las órdenes del Mayor Caubarrere y tenia a su cargo los cambios de celda y de piso o sea el “flauteo” de los reclusos.

Posiblemente muchos compañeros estén olvidados de algunas de estas conductas dentro de los penales de la dictadura, pero seguramente el solo hecho de recordárselos les llenen de vergüenza pese a no querer reconocer lo que esta pasando en las filas de aquella organización.

Quienes callan otorgan.
Nosotros no callaremos y menos en relación a nuestros compañeros caídos en la lucha.
A ellos les debemos honra eterna, y a sus asesinos y torturadores todo el desprecio del mundo.
No hemos recibido privilegio alguno, ni consideraciones de alguna clase.
No somos nadie, pero ni nos vendemos ni cambiamos nuestra manera de pensar, la de siempre.
Son ellos quienes cambiaron y los que deben explicar de ahora en adelante por qué lo hicieron, qué acuerdos tienen, qué están pagando con la actual posición.
 
Hace un tiempo decíamos que en medio de tantos libros escritos sobre el proceso uruguayo hay muchas incógnitas que han quedado sin respuestas. ¿Cómo fue posible que los mayores dirigentes del MLN a los pocos días de caer presos, salieran a la calle y regresaran a los cuarteles, mientras que a los militantes comunes los tuvieran encapuchados, maniatados, vendados y hasta con collares de perro en la garganta?

¿Cómo fue posible que haya habido fugas de detenidos en Jefatura de Policía, de Inteligencia y hasta de los cuarteles? 
¿Y habiendo escrito ríos de tinta sobre otras fugas en plena democracia burguesa no se haya escrito una sola línea sobre estas fugas, realizadas en plena situación de guerra, cuando las organizaciones de izquierda  estaban en plena derrota?

¿Qué pasó durante todos esos años en los cuarteles, qué se habló, qué se acordó con los oficiales de la dictadura? Se han escrito libros, y bibliotecas sobre el anecdotario más intrascendente de esta historia. Sabemos ahora que las hormigas gritan, que las ranas comen migas, que las arañas lo otro. ¿Pero qué sabemos en cambio de lo sustancial, de las esencias, de lo medular de todo este tiempo?

Al final de esta historia no olvidemos que dentro de los desaparecidos también está Amodio Pérez.
A él también el MLN le otorga el perdón. Si se quiere tendría que ser así, se perdona a torturadores, asesinos y ladrones de hijos de los presos, como no perdonar a un ex dirigente que no mató, ni robó, ni torturó a nadie, simplemente también salía fuera de los cuarteles vestido de oficial a reconocer gente en la calle, para después ayudar a interrogarles.
Al fin de cuentas fue un jefe privilegiado, escapó a la tortura, a la detención de años de presidio, acusado en su momento de alta traición, también declarado por un comunicado de las FFAA de la dictadura como fugado.
¿Dónde se hallará Amodio?.

Los pobres viejitos estos, antes de morirse de muerte natural, no tendrán al menos la amabilidad de declarar públicamente ¿donde está Amodio Pérez?
¿Cómo dieron por ejemplo las Fuerzas Conjuntas con el “enterradero” de Sendic en la Ciudad Vieja?

Evidentemente Mujica y este gobierno respecto a las Fuerzas Armadas y los altos mandos militares, va a hacer cosas que Tabaré Vázquez no tuvo ni voluntad ni lo ataban compromisos para hacerlo.
Aquello dicho por Mujica de que los militares de la dictadura son unos “pobres viejitos”, o lo expresado por el diputado del MPP, Pérez Vilinsky, de que la “filosofía de los tupamaros” era “compromiso de amor a la humanidad y el rechazo a todo tipo de injusticia”, son versos que ninguna persona, con dos dedos de frente, puede creerse.

SI UN TERREMOTO PUEDE HASTA CAMBIAR LA INCLINACIÓN DEL EJE DE LA TIERRA.
NO ES EXTRAÑO ENTONCES QUE OTROS TERREMOTOS EN LA VIDA DE LOS HOMBRES LES CAMBIE  LA MANERA DE PENSAR, LAS IDEAS Y HASTA LAS ACTITUDES ANTE LA VIDA.

NO SERÁ RARO VERLOS EN MEDIO DE ESTAS VOLTERETAS  DEFENDER A LOS ENEMIGOS DE AYER, Y DE VERDUGOS  DE SUS ANTIGUOS CAMARADAS  DE LUCHA.


Tomado de CX 36 Centenario   LOGO RADIO

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post